Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Viernes, 15 Noviembre 2019

Fico dio cifras correctas de reducción de homicidios de últimos meses, pero obvió los aumentos durante su período

Por Isabel Caballero Samper

El alcalde de Medellín celebró las cifras recientes de homicidios argumentando que su alcaldía ha tenido los mejores índices en años. Las cifras son correctas, pero mirar su gobierno en bloque esconde el hecho de que desde que se inició los homicidios han subido.

En un trino publicado en su cuenta de Twitter, Federico “Fico” Gutiérrez, alcalde saliente de Medellín compartió un gráfico con el reporte diario de homicidios en la ciudad y anunció lo que llamó “una buena noticia”.

Esta consiste en tres afirmaciones relacionadas: “Cerramos octubre con tendencia a la baja en homicidios,” “Vamos a cerrar el gobierno aproximadamente con 1.000 homicidios menos que el cuatrienio anterior,” y “Es la tasa más baja de homicidios en promedio en un gobierno desde finales de la década de los 70”.

Trino de Fico

 

Encontramos que a pesar de que las tres afirmaciones son estrictamente ciertas el hecho de que el alcalde compare su gobierno con los anteriores haciendo un promedio de los cuatro años esconde el hecho de que desde que recibió el mando los homicidios han subido.

El gráfico que compartió el alcalde en el trino viene del informe diario del 1 de noviembre de 2019 que publica el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia (SISC) que es una entidad de la Alcaldía de Medellín que agrupa a todas las instituciones que tienen que ver con la investigación y recolección de datos sobre delitos. En el caso de los homicidios: Medicina Legal, Sipol, Sijín, Policía Metropolitana, CTI de la Fiscalía General y la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía.

Su primera afirmación se puede constatar con este gráfico. Efectivamente el mes de octubre cerró con un número de homicidios inferior a septiembre, el cual también cerró con un número inferior a agosto, lo cual constituye una tendencia a la baja de tres meses. Es más, si se exceptúa agosto, cuando hubo un ligero incremento, se puede decir que la tendencia a la baja viene desde el mes de mayo en el que hubo más del doble de los homicidios que los que hubo en octubre.

Las otras afirmaciones no se pueden constatar en esta gráfica, por lo que contactamos a la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía para pedirles más información. Sobre la afirmación de que “Vamos a cerrar el gobierno aproximadamente con 1.000 homicidios menos que el cuatrienio anterior” nos dijeron que “no se puede decir cuántos homicidios va a haber en lo que resta de 2019, pero la tendencia está medida de acuerdo con los patrones estadísticos actuales”.

Durante la administración de Aníbal Gaviria, que fue del 1 de enero de 2012 al 31 de diciembre de 2015, hubo 3.332 homicidios según se puede tomar del informe Medellín Cómo Vamos 2015, que recoge información de Medicina Legal, la Policía y la Fiscalía.

En los primeros tres años de la administración de Gutiérrez hubo 1.748 homicidios de acuerdo con el informe Medellín Cómo Vamos 2018. Si a eso se le suman los 526 que recoge el informe diario de homicidio del SISC del 15 de noviembre de 2019 (día de publicación de esta nota) da un total de 2.274 homicidios.

Dado que queda un mes y medio para que se acabe el año y que el promedio mensual está por debajo de los 50 homicidios mensuales sí parece que la predicción del alcalde de que se va a cumplir.

Homicidios 2012-2015 Medellín Cómo Vamos 2015
Gráfico de tasas y números totales de homicidios en Medellín tomado del informe Medellín Cómo Vamos 2015
homicidios 2013-2018 de Medellín cómo vamos 2018
Gráfico de tasas y números totales de homicidios en Medellín tomado del informes Medellín Cómo Vamos 2018
Informe SISC 15 de noviembre de 2019
Gráfico tomado del Informe diario del SISC (el número total de homicidios del 2018 está desactualizado según nos confirmaron de la Secretaría de Seguridad) 

 

Finalmente, el alcalde Gutiérrez asegura que “es la tasa más baja de homicidios en promedio en un gobierno desde finales de la década de los 70”. 

De la Secretaría de Seguridad nos enviaron esta tabla construida por el SISC que muestra las tasas de homicidios por cada 100.000 habitantes de cada año entre 1975 y 2018, y es una fotografía de la historia reciente de la ciudad. 

Homicidios en Medellín 1975-2018
Gráfico de tasas anuales de homicidios por cada 100.000 habitantes en Medellín 1975-2018 tomado del SISC

 

Los picos más altos son 1991 con una tasa de 395,47, 2002 con 179,78 y 2009 con 94,33. Y los fondos más bajos son 1975 con 16,77 y 2015 con 20,13. Los tres años del gobierno de Gutiérrez, 2016 a 2018, tienen una tasa promedio de 23,37. Si se les suma la tasa estimada a diciembre que calcula el informe del 15 de septiembre y que es de 23,68, daría una tasa de 23,53 para el gobierno de Gutiérrez. El gráfico muestra que desde 1977 no se alcanzaban tasas anuales tan bajas. 

De manera que las cifras reportadas por Gutiérrez son estrictamente ciertas pero ocultan algunos problemas que ha habido recientemente en la seguridad de la ciudad. Lo mismo habíamos encontrado cuando chequeamos otra afirmación del alcalde cuando dijo que Medellín llevaba 300 días sin homicidios.

De acuerdo con el informe Medellín Cómo Vamos 2018 (y como se puede ver en la gráfica citada más arriba) las noticias no son tan buenas como lo hace parecer el alcalde. El informe explica que la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes descendió después del 2009 y hasta el 2015 “cuando se alcanzó la tasa más baja desde los años ochenta”.  Pero después de eso, es decir durante el gobierno de Gutiérrez, “por tercer año consecutivo hubo un aumento del número y la tasa de homicidios en Medellín”.

Así que la reducción en las tasas de homicidios anuales se dio durante el gobierno de Alonso Salazar (2008-2011) después de que la tasa tocó el pico más alto en la historia reciente de la ciudad en 2009 con 94,33 y empezó el descenso a 86,30 en 2010 y a 69,71 en 2011. Y luego durante el periodo de Aníbal Gaviria (2012-2015), cuando el descenso de la tasa se mantuvo, pasando de 52,15 en el primer año de gobierno hasta 20,13 en el último.

Fernando Quijano, investigador en conflicto urbano y presidente de la Corporación para la Paz y el Desarrollo Social (Corpades), explica que el aumento de los homicidios tenía que ver con la llamada Guerra Fría entre las bandas de la ciudad que se apaciguó a partir de mayo con el fin de la guerra de La Oficina y de agosto con la calma de los Pachelly en Bello (municipio conurbado que hace parte del área metropolitana de Medellín).

En entrevista con El Colombiano, el general Eliécer Camacho, comandante de la Policía Metropolitana, confirmó que sí un hubo un pacto de no agresión entre las bandas pero insistió en que este pacto se dio gracias al trabajo de las autoridades. “La contundencia de nuestras operaciones hizo que ellos tuvieran que parar las confrontaciones, porque estaban perdiendo dinero, personal y cayendo a la cárcel”, dijo.

Pero Quijano advirtió que no se están teniendo en cuenta las desapariciones forzadas cuando se habla de la reducción de la violencia en el Valle de Aburrá, un crimen sobre el que según él hay un importante subregistro.

El informe Medellín Cómo Vamos 2018 dice que desde 2015 la Alcaldía de Medellín dejó de entregar información de denuncias por desaparición y por tanto la única fuente de esta información es Medicina Legal, según la cual esta ha disminuido en los últimos tres años registrados. Mientras en 2015 hubo 499 casos, en 2016 hubo 264 y en 2017 y 2018 hubo 297 casos en cada año, de manera que la tasa por cada cien mil habitantes para este último año es de 11,7.

Pero Corpades, y su agencia de prensa Análisis Urbano, han registrado casos de desapariciones forzadas incluso a veces en las mismas fechas en que la alcaldía celebra días sin homicidios y advierten de la cantidad de restos humanos no identificados que han aparecido recientemente. Quijano recuerda que durante la administración de Sergio Fajardo (2004-2007), cuando los homicidios se redujeron notablemente, “no nos habían contado de La Escombrera”.

Con todos estos elementos de análisis concluimos que la “buena noticia” que celebra Gutiérrez en su trino sólo es aplicable a los últimos meses y no a su mandato en general, por eso calificamos su afirmación de “Verdadera, pero”.

RedCheq

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 17 Julio 2017

¿De dónde saca la senadora Holguín sus cifras para criticar al Gobierno?

Por Paula Vásquez

Dice que su fuente fue Mindefensa, pero pedimos las cifras a ese ministerio y no coinciden. Los periodos de ambos gobiernos no se pueden comparar aún porque el segundo de Santos no ha terminado.

Paola Holguín, quien ha trabajado con el expresidente Álvaro Uribe desde el año 2003 y hace parte del partido de oposición Centro Democrático, varias veces ha criticado en sus redes sociales al gobierno de Juan Manuel Santos, una de ellas fue el pasado 6 de junio cuando a través de Twitter la emprendió contra el ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas.

 

 

Después de comparar cifras y de consultar a varios expertos, Colombiacheck califica la afirmación como engañosa, en primer lugar, porque el periodo de Santos no se ha terminado, por lo cual no se pueden sacar conclusiones todavía. Segundo porque al trino le falta información y contexto para evitar dudas y tercero porque encontramos diferencias al comparar cifras.

Colombiacheck habló con la senadora, quien afirmó haber basado su trino en cifras del Ministerio de Defensa Nacional. Holguín envió a Colombiachek dichas cifras, pero aunque solicitamos desde el pasado 22 de junio que nos explicara el procedimiento que utilizó para llegar a los porcentajes, hasta la fecha no hemos recibido su respuesta.

“Simplemente lo que hice fue coger las cifras del Ministerio de Defensa y comparar los ocho años de Uribe 2002-2010 y lo que va del gobierno Santos 2010-2016. Ahí se ve la reducción o el aumento de los delitos de mayor impacto y las cifras”, precisó la senadora, quien además aseguró que “la verdadera paz es la Seguridad democrática porque se lograron reducir más los porcentajes en el gobierno anterior que en este”, dijo la senadora.

Teniendo claro los periodos de gobierno que comparó Holguín pedimos al Ministerio de Defensa las cifras de homicidio, secuestro, hurto de vehículos, extorsión y actos de terrorismo desde el 2002 hasta el 2016 para comparar.

Lo primero que detectó Colombiacheck al cotejar las cifras del Mindefensa y las de Holguín es que los datos del 2015 y el 2016 no coinciden. Por ejemplo, las cifras de Holguín señalan que en 2015 hubo 12.454 homicidios, mientras que según el Mindefensa fueron 12.782 en ese mismo año. Las diferencias persisten en los datos de secuestro, hurto a vehículos y extorsión.

Revisamos las cifras publicadas por Holguín con Carlos Montoya, investigador de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). Lo primero que notó Montoya es que los datos del trino carecen de contexto, además, “los periodos comparados no son iguales, mientras que el periodo de Álvaro Uribe comprendió ocho años, el de Santos aún no ha terminado”, indicó.

Basados en las cifras de Mindefensa comparamos las del primer año de Uribe con el último, (2002-2010) los números son los mismos del trino de Holguín. Pero al hacer la misma comparación del periodo de Santos (2010-2016) encontramos que las cifras de reducción de homicidio y secuestro publicadas por la senadora son más altas que las de la cartera de Defensa. Es decir, según ella, estos delitos disminuyeron más de lo que indican las cifras oficiales, favoreciendo al Presidente.

Los números de la pupila de Uribe sobre hurto de vehículos y extorsión también benefician a Santos porque muestran un aumento menor al que indica Mindefensa.

El trino de la senadora pretende mostrar que esos delitos disminuyeron más en el periodo de Uribe que en el de Santos. Lo extraño es que algunas cifras del periodo Santos suministrados por ella no coincidan con los del Mindefensa, diferencia que no pudimos establecer, pues la senadora no volvió a contestarnos.

Montoya asegura que el fin de la senadora no era ayudarle a Santos con su trino, “yo creo que la interpretación engañosa de la senadora pretendía no colaborarle a Santos en el sentido en el que la reducción de todos los índices vistos sin contexto y de manera muy general, no te permiten entender cuál es la realidad, no es tan simple mostrar que el homicidio durante los dos mandatos de Uribe decreció un 46% y durante los siete años que lleva Santos apenas bajó un 26%”.

Otras cifras

Investigaciones de Pares muestran una paradoja, pues en ese periodo bajó el homicidio, pero crecieron las víctimas.

“Entre el 2002 y el 2010 (primer periodo de Uribe) se produjo más del 40% de las víctimas del conflicto armado, mientras que en los seis años del gobierno de Santos las víctimas apenas representan el 15%, cifra que es el resultado del proceso de paz”, explica Montoya.

El experto indica también que en los últimos 15 años la institucionalidad colombiana ha mejorado su presencia a nivel territorial, lo que permite inferir que en el aumento de delitos como la extorsión, no significa necesariamente el aumento de la acción, podría responder al aumento de las denuncias en comparación con las que antes ponían los ciudadanos antes las autoridades, que son finalmente las que se pueden registrar en las estadísticas oficiales.

Según Mario Hernán López, profesor de la Universidad de Caldas y experto en conflicto y paz, las redes sociales tiene un gran impacto en la política actual “un tipo de campaña sobre la cual no parece ser necesaria la investigación o el soporte, sino circular un tipo de información que produce un efecto en la opinión y sobretodo un efecto de carácter emocional”, aseguró.

También afirma que una de las posibles razones del trino de Holguín podría ser la cercanía con la próxima contienda electoral, “en todo esto que es el posicionamiento de los distintos sectores de los que están a favor, los que están en contra del Acuerdo Final, se hace este tipo de propaganda que busca generar un impacto sobre la opinión pública” concluyó el profesor.