Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 11 Marzo 2021

NASA no catalogó al dióxido de cloro como ‘antídoto universal’ en 1988

Por Laura Rodríguez Salamanca

Una publicación saca de contexto un artículo sobre un desinfectante para aire acondicionado publicado por la agencia estadounidense para defender el uso medicinal del CDS. La NASA aclaró que no respalda el producto.

Desde el pasado 4 de febrero circula en redes sociales y a través de cadenas de mensajería privada de Telegram una publicación titulada “La NASA catalogó al dióxido de cloro como antídoto universal en 1988”, publicada por un usuario anónimo en la página web Humanosporlaverdad.com. La información ha sido compartida en diferentes formatos como si se tratara de una noticia real. 

En el artículo primero se comparte un documental, de casi dos horas, en el que se invita a consumir esta sustancia para tratar el COVID-19 y otras enfermedades y se incluyen supuestos testimonios de personas que lo usan para múltiples dolencias. 

Colombiacheck ha explicado en varios artículos (1, 2, 3 y 4) que el CDS es potencialmente tóxico y no es reconocido como medicamento por ninguna agencia sanitaria. 

Así mismo, en la publicación se asegura que la agencia espacial catalogó al dióxido de cloro “como antídoto universal en 1988”, pero que esta “información relevante” sobre la sustancia “se ha ocultado por años por los dueños del mundo y la BigFarma” (sic). 

Además, se adjunta el supuesto soporte de esta afirmación: un archivo PDF con una publicación de la agencia espacial estadounidense.

NASA_dioxido_de_cloro

El problema es que el artículo de Humanosporlaverdad.com saca de contexto un texto publicado en Spinoff, una revista editada por la NASA en la que “se destacan las tecnologías de la NASA que benefician la vida en la Tierra en forma de productos comerciales”. El artículo se titula Un Antídoto Universal y se refiere a un producto para desinfectar aires acondicionados, pero no como un medicamento. 

De igual manera, la agencia espacial estadounidense aclaró que la publicación no implica que respalde el consumo del producto. 

¿Cómo circula la desinformación?

Además del peligro potencial para la salud que supone el consumo indiscriminado de dióxido de cloro, según han advertido varias autoridades como la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos, Invima, en Colombiacheck decidimos verificar esta desinformación porque es viral. 

De acuerdo con Buzzsumo, una herramienta de monitoreo de redes sociales, esta publicación ha tenido más de 28.900 interacciones en Facebook. Y según CrowdTangle, una herramienta a la que tenemos acceso gracias a nuestra alianza con Facebook, el link ha sido compartido en grupos de Facebook como Camioneros de Colombia, Bolsonaro 2022, Partido patriotas por Chile, Vox de la Resistencia de los Españoles y Cl02, Andreas. Colombia. 

También encontramos varias referencias a la supuesta noticia en canales de Telegram con más de 1.000 seguidores, en los que se promueve el consumo dióxido de cloro o CDS con fines curativos y teorías conspirativas sobre la pandemia. 

Fuera de contexto

El archivo que se adjunta como prueba de la supuesta declaración del dióxido de cloro como “antídoto universal” es una edición de Spinoff en la que se conmemora el aniversario 30 de la NASA y se resumen “los principales programas aeronáuticos y espaciales, (...) sus contribuciones al crecimiento de la ciencia y tecnología estadounidenses, y su potencial para beneficios prácticos en nuevos productos”. 

La revista no es indexada; se usa para la divulgación de historias sobre innovaciones de forma didáctica. 

En el artículo titulado “Un Antídoto Universal” se reseña un desinfectante desarrollado por la compañía estadounidense Alcide Corporation: Ren New Air Conditioning Disinfectant, un producto que “permite destruir el moho y los hongos, así como como bacterias y virus, con un daño mínimo a humanos, animales o plantas”. Por eso, sirve para “desinfectar y desodorizar acondicionadores de aire automáticos [de automóviles] sin quitarlos y sin ninguna toxicidad persistente”.

De acuerdo con una verificación de nuestros colegas de Newtral (España), aunque en el artículo y en la edición de la revista de la NASA no se hace referencia en ningún momento al dióxido de cloro, el desinfectante de Alcide Corporation, “tal y como se puede comprobar en esta publicación indexada en la base de datos PubChem, es un germicida que genera dióxido de cloro tras unir clorito de sodio y ácido láctico”.

En el artículo se menciona el descubrimiento de usos para el desinfectante como esterilización de instalaciones médicas, alfombras y maquinaria de producción y conservación de alimentos. Ese tipo de usos están aprobados hoy en día para dióxido de cloro. De ahí la denominación de “antídoto universal”. 

Incluso, se hace referencia, en palabras de Newtral, a “la investigación del uso de distintas formulaciones de este compuesto para el tratamiento de herpes y enfermedades de transmisión sexual”

Pero hay que aclarar que en ninguna parte del artículo se recomienda el desinfectante de Alcide Corporation y, mucho menos del dióxido de cloro, como apto para el consumo humano o la ingestión ni se habla de una aprobación para uso como medicamento

La NASA no respalda el producto

Nuestros colegas de Newtral, además, se comunicaron con la NASA para solicitar información sobre el dióxido de cloro y la publicación. A través de correo electrónico les respondieron que “el artículo presentaba un desinfectante que se probó para diversos usos, incluyendo la limpieza de equipamiento médico”.

También explicaron que “un programa de la NASA de hace décadas ayudó a financiar algunas de las primeras pruebas [del desinfectante de Alcide Corporation], pero no constituye respaldo de ningún tipo”. 

Así mismo, les compartieron un descargo de responsabilidades de la revista en el que se lee que “la publicación en Spinoff no constituye una aprobación por parte de la NASA del producto o del proceso, ni una confirmación de las afirmaciones de rendimiento de los fabricantes”. 

También, que “la NASA no acepta la responsabilidad por la mala interpretación o la tergiversación de la información adjunta proporcionada por estos terceros usuarios”.

Finalmente hay que señalar que, como anotó Newtral, en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) hay un registro de una patente registrada en 1988 por Alcide Corporation para su “Método de tratamiento del sistema de aire acondicionado”. Pero, de nuevo, no se hace referencia al consumo humano del desinfectante. 

Con esta información, en Colombiacheck calificamos como falso el artículo de Humanosporlaverdad.com con el que se divulga que la NASA catalogó al dióxido de cloro como “antídoto universal” en 1988. 

La publicación usa un artículo de una revista de la NASA sobre un desinfectante para aire acondicionado que se estaba probando para otros usos para defender el consumo de este producto para curar enfermedades. Además, la NASA señala que la publicación del texto no implica una aprobación del producto. 

De hecho, hay que decir que es falso que el artículo de NASA se mantenga oculto, como dice la desinformación. La revista Spinoff tiene los archivos disponibles en línea y el artículo sobre el desinfectante se puede descargar sin problema. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 21 Agosto 2020

Lavarse la boca con sal no ‘alcaliniza’ el cuerpo ni evita el coronavirus

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

No hay evidencia convincente de que enjuagarse la boca con sal o sal diluida en agua brindará protección contra el COVID-19. Por el contrario, un exceso de consumo puede afectar la respuesta del sistema inmune.

Una información que ha circulado en distintos perfiles de Facebook (1 y 2), asegura que un “equipo de químicos alemanes, con un 100% de certeza” que usando “un poquito de sal el Coronavirus no nos afectará”. 

“Sólo hay que tocar la sal con la lengua (sin agua), esparcirla dentro de la boca y luego escupirla. ¡No tiene que tragarla! Así de simple”, continúa la publicación, que al final asegura que esta es una medida para “alcalinizar la garganta” evitando que el nuevo coronavirus SARS-CoV-2, que produce la enfermedad del COVID-19 ingrese al cuerpo. 

“Incluso si [el virus] entra a su garganta morirá allí”, concluye la información.

 Captura de pantalla desinformación

En Colombiacheck consultamos a expertos para valorar la conveniencia de este ejercicio casero para evitar el contagio del SARS-CoV-2, y sus respuestas permiten concluir que el método no funciona. Pero además, que puede provocar deshidratación en las personas que lo realicen, lo que afecta directamente la capacidad de respuesta del sistema inmunológico ante la entrada de cualquier virus.

La información parte de la idea de que “alcalinizar” la boca y la garganta evitaría que el virus pueda contagiar al organismo. 

Primero, se debe explicar que “alcalinizar” implica modificar el balance de químicos, llamados ácidos y bases en el cuerpo, lo que es comúnmente medido como unidades de pH, o potencial de hidrógeno, que indica la concentración de iones de hidrógeno presentes en el organismo, tal como lo explicó en un chequeo anterior Alfonso Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN).

La medida de pH tiene una escala que va de 0 a 14, donde 7 se considera un valor neutro. Menos de 7 es más ácido; y más de 7 es más alcalino. Y esto puede ser medido en los seres humanos a partir de la saliva, la sangre o la orina. 

En el cuerpo humano, los riñones y los pulmones se encargan de mantener el pH balanceado y cualquier desequilibrio podría implicar afecciones graves de salud. Así lo explica el epidemiólogo clínico Róbinson Pacheco, magíster en ciencias biomédicas con énfasis en control de infecciones: “Tu sistema debe funcionar a unos pH exactos, si se desequilibran pueden representar una acidosis metabólica o una alcalosis, que son aún peores para el organismo”.

La alteración del pH regular en el organismo puede ser síntoma de algunas enfermedades como la diabetes o determinadas intoxicaciones. Y también puede provocar en las personas problemas como arritmia o trastornos neurológicos, según Pepe Alcamí, virólogo del Instituto de Salud Carlos III, en España, citado por el portal de verificación Maldita Ciencia

Ahora, ¿se puede modificar el pH con enjuagues de sal? El epidemiólogo Pacheco lo niega de esta forma: “En realidad no, la sal está compuesta de Cloro y Sodio, y ninguno tiene propiedades para modificar el pH del cuerpo”, y recuerda que alcalinizar dependería de una disminución de los niveles de dióxido de carbono o el aumento bicarbonato en el organismo.

En ello coincide el médico familiar y docente de la Universidad Icesi de Cali, Lauro Rivera, quien señala que “no tiene ningún sustento fisiopatológico pensar que el enjuague con sal podría modificar el pH a más alcalino”.

“Alcalinizar el cuerpo es posible sólo mediante procedimientos endovenosos y muy especializados, no se hace simplemente con gárgaras y buches”, señala Rivera.

El uso de sal en la boca para prevenir el contagio por coronavirus ha sido desestimado ya por la Organización Mundial de la Salud, OMS, quien aseguró a la sección de verificación de la agencia internacional AFP, que “no hay evidencia convincente de que enjuagarse la boca con sal o sal diluida en agua brindará protección para esta enfermedad”. 

En cambio, la OMS sigue asegurando que la mejor recomendación por ahora es mantener prácticas como el lavado frecuente de manos, proteger con el codo o con un pañuelo los estornudos o la tos, evitar el contacto con personas enfermas y cocinar bien los alimentos. “Esto ayudará a proteger a las personas de este nuevo coronavirus, pero también de una variedad de otras enfermedades”, ha dicho la OMS.

Para el epidemiólogo Pacheco, el enjuague con sal con tanta frecuencia, como lo recomienda la publicación de Facebook, podría traer más bien efectos adversos para las personas. 

“En todo caso, si la sal tuviera algún resultado, el efecto solo duraría mientras pases saliva, por que nuestro sistema se autorregula constantemente, volvemos al estándar de pH. Estarías probando sal con mucha frecuencia, y eso, estamos seguros, puede provocar una deshidratación, y ahí sí es peor, porque el sistema inmunológico no va a funcionar para protegernos de cualquier virus”, concluye el especialista. 

La idea del uso de sal, enjuagues bucales o el consumo de algunos alimentos para elevar el pH del cuerpo, como medida para prevenir el coronavirus, es una desinformación que ha circulado con distintas versiones en redes sociales. Y ya ha sido desestimada por expertos en chequeos anteriores realizados en Colombiacheck (1, 2 y 3).

La premisa parte de una verdad, y es que los virus sí pierden su efecto de contagio en niveles de pH extremos. Sin embargo, aún no hay sustento para pensar que el consumo de sal, líquidos o algún alimento pueda modificar el pH del cuerpo. Así lo explica el experto Alcamí citado por Maldita Ciencia:

“El SARS-CoV-2, igual que muchos otros virus, entra en las células de nuestro organismo utilizando un proceso llamado endocitosis, que consiste en la unión con un receptor de la célula para introducir en ella los llamados endosomas. Si el pH del endosoma aumenta y se hace alcalino, entonces no se produce la fusión del virus con la membrana del endosoma, el virus no puede completar su ciclo infeccioso y muere", dice el virólogo. 

Sin embargo, "el pH de los endosomas no es influido por los alimentos. Incluso si nos intoxicáramos crónicamente con antiácidos, el pH de nuestros endosomas no va a cambiar".

En ese sentido, es falsa la información que circula en Facebook sobre el uso de sal con frecuencia como método casero para evitar el contagio del coronavirus.