Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 06 Julio 2020

En Colombia no hubo conflictos ni guerras: Cuestionable

Por Sania Salazar

Esta es una de las respuestas del expresidente Álvaro Uribe en la entrevista con La Silla Vacía. En Colombiacheck verificamos varias de sus afirmaciones.

-(sic) aquí no ha habido  fuerzas armadas al servicio de dictaduras como lo hubo en otros países de América Latina, lo que me ha llevado a decir que aquí, con muchos problemas sociales, no hubo conflictos ni guerras- es un fragmento de la respuesta de Uribe a la pregunta anterior.

Lo primero que debemos explicar es que en Colombia sí se registró una dictadura, que duró cuatro años, de 1953 a 1957, tras el golpe militar de Gustavo Rojas Pinilla. 

Lo segundo es que desde hace varios años, Uribe y su partido, el Centro Democrático, niegan la existencia del conflicto armado en el país. Sin embargo, muchos en Colombia y en organismos internacionales tienen una postura contraria.

Colombiacheck había explicado ya que, según el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, un conflicto armado no internacional o interno se refiere a una situación de violencia en la que tienen lugar, en el territorio de un Estado, enfrentamientos armados prolongados entre fuerzas gubernamentales y uno o más grupos armados organizados, o entre grupos de ese tipo.

También según el CICR, se establece que un país tiene conflicto armado interno bajo dos criterios objetivos del DIH: la organización de las partes y la intensidad de las hostilidades. “Por ‘organización’ se pueden observar, entre otros factores, la cadena de mando, estructura, capacidad para entrenar personal, capacidad para sostener operaciones militares en el tiempo y administración del territorio. Por ‘intensidad’ se pueden tener en cuenta factores como la gravedad, frecuencia y duración de los enfrentamientos, el equipamiento utilizado, el número de heridos y muertos e involucramiento de las fuerzas armadas cuando la policía no es suficiente”. Circunstancias que, técnicamente, se cumplen en Colombia.

Sobre las causas por las que Uribe y su partido niegan la existencia del conflicto armado en Colombia hay varias teorías o explicaciones. El subdirector académico de la Fundación Paz y Reconciliación, Pares, Ariel Ávila, asegura en su libro Detrás de la guerra en Colombia que la administración Uribe se basó en el discurso de la guerra contra el terrorismo, asimilado por gran parte del mundo occidental luego de los ataques de septiembre de 2001 en Estados Unidos (a las Torres Gemelas y el Pentágono), y que una de las líneas de esa estrategia fue la de una “guerra mediática … encaminada  a quitarle legitimidad a las guerrillas. Se llegó incluso a hablar de una guerra contra el terrorismo y se negó el concepto de conflicto armado”. 

En el libro La batalla por la paz, Juan Manuel Santos, expresidente y exministro de defensa de Uribe, asegura que durante el gobierno del antioqueño prácticamente se proscribieron los términos “guerrilleros” o “subversivos”, que podían dar cuenta del origen político de la lucha de grupos como las Farc y el ELN, y se reemplazaron por términos como  terroristas, narcoterroristas o bandidos.

“Aquí es donde entra la doctrina de la negación del conflicto. De acuerdo con ella, en Colombia no había conflicto interno armado por razones como las siguientes: primero, porque Colombia tiene una democracia sólida enmarcada en un Estado de derecho, y no es una dictadura ni ninguna clase de régimen tiránico o de facto. Por eso, cualquier levantamiento armado contra el Estado es un acto de terrorismo y no una sublevación con motivos valederos”, explica Santos.

Las otras razones, según el expresidente, apuntaban a que las justificaciones de una guerrilla que se proclamaba comunista perdían piso luego de la caída del Muro de Berlín en 1989 y por consiguiente lo que quedaban eran grupos criminales dedicados al secuestro y al narcotráfico. También porque más que ejércitos irregulares enfrentados a las fuerzas legítimas del Estado, las guerrillas se habían convertido en verdugos del pueblo, pues atacaban más a la población civil que a los militares y por eso Uribe y su gobierno los consideraban terroristas.

 

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 27 Mayo 2020

Imagen le atribuye cifras de delitos de todos los actores del conflicto a Farc y a Petro

Por Sania Salazar

Una publicación de Facebook presenta las cifras con fotos de exguerrilleros de las Farc y con la foto del senador Gustavo Petro.

No es la primera vez que una publicación en redes sociales atribuye a  la exguerrilla de las Farc la responsabilidad de todos los delitos cometidos en el conflicto armado colombiano de los que hay registro. Pero esta vez también incluyen en la imagen la foto del senador de Colombia Humana, Gustavo Petro.

Calificamos la información como falsa porque, a pesar de que usa cifras aproximadas a las contenidas por el informe Basta Ya, del Centro Nacional de Memoria Histórica, lo hace para sugerir una conclusión errada: que los responsables de esos delitos son solo la antigua guerrilla de las Farc y Petro.

En mayo de 2017 Colombiacheck verificó una imagen con cifras similares publicada por Alicia Arango, actual ministra del Interior. En la publicación Arango atribuyó las cifras a las Farc y puso al Centro Nacional de Memoria Histórica como fuente de los datos.

En ese momento Colombiacheck comparó las cifras del trino con las del informe Basta Ya y confirmó que son los consolidados de los delitos cometidos durante el conflicto armado en Colombia por los diferentes actores armados que participan en él. Por eso calificamos la información como falsa, igual que en este caso, en el que además adjuntan la foto de Petro, quien, como se sabe, fue guerrillero, pero del Movimiento 19 de abril, M19.

Hay que anotar que si bien las cifras de la publicación son muy similares a las del informe Basta Ya, publicado en 2013, algunas pueden variar por la actualización de las denuncias.

Las cifras

Muertos

Según Basta Ya, “entre 1958 y 2012 el conflicto armado ha ocasionado la muerte de por lo menos 220.000 personas” (p. 20)

Desplazados

“La cifra de desplazados podría acercarse a las 5.700.000 personas, lo que equivaldría a un 15% del total de la población colombiana”: (p. 34).

Desaparecidos

El informe toma las cifras de desaparecidos del Registro Único de Víctimas (de la Unidad para la atención y reparación integral a las víctimas) y, efectivamente, se calculan en 25.007 casos, pero se desconocen los autores de la totalidad de los hechos.

“El RUV no reporta autoría presunta en 21.423 de los 25.007 casos de desaparecidos, lo que equivale a un 85,6% del total” (p. 64).

Secuestrados

Los 27.023 secuestros tampoco los cometió solo las Farc.

“El trabajo de Cifras & Conceptos para el GMH reporta 27.023 secuestros asociados con el conflicto armado entre 1970 y 2010” (p. 33)

Además, el informe agrega que “de los 27.023 secuestros reportados entre 1970 y 2010, las guerrillas son autoras de 24.482, lo que equivale al 90,6%. Los paramilitares han realizado 2.541 secuestros, correspondientes al 9,4%. Lo anterior significa que de cada diez secuestros, aproximadamente, las guerrillas son responsables de nueve y los grupos paramilitares de uno” (p. 37).