Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Abril 2020

No, el dióxido de cloro no cura el coronavirus (Covid-19) 

Por Ana María Saavedra

En redes sociales se han compartido videos y mensajes que hablan del dióxido de cloro y del "Suplemento Mineral Milagroso" como remedios para curar el coronavirus. Tenga cuidado, esto es falso y tomar estas sustancias es un riesgo para su salud.

Entre las publicaciones que se volvieron virales aparecen un audio y varios videos de supuestos expertos que hablan de estas curas contra el Covid-19, la enfermedad causada por el SARS-CoV-2. 

En el audio, un supuesto licenciado en biología molecular llamado Isidro Fuentes García explica que la solución al coronavirus está en utilizar dióxido de cloro disuelto en agua.  

Según Fuentes García, supuestamente el dióxido de cloro tiene una “capacidad desinfectante de alto espectro”, está “patentado y homologado”, es “apto para uso médico en todos los hospitales” y está demostrado “su poder bactericida y viricida (incluyendo el coronavirus), ya que fulmina todos los patógenos sin distinguir si los microbios son virus, bacterias u hongos”. 

El otro supuesto experto, que ha sido entrevistado en canales de YouTube, es Andreas Ludwig Kalcher, quien asegura ser investigador. Ludwig dice que la solución contra el coronavirus es el dióxido de cloro o CDS, un producto que, según él, proviene del “MMS o clorito de sodio”.

El MMS es un producto llamado Solución Mineral Milagrosa o Suplemento Mineral Milagroso, que en realidad es clorito de sodio en agua. En cuanto al dióxido de cloro, es una solución al 28 por ciento de clorito de sodio en agua destilada.

Sin embargo, tenga cuidado porque las informaciones difundidas por los supuestos expertos son falsas, como ya lo han explicado nuestros colegas de Animal Político, de México; y Newtral y Maldito Bulo, de España, aliados del #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

La información de estos supuestos medicamentos que curan el Covid-19 no solo han rotado en Colombia sino en otros países de América Latina y en España.

Pero este supuesto medicamento milagroso, que ahora se vende como un remedio contra el coronavirus SARS-CoV-2, que causa la enfermedad Covid-19, ha sido promocionado desde el 2010 como cura de muchas otras enfermedades, incluyendo el cáncer.

Incluso, en una nota informativa, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios (AEMPS) emitió una alerta contra su comercialización.

“Esta Agencia ha tenido conocimiento mediante una denuncia, así como a través de información remitida por las autoridades sanitarias de Canadá, de la comercialización a través de Internet de un producto denominado MMS (Miracle Mineral Solution), que consiste en una solución de clorito sódico”, explicaba la nota. 

En Estados Unidos, la agencia encargada del control de los medicamentos y alimentos, la FDA (Foods and Drugs Administration), también emitió un comunicado alertando sobre los riesgos para la salud de esta solución milagrosa.

“Estos productos se conocen con diversos nombres, como solución mineral milagrosa o maestra, suplemento mineral milagroso, MMS (siglas en inglés), protocolo de dióxido de cloro (CD, por sus siglas en inglés) y solución de purificación de agua (WPS, por sus siglas en inglés). Al mezclarse de acuerdo con las instrucciones del empaque, se convierten en una fuerte sustancia química que se usa como blanqueador”, indica el comunicado.

La FDA explica que quienes consumen esa sustancia, en realidad están tomando lejía. “Tanto el clorito de sodio como el dióxido de cloro son los ingredientes activos de ciertos desinfectantes, además de tener otros usos industriales. No están hechos para que los ingieran las personas”, señala la agencia.

Jorge Oñate, presidente de la Asociación Colombiana de Infectología, ACIN, ratificó que no existe una cura para el Covid-19.  Además, señaló que consumir este dióxido de cloro causa “quemaduras en la mucosa oral y gastrointestinal”.

En Colombia, al igual que en otros países, este supuesto medicamento está prohibido. El Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, lanzó una alerta sanitaria, en julio de 2018, contra esa sustancia, que no cuenta con los permisos de comercialización.

“El producto en cuestión se promociona como una solución de clorito de sodio al 80% para tratamiento de varias enfermedades tales como ‘alergias’, ¡alzheimer’ (sic), ‘cáncer’ y ‘problemas de peso’, entre otras. El consumo directo de clorito de sodio, en solución acuosa, puede producir dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicación”, dice el documento.

Así que cuidado, no compre ni consuma la solución mineral milagrosa (MMS) o productos similares, estos no lo curarán del Coronavirus (Covid-19); por el contrario, sí lo pueden enfermar.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 16 Junio 2020

Dos recetas caseras de desinfectante en atomizador que no inactivan al coronavirus

Por Laura Rodríguez Salamanca

Ambas se difunden como alternativas efectivas a los productos comerciales. Pero, con ayuda de algunos profesionales, encontramos varios reparos en cada una de ellas.

El desabastecimiento de productos desinfectantes en medio de la pandemia por el nuevo coronavirus COVID-19 y las preferencias de algunos consumidores por productos “naturales” han generado que se difundan, a través de cadenas de mensajería privada y redes sociales, varias recetas para elaborar desinfectantes caseros (tipo atomizador) que se recomiendan indistintamente para ropa, superficies y para la piel. 

Colombiacheck le pidió a varios profesionales ponerle la lupa a dos de las más populares entre los usuarios. Y encontramos que no tienen suficiente acción desinfectante para inactivar al nuevo coronavirus. 

Desinfectante a base de aceites esenciales.

FALSO

Las publicaciones que recomiendan este desinfectante casero piden mezclar algunas gotas de aceites esenciales de lavanda, limón, árbol de té y romero con agua destilada; y poner el resultado en un recipiente con rociador. 

Pero, como nos explicó Luis Chávez Duque, ingeniero químico de la Universidad de La Sabana, “lo único que se puede esperar de esa mezcla es una especie de perfume. No hay estudios científicos hasta el momento que demuestren que estos aceites esenciales por sí solos son agentes desinfectantes y menos para el caso del nuevo coronavirus, que hasta hace poco se conoce. Y el agua destilada simplemente es agua que se somete a un proceso para hacerla más pura, nada más, entonces no funciona”. 

A esto hay que sumarle que, como dice Ana Rodríguez, química farmaceútica de la Universidad Nacional de Colombia, “como todos sabemos, el agua no se debe mezclar con el aceite, entonces esa mezcla no actuaría bien. Y de hecho, el aceite esencial es un poco complicado de conseguir, entonces lo más probable es que caseramente se corra el riesgo de adquirir aceites que se comercialicen como tales, pero no lo sean. Además, usarlos sin conocimiento y con concentraciones al azar no es aconsejable”. 

Así mismo, consultamos el listado de plantas medicinales aprobadas en Colombia por el Instituto Nacional de Medicamentos y Alimentos, Invima, [que se construyó con base en monografías de la Organización Mundial de la Salud (OMS), de la Agencia Sanitaria Europea (EMA) y el Vademécum Colombiano de Plantas Medicinales] para revisar los usos aprobados de los aceites de plantas de la receta. 

Así, encontramos que al aceite esencial de lavanda se le reconoce como un “producto fitoterapéutico de uso tradicional para el alivio de los síntomas leves de estrés, el agotamiento y para conciliar el sueño”, y que al de árbol de té se le reconoce para tratamiento de pequeñas heridas superficiales, picaduras de insectos, de acné leve, alivio de la picazón e irritación en casos de pie leve de atleta, y para el tratamiento sintomático de la inflamación de la mucosa oral. También que al aceite de romero se le reconoce para el alivio de dolores musculares y articulares menores y trastornos circulatorios periféricos menores. Pero para ninguno de estos productos se hace mención en la lista a algún uso aprobado como desinfectante. 

De hecho, según Gonzalo Amézquita Cuéllar, químico farmacéutico con maestría en Ciencias y miembro del equipo de Cuestión de Dosis, un canal de YouTube sobre medicamentos, esta receta no funciona porque “la actividad virucida de la mezcla de los aceites, de haber alguna, sería muy baja por las cantidades que se recomiendan para garantizar la limpieza requerida para inactivar al virus”. 

Ramas de romero +  cáscara de naranja + cáscara de limón + un tercio de botella de vinagre blanco + alcohol + agua tibia.

FALSO

Esta mezcla tampoco funciona. En palabras de Chávez Duque, “lo único que hace esta receta es diluir al alcohol, que es el único el elemento de la mezcla aprobado por la Organización de la Salud y debe tener una concentración al menos del 70 por ciento para penetrar la membrana el virus y hacer la desinfección. Así solo se  disminuye su efectividad”.

Con esto coincide Amézquita y agrega: “el resto de los componentes no sirven. El vinagre suele parecerle corrosivo a la gente, pero no hace nada. Y las cáscaras de limón, de naranja y el romero solo producirán olores agradables porque el alcohol extraerá algunos aceites esenciales que son responsables de su aromaticidad”. 

Nuestros colegas de AFP también verificaron esta receta y la calificaron como falsa. Ellos consultaron a Alejandra Moreno, química farmaceútica de la Universidad de Antioquia, quien además les explicó que “las plantas pueden traer bacterias y sin un proceso de asepsia adecuado, esta mezcla sería peor”. 

Así, calificamos como falsas estas dos recetas caseras que se difunden en redes sociales como alternativas al alcance de los usuarios para protegerse de la COVID-19.