Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Abril 2020

No, el dióxido de cloro no cura el coronavirus (Covid-19) 

Por Ana María Saavedra

En redes sociales se han compartido videos y mensajes que hablan del dióxido de cloro y del "Suplemento Mineral Milagroso" como remedios para curar el coronavirus. Tenga cuidado, esto es falso y tomar estas sustancias es un riesgo para su salud.

Entre las publicaciones que se volvieron virales aparecen un audio y varios videos de supuestos expertos que hablan de estas curas contra el Covid-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2. 

En el audio, un supuesto licenciado en biología molecular llamado Isidro Fuentes García explica que la solución al coronavirus está en utilizar dióxido de cloro disuelto en agua.  

Según Fuentes García, supuestamente el dióxido de cloro tiene una “capacidad desinfectante de alto espectro”, está “patentado y homologado”, es “apto para uso médico en todos los hospitales” y está demostrado “su poder bactericida y viricida (incluyendo el coronavirus), ya que fulmina todos los patógenos sin distinguir si los microbios son virus, bacterias u hongos”. 

El otro supuesto experto, que ha sido entrevistado en canales de YouTube, es Andreas Ludwig Kalcher, quien asegura ser investigador. Ludwig dice que la solución contra el coronavirus es el dióxido de cloro o CDS, un producto que, según él, proviene del “MMS o clorito de sodio”.

El MMS es un producto llamado Solución Mineral Milagrosa o Suplemento Mineral Milagroso, que en realidad es clorito de sodio en agua. En cuanto al dióxido de cloro, es una solución al 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada.

Sin embargo, tenga cuidado porque las informaciones difundidas por los supuestos expertos son falsas, como ya lo han explicado nuestros colegas de Animal Político, de México; y Newtral y Maldito Bulo, de España, aliados del #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

La información de estos supuestos medicamentos que curan el Covid-19 no solo han rotado en Colombia sino en otros países de América Latina y en España.

Pero este supuesto medicamento milagroso, que ahora se vende como un remedio contra el coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad Covid-19, ha sido promocionado desde el 2010 como cura de muchas otras enfermedades, incluyendo el cáncer.

Incluso, en una nota informativa, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emitió una alerta contra su comercialización.

“Esta Agencia ha tenido conocimiento mediante una denuncia, así como a través de información remitida por las autoridades sanitarias de Canadá, de la comercialización a través de Internet de un producto denominado MMS (Miracle Mineral Solution), que consiste en una solución de clorito sódico”, explicaba la nota. 

En Estados Unidos, la agencia encargada del control de los medicamentos y alimentos, la FDA (Foods and Drugs Administration), también emitió un comunicado alertando sobre los riesgos para la salud de esta solución milagrosa.

“Estos productos se conocen con diversos nombres, como solución mineral milagrosa o maestra, suplemento mineral milagroso, MMS (siglas en inglés), protocolo de dióxido de cloro (CD, por sus siglas en inglés) y solución de purificación de agua (WPS, por sus siglas en inglés). Al mezclarse de acuerdo con las instrucciones del empaque, se convierten en una fuerte sustancia química que se usa como blanqueador”, indica el comunicado.

La FDA explica que quienes consumen esa sustancia, en realidad están tomando lejía. “Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes, además de tener otros usos industriales. No están hechos para que los ingieran las personas”, señala la agencia.

Jorge Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, ACIN, ratificó que no existe una cura para el Covid-19.  Además, señaló que consumir este dióxido de cloro causa “quemaduras en la mucosa oral y gastrointestinal”.

En Colombia, al igual que en otros países, este supuesto medicamento está prohibido. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, lanzó una alerta sanitaria, en julio de 2018, contra esa sustancia, que no cuenta con los permisos de comercialización.

“El producto en cuestión se promociona como una solución de clorito de sodio al 80% para tratamiento de varias enfermedades tales como ‘alergias’, ¡alzheimer’ (sic), ‘cáncer’ y ‘problemas de peso’, entre otras. El consumo directo de clorito de sodio, en solución acuosa, puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicación”, dice el documento.

Así que cuidado, no compre ni consuma la solución mineral milagrosa (MMS) o productos similares, estos no lo curarán del Coronavirus (Covid-19); por el contrario, sí lo pueden enfermar.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 03 Julio 2020

Audio en el que se dice que clínicas y hospitales buscan pacientes con asma para enfermarlos de COVID-19 se basa en datos falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

El Ministerio de Salud ordenó dar los tratamientos, medicinas y controles a población en riesgo a través de telemedicina y atención domiciliaria. La consulta externa presencial está restringida, a excepción de ciertos casos.

Hace varias semanas, circula ampliamente un audio, a través de WhatsApp, que alerta a los ciudadanos sobre la supuesta búsqueda que están haciendo clínicas y hospitales de pacientes con asma para infectarlos con COVID-19. Esta enfermedad respiratoria es una de las patologías previas que pueden agravar los efectos del nuevo coronavirus. 

“Queridos primos, querida familia, tíos, tía, este audio es largo, pero es verídico. (...) A mi mamá, justo no hace ni una hora, la llamaron a las 5:20, acabaron de llamarla de la clínica también a ver cómo estaba ella de los pulmones, de los bronquios, que porque era paciente asmática.(...) Que no, que por favor saque una cita, que para control (...)”, dice al inicio del audio una mujer que no se identifica. 

Luego afirma: “entonces, están buscando a todos los pacientes que han tenido problemas de asma. (...) Los están matando cínicamente por esos 30 millones que dan por cada paciente covid”. Y al final del audio la mujer recomienda evitar asistir a los hospitales y clínicas porque, según ella, “esto es parte del plan de reducción de la población mundial”.

En Colombiacheck revisamos sus afirmaciones y encontramos que se basan en información falsa. 

Por una parte, durante las etapa de contención y mitigación de la pandemia en Colombia [la etapa de contención se empezó el seis de marzo y la de mitigación se inició el 31 de marzo y no se sabe cuando terminará, pues eso depende del comportamiento de la curva del virus] no es posible solicitar citas médicas de consulta externa presenciales, como la de control para el asma que supuestamente le ofrecieron a la madre de la mujer que grabó el audio viral. 

El 31 de marzo, el Ministerio de Salud y Protección Social, a través de la Resolución 536 de 2020, adoptó un plan de acción para la prestación de servicios de salud durante las etapas de contención y mitigación de la pandemia, que deben cumplir obligatoriamente todos los integrantes del Sistema General de Seguridad Social. 

El objetivo: aumentar la disponibilidad de profesionales de la salud, de consultorios, insumos, descongestionar los servicios de salud y minimizar la exposición al virus. 

Dicho plan ordena “la restricción de la consulta externa en modalidad intramural [presencial en la institución prestadora de salud] para los procedimientos de promoción y prevención y otros servicios ambulatorios [que no requieren que el paciente pase la noche en la institución] de acuerdo al perfil de salud y riesgo de la población”. 

Este plan restringió los procedimientos de “valoración integral, detección temprana, protección y educación”. Solo hay contadas excepciones: la vacunación, la atención para el cuidado prenatal de alto riesgo, el control posparto y del recién nacido, el suministro de métodos anticonceptivos y la interrupción voluntaria del embarazo. Es decir, dentro de las excepciones no está el asma. 

Así mismo, el 28 de marzo, el Ministerio de Salud ordenó el procedimiento para la atención ambulatoria a pacientes de población en aislamiento preventivo obligatorio con énfasis en población mayor de 70 años o condiciones crónicas. Este contempla la atención domiciliaria, el envío de medicamentos a domicilio, y la telemedicina para este tipo de población. 

Hay que aclarar que, aunque el 8 de mayo el Ministerio de Salud presentó los lineamientos para la restauración gradual de la prestación de algunos servicios de salud [como el servicio odontológico no urgente, la cirugía ambulatoria, los procedimientos no urgentes y la consulta externa intramural] la apertura de estos servicios está supeditada al comportamiento del virus y a una orden de la autoridad nacional, que aún no se ha dado. 

Aún así en los lineamientos se aclara que “la atención de los grupos prioritarios y con mayor riesgo (como los adultos mayores y las personas con enfermedades previas) se continuará prestando en los términos de la Resolución 521 de 2020”. Es decir con apoyo domiciliario y telemedicina. 

Por otra parte, no es cierto que se esté pagando una cifra [en este caso, 30 millones de pesos] por los pacientes con COVID-19. 

Como lo explicamos en otro chequeo, de acuerdo con la Asociación Colombiana de hospitales y Clínicas, “no se puede aplicar una tarifa estandarizada por la atención a pacientes porque cada uno de ellos recibe servicios médicos diferentes de acuerdo al tratamiento que requiere. El cobro por los servicios médicos que se brinden se está haciendo a través de las EPS (con dinero de los cotizantes y de la Unidad de Pago por Capitación, UPC, que es el valor anual que el Estado reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de seguridad social para cubrir el Plan Obligatorio de Salud). 

Además, como también explicamos en otra verificación, “aunque el 12 de abril el Gobierno Nacional ordenó, la creación de unas canastas [pagos máximo por ciertos servicios que se le prestan a los pacientes con COVID-19] para las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), esto aún está en proceso de reglamentación y, por lo tanto, no se ha empezado a aplicar [de forma generalizada]”.

También aclaramos que el 18 de junio esta cartera reglamentó el valor de referencia del pago para los servicios UCI y de Unidades de Cuidados Intermedios, (UCIM) [en el que se contempla un valor de reconocimiento de un poco más de 30 millones para la atención en UCI de adultos]. Pero esto aplica solo para el caso específico en que no haya convenio entre la IPS que atiende al paciente y su EPS

Tabla canastas Covid-19

En palabras de María Andrea Godoy, viceministra de Protección Social,  “las EPS deben pagar a las IPS por servicios UCI para la atención de pacientes con COVID-19 en los eventos en que en no exista acuerdo entre la EPS a la que está afiliado el usuario y el hospital o IPS privada que brinda estos servicios”. 

Además, hay que resaltar que el audio empezó a circular en WhatsApp mucho antes de la aprobación de estos valores. 

Otra de las evidencias de la falsedad del audio que está circulando [y que explicamos en un video sobre recomendaciones para no caer en cadenas falsas de WhatsApp] es que usa un lenguaje familiar para generar cercanía, pero que no permite identificar a la persona que lo grabó, ni a la fuente de donde supuestamente se obtuvo la información. 

Entonces, calificamos como falso el audio que asegura que las clínicas y hospitales buscan pacientes asmáticos (o que ya hayan tenido asma) para enfermarlos de COVID-19 para cobrar los 30 millones de pesos que se pagan por enfermo.