Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 15 Noviembre 2019

Fico dio cifras correctas de reducción de homicidios de últimos meses, pero obvió los aumentos durante su período

Por Isabel Caballero Samper

El alcalde de Medellín celebró las cifras recientes de homicidios argumentando que su alcaldía ha tenido los mejores índices en años. Las cifras son correctas, pero mirar su gobierno en bloque esconde el hecho de que desde que se inició los homicidios han subido.

En un trino publicado en su cuenta de Twitter, Federico “Fico” Gutiérrez, alcalde saliente de Medellín compartió un gráfico con el reporte diario de homicidios en la ciudad y anunció lo que llamó “una buena noticia”.

Esta consiste en tres afirmaciones relacionadas: “Cerramos octubre con tendencia a la baja en homicidios,” “Vamos a cerrar el gobierno aproximadamente con 1.000 homicidios menos que el cuatrienio anterior,” y “Es la tasa más baja de homicidios en promedio en un gobierno desde finales de la década de los 70”.

Trino de Fico

 

Encontramos que a pesar de que las tres afirmaciones son estrictamente ciertas el hecho de que el alcalde compare su gobierno con los anteriores haciendo un promedio de los cuatro años esconde el hecho de que desde que recibió el mando los homicidios han subido.

El gráfico que compartió el alcalde en el trino viene del informe diario del 1 de noviembre de 2019 que publica el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC) que es una entidad de la Alcaldía de Medellín que agrupa a todas las instituciones que tienen que ver con la investigación y recolección de datos sobre delitos. En el caso de los homicidios: Medicina Legal, Sipol, Sijín, Policía Metropolitana, CTI de la Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía.

Su primera afirmación se puede constatar con este gráfico. Efectivamente el mes de octubre cerró con un número de homicidios inferior a septiembre, el cual también cerró con un número inferior a agosto, lo cual constituye una tendencia a la baja de tres meses. Es más, si se exceptúa agosto, cuando hubo un ligero incremento, se puede decir que la tendencia a la baja viene desde el mes de mayo en el que hubo más del doble de los homicidios que los que hubo en octubre.

Las otras afirmaciones no se pueden constatar en esta gráfica, por lo que contactamos a la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía para pedirles más información. Sobre la afirmación de que “Vamos a cerrar el gobierno aproximadamente con 1.000 homicidios menos que el cuatrienio anterior” nos dijeron que “no se puede decir cuántos homicidios va a haber en lo que resta de 2019, pero la tendencia está medida de acuerdo con los patrones estadísticos actuales”.

Durante la administración de Aníbal Gaviria, que fue del 1 de enero de 2012 al 31 de diciembre de 2015, hubo 3.332 homicidios según se puede tomar del informe Medellín Cómo Vamos 2015, que recoge información de Medicina Legal, la Policía y la Fiscalía.

En los primeros tres años de la administración de Gutiérrez hubo 1.748 homicidios de acuerdo con el informe Medellín Cómo Vamos 2018. Si a eso se le suman los 526 que recoge el informe diario de homicidio del SISC del 15 de noviembre de 2019 (día de publicación de esta nota) da un total de 2.274 homicidios.

Dado que queda un mes y medio para que se acabe el año y que el promedio mensual está por debajo de los 50 homicidios mensuales sí parece que la predicción del alcalde de que se va a cumplir.

Homicidios 2012-2015 Medellín Cómo Vamos 2015
Gráfico de tasas y números totales de homicidios en Medellín tomado del informe Medellín Cómo Vamos 2015
homicidios 2013-2018 de Medellín cómo vamos 2018
Gráfico de tasas y números totales de homicidios en Medellín tomado del informes Medellín Cómo Vamos 2018
Informe SISC 15 de noviembre de 2019
Gráfico tomado del Informe diario del SISC (el número total de homicidios del 2018 está desactualizado según nos confirmaron de la Secretaría de Seguridad) 

 

Finalmente, el alcalde Gutiérrez asegura que “es la tasa más baja de homicidios en promedio en un gobierno desde finales de la década de los 70”. 

De la Secretaría de Seguridad nos enviaron esta tabla construida por el SISC que muestra las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de cada año entre 1975 y 2018, y es una fotografía de la historia reciente de la ciudad. 

Homicidios en Medellín 1975-2018
Gráfico de tasas anuales de homicidios por cada 100.000 habitantes en Medellín 1975-2018 tomado del SISC

 

Los picos más altos son 1991 con una tasa de 395,47, 2002 con 179,78 y 2009 con 94,33. Y los fondos más bajos son 1975 con 16,77 y 2015 con 20,13. Los tres años del gobierno de Gutiérrez, 2016 a 2018, tienen una tasa promedio de 23,37. Si se les suma la tasa estimada a diciembre que calcula el informe del 15 de septiembre y que es de 23,68, daría una tasa de 23,53 para el gobierno de Gutiérrez. El gráfico muestra que desde 1977 no se alcanzaban tasas anuales tan bajas. 

De manera que las cifras reportadas por Gutiérrez son estrictamente ciertas pero ocultan algunos problemas que ha habido recientemente en la seguridad de la ciudad. Lo mismo habíamos encontrado cuando chequeamos otra afirmación del alcalde cuando dijo que Medellín llevaba 300 días sin homicidios.

De acuerdo con el informe Medellín Cómo Vamos 2018 (y como se puede ver en la gráfica citada más arriba) las noticias no son tan buenas como lo hace parecer el alcalde. El informe explica que la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes descendió después del 2009 y hasta el 2015 “cuando se alcanzó la tasa más baja desde los años ochenta”.  Pero después de eso, es decir durante el gobierno de Gutiérrez, “por tercer año consecutivo hubo un aumento del número y la tasa de homicidios en Medellín”.

Así que la reducción en las tasas de homicidios anuales se dio durante el gobierno de Alonso Salazar (2008-2011) después de que la tasa tocó el pico más alto en la historia reciente de la ciudad en 2009 con 94,33 y empezó el descenso a 86,30 en 2010 y a 69,71 en 2011. Y luego durante el periodo de Aníbal Gaviria (2012-2015), cuando el descenso de la tasa se mantuvo, pasando de 52,15 en el primer año de gobierno hasta 20,13 en el último.

Fernando Quijano, investigador en conflicto urbano y presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), explica que el aumento de los homicidios tenía que ver con la llamada Guerra Fría entre las bandas de la ciudad que se apaciguó a partir de mayo con el fin de la guerra de La Oficina y de agosto con la calma de los Pachelly en Bello (municipio conurbado que hace parte del área metropolitana de Medellín).

En entrevista con El Colombiano, el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, confirmó que sí un hubo un pacto de no agresión entre las bandas pero insistió en que este pacto se dio gracias al trabajo de las autoridades. “La contundencia de nuestras operaciones hizo que ellos tuvieran que parar las confrontaciones, porque estaban perdiendo dinero, personal y cayendo a la cárcel”, dijo.

Pero Quijano advirtió que no se están teniendo en cuenta las desapariciones forzadas cuando se habla de la reducción de la violencia en el Valle de Aburrá, un crimen sobre el que según él hay un importante subregistro.

El informe Medellín Cómo Vamos 2018 dice que desde 2015 la Alcaldía de Medellín dejó de entregar información de denuncias por desaparición y por tanto la única fuente de esta información es Medicina Legal, según la cual esta ha disminuido en los últimos tres años registrados. Mientras en 2015 hubo 499 casos, en 2016 hubo 264 y en 2017 y 2018 hubo 297 casos en cada año, de manera que la tasa por cada cien mil habitantes para este último año es de 11,7.

Pero Corpades, y su agencia de prensa Análisis Urbano, han registrado casos de desapariciones forzadas incluso a veces en las mismas fechas en que la alcaldía celebra días sin homicidios y advierten de la cantidad de restos humanos no identificados que han aparecido recientemente. Quijano recuerda que durante la administración de Sergio Fajardo (2004-2007), cuando los homicidios se redujeron notablemente, “no nos habían contado de La Escombrera”.

Con todos estos elementos de análisis concluimos que la “buena noticia” que celebra Gutiérrez en su trino sólo es aplicable a los últimos meses y no a su mandato en general, por eso calificamos su afirmación de “Verdadera, pero”.

RedCheq

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 11 Octubre 2019

Bandera con mensaje 'Uribe es culpable' no fue puesta en Valle del Cauca

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Otras publicaciones en redes sociales la ubicaron en Medellín. Por medio de las herramientas de Google confirmamos que fue puesta en la capital de Antioquia.

Desde el pasado 8 de octubre ha sido compartida una foto de una bandera instalada en un puente sobre una autopista, que dice “Uribe es culpable”. Según algunos trinos que circulan en redes, con más de 8.000 interacciones, la bandera fue puesta en el Valle del Cauca.

Imagen 1

La foto es real, al igual que la bandera, pero no fue tomada en el Valle del Cauca sino en Medellín.

Al hacer búsqueda inversa de la foto encontramos otras publicaciones de redes en donde se señala que la fotografía fue tomada frente a la Universidad Nacional de Colombia sede Medellín.

Un usuario de Facebook, incluso, publicó otra foto de la bandera, desde otro ángulo, en la cual se alcanza a ver que los buses que transitan por la calle dicen “Transportes Medellín”.

Imagen 2
El diario Publimetro publicó, el mismo 8 de octubre, una nota en la que agregó algunos de los post que compartieron la foto. Y en el mismo artículo se señala que la bandera estaba “ubicada en el puente peatonal de la Universidad Nacional”.

Por medio de Google Maps ubicamos el punto exacto del puente peatonal.

Y través de Google Street View visualizamos la entrada peatonal de la institución educativa. De esta manera, confirmamos que las imágenes de la herramienta sí se corresponden con las fotografías compartidas en redes.

Imagen 3

Por lo cual, concluimos que las fotos sí fueron tomadas en Medellín, y no en el Valle del Cauca, como señalan algunos usuarios en Twitter.

A raíz del llamado a indagatoria en la Corte Suprema de Justicia del expresidente y actual senador Álvaro Uribe Vélez, por presunta manipulación de testigos, circulan en redes distintos mensajes de apoyo y rechazo.

En Colombiacheck ya habíamos verificado la foto de una pancarta falsa y de una valla verdadera instalada en Cali.