Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 13 Julio 2020

De nuevo, tratamiento recomendado por médico homeópata no es la cura contra COVID-19

Por Ana María Saavedra

Tratamientos sin evidencia de Raúl Salazar, médico general y homeópata de Cali volvieron a ser difundidas, esta vez por RCN Radio y el senador Gustavo Petro. 

Las declaraciones del médico caleño Raúl Salazar acerca de un tratamiento contra el coronavirus de nuevo se volvieron virales, luego de dos entrevistas en el programa Nocturna de RCN Radio.  

En sus nuevas declaraciones, difundidas también por el senador Gustavo Petro en Twitter, el médico y homeópata, aseguró que “recuperó de la tumba casi 200 personas” con ese tratamiento.

También dijo que “no se necesita ni un solo ventilador si se cambia el protocolo. Es más, si se cambia el protocolo se acaba la cuarentena, con un tratamiento que no vale ni 10.000 pesos”. Luego asegura que ese tratamiento “vale 27.000 en una farmacia” y lo compara a una bomba, “una coordinaciòn de diversos medicamentos que el farmaceuta vende, vende un antiinflamatorio, vende una vitamina C, pone un antibiótico, cuatro medicamentos para la gripa”.

En un video que revisamos hace unas semanas, Salazar insistía en la automedicación con anticoagulantes (como la aspirina), esteroides y antibióticos para curarse del coronavirus. En nuestra verificación “No, tratamiento recomendado por médico homeópata no es la cura contra COVID-19” explicamos que Salazar, cuyo nombre aparece en las páginas doc.fav.co y doctoralia.co, como médico general y terapeuta complementario, especialista en homeopatía, mezclaba verdades a medias para llegar a conclusiones falsas.

Según él, “el problema son las complicaciones ocasionadas por todas las respuestas inflamatorias en el área de la coagulación todas las cascadas de citoquinas y todos los procesos que se dan en forma natural en el cuerpo como respuesta a un ataque”.

También aseguraba que “hay unos múltiples coágulos, un proceso de descarga y de cascada coagulatoria, de coagulación masiva que ha llevado inclusive recientemente a que a un actor canadiense les tuvieron que amputar una pierna”.

Según el médico, el tratamiento del coronavirus se hace por un lado con anticoagulantes, es decir aspirinas, y por otro lado con antibióticos y esteroides (usados para el asma).

Como ya lo hemos explicado en varios chequeos publicados, incluyendo una verificación de un tratamiento recomendado por un médico ecuatoriano, por ahora no hay un tratamiento para el COVID-19, la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2.

Así lo ha indicado la Organización Mundial de la Salud, OMS, al explicar que hasta el momento “no existe ningún medicamento autorizado para tratar o prevenir la COVID-19. Aunque están en marcha varios ensayos de medicamentos, hasta el momento no se ha demostrado que la hidroxicloroquina ni ningún otro fármaco puedan curar o prevenir la COVID-19”.

Fabricio Caballero, jefe del departamento de anestesia de la Universidad del Valle, miembro del equipo de Cuidado Intensivos del Hospital Universitario del Valle, HUV, y especialista en Medicina Critica y Cuidado Intensivo, nos explicó que aunque el médico caleño “utiliza términos que sí están en la fisiopatologías en el curso de la enfermedad, esto varía dependiendo el individuo”.

Caballero recalca que aún no hay un tratamiento aprobado y que apenas se están conociendo algunos indicios, pues no se han terminado los ensayos clínicos (pues son un proceso más lento) sino que solo se han realizado estudios observacionales.

El intensivista recalcó los peligros de la automedicación. Por ejemplo, explicó que el hecho de tomar un anticoagulante (aspirina) en pacientes que tengan dengue es un riesgo para la salud de ellos.

Otra de los datos engañosos dados por Salazar en su video es la recomendación de los antibióticos, ya que, como ya lo hemos dicho en otros chequeos, el Sars-CoV-2 es un virus y no una bacteria, por lo que no se debe tratar con estos medicamentos.

La OMS ya había descartado que se puedan usar antibióticos porque estos no son efectivos contra los virus en su sección de Preguntas y Respuestas.

Caballero nos explicó que en las unidades de Cuidados Intensivos han usado antibióticos en algunos casos porque los pacientes se han infectado con bacterias, pero que si se consumen por alguien que no los necesite, esto puede generar contraindicaciones y generar resistencia a estos.

De otro lado, el Colegio de Médicos de Colombia publicó este trino

En la carta, el Colegio Médico Colombiano indicó que es “lo he dicho por el doctor Salazar tiene serias consecuencias en la salud de los pobladores, quienes no tienen un conocimiento del tema que les permita discernir y quienes, confiados en el título quien les habla pueden adoptar posturas nos ibas a la hora de enfrentar un contagio”.

Además, agregaron que “las verdades a medias o las conclusiones conclusiones sesgadas a partir de premisas verdaderas conducen al error, al igual que el hecho de confundir en la argumentación y en el análisis una hipótesis o teoría en estudio, con una verdad soledad definida”.

Y concluyeron: “El debate científico basado en las evidencias, no en testimonios anecdóticos paréntesis propios de la mitología y las creencias no científicas), desarrollado por la comunidad médica y científica mundial abro paréntesis conocedores y expertos) es necesario y no puedo irresponsablemente desconocerse Publicando información con medias verdades y falsas conclusiones que acatarse bueno aceptar gravemente la vida de las personas”.

Por su parte,  la Asociación Nacional de Internos y Residentes le contestó este trino al senador Petro:

Así que en Colombiacheck calificamos, una vez más, de falsas las recomendaciones de tratamientos para el coronavirus dadas por el homeópata caleño. Y les recordamos: tengan cuidado, no se automediquen, es un riesgo para la salud. 

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Lunes, 08 Junio 2020

Sí, Buenaventura tiene la tasa de letalidad más alta del país por COVID-19

Por Mónica Ospino Orozco - RedCheq

La secretaria de salud del Valle del Cauca manifestó su preocupación por la situación de contagios en Buenaventura. Contrastamos sus declaraciones y aunque confunde algunos conceptos, encontramos que la funcionaria tiene razón.

“Lo de Buenaventura es dramático, tenemos un índice de positividad de las pruebas del 25 por ciento, tenemos la letalidad más alta del país. Uno cuenta la letalidad, es decir, la tasa de mortalidad, por el número de habitantes y el número de personas fallecidas. En este instante Buenaventura ocupa el primer lugar en tasa de contagios sin control y en tasa de letalidad, es decir, las personas que enferman por Covid y mueren”.

Esto afirmó la secretaria de salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes, el pasado jueves 28 de mayo en una entrevista para varios medios y que el diario El País subió a su página de Facebook .

En efecto, la situación de contagio y fallecimientos en el principal puerto sobre el Pacífico es dramática a la luz de las cifras, pues de acuerdo con el más reciente reporte del Instituto Nacional de Salud, INS, al 5 de junio de 2020, en Buenaventura (Valle del Cauca) ya hay 596 contagiados con COVID-19 y de ellos, 38 fallecidos.

El INS fija, de acuerdo con sus análisis estadísticos, la tasa de letalidad en Buenaventura en 6,38 por ciento, porcentaje que supera a ciudades como Bogotá que tiene una letalidad del 2,42 o Cali en donde la tasa de letalidad es del 4,44 por ciento. 

Y es que en Colombia la tasa de contagios ha seguido su propio patrón, como ya lo evidenciamos en Colombiacheck con este explicador sobre los datos de la mortalidad en el país.

 Sin embargo, la otra parte de la afirmación de la secretaria Lesmes, da lugar a confusiones, pues ella afirma que “uno cuenta la letalidad, es decir, la tasa de mortalidad, por el número de habitantes y el número de personas fallecidas”.

Pero para la epidemióloga y docente de la Universidad Javeriana de Cali, Diana María Caicedo, “la letalidad es el número de casos entre la población que sufre la enfermedad COVID-19. Las limitaciones para conocer su verdadero valor es que no se sabe con certeza cuántas personas han estado contagiadas por el virus SARS-CoV-19, dado a que no se le hace muestra a toda la población y ya se conoce que hay un alto porcentaje de asintomáticos (aproximadamente 80 por ciento) que no están siendo identificados por el sistema en su totalidad. Entonces la letalidad que se está estimando, a la que creo se refiere [Lesmes], es la proporción de muertes entre los casos confirmados por COVID-19, es decir los casos que se conocen. Lo otro es que mortalidad no es lo mismo que letalidad. La mortalidad es el número de muertes sobre la población total de un territorio”.

En ello coincide la también epidemióloga y periodista Tania Valbuena, quien al analizar los datos del INS actualizados en el boletín epidemiológico No. 21 siente la misma preocupación que la secretaria María Cristina Lesmes sobre el dramatismo de la situación en Buenaventura, pero disiente en la definición que la funcionaria hace de tasas de mortalidad y letalidad.

“La tasa de mortalidad es un estimador del riesgo absoluto de morir. Es decir, la mortalidad hace referencia a las defunciones entre la población total (sana o enferma). En ocasiones se sospecha que una enfermedad determinada está causando un elevado o inusual número de muertes. Es de interés conocer cuántas de las personas enfermas mueren, es decir, la proporción de casos fatales entre el total de casos. En una situación epidémica, a este cálculo se le llama tasa de letalidad y es particularmente importante para evaluar la severidad de una epidemia”, dijo Valbuena. 

Entonces, para dejarlo más claro:

Letalidad: Cuántas de las personas enfermas de una patología particular mueren. 

Esta sería la fórmula de cálculo en el caso de Buenaventura:

Mortalidad: Riesgo absoluto de morir de las personas sanas o enfermas en un periodo de tiempo y en un lugar particular.

La fórmula de cálculo sería: 

*Según el Dane.

La secretaria Lesmes confundió los dos términos pues quería decir que  Buenaventura tiene la tasa de letalidad más alta del país, pero habló de mortalidad. Pues de acuerdo con la epidemióloga Valbuena, “en una situación epidémica, a este cálculo se le llama tasa de letalidad y es particularmente importante para evaluar la severidad de una epidemia”. 

Casos de especial atención

En este momento hay tres casos de especial atención para el Instituto Nacional de Salud: los distritos de Santa Marta en el Magdalena, Buenaventura en el Valle del Cauca y el departamento de Nariño. En estas tres zonas del país la preocupación reside en que los contagios han ido creciendo con rapidez y la tasa de letalidad es más alta que la del país, que hoy está en 3,1 por ciento.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico No. 21, en Santa Marta, la tasa de letalidad por COVID-19 es 6,3 por ciento; en Buenaventura es de 6,38 mientras que en Nariño es de 4,7 por ciento.

Es por eso que en el puerto sobre el Pacífico, la Alcaldía Distrital endureció las medidas para todo el mes de junio; cada fin de semana, de jueves a domingo habrá ley seca en todo el municipio y sus corregimientos, medida que estará vigente hasta los lunes cuando éste sea festivo. 

Adicionalmente, la secretaria de salud de Buenaventura, Francy Esther Candelo, ha intensificando la búsqueda de pacientes sospechosos por COVID-19, inicialmente en los sectores con mayor incidencia del virus. “La actividad en las calles de ir casa a casa le permitirá obtener mayor información y diagnóstico para la toma de decisiones” y se ha confirmado que se estarán realizando al menos 500 muestras diarias.

Con estas evidencias, concluimos que las afirmaciones de Lesmes son verdaderas, pero inexactas en los detalles.