Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 11 Marzo 2021

NASA no catalogó al dióxido de cloro como ‘antídoto universal’ en 1988

Por Laura Rodríguez Salamanca

Una publicación saca de contexto un artículo sobre un desinfectante para aire acondicionado publicado por la agencia estadounidense para defender el uso medicinal del CDS. La NASA aclaró que no respalda el producto.

Desde el pasado 4 de febrero circula en redes sociales y a través de cadenas de mensajería privada de Telegram una publicación titulada “La NASA catalogó al dióxido de cloro como antídoto universal en 1988”, publicada por un usuario anónimo en la página web Humanosporlaverdad.com. La información ha sido compartida en diferentes formatos como si se tratara de una noticia real. 

En el artículo primero se comparte un documental, de casi dos horas, en el que se invita a consumir esta sustancia para tratar el COVID-19 y otras enfermedades y se incluyen supuestos testimonios de personas que lo usan para múltiples dolencias. 

Colombiacheck ha explicado en varios artículos (1, 2, 3 y 4) que el CDS es potencialmente tóxico y no es reconocido como medicamento por ninguna agencia sanitaria. 

Así mismo, en la publicación se asegura que la agencia espacial catalogó al dióxido de cloro “como antídoto universal en 1988”, pero que esta “información relevante” sobre la sustancia “se ha ocultado por años por los dueños del mundo y la BigFarma” (sic). 

Además, se adjunta el supuesto soporte de esta afirmación: un archivo PDF con una publicación de la agencia espacial estadounidense.

NASA_dioxido_de_cloro

El problema es que el artículo de Humanosporlaverdad.com saca de contexto un texto publicado en Spinoff, una revista editada por la NASA en la que “se destacan las tecnologías de la NASA que benefician la vida en la Tierra en forma de productos comerciales”. El artículo se titula Un Antídoto Universal y se refiere a un producto para desinfectar aires acondicionados, pero no como un medicamento. 

De igual manera, la agencia espacial estadounidense aclaró que la publicación no implica que respalde el consumo del producto. 

¿Cómo circula la desinformación?

Además del peligro potencial para la salud que supone el consumo indiscriminado de dióxido de cloro, según han advertido varias autoridades como la Organización Panamericana de la Salud, OPS, y el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos, Invima, en Colombiacheck decidimos verificar esta desinformación porque es viral. 

De acuerdo con Buzzsumo, una herramienta de monitoreo de redes sociales, esta publicación ha tenido más de 28.900 interacciones en Facebook. Y según CrowdTangle, una herramienta a la que tenemos acceso gracias a nuestra alianza con Facebook, el link ha sido compartido en grupos de Facebook como Camioneros de Colombia, Bolsonaro 2022, Partido patriotas por Chile, Vox de la Resistencia de los Españoles y Cl02, Andreas. Colombia. 

También encontramos varias referencias a la supuesta noticia en canales de Telegram con más de 1.000 seguidores, en los que se promueve el consumo dióxido de cloro o CDS con fines curativos y teorías conspirativas sobre la pandemia. 

Fuera de contexto

El archivo que se adjunta como prueba de la supuesta declaración del dióxido de cloro como “antídoto universal” es una edición de Spinoff en la que se conmemora el aniversario 30 de la NASA y se resumen “los principales programas aeronáuticos y espaciales, (...) sus contribuciones al crecimiento de la ciencia y tecnología estadounidenses, y su potencial para beneficios prácticos en nuevos productos”. 

La revista no es indexada; se usa para la divulgación de historias sobre innovaciones de forma didáctica. 

En el artículo titulado “Un Antídoto Universal” se reseña un desinfectante desarrollado por la compañía estadounidense Alcide Corporation: Ren New Air Conditioning Disinfectant, un producto que “permite destruir el moho y los hongos, así como como bacterias y virus, con un daño mínimo a humanos, animales o plantas”. Por eso, sirve para “desinfectar y desodorizar acondicionadores de aire automáticos [de automóviles] sin quitarlos y sin ninguna toxicidad persistente”.

De acuerdo con una verificación de nuestros colegas de Newtral (España), aunque en el artículo y en la edición de la revista de la NASA no se hace referencia en ningún momento al dióxido de cloro, el desinfectante de Alcide Corporation, “tal y como se puede comprobar en esta publicación indexada en la base de datos PubChem, es un germicida que genera dióxido de cloro tras unir clorito de sodio y ácido láctico”.

En el artículo se menciona el descubrimiento de usos para el desinfectante como esterilización de instalaciones médicas, alfombras y maquinaria de producción y conservación de alimentos. Ese tipo de usos están aprobados hoy en día para dióxido de cloro. De ahí la denominación de “antídoto universal”. 

Incluso, se hace referencia, en palabras de Newtral, a “la investigación del uso de distintas formulaciones de este compuesto para el tratamiento de herpes y enfermedades de transmisión sexual”

Pero hay que aclarar que en ninguna parte del artículo se recomienda el desinfectante de Alcide Corporation y, mucho menos del dióxido de cloro, como apto para el consumo humano o la ingestión ni se habla de una aprobación para uso como medicamento

La NASA no respalda el producto

Nuestros colegas de Newtral, además, se comunicaron con la NASA para solicitar información sobre el dióxido de cloro y la publicación. A través de correo electrónico les respondieron que “el artículo presentaba un desinfectante que se probó para diversos usos, incluyendo la limpieza de equipamiento médico”.

También explicaron que “un programa de la NASA de hace décadas ayudó a financiar algunas de las primeras pruebas [del desinfectante de Alcide Corporation], pero no constituye respaldo de ningún tipo”. 

Así mismo, les compartieron un descargo de responsabilidades de la revista en el que se lee que “la publicación en Spinoff no constituye una aprobación por parte de la NASA del producto o del proceso, ni una confirmación de las afirmaciones de rendimiento de los fabricantes”. 

También, que “la NASA no acepta la responsabilidad por la mala interpretación o la tergiversación de la información adjunta proporcionada por estos terceros usuarios”.

Finalmente hay que señalar que, como anotó Newtral, en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO) hay un registro de una patente registrada en 1988 por Alcide Corporation para su “Método de tratamiento del sistema de aire acondicionado”. Pero, de nuevo, no se hace referencia al consumo humano del desinfectante. 

Con esta información, en Colombiacheck calificamos como falso el artículo de Humanosporlaverdad.com con el que se divulga que la NASA catalogó al dióxido de cloro como “antídoto universal” en 1988. 

La publicación usa un artículo de una revista de la NASA sobre un desinfectante para aire acondicionado que se estaba probando para otros usos para defender el consumo de este producto para curar enfermedades. Además, la NASA señala que la publicación del texto no implica una aprobación del producto. 

De hecho, hay que decir que es falso que el artículo de NASA se mantenga oculto, como dice la desinformación. La revista Spinoff tiene los archivos disponibles en línea y el artículo sobre el desinfectante se puede descargar sin problema. 

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 24 Agosto 2020

Es impreciso decir que el coronavirus está ‘controlado’ en Cali, como asegura la Alcaldía

Por Andrés Felipe Martínez - RedCheq

Aunque el número de muertes diarias y la velocidad de reproducción muestran una tendencia a la baja, aún no se debería considerar “controlada” la epidemia, según los estándares fijados para ello por la OMS y expertos consultados.

En un trino reciente, la secretaria de Salud de Cali, Miyerlandi Torres, aseguró que la epidemia de coronavirus se encuentra “controlada” en la capital del Valle, producto de las acciones de salud pública que se han desplegado en la ciudad.

“Las curvas (epidémicas) permiten inferir que estamos en una situación controlada producto de las acciones de salud pública que se han tomado en Cali. No podemos flexibilizar las medidas de seguridad”, se lee en el tuit del 19 de agosto.
 

Decidimos verificar esta afirmación en Colombiacheck, porque la declaración fue replicada por medios de comunicación que utilizaron la cita de “situación controlada” en sus titulares, como El País de Cali que publicó: “Coronavirus en Cali está siendo "controlado", pero no podemos flexibilizar medidas: Sec. de Salud”.

En Colombiacheck consultamos a la funcionaria para conocer qué tuvo en cuenta para calificar como “controlada” la epidemia en Cali, y manifestó que hay tres indicadores que permiten evidenciar que “la situación está controlada” en la ciudad.

“En Cali manejamos indicadores que nos permiten evidenciar si la situación está controlada. El primero es la velocidad de contagio a través del número efectivo de reproducción (Rt), y este se ha encontrado alrededor de 1,2 o 1,3 en julio, y hoy lo tenemos en 0,93. Segundo indicador: ocupación de las UCI, tuvimos ocupaciones alrededor del 88 por ciento y 90 por ciento en los días finales del mes de julio; y hoy nos encontramos entre un 70 por ciento y un 72 por ciento. Por eso decimos que tenemos un control en la ciudad de Cali”, explica la funcionaria.

Y añade: “El tercer indicador es la letalidad. Tenemos una letalidad del 3,2 por ciento o 3,3 por ciento. Disminuimos del 5,7 por ciento en el mes de mayo, tuvimos un estrés en julio, donde teníamos días de 25 o 27 personas fallecidas, y hoy estamos en un promedio de 12 o 15 personas fallecidas”.

Contrastamos los datos brindados por la Secretaria de Salud en su declaración, con las cifras brindadas por el Instituto Nacional de Salud, INS, a nivel municipal, y el Boletín Epidemiológico de la Secretaría de Salud del Valle. Y concluimos que los números coinciden.

www.datawrapper.de/_/VtfVO/

//www.datawrapper.de/_/JVsHK/

Sin embargo, los indicadores que evidencian el comportamiento de la epidemia en la capital del Valle no se ajustan a los estándares publicados por la Organización Mundial de la Salud, OMS, a nivel internacional para declarar a una epidemia como “controlada”.

Esta institución divulgó la guía ‘Criterios de salud pública para ajustar las medidas de salud pública y sociales en el contexto de la COVID-19’, entre los documentos que ha publicado para apoyar a los países en el diseño de políticas públicas.

El documento, publicado el 12 de mayo, explica que hay varios criterios epidemiológicos para determinar si la epidemia está “controlada” en alguna población o país. 

El primer criterio a evaluar es el número de reproducción efectivo del virus, Rt. 

“Un indicador clave es que el número efectivo de reproducción (Rt) es inferior a 1 durante al menos dos semanas. Es el mejor indicio de que la epidemia está controlada y va disminuyendo”, explica el documento.

En ese sentido, los datos entregados por el Instituto Nacional de Salud sobre la tasa de Rt en el municipio de Cali, durante las últimas dos semanas a la publicación del tuit, evidencian que la ciudad no cumple con este indicador de la OMS; aunque se acerca. Pues ocho días antes del trino, el Rt de la ciudad estaba en 1,04; y 15 días antes, era de 1,11. 

Otro criterio crucial para declarar controlada la epidemia, según el documento de la OMS, es que menos del 5 por ciento de las muestras realizadas diariamente, sean positivas, al menos durante las dos últimas semanas. 

En Cali, según la información del INS, en las primeras dos semanas de agosto, la positividad de las pruebas procesadas estuvo por encima del 29 por ciento. Lo que aún la mantiene lejos del estándar de control. 

 

www.datawrapper.de/_/GLwXS/

Un tercer indicador de la OMS es una disminución en el número de nuevos casos diarios a la mitad, o al 50 por ciento, durante un período de tres semanas, desde el último valor máximo de casos diarios. 

Al respecto, según el Boletín Epidemiológico diario de la Secretaría de Salud del Valle, Cali tuvo hasta ahora su máximo de casos diarios el 12 de agosto, con 1.664 contagios nuevos reportados. La cifra del día del trino, que fue de 894 casos, sí representa una disminución del 50 por ciento frente a dicho máximo.

Sin embargo, el dato máximo de 1.664 casos fue atípico entre los reportes diarios en Cali, donde durante los meses de julio y agosto, con excepción de ese día, los otros topes se habían reportado entre los 700 y 900 casos diarios.

www.datawrapper.de/_/1pA7a/

Así las cosas, de acuerdo a los estándares publicados por la OMS, Cali aún no cumple con todos los indicadores que fija el organismo para declarar una epidemia controlada. Aunque sí se acerca en criterios como la disminución de los fallecimientos y la ocupación de camas de UCI. 

En Colombiacheck, además, consultamos a algunos expertos en epidemiología sobre la declaración del brote de SARS-Cov-2 como “controlado”, y coincidieron en que, aunque hay cifras que muestran una tendencia favorable, aún no se ha llegado a esa etapa.

“Son varios indicadores los que hay que analizar para llegar a esa conclusión. En principio, si no se ha logrado inmunidad de rebaño, es decir, que aproximadamente el 60 por ciento de la población haya sufrido la enfermedad, pueden ocurrir nuevos brotes, por lo que aún no podemos decir que está controlada. En varios indicadores la ciudad está mejorando, lo que quiere decir que vamos por buen camino”, sostiene Fabián Méndez, doctor en epidemiología y exdirector de la Escuela de Salud Pública de la Universidad del Valle.

Un comentario similar tiene el epidemiólogo estadístico Rodolfo Herrera, investigador de la Universidad Libre. 

“Una epidemia tiene cuatro fases: la primera, llamada lineal; la segunda, de crecimiento exponencial, cuando hay un crecimiento vertiginoso de casos y muertes diarias; y la tercera, de estabilización, con un crecimiento menor en número de casos diarios. En este momento Cali está entrando en esta fase, pero no quiere decir que ya tenemos controlada la epidemia, faltaría pasar por una fase de decaimiento sostenido”, explica.

Y añade: “Podríamos decir que tenemos controlada una epidemia cuando ya hemos alcanzado un porcentaje considerable de población contagiada, que es lo que se llama inmunidad de rebaño, o alcanzar un porcentaje de 65 por ciento de las personas. O porque ya nos llegó la vacuna y hemos logrado vacunar a más del 65 por ciento de la población. Ahí podríamos decir que tenemos controlado”. 

Sobre el control total de la pandemia, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, aseguró el viernes 21 de agosto: “Ningún país saldrá por completo de esto hasta que tengamos una vacuna. Una vacuna será una herramienta vital, y esperamos tenerla tan pronto como sea posible. Y aunque no hay garantía de tenerla, incluso si la tuviéramos, esta no terminaría la pandemia por sí sola. Debemos aprender a controlar y manejar el virus realizando las prácticas que tenemos ahora y hacer los ajustes necesarios en nuestro día a día para permanecer a salvo”. 

Dados los planteamientos de la OMS y de los expertos consultados, se puede calificar como cuestionable la afirmación de que la epidemia del nuevo coronavirus en la ciudad de Cali está “controlada”.