Pasar al contenido principal
Jueves, 25 Marzo 2021

Explicador: Vacuna de Astrazeneca para COVID-19 y los casos de trombosis

Por Gloria Correa

¿Por qué algunos países europeos suspendieron temporalmente su aplicación? ¿Cuál fue la posición de Colombia? Datos preliminares señalan que la vacuna sigue siendo segura y efectiva, pero las investigaciones seguirán.

Desde el pasado 11 de marzo se notificó en medios de comunicación (1, 2 y 3) que algunos países europeos suspendían temporalmente la aplicación de la vacuna contra COVID-19 de Astrazeneca-Oxford, como una medida de cautela mientras la Agencia Europea de Medicamentos (EMA por sus siglas en inglés) analizaba el reporte de unos pocos casos de trombosis que se presentaron en personas previamente vacunadas.

La aparición de un evento adverso asociado a la vacunación, como los casos reportados por la vacuna de Astrazeneca, puede ocurrir durante o después de la inoculación del biológico, pero todos estos son analizados cuidadosa y exhaustivamente por autoridades en salud. 

A través de dicha investigación se busca evaluar una posible relación de causalidad, es decir, determinar si el evento se ha generado directamente por la vacuna y no se ha debido a otras causas o al mismo azar, como lo señalamos previamente en un explicador de seguridad de las vacunas contra COVID-19.

Esta pausa en el uso de la vacuna AstraZeneca, en ciertos países, no se dio porque no fuera segura, sino para garantizar que se investigara por qué ese pequeño número de personas, quienes habían sido vacunadas recientemente, desarrollaron trastornos de la coagulación tipo trombosis. Sin embargo, la investigación preliminar concluyó que la vacuna sigue siendo segura y efectiva. Lo que demuestra que las vacunas contra COVID-19 están siendo vigiladas constantemente. 

Aquí le explicamos, algunos aspectos importantes de la vacuna de Astrazeneca y la contingencia dada recientemente:

  • ¿Qué tipo de vacuna es la de Oxford-Astrazeneca?
  • ¿Por qué se suspendió temporalmente la aplicación de la vacuna contra COVID-19 de Astrazeneca en países europeos?
  • ¿En qué consisten los casos de trastornos de la coagulación reportados a la Agencia Europea reguladora de Medicamentos?
  • ¿Qué concluyó la Agencia Europea reguladora de Medicamentos al realizar la investigación?
  • ¿Cuál fue la posición de Colombia frente a esta contingencia?
  • * Información para quienes reciban esta vacuna

¿Qué tipo de vacuna es la de Oxford-Astrazeneca? 

La elaborada por la farmacéutica británica AstraZeneca y la Universidad de Oxford es una vacuna para prevenir la enfermedad por el nuevo coronavirus, indicada para mayores de 18 años. Esta vacuna es de tipo vector viral, se compone principalmente de otro virus (de la familia de los adenovirus) que ha sido modificado genéticamente para que no pueda desarrollarse y reproducirse en nuestro cuerpo. 

Dicho virus es utilizado como un vector o transportador de un gen que lleva las instrucciones para que células de nuestro cuerpo produzcan la proteína S o pico del SARS-CoV-2. Al producirse dicha proteína en nuestras células, esta es detectada por el sistema inmune como intrusa y se desarrollan defensas contra ella, logrando así generar inmunidad o protección frente a una futura infección por el nuevo coronavirus, como lo aclaramos en un explicador sobre los tipos de vacunas contra COVID-19.

La vacunación consta de dos dosis separadas, de 0,5 mililitros cada una, que deben administrarse en un período de entre cuatro y doce semanas (28 a 84 días) entre sí. Es decir, la segunda dosis entre uno a tres meses más tardes.

Los efectos secundarios más comunes, como dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, fatiga, malestar general, fiebre, náuseas, escalofríos, dolores óseos y musculares, suelen ser leves o moderados y mejoran unos días después de la vacunación. Entre las ventajas de la vacuna de Astrazeneca está su bajo costo, ya que una dosis cuesta unos 6 euros ( el equivalente a unos 25.800 pesos colombianos ). Además, se puede conservar en un refrigerador doméstico.

vacunas de vectores virales

Fuente: Explicador: Cuáles son y cómo funcionan los tipos de vacunas para el COVID-19. Colombiacheck

¿Por qué se suspendió temporalmente la aplicación de la vacuna contra COVID-19 de Astrazeneca en países europeos?

La Agencia Europea de Medicamentos señaló desde el pasado 11 de marzo de 2021, que el Comité para la Evaluación de Riesgos en Farmacovigilancia europeo (PRAC, por sus siglas en inglés), encargado de vigilar la seguridad de medicamentos, incluyendo las vacunas contra COVID-19, investigaría unos casos de trombosis reportados en algunos países europeos en personas que habían recibido recientemente la vacuna de Astrazeneca.

Dinamarca y Noruega fueron los primeros países en activar dicha alerta. Tales notificaciones motivaron las primeras suspensiones cautelares de la vacunación en dichos países y posteriormente, en alrededor de 15 países en Europa y fuera de dicho continente.

AstraZeneca emitió el 14 de marzo un comunicado sobre estos casos, informando que hasta el 8 de marzo habían recibido notificación de 37 personas con coágulos en la sangre (trombosis) entre más de 17 millones de personas vacunadas en la Unión Europea y Gran Bretaña.

Las agencias reguladoras de las vacunas en cada país involucrado y la EMA, estuvieron recopilando información y llevando a cabo una exhaustiva investigación, por alrededor de dos semanas, para evaluar si además de haber una relación temporal de tales casos con la administración de la vacuna, había una posible relación causal entre la vacuna y los síntomas desarrollados. 

¿En qué consisten los casos de trombosis reportados a la EMA?

Los casos reportados a la EMA, fueron de personas que presentaron episodios de formación de coágulos o trombos en diferentes órganos, como en el pulmón (tromboembolismo pulmonar), o en las piernas (trombosis venosa profunda), o incluso en las casos más raros en las venas del cerebro (trombosis venosa cerebral).

En unas pocas de esas personas se presentó también disminución de las plaquetas (dentro de una condición médica descrita como coagulación intravascular diseminada o CID), situación caracterizada por la activación de la coagulación de forma excesiva que lleva a la formación de coágulos en exceso en diferentes partes del organismo y a su vez produce la caída del número de las plaquetas, lo que se conoce como trombocitopenia. 

Un coágulo sanguíneo o trombo es un cúmulo de sangre que puede bloquear la circulación ya sea en una vena o en una arteria, éstos se forman generalmente en respuesta a lesiones o también puede ser resultado de enfermedades como cáncer, o por el consumo de ciertos fármacos o por la postración prolongada. 

Los trombos que se forman en las venas de las piernas a veces pueden desplazarse a los pulmones y generar lo que se conoce como embolia pulmonar o, en raras ocasiones, pueden ir hasta al cerebro, donde causan trombosis cerebrales y pueden resultar fatales. La aparición de tales coágulos según el órgano afectado puede producir diferentes síntomas y comprometer la función de dicho órgano o incluso la vida.

Los casos reportados a la EMA ocurrieron principalmente en mujeres menores de 55 años, y desde dicha institución señalaron que hasta el 16 de marzo de 2021, de las 20 millones de personas vacunadas en Europa con la vacuna de Astrazeneca, entre los casos de trombosis más raros, se reportaron 18 casos en el seno venoso cerebral y siete casos de CID o coagulación intravascular diseminada, los cuales tuvieron relación temporal con la vacunación ya que fueron dentro de los primeros 14 días luego de la inyección. 

Pero también señalan que el número de estos eventos fue extremadamente bajo. Es decir, para la CID, ocurrió aproximadamente un caso por un millón de personas vacunadas, e igual para los de trombosis del seno venoso cerebral que fueron menos de un caso por un millón de personas vacunadas, como también lo habían analizado previamente desde la Agencia reguladora de medicamentos y alimentos de Reino Unido.

En Colombia, al revisar la literatura científica carecemos de datos específicos de incidencia de trombosis venosa cerebral  o de CID en la población general previo a la pandemia, siendo estas dos las condiciones más raras reportadas a la EMA en el contexto de la vacunación con Astrazeneca en Europa.

Un estudio internacional de la revista Stroke, reportaba desde el 2004 que la trombosis venosa cerebral corresponde a un muy bajo porcentaje de casos, siendo el 0,5% de los accidentes cerebrovasculares en adultos en el mundo.  Así mismo, un estudio hecho en Medellín entre el 2006 y el 2011, encontró un incidencia similar de trombosis venosa cerebral, al representar el 0,7 % de los ingresos hospitalarios por accidente cerebrovascular solamente en el Instituto Neurológico de Colombia de Medellín. 

Respecto a la CID, una publicación de la revista Médicas UIS del 2020, refiere que al realizar una búsqueda exhaustiva, no hay datos específicos y claros de esta condición médica en el país. 

¿Que reportó la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) sobre los casos analizados?

La Agencia Europea de Medicamentos, entidad encargada de analizar y revisar los casos de trombosis relacionados con la vacuna de Astrazeneca, publicó un comunicado preliminar el 18 de marzo de 2021, y a través de una rueda de prensa por videoconferencia dada desde Amsterdam el 19 de marzo, señaló que la revisión de estos eventos se realizó en el contexto de una señal de seguridad.

Una señal de seguridad es la información sobre un evento adverso nuevo o incompletamente documentado que es potencialmente causado por un medicamento como una vacuna y que requiere una mayor investigación.

La revisión de los casos fue hecha específicamente por el Comité de Evaluación de Riesgos de Farmacovigilancia (PRAC) de la EMA , que llevó a cabo la evaluación y análisis de toda la información disponible para determinar si los casos notificados se debían a un efecto real de la vacuna o una coincidencia. El PRAC involucró a múltiples expertos en trastornos de la coagulación, en colaboración con autoridades de salud.

Luego de las investigaciones señalaron que hasta ahora no hay un aumento en el riesgo general de coágulos de sangre con la aplicación de la vacuna de Astrazeneca, es decir, no se encontró relación entre los episodios de trombosis y la vacuna después de estudiar en profundidad la posible causalidad.

Emer Cooke, directora ejecutiva de la EMA señaló que tras la reunión de expertos en farmacovigilancia podían concluir que la vacuna de AstraZeneca puede seguir administrándose con seguridad, además enfatizó que la decisión estaba basada en evidencias científicas

Cooke recordó que ya se habían vacunado siete millones de personas en Europa y 13 de Reino Unido con esta vacuna, y un número creciente de personas en otros países.

Nuestros expertos han llegado a una conclusión científica clara: es una vacuna segura, sus beneficios en proteger a la gente del Covid y del riesgo de hospitalización y muerte por la enfermedad es superior a sus posibles riesgos”, enfatizó la funcionaria de la EMA.

También recordó que durante los ensayos clínicos hechos por Astrazeneca, no se habían detectado casos de tromboembolismo posteriores a la vacunación y tampoco hubo evidencia de un aumento del sangrado en más de los 60.000 participantes de tales estudios. 

“La eficacia probada de la vacuna para prevenir la hospitalización y la muerte por COVID-19 supera la probabilidad extremadamente pequeña de desarrollar alguno de los trastornos de coagulación analizados”, señaló Cooke.

Comunicado de la EMA del 19 de marzo por videoconferencia desde Ámsterdam

Sin embargo, señalaron que en las pacientes más jóvenes persisten algunas preocupaciones, relacionadas en particular con los casos más raros de trombosis venosa cerebral, “debido a que estos eventos son raros y el COVID-19 en sí mismo a menudo causa trastornos de la coagulación sanguínea en los pacientes, es difícil estimar una tasa de fondo para estos eventos en personas que no han recibido la vacuna”, enfatizaron desde la EMA. 

Por lo tanto, indicaron que el comité que analizó los casos, recomendó que se incluya entre la información de la vacuna la posibilidad de episodios trombóticos. De ese modo, actualizarán la información del producto de la vacuna de Astrazeneca e incluirán una advertencia para que los médicos estén alerta ante cualquier nuevo caso que pueda estar relacionado.

La vacuna podría estar asociada con casos muy raros de coágulos de sangre asociados con trombocitopenia, es decir, niveles bajos de plaquetas en la sangre con o sin sangrado, por lo cual las investigaciones seguirán”, señaló Cooke.

Y en el mismo sentido concluyeron desde la EMA que tras dos semanas de investigación sobre esta contingencia: “estamos comprometidos a investigar todos los casos de reacciones para apoyar la decisiones basadas en evidencias científicas que ayuden a crear confianza en la vacunación para acabar con esta devastadora pandemia”. Enfatizó el comité: “Se trata de una vacuna segura y eficaz".

Luego del reporte de la EMA en el que recalcaron que la seguridad de la vacuna no se veía afectada, al siguiente día, más de 12 países reanudaron la vacunación con el biológico de Astrazeneca. 

¿Cuál fue la posición de Colombia frente a esta situación?

Ya desde finales del 2020 el Ministerio de Salud había señalado que Colombia adquirió a través de mecanismos bilaterales 10 millones de dosis de este biológico para cinco millones de personas.

El 23 de febrero de 2021 el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) otorgó la Autorización Sanitaria para Uso de Emergencia (ASUE) a esta vacuna. 

Y en un reciente comunicado del 18 de marzo, el director del Invima, Julio Cesar Aldana, señaló que tras la revisión de la Organización Mundial de la Salud y de la EMA frente a los casos de trastornos de la coagulación, no existe evidencia científica que impida que la vacuna de AstraZeneca sea utilizada en el plan de vacunación contra el COVID-19 en el país.

“Desde [el] Invima queremos enviar un mensaje de tranquilidad, de confianza. No existe una razón sanitaria de fondo hoy para impedir que esta vacuna pueda ser utilizada en el marco del plan de vacunación que ha diseñado el Gobierno Nacional”, indicó Aldana.

De ese modo, el 20 de marzo de 2021 Colombia recibió el primer lote de vacunas de Astrazeneca, con aproximadamente 244.800 dosis. 

El Invima también sostuvo que las vacunas de AstraZeneca que lleguen al país a través del mecanismo COVAX o por compra directa estarían respaldadas en la evaluación de eficacia y calidad de la OMS. Además, estarán bajo el amparo de la Autorización Sanitaria de Uso de Emergencia. En ambos casos se evaluará continuamente el comportamiento durante su aplicación en Colombia y el mundo.

Información para quienes reciban la vacuna de Astrazeneca contra COVID-19

Es importante recordar que las vacunas no evitarán otros problemas de salud diferentes a los causados por esta enfermedad. Es inevitable que se produzcan acontecimientos adversos en algunas personas vacunadas como lo explicamos previamente, pero eso no quiere decir que siempre sean debidos a la vacunación. 

Por lo tanto, la decisión de aplicarse la vacuna contra COVID-19 debe hacerse basado en decisiones con validez científica y no en desinformaciones.

Desde la EMA, dieron las siguientes recomendaciones para quienes hayan recibido o vayan a recibir esta vacuna: 

información para pacientes notificación  EMA de vacuna Astrazeneca

Información para pacientes que han recibido o recibirán la vacuna de Astrazeneca contra COVID-19. Fuente:https://www.ema.europa.eu/en/news/covid-19-vaccine-astrazeneca-benefits-still-outweigh-risks-despite-possible-link-rare-blood-clots

 

Actualización 8 de abril de 2021:

En un nuevo comunicado emitido el 07 de abril, la EMA aclaró que nuevos estudios llevados a cabo por el PRAC (el comité de seguridad de dicha institución) sobre la vacuna Vaxzevria, como se renombró recientemente al biológico de Astrazeneca contra el COVID-19, les llevó a concluir que puede existir un vínculo entre dicha vacuna y los extraños casos de trombosis asociados a bajos niveles de plaquetas que comentamos previamente en este explicador.

También enfatizaron que la probabilidad de que estas condiciones se presenten son muy remotas y resaltaron que los beneficios de la vacunación contra el COVID-19 con este biológico, que demostró ser eficaz para prevenir la enfermedad así como para reducir el riesgo de hospitalización y muerte por COVID-19, superan los riesgos. Así mismo fue señalado desde la Organización Mundial de la Salud

Hasta el 4 de abril de 2021 alrededor de 34 millones de personas se habían vacunado en la Unión Europea y el Reino Unido con la vacuna de Astrazeneca, y se habían reportado un total de 169 casos de trombosis venosa cerebral y 53 casos de trombosis de la vena esplácnica.

El PRAC ha solicitado nuevos estudios, además de los que ya están en curso para proporcionar más información y tomar acciones adicionales si son necesarias.

Como lo señalamos en el explicador, es importante que quienes sean o hayan sido vacunados con este biológico y presentan síntomas que sugieran problemas de coagulación, como los descritos previamente y los incluidos en la información del producto, busquen atención médica inmediata e informen sobre su reciente vacunación.

En Colombia, el director el Invima, Julio Cesar Aldana, manifestó el día de hoy en una entrevista radial, que en el país se evalúa la posibilidad de limitar el uso de la vacuna de AstraZeneca a ciertos grupos de edad, sin embargo esto aún no se ha definido por completo.

El Ministerio de Salud y la comisión de expertos de dicha entidad serán quienes establezcan las medidas para el uso de esta vacuna, pero "se continúa con la vacuna (de AstraZeneca) en Colombia, porque la balanza de riesgos versus beneficios, favorece a los beneficios”, enfatizó Aldana.

Viernes, 20 Marzo 2020

Explicador: ¿Qué es el Estado de Emergencia?

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Le explicamos lo que hay que tener claro alrededor del decreto 417 de 2020 que establece el Estado de Emergencia por el Covid-19. ¿Qué facultades otorga al Presidente Duque y cuáles son sus límites?

En medio de la crisis sanitaria ocasionada por el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, el presidente Iván Duque en alocución presidencial decretó en la noche del pasado 17 de marzo el Estado de Emergencia. ¿Esto qué quiere decir? ¿Qué implicaciones tiene para la libre movilización de los ciudadanos por el territorio nacional? ¿Pueden crearse nuevos impuestos por la emergencia sanitaria?

El Estado de Emergencia es uno de los Estados de Excepción, de modo que empezaremos por ahí.

¿Qué son los Estados de Excepción?

Son una facultad extraordinaria que tiene el Presidente de la República (no solo en Colombia, sino en otros países que cuentan con la misma figura) para afrontar situaciones extraordinarias que no podría enfrentar con sus funciones ordinarias. 

¿Cuándo fueron creados y por qué?

Néstor Osuna, docente de derecho constitucional de la Universidad Externado de Colombia, explica que desde los orígenes de la república siempre ha habido la idea de que en momentos de crisis es necesario fortalecer los poderes del presidente. “Nuestra historia constitucional ha sido muy recurrente en tener algunos dispositivos en la cual en tiempos de guerra el presidente pueda asumir funciones adicionales a las que tiene”, explica Osuna. 

Con la constitución de 1886 y anteriores solo se contaba con el Estado de Sitio, que fue ampliamente utilizado por los presidentes de la segunda mitad del Siglo XX. Con la reforma que se le hizo a la constitución en 1968, según cuenta Osuna, debido a que el estado de sitio era principalmente declarado por situaciones económicas, se abrió la opción de contar con un estado de excepción específico para las emergencias económicas. Este mecanismo fue utilizado por los expresidentes Carlos Lleras Restrepo (1966-1970) y Alfonso López Michelsen (1974-1978).

Sin embargo, a lo largo del Siglo XX se hizo evidente el uso desmedido de este mecanismo, principalmente para crisis de orden público. Básicamente, unas semanas después de llegar al cargo, los presidentes declaraban el estado de sitio y solo lo levantaban unas semanas antes de entregar el cargo, según cuenta el docente. 

Quizá el ejemplo más claro del uso desmedido del estado de sitio fue el Estatuto de Seguridad del expresidente Julio César Turbay (1978-1982). Con la Constitución de 1991 se regula el uso de los estados de excepción y abre a tres las opciones.

¿Qué facultades otorgan al presidente?

El mismo nombre del mecanismo da una clara pista de las licencias que otorga, pues le dan al presidente facultades excepcionales; específicamente, la habilidad de expedir decretos con fuerza de ley. Es decir, de realizar función reservada para el legislador (el Congreso). 

¿Qué quiere decir “decreto con fuerza de ley”?

En el gráfico a continuación (pirámide de Kelsen) explicamos la jerarquía de las normas en Colombia:

Pirámide de Kelsen

Básicamente, los decretos que expida el presidente durante el Estado de Excepción están al mismo nivel que las leyes ordinarias que saca el Congreso en sus labores de legislativo. Además, el presidente durante el estado de excepción puede derogar otras normas, poner nuevos impuestos y todo lo que considere necesario para conjurar la crisis.

¿Cuáles son los límites de esas facultades extraordinarias?

El artículo 214 de la Constitución explica todo lo relacionado con los límites de los estados de excepción. Resumimos lo que señala.

  1. El presidente debe demostrar que tiene motivos para declarar el estado de excepción y para poder declararlo debe contar con la firma de todos los ministros. 

  2. Con el fin de que el presidente no se extralimite y legisle sobre lo que se le ocurra, los decretos que expida durante ese tiempo solo podrán referirse directa y específicamente a la situación que generó el estado de excepción. También deben contar con la firma de todos los ministros.

  3. Durante el estado de excepción no se podrán suspender los derechos humanos ni las libertades fundamentales y se seguirán respetando las reglas del Derecho Internacional Humanitario (DIH).

  4. Las medidas que se adopten deberán ser proporcionales a la gravedad de los hechos. 

  5. No se interrumpirá el normal funcionamiento de las ramas del poder público ni de los órganos del Estado. 

Por último, y no por ello menos importante, tanto la declaratoria del estado de excepción, como todas y cada una de las medidas que tome el presidente durante ese tiempo, serán analizadas automáticamente por la Corte Constitucional para que ella decida sobre la constitucionalidad de dichas medidas. La Corte es quien ejerce el control y pone el límite a los poderes excepcional que adquiere el gobierno.

¿Dónde están regulados los estados de excepción?

En el capítulo 6 de la Constitución Política de Colombia y la ley 137 de 1994. Allí se explican los tres estados de excepción: Estado de Guerra Exterior, Estado de Conmoción Interior y Estado de Emergencia. 

En términos generales, los tres estados pueden ser declarados por el presidente con la firma de todos los ministros (como ya explicamos), pero cada uno tiene sus particularidades de cuánto tiempo pueden permanecer declarados y sobre el alcance que tienen las normas impuestas durante ese tiempo.

Explicaremos brevemente los dos primeros antes de adentrarnos en el estado convocado recientemente por el presidente Duque.

Estado de Guerra Exterior

Solo entra a regir cuando el país tiene una amenaza de guerra exterior o cuando nos declaran la guerra. Está regulado por el artículo 212 de la Constitución y señala que la declaración “sólo procederá una vez el Senado haya autorizado la declaratoria de guerra, salvo que a juicio del Presidente fuere necesario repeler la agresión”.

Asimismo, este estado puede mantenerse continuamente mientras subsista el estado de guerra. De acuerdo con Osuna, este mecanismo no ha sido estrenado. 

Durante este tiempo, “el gobierno tendrá las facultades estrictamente necesarias para repeler la agresión, defender la soberanía, atender los requerimientos de la guerra, y procurar el restablecimiento de la normalidad”.

La misma norma señala, además, que mientras subsista el Estado de Guerra:

“El Congreso se reunirá con la plenitud de sus atribuciones constitucionales y legales, y el Gobierno le informará motivada y periódicamente sobre los decretos que haya dictado y la evolución de los acontecimientos. Los decretos legislativos que dicte el Gobierno suspenden las leyes incompatibles con el Estado de Guerra, rigen durante el tiempo que ellos mismos señalen y dejarán de tener vigencia tan pronto se declare restablecida la normalidad. El Congreso podrá, en cualquier época, reformarlos o derogarlos con el voto favorable de los dos tercios de los miembros de una y otra cámara”. 

Estado de Conmoción Interior:

Usado principalmente ante situaciones de orden público. El artículo 213 de la Constitución dice que puede ser declarado “en caso de grave perturbación del orden público que atente de manera inminente contra la estabilidad institucional, la seguridad del Estado, o la convivencia ciudadana, y que no pueda ser conjurada mediante el uso de las atribuciones ordinarias de las autoridades de Policía”. 

Puede ser declarado en todo el país o en algunas zonas en específico, por un tiempo no mayor de noventa días, prorrogable hasta por dos períodos iguales (270 días). Sin embargo, para ser declarado por segunda vez, requiere el concepto favorable del Senado. 

Finalmente, el artículo es claro en que “en ningún caso los civiles podrán ser investigados o juzgados por la justicia penal militar”.

Tanto para el estado de guerra exterior, como para el de conmoción interior, de acuerdo con el artículo 214 de la Constitución Política, tan pronto como hayan cesado las causas que dieron lugar al Estado de Excepción, el Gobierno declarará restablecido el orden público y levantará el Estado de Excepción. 

El Estado de Emergencia

Como lo mencionamos más arriba, este es el estado de excepción que Duque decretó para lidiar con el brote de coronavirus en Colombia. Está reglamentado por el artículo 215 de la Constitución Política y señala que, cuando sobrevengan hechos distintos al estado de guerra exterior y la conmoción interior, que perturben o amenacen perturbar en forma grave e inminente el orden económico, social y ecológico del país, o que constituyan grave calamidad pública, podrá ser declarado por el presidente.

Además de la propagación de Covid-19 en Colombia y el mundo, otra situación en la cual ha sido usado este mecanismo fue durante la tragedia de Mocoa en 2017, provocada por el desbordamiento de tres ríos que arrasaron con la capital de Putumayo.

El estado de emergencia solo puede permanecer por períodos de hasta treinta días que pueden ser prorrogados dos veces más y que sumados no podrán exceder de noventa días en el año calendario.

En este tiempo el presidente podrá expedir decretos con fuerza de ley que establezcan nuevos tributos o modifiquen los existentes. Retomando el mismo ejemplo, después de declarado el Estado de Emergencia por la tragedia de Mocoa, el entonces presidente Juan Manuel Santos dio subsidios a las facturas de energía para los estratos 1, 2 y 3 y exención del Impuesto al Valor Agregado (IVA) para los habitantes del municipio.

Las medidas económicas que se impongan durante ese tiempo, no obstante, dejarán de regir al término de la siguiente vigencia fiscal (31 de diciembre del mismo año en que se declare el impuesto), a menos que el Congreso durante el año siguiente les otorgue carácter permanente.

Como los decretos que firme el presidente durante el estado de excepción tienen fuerza de ley, durante el año siguiente a la declaratoria de la emergencia, el Congreso podrá derogar o modificar dichas normas.

Finalmente, la única prohibición que tiene el estado de emergencia diferente a los otros estados de excepción es que el gobierno no podrá desmejorar los derechos sociales de los trabajadores mediante los decretos que expida. 

¿Qué pasa si se declara un Estado de Excepción sin justificación?

Lo que dice el artículo 214 de la constitución es que “el Presidente y los ministros serán responsables cuando declaren los estados de excepción sin haber ocurrido los casos de guerra exterior o de conmoción interior, y lo serán también, al igual que los demás funcionarios, por cualquier abuso que hubieren cometido en el ejercicio de las facultades a que se refieren los artículos anteriores”. Lo mismo aplica para el Estado de Emergencia, según el artículo 215.

¿Qué dice el decreto 418 de 2020?

Un día después de la declaración del Estado de Excepción, por medio del decreto 417 de 2020, el gobierno expidió al día siguiente el 418 “por el cual se dictan medidas transitorias para expedir normas en materia de orden público”. 

Este, señala en su primer artículo que la dirección del manejo del orden público en el marco de la emergencia sanitaria por causa del coronavirus SARS-CoV-2 estará en cabeza del presidente. 

Asimismo, las decisiones que tome el presidente estarán por encima de las tomadas por alcaldes y gobernadores, y quienes desobedezcan podrán ser sancionados.

Algunas de las medidas que ya había tomado el presidente al momento de esta publicación en el marco de la declaratoria del Estado de Emergencia son:

  1. Aislamiento preventivo de personas mayores de 70 años
    Esta medida estará vigente desde el 20 de marzo hasta el 31 de mayo del 2020, y es obligatorio. Las únicas excepciones en que pueden romper el aislamiento tienen que ver con el abastecimiento de bienes de consumo y primera necesidad, el uso de los servicios financieros, de salud y adquisición de medicamentos, y casos de fuerza mayor o fortuitos.

  2. Reconexión del servicio de agua a hogares que lo tenían suspendido por falta de pago, congelación de tarifas. Mayor frecuencia en la desinfección de puntos críticos de alta concurrencia y suspensión de cobros de aranceles para insumos de potabilización.

  3. Suspender el ingreso de viajeros internacionales por 30 días.