Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 11 Agosto 2020

Ni el matarratón contiene ivermectina, ni la ivermectina se recomienda para prevenir el COVID-19

Por Laura Rodríguez Salamanca

En un audio de WhatsApp se promueve tomar té de las hojas de este árbol para ‘fortalecer el sistema inmunológico’. Pero ni el matarratón, ni la ivermectina tienen esos efectos en el organismo.

“Acá en Montería todo el mundo se enteró [de que] ahora que el matarratón contiene ivermectina”. Con estas palabras se inicia un audio con el que, a través de WhatsApp, se promueve la prevención de las complicaciones del COVID-19 tomando infusiones de hojas de este árbol, que se usa comúnmente como forraje para ganado. 

“¡Imagínate! Es un hecho que el matarratón contiene ivermectina. Hay muchas plantas que la contienen, pero el que más la contiene es el matarratón. (...) A mí me lo explicó un veterinario que está en ese cuento”, dice un hombre que no se identifica.

Luego recomienda: “usted va a coger una hoja de matarratón y la vas a echar (sic) a hervir en un poquito de agua, como donde te salga la tacita, la tomas como si te fueras a hacer un tinto instantáneo, un café instantáneo. Es una hoja por persona (...) Si son cinco personas, echen agua como si fueran a hacer café para cinco personas y échenle cinco hojitas. Bueno, que se pasen dos hojitas más, que le echen, por ejemplo, si van a tomar cinco personas, que le echen siete hojitas. Pero es una hojita por persona de matarratón”. 

Además el autor del audio explica: “con eso estás fortaleciendo tu sistema inmunológico. No significa que no te va a dar [COVID-19], sino que a la persona que le da medio le da ahí y ya, y no lo pone en un estado crítico. Esa es la función de la ivermectina”. 

Pero este audio, por un parte, cumple con varias de las características de los audios con información falsa que circulan en WhatsApp, que ya hemos resumido en un artículo y en un video, como emplear un tono familiar o cercano y no permitir la identificación de la fuente de la información. Y por otra parte, incluye datos falsos y promueve la automedicación.

“El matarratón contiene ivermectina” 

FALSO

No es cierto que el árbol de matarratón [Gliricidia sepium] contenga ivermectina, un antiparasitario que se cree que puede ayudar a tratar el COVID-19, pero sobre el cual aún no hay suficiente evidencia científica porque solo se ha probado a nivel de laboratorio. 

“La ivermectina no es un producto natural, sino un derivado de un producto natural, entonces no se encuentra directamente ni en el matarratón ni en ninguna planta”, nos dijo Fabio Mayorga Niño, licenciado en química, doctor en Farmacia y profesor de la Universidad Pedagógica Tecnológica de Colombia. 

Por su parte, José Julián López, químico farmacéutico, doctor en Ciencias Farmaceúticas y profesor de la Universidad Nacional, nos explicó: “el origen de la ivermectina es de una bacteria: la Streptomyces avermitilis. Y no es una sola sustancia, sino una mezcla de dos sustancias, que son la avermectina B1a y B1b. El árbol de matarratón tiene ciertos componentes químicos como los flavonoides y cumarinas, que realmente no tienen ningún parecido químico o estructural con la ivermectina”. 

“Con eso [el té de hojas de matarratón] estás fortaleciendo tu sistema inmunológico. Esa es la función de la ivermectina” 

FALSO

Esta afirmación tiene varios errores. Primero, todas las fuentes a las que consultamos coincidieron en que ni la ivermectina ni ninguno de los componentes del matarratón tienen dicha acción en el organismo. 

Gonzalo Amézquita, químico farmacéutico con maestría en Ciencias y miembro del equipo de Cuestión de Dosis, un canal de YouTube sobre medicamentos, nos explicó que existe cierta confusión sobre el funcionamiento de la ivermectina. “El mecanismo de acción [aún no está claro] por el cual podría eventualmente tener actividad antiviral evita que el virus apague los mecanismos de defensa de las mismas células a las que infecta. Por eso la gente piensa que se está fortaleciendo al sistema inmunológico. Pero no es así; lo que parece que hace la ivermectina es que evita que las células que van a ser infectadas por el virus dejen de defenderse”. 

Con respecto al matarratón, nos dijo: “no existe ningún tipo de reporte que diga que podría contribuir al funcionamiento del sistema inmune. Los estudios que han hecho hasta ahora dicen que de pronto tiene actividad antimicrobiana, antioxidante y antiparasitaria. Por eso se usa a veces para desparasitar ganado o para matar roedores pequeños. También tiene una posible actividad antifúngica, que se ha querido estudiar en humanos, pero no lo sabemos aún”. 

Por otra parte, teniendo en cuenta todas los remedios caseros que se han difundido en los últimos meses con la promesa de que “incrementan”, “suben” o “fortalecen” la actividad del sistema inmunológico, el profesor López nos aclaró que este efecto es falso.

“Si bien es cierto que algunas vitaminas son partícipes en el proceso del mantenimiento del sistema inmune, eso no quiere decir que se ‘aumente’, sino que ayudan a mantener la integridad del sistema inmune. No hay sustancia que aumente la actividad del sistema inmune, esto no sería bueno. Hay muchas enfermedades que son producidas por una su actividad exagerada como el lupus, la miastenia o la esclerosis”, dijo. 

¿Qué pasa si se toma el té de de hojas matarratón, como recomiendan en el audio?

De acuerdo con Amézquita, en teoría no hay ningún riesgo en el consumo de esta infusión, pero no eso no quiere decir que se recomiende para prevenir los efectos del COVID-19. Además, el químico farmacéutico aclaró: “en el Vademecum Colombiano de Plantas Medicinales, dice que no existe ninguna precaución en la toma de esta planta que se haya descrito. Pero hay que tener en cuenta que muchas veces no se hacen estudios con las plantas medicinales para determinar qué efectos adversos tienen porque la gente las usa como quiere y las preparaciones son siempre nuevas”.

Por su parte, el profesor López, nos contó:“la planta deriva su nombre de su acción rodenticida [pesticida para matar roedores]. Aunque no conozco referencias de intoxicación o muertes por ingesta de esta planta, el riesgo de toxicidad es potencial. Eso depende de la cantidad que se consuma y de la forma en que se extrae”. 

Hay que tener precaución a la hora de recomendar y seguir sugerencias sobre el consumo de plantas de la forma simple en la que se hace en el audio: una hoja para una persona y cinco hojas para cinco personas, sin importar si padecen alguna enfermedad.

“Se necesita una convalidación científica para determinar qué cantidad es correcta y segura administrar. Si toma un acetaminofén puede saber qué cantidad está ingiriendo, pero en las plantas no se sabe y, en consecuencia, tampoco se conoce si el organismo está apto para recibir esa cantidad. Además, las plantas tienen muchas sustancias que pueden tener interacciones con medicamentos o alimentos”, señaló Mayorga. 

¿Pero, entonces, se debería tomar ivermectina para prevenir el coronavirus?

No. Como escribimos en otro artículo, este medicamento, que está aprobado en Colombia como antiparasitario para algunas enfermedades tropicales, solo se ha probado como tratamiento para el COVID-19 a nivel de laboratorio y aún falta mucho por saber sobre su mecanismo de acción. “Debe probarse en animales y en personas enfermas, para descartar posibles efectos secundarios y determinar las dosis adecuadas, así como la mejor forma de administrarlas”, escribimos en el texto. 

Con esta versión coinciden el Ministerio de Salud, el INVIMA, el Instituto de Evaluación Tecnológica en Salud y la Asociación Colombiana de Infectología, organizaciones que anunciaron el pasado 12 de julio que “no recomiendan el uso de ivermectina como tratamiento para el COVID-19, salvo cuando se use dentro de un estudio clínico que haya sido aprobado por el INVIMA”. 

De hecho, Eduardo López, director científico del Centro de Estudios de Infectología Pediátrica, la única institución autorizada en el país para desarrollar estudios clínicos en humanos con este medicamento, dijo en una entrevista para Cuestión de Dosis, el canal sobre medicamentos de Gonzalo Amézquita, que el estudio que lidera arrojará resultados hasta en por lo menos cuatro meses y, por supuesto, no recomienda consumirlo para usos diferentes a los aprobados. 

Como ya hemos aclarado antes, no existe un tratamiento exclusivo aprobado para el COVID-19. Las únicas medidas que recomienda la OMS es el lavado de manos, el distanciamiento social y el uso de tapabocas.

¿Pero qué puede pasar si se consume la ivermectina sin necesitarla? “Aunque en la literatura científica no se han encontrado efectos adversos importantes o que pongan en riesgo la salud, sí es un problema consumirla en esta situación porque las personas que la necesitan no van a poder tener acceso a ella, y este medicamento fue utilizado para el tratamiento de algunas parasitosis tropicales. Entonces, las consecuencias no son tan importantes a nivel individual como sí sobre la salud pública en aquellas zonas donde hay una alta prevalencia de personas con este tipo de infección”, nos explicó el profesor López. 

Ojo con la ivermectina veterinaria

Debido a que la fuente de la recomendación del audio que está circulando en WhatsApp es supuestamente un veterinario y a que se ha reportado que en algunas zonas del país se está adquiriendo la ivermectina de uso veterinario para tratar y prevenir el coronavirus, también consultamos a los expertos sobre las posibles consecuencias de su consumo. 

Para Julián López, “los medicamentos de uso veterinario deben cumplir con unos requisitos muy similares a los medicamentos de uso humano. Entonces el asunto no es en términos de calidad. Lo que sí podría llegar a pasar es que se consuman dosis muy altas, porque, por ejemplo, un toro o una vaca pueden llegar a pesar 500 kilos, lo cual influye en la dosis que se le administra, y es casi imposible que un humano alcance ese peso”. 

Con esto coincide Amézquita, quien agregó, “los efectos adversos pueden ser mareos, vómito, malestar estomacal y, si llegamos a un extremo, podría ser vértigo, taquicardia, y anormalidades neurológicas. Eso ocurriría con dosis que espero que nadie vaya a tomar”.

Entonces, calificamos como falso el audio con el que se difunde que el árbol de matarratón contiene ivermectina y que tanto ese medicamento como el matarratón fortalecen el sistema inmune y evitan complicaciones cuando alguien se enferma de COVID-19. De paso, calificamos como falso que la ivermectina sirva para prevenir tanto el contagio como el agravamiento del coronavirus y que sea aconsejable consumir ivermectina de uso veterinario. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 24 Junio 2021

Petro y la médica Corcho desinforman sobre vacunación en Colombia y donaciones de Estados Unidos

Por José Felipe Sarmiento

Con datos falsos, el senador y la vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana criticaron la diplomacia colombiana en medio de la pandemia.

Dos trinos que citaban una noticia del portal Pulzo titulada “Colombia, fuera de los 92 países que recibirán 500 millones de vacunas que donará EE. UU.” causaron polémica en Twitter el 10 de junio de 2021: uno del senador de la coalición Colombia Humana, Gustavo Petro, y otro de la vicepresidenta de la Federación Médica Colombiana, Carolina Corcho.

El congresista afirmó: “Hace unos meses pedí que se hiciera una diplomacia de vacunas y no una diplomacia ideológica. No fue así. Ahora somos de los últimos países en vacunación”. El mensaje fue retuiteado más de 2.000 veces.

La psiquiatra, por su parte, aseguró: “Los costos que pagamos los colombianos, por la decisión gubernamental de intervenir en las elecciones de EE. UU. en favor de un bando. Frente a los procesos electorales de otros países, un gobierno debe comportarse como jefatura de estado, en respeto a la soberanía. Biden nos respondió”. Tiene 1.000 retrinos.

Dado este impacto y algunas solicitudes de chequeo (1, 2, 3, 4), Colombiacheck revisó la veracidad de ambos mensajes y encontró que son falsos. El de Petro no coincide con los datos internacionales sobre vacunación y el de Corcho desconoce los criterios para la conformación de la lista de países beneficiarios de la donación a la que se refiere.

Últimos en vacunación

FALSA

En su reacción a la noticia, Petro aseguró que “ahora somos de los últimos países en vacunación” como consecuencia de que no se hizo una “diplomacia de vacunas”. Además, recordó que en mensajes de meses anteriores le había reclamado al gobierno de Iván Duque, también a través de Twitter (1, 2, 3), por las relaciones internacionales con los países productores de biológicos y por su posición frente a la liberación de patentes.

Trino de Petro con afirmación falsa sobre vacunación contra COVID-19

Su análisis, sin embargo, parte de un dato falso. Colombia, si bien no va tan adelantada como ha dicho el presidente (como lo determinó un chequeo del 31 de mayo), tampoco hace parte de los países más rezagados del mundo en la vacunación contra el COVID-19.

Colombiacheck le escribió al equipo de prensa del senador Petro para determinar exactamente a qué variable se refería pero nunca recibió respuesta. Así que este portal comparó por el porcentaje de población completamente vacunada que había para la fecha en la que él publicó el trino, de acuerdo con los datos oficiales recopilados por la plataforma estadística Our World in Data.

En ese momento, 10 de junio, Colombia tenía al 7 % de su población completamente vacunada. Entre tanto, el mundo llevaba el 9 %, pero concentrado sobre todo en los países más ricos (ese día aumentó casi tres puntos porcentuales, en gran medida por la adición de 223 millones de personas en registros represados de China).

En América Latina, Colombia estaba (y sigue hasta el 23 de junio) en la mitad de la tabla. Era el noveno de 17 países con datos de ese día o las fechas disponibles más cercanas. Mientras tanto, Chile y Uruguay, líderes indiscutibles de la región, iban por el 47 y 32 % respectivamente. Al otro extremo, Honduras, Guatemala y Venezuela seguían muy por debajo del 1 %.

Además, hay que hacer la anotación de que México y Brasil, ambos con 11 %, llevaban un mejor balance a pesar de tener muchos más habitantes. No obstante, otros cinco países por encima de Colombia en inmunizaciones completas (Uruguay, República Dominicana, El Salvador, Costa Rica y Panamá) tienen menos de la quinta parte de su población.

El desempeño colombiano ha sido ligeramente superior al de Argentina, que tiene un tamaño poblacional similar pero empezó a vacunar mes y medio antes. El 10 de junio, los dos países suramericanos se disputaban el tercer y cuarto puesto entre todos aquellos en los que habitan entre 40 y 60 millones de personas.

Este grupo de 10 países con datos disponibles en Our World in Data lo encabezaban de lejos España (26 % de población completamente vacunada) e Italia (23 %). Corea del Sur se acercaba a Colombia y Argentina con un 5 % en el quinto lugar (días más tarde, el porcentaje de surcoreanos vacunados superó al de argentinos y los colombianos tomaron ventaja sobre ambos). Los demás, en general economías pobres, no llegaban al 1 %.

Así que Colombia está muy por encima de “los últimos en vacunación” en las diferentes comparaciones, a pesar de que tampoco está entre los líderes. Por lo que es falso que “somos de los últimos países en vacunación”, como publicó Petro.

El cobro de Biden

FALSA

Según la médica Carolina Corcho, el presidente Joe Biden “nos respondió” con la exclusión de Colombia en el grupo de 92 países beneficiados por las donaciones de 500 millones de dosis, “por la decisión gubernamental de intervenir en las elecciones de Estados Unidos en favor de un bando”.

Trino de Carolina Corcho con afirmación falsa sobre donación de vacunas COVID de Estados Unidos

Hay que tener en cuenta que el mandatario demócrata, que se posesionó el 20 de enero de 2021, no ha tenido ninguna comunicación hasta el momento con Duque. La indiferencia de Washington llega después de que algunos sectores del partido del jefe de Estado colombiano, el Centro Democrático, hicieron campaña a favor de la fallida candidatura a la reelección del republicano Donald Trump, en las elecciones estadounidenses de 2020.

Aun así, la afirmación de la vicepresidenta de la Federación Médica es falsa. Los criterios para la asignación del paquete de 500 millones de vacunas donadas por Estados Unidos, al que se refiere la noticia que compartió, están claros y no dependen del vaivén de la diplomacia bilateral, como ella lo pretende mostrar. En cambio, Colombia está en la lista de otro paquete de donaciones que sí da un mayor margen para ese tipo de análisis.

Es necesario aclarar que Colombiacheck se comunicó con Corcho, quien amplió sus argumentos de su afirmación. Sin embargo, tras cuestionar el interés público de la verificación y asegurar que las solicitudes estaban motivadas por una pelea política de cara a las elecciones de 2022, se negó a ser citada en el chequeo.

El comunicado con el que la Casa Blanca anunció la donación es claro. Los 92 países de ingresos medios y bajos que serán beneficiados son los “definidos por el Compromiso Anticipado de Mercado de Covax [Fondo de Acceso Global para Vacunas COVID-19] de GAVI”, una alianza mundial en pro de la equidad en el acceso a la inmunización.

Esa lista está establecida desde julio de 2020, tres meses antes de los comicios en los que ganó Biden. “Incluye a todas las economías con un producto interno bruto (PIB) per cápita inferior a 4.000 dólares estadounidenses más otras elegibles por la Asociación Internacional de Fomento (AIF) del Banco Mundial”, explicó en su momento la organización. Así los países elegidos fueron los siguientes:

  • Ingresos bajos: Afganistán, Benín, Burkina Faso, Burundi, República Centroafricana, Chad, República Democrática del Congo, Eritrea, Etiopía, Gambia, Guinea, Guinea-Bissau, Haití, República Democrática Popular de Corea [del Norte], Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mozambique, Nepal, Níger, Ruanda, Sierra Leona, Somalia, Sudán del Sur, República Árabe Siria, Tayikistán, Tanzania, Togo, Uganda, República de Yemen.
  • Ingresos medianos bajos: Angola, Argelia, Bangladés, Bután, Bolivia, Cabo Verde, Camboya, Camerún, Comoras, República del Congo, Costa de Marfil, Yibuti, República Árabe de Egipto, El Salvador, Esuatini, Ghana, Honduras, India, Indonesia, Kenia, Kiribati, República Kirguisa [Kirguistán], República Democrática Popular Lao [Laos], Lesoto, Mauritania, Estados Federados de Micronesia, Moldavia, Mongolia, Marruecos, Myanmar [Birmania], Nicaragua, Nigeria, Pakistán, Papúa Nueva Guinea, Filipinas, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Islas Salomón, Sri Lanka, Sudán, Timor-Leste, Túnez, Ucrania, Uzbekistán, Vanuatu, Vietnam, Cisjordania y Gaza, Zambia, Zimbabue.
  • Otras opciones elegibles para la AIF: Dominica, Fiyi, Granada, Guyana, Kosovo, Maldivas, Islas Marshall, Samoa, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Tonga, Tuvalu.

Colombia no aparece porque su PIB per cápita está por encima de los 6.000 dólares. Según las propios datos del Banco Mundial, la última vez que esa cifra estuvo por debajo de 4.000 fue en 2006.

Colombia hace parte del fondo, pero como país autofinanciado. Sus adquisiciones no son subsidiadas como las de los 92 de la lista ya citada, porque no cumple los requisitos ese beneficio. Sus ingresos son más altos. Así lo aclararon el médico economista Andrés Vecino Ortiz y el abogado Johnattan García Ruiz, investigadores respectivamente de la Universidad Johns Hopkins y de la Escuela de Salud Pública de Harvard, ambas en Estados Unidos.

Trino de Andrés Vecino en el que corrige a Carolina Corcho

Es más, el país fue el primero de América que recibió un cargamento de Covax, el 1 de marzo, y ya le han llegado casi 3,3 millones de vacunas (entre BioNTech-Pfizer y Oxford-AstraZenca) por la misma vía, de acuerdo con el tablero de seguimiento elaborado por la epidemióloga Silvana Zapata Bedoya. En total, espera recibir 20 millones de dosis contra el COVID-19 de esa bolsa.

Al tiempo, Colombia sí está entre los beneficiados de otro paquete de vacunas donadas por Estados Unidos. Este se compone de 80 millones de dosis. El 75 % tendrá a Covax como intermediario y el otro 25 % será de entrega directa.

En este caso, los criterios son más amplios y no estaban preestablecidos, a diferencia de los 500 millones de dosis mencionados en el titular de Pulzo en el que Corcho basó su trino. La misma administración Biden hizo los anuncios por aparte. El primero, sobre los 25 millones de vacunas iniciales, fue una semana antes del citado por la psiquiatra, el 3 de junio, y el segundo se dio a conocer el 22 de junio.

“Primero pusimos las dosis a disposición de nuestros vecinos más cercanos: Canadá y México. Nuestro enfoque de distribución prioriza a América Latina y el Caribe per cápita”, comunicó el gobierno estadounidense en la primera ocasión.

“Donar con criterios de asignación per cápita es lo mismo que hace Covax, que (subsidiado o no) provee 20 % de las vacunas. La razón es lograr una mejor priorización con una oferta limitada”, explica Vecino.

En particular, Colombia ya estaba desde ese entonces entre los países de la región que se repartirán 6 millones de vacunas que se distribuirán por esa alianza. En las mismas condiciones, se repartirán 7 millones entre algunos beneficiarios en Asia y 5 millones en África.

Para Vecino, el uso de este mecanismo como intermediario tiene dos razones. “Una es logística, porque Covax tiene una infraestructura de distribución y un sistema de priorización establecido. La segunda puede ser política: enviar una señal de que este gobierno [el de Biden] quiere cooperar con los esfuerzos de la comunidad internacional”, afirma.

Según la Casa Blanca, otras 6 millones de dosis serían compartidas “directamente con los países que las necesitan, los que están experimentando olas [de contagios], los vecinos más próximos y aquellos que han solicitado la ayuda inmediata de Estados Unidos”.

El grupo lo componían México, Canadá, Corea del Sur, Palestina, Ucrania, Kosovo, Haití, Georgia, Egipto, Jordania, India, Irak, Yemen y los trabajadores de primera línea de las Naciones Unidas. Algunos de los integrantes también están entre los priorizados para las donaciones a través de Covax en las que está Colombia y, además, son subsidiados por ese mecanismo, por lo que aparecen en las tres listas.

Colombia es uno de los países que se unieron a este tercer grupo en el segundo comunicado, con posterioridad al trino de Corcho. Esto termina de demostrar la falsedad del trino de la médica, que desde el principio ignoró los criterios con los que se elaboró la lista de beneficiarios en 2020 y se los atribuyó a motivos que no tenían nada que ver, omitiendo además que el país ya hacía parte de los favorecidos con otro paquete de dosis anterior.