Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 18 Noviembre 2020

No, el coronavirus no se elimina al inhalar vapor a más de 50 grados

Por Jairo Soto Hernández y Gloria Correa

Médicos advierten nuevamente: no hay evidencia científica de que el vapor de agua elimine el nuevo coronavirus. Hacerlo puede producir quemaduras severas en el aparato respiratorio.

“El agua caliente que bebe es buena para la garganta. Pero este coronavirus se oculta detrás del seno paranasal de la nariz durante 3 a 4 días”, así empieza otra cadena que circula en WhatsApp recientemente y que habla sobre otra supuesta “cura” para el nuevo coronavirus. 

La misma, sugiere la inhalación de vapor a diferentes y altas temperaturas a partir de los 50° centígrados para matar completamente al virus, justificando que éste se aloja realmente en el “seno paranasal”.

Desinformación

En Colombiacheck verificamos esta información y encontramos que esas afirmaciones son falsas.

Una primera clave nos orienta a que esta cadena se trata de otra desinformación más, dado que en dicho mensaje no señalan quién es el autor o los autores de la misma.  Además, utiliza un lenguaje muy cotidiano y nombra a un “departamento de salud pública”, pero nunca especifica a qué institución exactamente hace referencia, ya que departamentos de salud pública existen muchos alrededor del mundo. 

Todo esto, ya deja sospechas frente a lo que afirma el mensaje, como señalamos en un chequeo sobre recomendaciones para detectar noticias falsas. 

Durante la pandemia han circulado múltiples cadenas o mensajes como éste que recomiendan la inhalación de vapor de agua para acabar con el nuevo coronavirus, pero es importante recordar que son falsos y seguirlos a ciegas puede traer daños para la salud. 

Verificamos una de ellas en otro chequeo publicado el pasado 25 de marzo. Trataba de un video viral donde un ginecólogo daba recomendaciones para “desactivar” el coronavirus al aspirar vapor de agua durante cinco minutos, entre tres o cuatro veces por día. En su momento lo calificamos como falso.

Colegas de Newtral y Maldita en España, de la Red Internacional de Chequeadores (IFCN, por sus siglas en inglés), también han desmentido lo del vapor de agua para matar el nuevo coronavirus. 

Coronavirus en los senos paranasales

Esta cadena de WhatsApp que estamos verificando comienza señalando que el nuevo coronavirus se puede alojar en los senos paranasales “después de 4 a 5 días”, para así posteriormente justificar el uso del vapor de agua caliente. 

Consultamos a Julián Felipe Molano, médico otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello de la Universidad de Antioquia, quien explicó a Colombiacheck: “Primero es importante aclarar que el nuevo coronavirus al entrar al cuerpo humano, ingresa a las células para poder replicarse allí. Por lo tanto nada que se aplique de forma externa mataría al virus, que ya después de infectar se encuentra dentro de las células.  Lo que sí haría cualquier sustancia que se aplique de forma externa sería causar daño local”. 

Molano explicó además que los senos paranasales son cavidades que se encuentran por detrás y al lado de la nariz, y que acceder a ellos con un líquido o un vapor de agua es muy difícil, pues dichas cavidades tienen sitios de drenaje pequeños y de difícil acceso, “es decir, cualquier sustancia que se aplique o inhale por la nariz no llegará a los senos paranasales de forma directa”. 

Lo que sí puede ocurrir es que exponerse a vapor de agua puede generar un alto riesgo de quemadura de la vía aérea. Además, una persona ya infectada con el coronavirus al usar este tipo de prácticas lo que puede hacer es retardar el proceso de resolución de la infección que en un alto porcentaje de las personas infectadas ocurre de forma espontánea. Es decir, “si se usan vapores o sustancias que dañen el epitelio se va a retardar la resolución de la infección”, dijo el experto..

Según una revisión publicada en la Revista Laryngoscope Investigative Otolaryngology en el mes de junio, luego de analizar 19 estudios científicos sobre la infección de las cavidades nasosinusales (nasal y senos paranasales) por el nuevo coronavirus, concluyen que el tracto nasosinusal puede ser un sitio importante de infección, mientras que la diseminación viral a partir de ahí puede ser también un mecanismo importante de transmisión. Sin embargo, como describió el doctor Molano, “esto no justificaría el uso de las aspiraciones con vapor de agua”.

Las bebidas calientes tampoco son útiles

El mensaje de WhatsApp que estamos verificando, también incentiva a la gente a consumir bebidas calientes. No obstante, ya habíamos chequeado en otras oportunidades que ni el té y el café, ni las gárgaras con sal, ni el agua caliente funcionan como cura para la COVID-19. 

La Organización Mundial de la Salud en su página web advierte sobre un tema relacionado: bañarse en agua caliente “no proporciona ninguna protección contra la COVID-19”.

Usar vapor de agua caliente no tiene evidencia científica y es peligroso

La desinformación continúa afirmando que “el vapor de agua a 50 grados centígrados desactiva o paraliza el virus, a 60 grados, este virus se debilita tanto que cualquier sistema inmunológico humano puede combatirlo. A 70 grados este virus muere por completo”.

El infectólogo Julio César Gómez Rincón, docente de la Universidad del Bosque y la Universidad Militar Nueva Granada, le aclaró a Colombiacheck: 

“Una inhalación de vapor a 50 grados centígrados, o más, generaría daños severos en el epitelio respiratorio. No es cierto que destruya el virus. Es un riesgo importante de daños a los tejidos, no se justificaría desde ningún punto de vista un escenario así”. 

Ese epitelio respiratorio es un revestimiento formado por una o varias capas de células que se encarga de producir moco, calentar el aire y atrapar partículas, entre otras múltiples y esenciales funciones, que se verían muy afectadas si se quema.

El doctor Gómez señaló, además, que este epitelio “si se quema al igual que una quemadura de piel, se daña y luego se puede infectar con más facilidad”.

Satyanarayana Mysore, jefe del departamento de neumología en Manipal Hospitals en la India, quien ha tratado casos de COVID-19 desde marzo, señaló al medio Times of India, que también desmentía esta misma cadena que alcanzó a circular hasta esas latitudes hace una par de semanas: “la inhalación de vapor durante una semana es ‘muy poco científica’”.

“Hemos visto pacientes que llegan con síntomas respiratorios no debido a Covid, sino a quemaduras de las vías respiratorias. Estos casos tienen antecedentes de inhalación de vapor. La inhalación de vapor no científica, probablemente quemará las vías respiratorias, causando problemas mucho peores que el Covid”, señaló el Dr. Mysore.

“Si el virus pudiera eliminarse con la inhalación de vapor de agua, el mundo no hubiera visto tantas muertes”, replicó también el doctor Thomas Mattew, profesor y director del Departamento de Neurología del St. Jhon’s Medical College Hospital, también en India.

Desde marzo, la agencia Reuters alertó sobre los riesgos de quemaduras para los niños que esta práctica implicaría. Citando un estudio previo publicado por la Asociación Española de Pediatras en Anales de Pediatría, donde reportaban los casos de niños quemados por el uso de esta tradicional terapia inhalatoria de vahos, sin evidencia científica, indicada para las diferentes condiciones respiratorias.  

Igualmente, en Inglaterra la famosa revista The Lancet, en mayo de este año, publicó un artículo sobre las quemaduras en niños durante la pandemia, pues en Reino Unido todos los días más de 100 niños acuden a los servicios de emergencias con quemaduras. Y desde el confinamiento, en el Birmingham Children’s Hospital, vieron un aumento de 30 veces el número de niños con quemaduras por la inhalación directa de vapor de agua caliente.  

Las quemaduras por agua caliente, otros líquidos y vapor de agua, comprenden el 35 por ciento del total de las lesiones por quemaduras admitidas también en centros de quemados en Estados Unidos, como resalta la Sociedad Americana de Quemaduras.  Así vemos, una vez más, lo peligrosa que puede llegar a ser esta práctica.

La cadena de WhatsApp, remata concluyendo que “quien se queda en casa debe tomar vapor una vez al día” y que quienes van a oficinas “deben tomar vapor 3 veces al día”. 

El estudio de la American Burn Association también advierte, entre otros puntos, que la sola exposición durante tres segundos al vapor de 60 grados centígrados, puede causar una quemadura “lo suficientemente grave para requerir una cirugía”, de modo que la exposición varias veces al día a ese vapor tendría efectos devastadores. 

Calificamos entonces como falso que el coronavirus se elimine del organismo al inhalar vapor a altas temperaturas. Las únicas armas útiles que tenemos hasta ahora para evitar una infección por SARS-CoV-2 son las recomendaciones que sí tienen evidencia científica, que no implican riesgos para la salud como y que debemos seguir aplicando: el lavado de manos, el uso de tapabocas y mantener el distanciamiento físico. 

Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple Chequeo Múltiple

Chequeo Múltiple

Jueves, 23 Abril 2020

Médico que dice que el coronavirus es una farsa mezcla argumentos cuestionables y falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

El autor del video dice, por ejemplo, que el VIH es un engaño y que las vacunas cambian el ADN.

‘La farsa del coronavirus’ y ‘La farsa del coronavirus 2a. Parte’ (sic). Así se titulan dos videos publicados en YouTube por el usuario Harry Brunal, a principios de marzo de 2020. En estas publicaciones él niega la existencia del virus del sida y explica, con base en un par de teorías, las razones por las que el nuevo coronavirus supuestamente responde a los intereses económicos de China y de las farmacéuticas. 

Su primer video empieza así: “hoy vamos a tratar el tema de la farsa del coronavirus. Como todos ya están enterados, esta es la noticia del día, es el tema del que todo el mundo está hablando. Y naturalmente nos olvidamos del origen todas estas teorías e ideas, que todo el mundo acepta como algo natural, como una verdad que no admite ninguna duda. (...) No cuestionamos y, a partir de ahí, se construyen edificios sobre teorías sin ningún fundamento”. 

Luego, Brunal empieza a dar ejemplos de otras pandemias y de razones por las que cree que el nuevo coronavirus “no es otra cosa que un timo”.

La primera parte del video ha sido vista más de 300.000 veces en Youtube. La segunda, más de un millón de veces. Además, curiosamente sus declaraciones se han replicado en medios de comunicación deportivos. Por ejemplo, Futbolred publicó, el 12 de abril de 2020, un artículo titulado ‘Médico de Montería afirma que el coronavirus es una mentira’. Por su parte, Bolavip escribió el 13 de abril: ‘De otro planeta: médico en Montería dice que el "Coronavirus es una mentira"’. Y Diario Deportivo tituló el 13 de abril: ‘(Video) Médico afirma que coronavirus no es un enfermedad sino el inicio de una guerra’.

Teniendo en cuenta que los anteriores medios se refirieron al autor del video como médico, lo primero que hicimos fue averiguar si Brunal efectivamente tiene título profesional. No logramos establecer si tiene tarjeta profesional para ejercer en Colombia porque, debido a la cuarentena, los funcionarios de la Federación Médica Colombiana no pudieron acceder a la información, que manejan físicamente. 

Lo que sí averiguamos es que tiene el título profesional. Hicimos una búsqueda en Facebook y encontramos que en su perfil publica que se graduó como médico cirujano en la Unidad Xochimilco de la Universidad Autónoma Metropolitana, en México. Entonces buscamos su nombre completo en el Registro Nacional de Profesionistas de México, donde aparecen todas las cédulas profesionales emitidas en ese país. El resultado que arrojó el portal: el autor del video se graduó en 1987 de la Licenciatura como Médico Cirujano de la Universidad Autónoma Metropolitana.  

Además de esto, chequeamos varios de sus argumentos. No lo hicimos con todos porque algunos resultaban intrincados, y poco hilados y desarrollados. Pero los siguientes son los de mayor peso. 

El sida es un engaño

Falso

Brunal dice, “ya nos pasó con el tema del sida, del famoso VIH (...) Muchos dirán que el virus fue descubierto, que fue demostrado que existía. Pues no, eso no es cierto”. Pero, como explica Jorge Cortés, médico internista, infectólogo y profesor de la Universidad Nacional de Colombia, “existe suficiente información científica para demostrar que el virus sí existe, que causa daño, que es la causa del sida, que los antivirales para el sida funcionan y han cambiado el hecho de la gente se muera a que sea una enfermedad crónica, aunque aún no exista la cura”. 

De hecho, el virólogo Luc Montagnier y la bioquímica Françoise Barré-Sinoussi recibieron el premio Nobel de Medicina en 2008 por el descubrimiento del VIH. Además, según datos del Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/sida, 37,9 millones de personas vivían con VIH en todo el mundo para el momento del cierre de las estadísticas de 2018. 

 

Atribuimos la causa de nuestro problemas a los microbios debido a la teoría de la etiología específica de 1870

Cuestionable

En medicina, la etiología se refiere al estudio de las causas de las enfermedades. Y aunque la teoría de la etiología específica existe, hace mucho tiempo fue desvirtuada. Como explica el doctor Cortés, “es una discusión que tenía la ciencia hace casi 140 años sobre si los gérmenes eran o no eran responsables de algunas de las enfermedades más frecuentes en esa época como el cólera o la tuberculosis. Robert Koch demostró y propuso una serie de requisitos para demostrar que un bicho produce una enfermedad. Pero eso ha evolucionado mucho desde entonces. La ciencia misma se ha encargado de dar los elementos para que en nuestra práctica digamos si una enfermedad es producida por un microorganismo o no. Es una discusión muy vieja”. 

 

Detrás del manejo del H1N1 hubo manejos oscuros

Verdadero pero...

Una investigación del British Medical Journal, la revista de la Asociación Médica Británica, denunció en 2010 que “científicos clave que asesoraron a la Organización Mundial de la Salud (OMS) en la pandemia de influenza [H1N1] había realizado un trabajo remunerado para las empresas farmacéuticas que se beneficiarían de la orientación que estaban preparando”, específicamente a las empresas Roche y Glaxo, que fabricaban los fármacos antivirales. 

Esta información fue replicada en un artículo de El País, en España, que además resumió las críticas del Consejo Europeo al manejo de la información por parte de la OMS sobre los integrantes del consejo de emergencia de la pandemia. 

Pero, como aparece en la misma investigación de Gran Bretaña: “la OMS nunca ha revelado públicamente estos conflictos de intereses, y ha rechazado las investigaciones sobre su manejo de la pandemia de A / H1N1 como "teorías de conspiración"”.

 

Hubo muertos en China e Italia, pero esto no quiere decir que el virus se va a expandir al resto del mundo

Falso

El tiempo demostró lo contrario. Para el momento del cierre de este artículo, el mapa del Centro de Recursos del Coronavirus de la Universidad Johns Hopkins registraba 2’620.579 casos confirmados en 185 países.

 

El gel antibacterial no sirve para nada porque el coronavirus es un virus

Falso

Como explicamos en un chequeo de FactCheck.org que republicamos en español, “El gel antibacterial sí ayuda a combatir el coronavirus Covid-19 (pero el jabón es mejor)”. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados lo recomiendan cuando no se puede acceder a agua y jabón. Además, la OMS dice que los desinfectantes a base de alcohol matan los virus que pueden estar en la manos. 

 

Las vacunas alteran el ADN

Falso

Las vacunas que actualmente se comercializan no funcionan de ese modo. Como se explica en la página de la Oficina Regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud, “las vacunas proporcionan al sistema inmunitario copias inofensivas de un antígeno: una porción de la superficie de una bacteria o virus que el sistema inmunitario reconoce como extraño. (...) Una vacuna también puede proporcionar una versión inactiva de una toxina, un veneno producido por una bacteria, para que el cuerpo pueda idear una defensa contra ella”. Es decir, entrenan al sistema inmune. 

Además, como explicamos en otro chequeo, aunque es cierto que se están probando vacunas genéticas para varias enfermedades, “estas aún no están listas para ser usadas y faltan estudios para conocer qué efectos podrían tener [en el ADN]”.

Por otra parte, Colombiacheck encontró que Brunal cita a fuentes poco confiables como la revista Discovery DSalud, que no está indexada y mezcla temas de salud, política y economía.

Finalmente le pedimos a María Isabel Gutiérrez, médica cirujana y maestra en epidemiología y bioestadística de la Universidad de McGill que revisara los videos. Y nos dijo: “por mucho es cierto el 10 por ciento de lo que dice. Claro que en el tratamiento de las enfermedades se han denunciado ciertos conflictos de intereses en las empresas farmacéuticas y hay denuncias sobre el H1N1. Pero en los videos se usan argumentos políticos para negar avances científicos que están descritos en la literatura”.