Pasar al contenido principal
Martes, 10 Septiembre 2019

Claudia López le atina a delitos de mayor impacto en Bogotá

Por Sania Salazar

A la candidata a la alcaldía de Bogotá por el Partido Alianza Verde le dan la razón las cifras en la mayoría de delitos, menos en extorsión.

En su plan de gobierno la candidata a la alcaldía de Bogotá por el partido Alianza Verde, Claudia López, promete reducir “los delitos de más alto impacto como el hurto, el atraco, la extorsión, y el homicidio, entre otros”.

Calificamos la información como “verdadero, pero”, pues según las fuentes que consultamos López le atina a la mayoría de delitos de mayor impacto en la ciudad, menos al de extorsión.

El equipo de López nos envió un documento de la Oficina de Análisis de Información y Estudios Estratégicos de la Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia de diciembre de 2018 en la que el delito con mayor cifras durante el año pasado fue el hurto a personas (10.792 casos) seguido del hurto de celulares (65.066 casos) y las lesiones personales (25.457 casos). Según el documento, en 2018 se registraron 1.041 homicidios. En el informe no hay cifras de extorsión.

Hay que resaltar que tanto el equipo de la candidata como la Secretaría de Seguridad resaltaron que, debido a un cambio en la metodología. las cifras de lesiones personales y hurtos de 2017 no son comparables con las de 2018, como ya habíamos explicado en un chequeo anterior.

La Secretaría Distrital de Seguridad, Convivencia y Justicia nos envió las cifras del lapso enero-julio de 2019 que indican que los delitos de mayor impacto son el hurto a personas (69.578 casos), seguido del hurto de celulares (34.149 casos), las lesiones personales (13.738 casos) y el hurto a comercio (9.478 casos).

Entre enero y julio de 2019 se han registrado, según esa Secretaría, 552 homicidios en la ciudad, delito que entra en la lista de los de mayor impacto debido al costo social que tiene, pues se trata de pérdida de vidas humanas y con la pena que la justicia impone por cometerlo, según explicaron en la Secretaría, donde además indicaron que la extorsión no está en la lista de delitos de mayor impacto porque no ocurre con tanta frecuencia como el hurto a personas y comercio y las lesiones personales, por ejemplo, y porque no está en la Encuesta de percepción y victimización entre los delitos que más preocupan.

La más reciente Encuesta de percepción y victimización en Bogotá (segundo semestre de 2018) muestra que el hurto a personas (60 por ciento), el hurto a residencia  (7 por ciento) y las lesiones personales (5 por ciento), son los delitos de los que más son víctimas los bogotanos, y que estos fueron cometidos en un 55 por ciento en la modalidad de atraco. La encuesta muestra que las modalidades delictivas que más preocupan son el hurto a personas  (47 por ciento), la venta de droga (10 por ciento) y el homicidio (10 por ciento).

Hugo Acero, experto en seguridad urbana, indicó que el objetivo de reducir los delitos de mayor impacto que incluyen las distintas modalidades de hurto (a personas, pero sumó el hurto a residencias, a comercio, de motos y de automóviles) está bien planteado en la medida en que son los delitos que más están afectando a los ciudadanos y en que no han parado de crecer en los últimos años.

Acero indicó que la extorsión es el delito que más alto subregistro tiene, pues se calcula que  solo una de cada 10 extorsiones se denuncia en Bogotá. Además, resaltó que se debe mantener la tendencia a la baja de los homicidios en la ciudad.

RedCheq

Jueves, 03 Octubre 2019

Uribe Turbay acierta en presupuesto de la U. Distrital, aunque omite fuentes

Por José Felipe Sarmiento

El candidato a la Alcaldía de Bogotá dio cifras reales, pero no todo lo pone la ciudad. Además, la administración había proyectado un bajón de recursos para la institución en 2019, que el Concejo evitó.

El aspirante a alcalde de la capital Miguel Uribe Turbay dijo, en una entrevista con Uniminuto Radio, que la Universidad Distrital Francisco José de Caldas “tenía 280.000 millones de presupuesto en 2015, [mientras que] hoy tiene 360.000 millones de pesos” (minuto 53:16 del video).

La campaña del candidato a la Alcaldía de Bogotá por múltiples partidos y el grupo significativo de ciudadanos Avancemos no contestó sobre las fuentes de esta afirmación.

Colombiacheck, por su parte, encontró que las cifras coinciden con los reportes definitivos de la entidad educativa en sus informes de ejecución de ingresos de cada diciembre y agosto de 2019, que es el más reciente. Esto quiere decir que los datos toman en cuenta no solo los montos fijados con anterioridad a cada vigencia en las resoluciones de presupuesto sino también las adiciones que se hacen a lo largo de cada año.

Hasta ahí, la afirmación es verdadera. Pero no todo es mérito de la administración de Enrique Peñalosa, que empezó en 2016 y en la que el Uribe fue secretario de Gobierno por tres años.

Lo primero que hay que aclarar es que no todos los recursos de la institución provienen del Distrito, aunque sí la mayoría. De los 283.815 millones de pesos que ingresaron a la universidad en 2015 (cifra que coincide con la que dio Uribe), 170.815 millones fueron transferidos a ella por la administración central de la ciudad, 60 por ciento. La Nación puso 32.820 millones y por estampilla llegaron 25.200 millones más, entre otras fuentes.

En lo que va de 2019, la Distrital ha recibido 361.014 millones de pesos (de nuevo, acierta el candidato). Un poco más de dos tercios de esa plata ha salido del bolsillo de la ciudad, 242.423 millones. El resto también ha tenido orígenes diversos: 24.390 millones del Gobierno Nacional, por ejemplo.

De hecho, el presupuesto de este año para la universidad fue bastante debatido. La Secretaría de Hacienda había proyectado solo 302.640 millones de pesos para la institución en esta vigencia. Esto hubiera representado una caída de 3,36 por ciento frente a los 313.171 millones que le habían aprobado para 2018 y un bajón de 6,55 por ciento con respecto a los 323.860 millones que finalmente recibió en ese año.

El golpe se debía a factores ajenos a la Alcaldía. Según la misma universidad, las causas principales fueron “los cambios normativos en la aplicación de la estampilla y los giros por recaudo del impuesto CREE que no se continuaron recibiendo, pues este cobro finalizó en 2017”. Entre tanto, era mínimo el impacto en la Distrital de los compromisos firmados por el presidente, Iván Duque, con directivas, docentes y estudiantes de instituciones públicas de educación superior tras el paro nacional universitario del año pasado.

A pesar de esto, la administración de Bogotá había planeado aumentar sus transferencias a la universidad en un monto insuficiente para compensar la situación. Fue un llamado de atención del rector, Ricardo García, lo que llevó a la aprobación en el Concejo de mayores recursos por parte de la ciudad para el ente educativo.

La calificación de ‘verdadera pero’ se debe, entonces, a que el presupuesto de la Universidad Distrital tiene diversas fuentes diferentes a la administración de la ciudad, aunque estos sean mayoría y el total sí haya aumentado desde 2015 en los montos que dice Uribe. Además, a que en el último año estuvo a punto de bajar por cuenta del proyecto de presupuesto que la Secretaría de Hacienda llevó al Concejo.

RedCheq