Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 14 Mayo 2021

Audio que ‘alerta hackeo en el sistema financiero’ es una desinformación

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Especialistas señalan que lo dicho en el audio es muy improbable y Colombiacheck encontró que este cuenta con varios de los elementos típicos de una desinformación.

A través de nuestro WhatsApp recibimos un audio en el que una mujer, quien no se identifica, dice que “acaba de salir de una reunión” en la que fue informada que “el comité de ciberseguridad y de protección del sistema financiero en la Asociación Bancaria [Asobancaria] está en alerta roja porque hay serios indicios de que el día de mañana habrá hackeos”. El audio no da más detalles sobre en qué día se está enviando esta información o qué día es “mañana”.

Más adelante, el audio cuenta que “la primera cosa que nos dijeron es que por favor no usemos las aplicaciones ni se hagan transferencia por el sistema de computador”, que “mañana se paralicen todas las operaciones a través de las aplicaciones porque puede ser que cuando uno abra la aplicación le hackeen y le saquen la plata”.

Y termina diciendo “no me lo estoy inventando yo, no es un WhatsApp que me haya llegado”. 

Lo que señala esta mujer, sin embargo, es falso y cuenta con varios de los elementos típicos de una desinformación.

Colombiacheck consultó al equipo de prensa de Asobancaria, desde donde nos señalaron que la información es falsa. La asociación no ha emitido ninguna alerta roja por indicios de riesgo de hackeo. 

Pero además, hablamos con dos especialistas que nos confirmaron que no es posible que haya un “hackeo del sistema financiero”. O al menos no a través de los mecanismos que cuenta la mujer en el audio.

Nazly Borrero, experta en seguridad informática y CEO de It Service and Beratung, señaló que este audio estaba rondando por las redes sociales desde el fin de semana del 8 y 9 de mayo de 2021. Señaló además que lo que dice el audio es ridículo, pues “para un fraude financiero no es necesario solamente atacar las aplicaciones móviles. Pueden hacerlo con o sin ellas”.

Borrero explicó que hay dos tipos de ataques informáticos hacia los bancos: los que van enfocados en personas y los que van directamente enfocados a los bancos. Los primeros son más comunes y consisten en engañar a las personas para que entreguen sus claves o para que instalen software espía en sus dispositivos (sobre esto hablamos en el episodio de Chequeo Amplificado: Más vale la seguridad…). 

Sobre los segundos, los ataques directos a los bancos, Borrero señala que son poco probables porque para realizar transacciones en las cuentas de las personas se tienen varias capas de control. “Es más fácil para un atacante obtener dinero con una extorsión, amenazando con bajar los servicios (denegación de servicios) que a través de transacciones fraudulentas”, señala la experta.

Esto mismo dijo Andrés Guzmán Caballero, experto en seguridad de la información y más de 20 años de experiencia en temas de seguridad informática y delitos de alta tecnología. De acuerdo con Guzmán, lo que dice el audio es bastante improbable. Esto porque, según Guzmán, todos los bancos tienen sistemas electrónicos muy robustos que tienen respaldos en varias partes del mundo. 

En lo que coinciden ambos expertos es en que lo que denota el audio es que quien habla es una persona que no tiene conocimientos en tecnología y sistemas de seguridad. “Eso de decir que no hagan ninguna transacción desde los computadores… Es como si alguien se le estuviera metiendo a uno al celular y sacándole el dinero y eso técnicamente es imposible”, señala Guzmán.

Lo otro en lo que coinciden la y el especialista, es en que este audio puede generar un efecto de pánico económico, lo cual es un delito. Porque estos mensajes transmiten temor a quienes los reciben y, directamente, les dicen que no realicen transacciones, lo que sí podría terminar afectando el sistema financiero.

Elementos típicos de desinformación en audios de WhatsApp

Este audio cuenta con varios elementos que son típicos de las desinformaciones que circulan a través de los audios de WhatsApp.

En primer lugar, saluda diciendo “hola a todos”, de forma que transmite cierta familiaridad y termina con “por favor atención a esta información”, dando la ilusión de que el mensaje es transmitido por alguien que está realmente preocupado por esto que supuestamente va a pasar.

Como mencionamos, la persona no se identifica y no dice cuándo está transmitiendo el mensaje. En varias ocasiones en Colombiacheck hemos encontrado mensajes (1, 2, 3 y 4) que cuentan que “mañana” va a ocurrir una catástrofe; y al no mencionar a qué día de qué año se refieren, los mensajes vuelven y circulan tiempo después.

Y finalmente, otro de los elementos típicos de una desinformación es lo que dice la mujer al final del audio: que no se lo está intentando y no lo sacó de una cadena de WhatsApp, con lo que pretende darle veracidad a su afirmación. 

En Colombiacheck hemos compartido algunos de estos consejos para identificar audios de WhatsApp a través de dos explicadores (1 y 2) y estas piezas gráficas que pueden tomar de aquí y compartir.

De modo que, como mencionamos al comienzo, el audio que alerta de un hackeo financiero comparte información falsa.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 28 Mayo 2021

‘Dejen de llorar por un solo ojo’: una metáfora de Paola Holguín sacada de contexto en redes

Por José Felipe Sarmiento

Con videos cortados, como uno compartido por Gustavo Bolívar, han hecho parecer que fue una respuesta directa a Juan Fonseca, víctima de lesión ocular por abuso policial, pero el sentido de la frase era otro.

“Dejen de estar llorando por un solo ojo” es la frase de la senadora Paola Holguín que ha causado polémica en redes sociales, donde algunos usuarios la han enmarcado como una “respuesta” a las víctimas de lesiones oculares por disparos de la Fuerza Pública en el Paro Nacional 2021 (van 46 personas del 28 de abril al 26 de mayo, según el registro de Temblores ONG y el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz, Indepaz).

Con la etiqueta #HolguínMiserable aparecen trinos virales (1, 2) acompañados de un video en el que se ve a la congresista del partido Centro Democrático decir eso como si estuviera dirigido a Juan Fonseca, quien perdió un ojo por esa causa. El joven intervino el 24 de mayo de 2021 en el debate de moción de censura en el Senado contra el ministro de Defensa, Diego Molano Aponte.

Incluso el senador del MAIS en la coalición Decentes, Gustavo Bolívar, publicó otro mensaje en el que se ve parte el testimonio de Juan Fonseca en el Senado, seguido por este fragmento de la intervención Holguín: “No engañen más, no engañen a los colombianos y a la comunidad internacional y dejen de estar llorando por un solo ojo”. El congresista de oposición escribió que ella “le dice a Juan Fonseca: ‘Deje de llorar por un solo ojo’”.

Trino de Gustavo Bolívar sobre frase de Paola Holguín: "llorar por un ojo"

Este trino ha sido replicado más de 6.900 veces en Twitter. Además, varias capturas de pantalla suman más de 400 interacciones en Facebook, según la herramienta de monitoreo de redes CrowdTangle, en páginas como Colombia Realmente Libre.

Esa viralidad llevó a Colombiacheck a verificar las publicaciones y determinar que son cuestionables, pues sacan de contexto la frase de la senadora uribista. Ella sí dijo eso en referencia a los acontecimientos del Paro Nacional 2021, pero no en el debate contra Molano ni en respuesta específica a los casos de lesiones oculares. Se trata de una expresión metafórica que tiene un sentido más amplio.

La intervención completa se puede ver en el video de la sesión del 26 de mayo de la Comisión Segunda del Senado (dos días después de la plenaria sobre la moción en la que habló Fonseca), que fue transmitida en directo por YouTube. La discusión era sobre los ascensos del general Jorge Luis Vargas Valencia, director de la Policía Nacional, y cuatro miembros de la Armada.

“Donde se va a ejercer violencia, el Estado tiene la obligación de garantizar los derechos de marchantes y no marchantes. Es que marchan miles, pero millones también tenemos derecho a trabajar, a la vida, a la salud. Pero ustedes no hablan de eso”, dijo en referencia a la oposición. Luego hizo un recuento de los daños a comercios, bancos e infraestructuras públicas durante las recientes manifestaciones, además de los efectos de los bloqueos.

Fue entonces cuando hizo el reclamo que se hizo viral. “No engañen más. No engañen a los colombianos y no engañen a la comunidad internacional. Y dejen de estar llorando por un solo ojo porque ustedes, además, están inflando las cifras; están condenando sin debido proceso”, continuó.

En la misma línea, reclamó que “hay que hablar” tanto de los civiles como de los uniformados lesionados y asesinados durante el paro. También sacó a colación las capturas de integrantes de grupos armados ilegales que, según las autoridades, supuestamente estaban detrás del vandalismo en las protestas.

Solo después de todo eso fue que se refirió a lo que había pasado en el reciente debate de moción de censura. “Ni siquiera permitieron que se oyeran a todas las víctimas, solo a las que a ustedes les gustan. Porque les encanta llorar por un ojo”, insistió. De nuevo en alusión a los sectores de oposición, manifestó que “creen que los derechos humanos no son para todos los seres humanos sino solo para los que a ustedes les interesa”.

Entonces la intervención no incluyó ninguna alusión directa y literal a quienes han perdido un ojo por disparos de la Fuerza Pública. Lo que pretendía señalar, de manera metafórica, era lo que ella considera un doble rasero de quienes propusieron la moción de censura contra el ministro por no escuchar por igual a las víctimas de los abusos policiales y a las de diferentes formas de violencia que se han presentado durante el paro.

Presentar sus declaraciones como una respuesta a Fonseca o las demás víctimas de ese tipo de lesiones cambia el contexto de tiempo y lugar, pues fueron dos debates aparte (aunque relacionados) en días diferentes. Esto cambia la connotación de lo que dijo, pues la frase proviene de un refrán como se evidencia a continuación.

La expresión

“Llorar con un ojo y reír con el otro”, según el blog educativo Escuelapedia.com, “describe a los herederos que fingen pena ante el cuerpo del difunto, pero al mismo tiempo se alegran por los bienes que van a recibir”. En España, al menos en Murcia, “llorar por un ojo” se refiere a conformarse con una situación ante un contratiempo o un aspecto negativo, como se explica en un texto de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes y se infiere de múltiples mensajes de Twitter.

El sentido que le dio la congresista es más cercano al primero. Coincide, además, con el uso de la misma expresión en algunas publicaciones de Colombia que son anteriores al actual paro. La connotación que se le da es la de cuestionar una actitud que se considera hipócrita o un doble rasero.

Por ejemplo, el 4 de agosto de 2017, el escritor y contador Diógenes Armando Pino Ávila publicó una columna titulada “Hay que llorar por los dos ojos”, en la que criticaba a los medios de comunicación porque, según él, “callan y no lamentan” la situación colombiana igual que la crisis de Venezuela. “Me niego a llorar por un solo ojo como hace hipócritamente un sector considerable de compatriotas”, concluyó.

De otro lado, un trino de la cuenta @MiGeneralUribe fechado el 11 de diciembre de 2020 afirma que la izquierda “solo sabe llorar por un solo ojo”. El mensaje responde a las críticas sobre el programa de televisión que tenía en ese entonces el presidente, Iván Duque, y lo compara con que “no decían nada” ante la administración de Holman Morris como gerente de Canal Capital durante la alcaldía de Gustavo Petro en Bogotá.

El presidente de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegán), José Félix Lafaurie, también redactó una columna publicada el 1 de diciembre de 2019 en la que acusaba a algunos medios de incitar “a los colombianos a llorar por un solo ojo”. A renglón seguido señaló que “es lamentable la muerte de cualquier colombiano, pero no vemos un hashtag invitando a honrar a 20 cadetes asesinados por el ELN o a 376 policías heridos por vándalos, entre ellos 26 mujeres”.

Este último caso es el contexto más parecido al de la senadora, pues hace referencia al Paro Nacional de finales de ese año. La frase de Holguín, puesta en el contexto que le corresponde, va en la misma dirección. Por eso es cuestionable citarla como si fuera una respuesta en sentido literal a las víctimas de lesiones oculares.