Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Jueves, 27 Febrero 2020

Algunos tapabocas sí protegerían de la COVID-19 a contactos de pacientes

Por Maldita Ciencia

Nueva evidencia sugiere que su uso podría prevenir la infección de quienes interactúan con personas ya enfermas. Pero su principal función todavía es evitar que los contagiados esparzan el virus.

[Actualización 9 de junio de 2020, 4:30 p.m.]

La Organización Mundial de la Salud (OMS) actualizó de nuevo sus recomendaciones sobre el uso general de tapabocas como medida para enfrentar la pandemia de COVID-19.

La nueva guía, publicada el pasado 6 de junio, implica un cambio en la calificación de este chequeo, que pasó  de ‘cuestionable’ a ‘verdadero pero…’ por la nueva evidencia que demuestra que el uso de esta prenda sí podría proteger a personas sanas. También cambiamos el título, que era “Tapabocas evita que quien lo usa contagie a otros de COVID-19” y el sumario, en el que decía que “no es para protegerse a sí mismo”. No obstante, esto depende del tipo de mascarilla y el contexto.

Según la agencia de salud de las Naciones Unidas, un análisis de los estudios observacionales que han tratado de establecer la utilidad de los tapabocas frente a la enfermedad producida por el coronavirus SARS-CoV-2 concluyó que “tanto las mascarillas quirúrgicas desechables como las reutilizables de algodón de 12 a 16 capas estuvieron asociadas a la protección de individuos sanos en las casas y entre los contactos de casos”.

Esto quiere decir que no sirve cualquier tapabocas (Colombiacheck hizo un explicador sobre las características que debe tener uno bueno) y que su efectividad como protección en personas sanas, fuera de las mascarillas especiales para el personal de salud como la N95, solo está probada para quienes interactúan de cerca con quienes ya están enfermos. En otros ambientes, las recomendaciones siguen siendo las mismas de antes, que se encuentran en el texto a continuación.

[Actualización 5 de abril de 2020, 2:00 p.m.]

En la conferencia de prensa sobre Covid-19 del pasado viernes 3 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) amplió su recomendación con respecto al uso de tapabocas. Estas nuevas indicaciones fueron acogidas luego por las autoridades colombianas.

“Hay contextos en los que puede que no sea posible hacer distanciamiento físico, en los que no todas las personas tienen a acceso a los servicios que están disponibles en otros países y puede haber situaciones en las que el uso de tapabocas puede reducir la tasa en la que esos individuos pueden infectar a otros”, explicó el director ejecutivo del Programa de Emergencias Sanitarias de la OMS, Michael Ryan.

“No es la solución ideal en este sentido, pero debería ser considerada en el contexto de una respuesta integral a esta enfermedad”, agregó el funcionario de la agencia de Naciones Unidas. Esto quiere decir que no reemplaza otras medidas, como el lavado de manos o la necesidad de que las personas enfermas sean aisladas.

Ryan insistió en que “el debate sobre el uso masivo de tapabocas en público no está construido sobre el paradigma de protegerte a ti mismo”. El sentido del uso en público es evitar que las personas enfermas contagien a otras.

Lo que pasa es que la mayoría de infectados con el virus no desarrolla síntomas, como lo contamos en un explicador. Entonces, en ciertas circunstancias, puede ser necesario ponerse tapabocas aunque uno parezca sano para reducir el riesgo de afectar a otras personas más vulnerables (adultos mayores o pacientes con hipertensión, cáncer, trasplantes, problemas cardiacos o respiratorios, entre otros). Se trata de una medida complementaria a las demás.

Ese mismo día, la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) especificó, en un comunicado, que este uso de tapabocas generalizado en público solo debería darse “en los espacios donde sea imposible mantener distancia de mínimo un metro, ideal dos metros”.

Luego, el Ministerio de Salud también procedió a cambiar sus medidas sobre el uso de tapabocas y lo volvió obligatorio en cualquier situación que imposibilite mantener la distancia recomendada, en particular el transporte público y los lugares de alta afluencia, como las plazas de mercado. Además, lo mantuvo para las personas con síntomas asociados a la enfermedad y quienes son población de alto riesgo.

El ministro Fernando Ruiz, la ACIN y la OMS también coincidieron en que los tapabocas para el público general son los de uso convencional o los caseros, no los respiradores N95. Estos deben permanecer disponibles para el personal que trabaja en la primera línea de atención del sistema de salud, para garantizar su protección por su alto nivel de exposición. Ryan indicó que esta debe ser la máxima prioridad.

La calificación de este chequeo se mantiene porque, en todo caso, el tapabocas no protege a quien lo usa sino a las personas a su alrededor y su uso generalizado en espacios públicos solo es obligatorio en circunstancias específicas de aglomeración, que deben ser evitadas de todas maneras. Pero cambiamos el título, que antes era “No es necesario usar tapabocas para protegerse del coronavirus Covid-19”, y el sumario, que decía: “Salvo que seas personal sanitario, tengas síntomas respiratorios o cuides de alguien que sospeches que tenga el virus: es mejor lavarse las manos frecuentemente”.

[Texto original]

Este artículo fue publicado originalmente por Maldita.es el 26 de febrero de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

La expansión del brote de la enfermedad del nuevo coronavirus (COVID-19) en Europa ha llevado al desabastecimiento de mascarillas [como le dicen a los tapabocas en España] en algunas farmacias. No obstante, salvo excepciones, las mascarillas no están entre las medidas de protección y prevención que recomienda el Ministerio de Sanidad.

Sí se recomienda evitar el contacto cercano con otras personas en caso de infección respiratoria, que al toser o estornudar se cubra la boca y la nariz con el codo flexionado o con un pañuelo desechable y evitar tocarse los ojos, la nariz y la boca. También se recomienda lavarse las manos frecuentemente.

Infografía coronavirus

El propio ministro de Sanidad Salvador Illa ha declarado que "no es necesario ir con mascarillas por la calle".

Lo ha explicado en rueda de prensa también Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias del Ministerio de Sanidad. 

Captura de pantalla trino Ministerio de Salud Pública

Las excepciones

El Ministerio de Sanidad recomienda a los viajeros que lleguen a España de zonas afectadas por el brote de coronavirus que tengan síntomas compatible con la infección que se queden en casa y eviten el contacto con otras personas y si no pueden evitarlo que se coloquen una mascarilla. Los pacientes con coronavirus hospitalizados que deban ser traslados lo harán con mascarilla quirúrgica. El personal sanitario que lo traslade también debe llevar guantes y mascarilla quirúrgica, según el Ministerio de Sanidad.

Al personal sanitario que entre en contacto con posibles infectados u objetos de estas personas, el Ministerio de Sanidad le recomienda usar mascarillas con una eficacia mínima de filtración equivalente a FFP2 o "preferiblemente FFP3 si hay disponibilidad".

Hay que lavarse las manos, lo dice la OMS

Por su parte, la Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja "el uso racional de las mascarillas médicas para evitar el ‎derroche innecesario de recursos valiosos y su posible uso indebido". Esto significa ‎que sólo debe utilizarse una mascarilla si se presenta síntomas respiratorios ‎‎(tos o estornudos), si sospecha que tiene infección por el coronavirus ‎con síntomas leves o si está cuidando de alguien de quien se sospeche ‎que está infectado.

Sin embargo, el uso de una ‎mascarilla no garantiza por sí solo que no se contraigan infecciones y ‎debe combinarse con otras medidas de prevención como la ‎higiene respiratoria y de las manos y evitar el contacto cercano (debe guardarse por lo menos un metro de distancia con las demás ‎personas). ‎

La OMS explica cuándo usar la máscara:

  • Si estás cuidando de una persona con una posible infección del nuevo coronavirus.
  • Si estás tosiendo o estornudando.
  • Las máscaras son sólo efectivas cuando se usan junto con el lavado frecuente de manos con desinfectantes con base de alcohol o jabón y agua.
  • Si llevas una máscara tienes que saber cómo usarla y cómo deshacerte de ella.

 

Infografía OMS

¿Cómo ponerse y usar una mascarilla?

Las manos deben haber sido limpiadas con jabón y agua o desinfectante con base de alcohol antes de ponerse la máscara. Se debe cubrir la boca y la nariz asegurándose de que no dejar espacios entre la cara y la máscara. Una vez puesta, se debe evitar tocar la máscara. Si lo haces, debes limpiarte la manos con jabón y agua o desinfectante. La máscara debe ser sustituida en cuanto esté húmeda y no se deben reutilizar las mascarillas de un sólo uso.

Para quitarse la máscara, se debe hacerlo desde atrás, sin tocar la parte frontal de la máscara, tirarle inmediatamente en una cubo de basura cerrado y lavarse las manos, explica la OMS.

 

Especial mentiras y verdades del coronavirus

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 07 Febrero 2020

Coronavirus de Wuhan no tiene relación con coronavirus canino

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

El coronavirus existe para casi todas las especies de animales, pero el virus que le da a los perros no es el mismo en gatos ni en humanos.

Una publicación que ha sido compartida cientos de veces en Facebook afirma que “el coronavirus ya ha existido, incluso en animales domésticos, también ha habido la vacuna para contrarrestar este virus”. La imagen que acompaña el texto es una foto de un empaque de la “Vacuna contra coronavirus-parvovirus canino”.

Captura de pantalla de la página de Facebook que difunde la desinformación

Según el autor de la publicación, “el negocio de las transnacionales farmacéuticas, controlado por los dueños del mundo, junto con la corrupta prensa mercantil” han dado vida al coronavirus de Wuhan que tiene en alerta al mundo actualmente.

Pero lo que afirma la publicación es una desinformación que utiliza datos parcialmente ciertos para sugerir una falsa conspiración.

“El coronavirus ya ha existido”

Como explicó Maldita Ciencia, en el artículo que reproducimos en Colombiacheck, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el coronavirus es una gran familia de virus que causa enfermedades que van desde el resfriado común hasta enfermedades más graves como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV). En el caso actual, se trata de una nueva cepa nunca identificada en humanos (2019-nCoV).

En ese sentido, es cierto lo que dice el texto de la publicación de Facebook al inicio: el coronavirus ya ha existido. 

Asimismo, también es cierto que incluso lo hayan tenido animales domésticos pues, de acuerdo con Giovanni Vargas, docente del departamento de salud animal de la Universidad Nacional de Colombia, el coronavirus es ‘especie específico’; es decir que hay un coronavirus para cada especie de animales. Hay un coronavirus para perros, uno para gatos, uno para cerdos, uno para murciélagos.

Esta característica no es exclusiva del coronavirus, pues también existe una gran familia del virus de la gripa y hay un tipo para cada especie con características moleculares particulares para cada una.

Y la relación entre la especie y el virus es totalmente distinta en cada caso, “es decir que si se le inyectara a un perro coronavirus de gato, no le va a pasar nada”, explica el docente. Lo mismo aplica para los humanos; el coronavirus de los perros no puede afectarnos.

Sobre este respecto, según explica el Centro de control y prevención de enfermedades (Center for Disease Control and Prevention, CDC), al principio muchos de los pacientes en el brote de Wuhan, China, habían tenido algún vínculo con un mercado de animales, lo que sugeriría la propagación del virus de animal a persona. Sin embargo, un número creciente de pacientes no han estado expuestos a los mercados de animales, lo que indicaría que se está produciendo es un propagación de persona a persona. 

En cualquier caso, es difícil comprobar la cadena epidemiológica para determinar cómo se dio el contagio, casi imposible, según Vargas. Lo que se sabe hasta el momento es que el 2019-nCoV es una mutación de un coronavirus que pudo desarrollarse en los seres humanos. “Y cuando un virus tiene una mutación puede llegar adquirir propiedades que le permiten ser más agresivo, deja de ser el inicial y pasa a ser el nuevo virus”, indica Vargas.

Volviendo a la familia del coronavirus, los síntomas que tiene el virus en cada especie son distintos. En perros es como una gastroenteritis leve o moderada, que causa diarrea pero no requiere manejo médico en algunos casos, en otros requiere un soporte de líquidos y protectores gastrointestinales. En los gatos causa peritonitis infecciosa, se caracteriza por acumulación de líquido en la cavidad abdominal y puede causar la muerte del animal en pocos días.

En el 2019-nCoV los signos de infección implican síntomas respiratorios, fiebre, tos, falta de aliento y dificultades respiratorias, según la OMS. De modo que es falso lo que dice la publicación de que los síntomas que tienen los caninos “son similares a los que sufren actualmente los humanos”.

La vacuna

Ahora bien, también es verdadera la imagen que acompaña al post; sí existe una vacuna contra el coronavirus canino y la foto que comparte corresponde al laboratorio Zoetis

Desde hace muchos años se aplica esta vacuna a los perros, a pesar de que en Colombia no se haya aislado este virus en caninos. De acuerdo con Vargas, “la capacidad de protección de la vacuna no es del 100 por ciento y en algunos pacientes vacunados se han observado algunos signos leves de la enfermedad, según lo reporta la literatura”. 

Además, la vacuna funciona específicamente para el coronavirus canino. Ni siquiera se utiliza en gatos que también sufren coronavirus, aún cuando para estos animales la enfermedad sí es mortal. Es más, no hay aún una vacuna para el coronavirus felino.

De acuerdo con el docente de la Universidad Nacional, la limitación en la creación de vacunas para el coronavirus es la capacidad que tiene este de mutar. “Cuando muta su aspecto físico cambia. Entonces, se crea una vacuna de una estructura física que conoces, pero si cambia la estructura, la vacuna no funciona”, indica Vargas.

De modo que es desacertado sugerir que porque existe la vacuna contra el coronavirus canino, las farmacéuticas están esperando a que haya más contagiados del 2019-nCoV para vender la vacuna ya existente.

Los síntomas del coronavirus canino

En su parte final, el texto del post de Facebook se concentra en el coronavirus canino y señala que “es una enfermedad altamente contagiosa pero relativamente leve, lo que significa que el perro no tendrá otra infección intestinal al mismo tiempo”. Afirmación que es falsa de acuerdo con Giovanni Vargas porque el fenómeno de coinfección es muy común. Es decir que un perro puede presentar otras infecciones al tiempo que el coronavirus. Incluso puede tener una infección combinada de virus, bacterias y parásitos al mismo tiempo.

“Los perros que corren un alto riesgo de adquirir CVC son aquellos que se entrenan intensamente o viven en condiciones insalubres y en una gran manada”, dice la publicación. Y pues es cierto y hasta obvio, porque todo animal, incluido el ser humano, tiene mayor riesgo de contraer cualquier infección si está en hacinamiento y vive en condiciones insalubres.

Los síntomas que se presentan en perros  incluyen vómito, diarrea de color amarillo (a veces líquida), deshidratación, no siempre se presenta fiebre y no tiene ninguna afectación de tipo respiratorio.