Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 19 Agosto 2020

No hay pruebas de que vacuna de ARN ‘sobreescriba’ el ADN ni de que su aplicación cause alteraciones en la especie humana

Por Sania Salazar

No hay sustento científico ni biológico para asegurar que una vacuna de ARN causará que “en tres generaciones los humanos no puedan tener hijos” o que esos hijos no sean “humanos como los que conocemos actualmente''.

Una información que asegura que “160 médicos reunidos en Londres desaprueban vacuna anticovid porque cambiará nuestro ADN” (sic) circula en redes sociales.

La publicación asegura, además, que la vacuna es de ácido ribonucleico (ARN), que es la primera vez que se utiliza ese tipo de vacuna y que el ARN “sobreescribe nuestro ADN”. 

La publicación de redes sociales asegura que “si la vacuna que seleccionan proviene del laboratorio Moderna, que es la opción preferida por el Dr. Anthony Fauci, tendríamos una vacuna de ARN mensajero que nunca ha sido probada en animales. Además, el laboratorio Moderna nunca antes ha desarrollado vacunas y nunca ha elaborado nada para humanos en el pasado. Sin embargo, Moderna va a probar su vacuna directamente en humanos. Y si esto sucede, nuestros hijos seguramente no podrán tener hijos. Pero más allá de eso, no sabemos que podría ocurrirle a los hijos de nuestros hijos (segunda generación), pero lo que sí es seguro es que el genoma, el código genético, el ADN de la tercera generación (los hijos de nuestros hijos) no sería lo que es ahora. Es decir que ellos ya no serían humanos como nosotros ahora”.

Colombiacheck califica la información como cuestionable, pues las afirmaciones de la publicación carecen de sustento científico y no todo lo que se asegura del laboratorio que trabaja en la vacuna es cierto.

Pero Sergio Pulido, doctor en  microbiología molecular de la Universidad de Graz, Austria, e investigador asociado del Programa de estudio y control de enfermedades tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, explicó que “todas las vacunas y desarrollos que van hacia el ARN buscan tratar de simular con mayor precisión la naturaleza del virus, pero es, en general, el mismo concepto, meter un material genético, en este caso no es ADN, sino ARN, para que la célula produzca las proteínas del virus y esa producción estimule el sistema inmune para generar protección. Es el concepto general, no hay una gran diferencia entre ADN y ARN”. Pulido también precisó que hay asuntos técnicos que difieren, pero que no hay diferencias grandes.

Pulido ya le había explicado a Colombiacheck que se trabaja en vacunas genéticas hace más de 20 años y, por ahora, se han probado en animales y en humanos. No se han comercializado porque faltan pruebas para saber, precisamente, cuáles son los efectos en el ADN y por ende calificó de irresponsable asegurar que estas vacunas modificarán para bien o para mal el ADN.

Efectivamente, el laboratorio norteamericano Moderna trabaja en el desarrollo de una vacuna para COVID-19 a la que han llamado ARNm-1273, como lo informan en su página web.

“La vacuna mRNA-1273 se ha mostrado prometedora en modelos animales, y este es el primer ensayo que la examina en seres humanos”, informó Moderna el 16 de marzo pasado, cuando anunció el inicio del ensayo clínico fase uno en humanos.

Como ya lo había explicado Colombiacheck, el desarrollo de medicamentos o vacunas tiene diferentes fases, entre ellos los ensayos preclínicos en la que se deben hacer pruebas en animales antes de pasar a la fase clínica, que es en la que se hacen las pruebas en humanos. En el explicador titulado “¿Cómo se producen los medicamentos?”, tres investigadores coincidieron en que saltarse cualquiera de esas fases es un problema esencialmente ético porque no se sabe cómo va a afectar la sustancia resultante al paciente.

Además, hay que tener en cuenta que hay entes reguladores de estos procesos, en este caso la FDA, la Administradora de medicamentos y alimentos, agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos.

Según la información de la página web de Moderna, el proceso más avanzado que tienen en vacunas es el de SARS-CoV-2, pero han llegado a la fase de ensayos clínicos en otros productos que no han comercializado.

Sobre la parte de la publicación que asegura que Moderna nunca ha desarrollado vacunas, Pulido dijo que eso no quiere decir que no sean capaces de hacerlo. Además explicó que Moderna se ha dedicado más a desarrollar productos y a vender esos desarrollos para que otras empresas se encarguen del resto del proceso y de su posterior comercialización.

Finalmente, Pulido explicó que aseverar que una vacuna de ARN hará que “la tercera generación, los hijos de nuestros hijos, no sean humanos” es absurdo. “Los humanos no llegamos a ser humanos en cien, trescientos o cuatrocientos años y no fue una sola mutación o no fue la modificación de una sola mutación, eso biológicamente carece de sentido porque los humanos nos demoramos millones de años de adaptación y selección natural. Esa teoría carece de argumento científico y biológico”, puntualizó.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 23 Abril 2020

No, este hombre no es científico ni creó la vacuna contra el coronavirus

Por AnimalMX

La vacuna aún no existe, y quien aparece en la foto es un actor de Rápido y Furioso.

Este artículo fue publicado originalmente por Animal Político, el 19 de abril de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de LatamChequea, una alianza de países latinoamericanos para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Todos quisiéramos que alguien encontrará ya una vacuna contra el coronavirus, pero no, aún no llega. Y mucho menos gracias a este hombre: 

Actor de Rápido y Furioso

Hace poco, circuló en redes sociales que el supuesto científico chino Lee Kum Kee creó la vacuna para el coronavirus (COVID-19). Pero en realidad, el hombre de la imagen es un actor de la saga Rápido y Furioso. Y Lee Kum Kee no es su verdadero nombre, sino una marca de alimentos chinos.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) dice que todavía no existe una vacuna ni una cura para la enfermedad Covid-19, ocasionada por el nuevo coronavirus.

Aunque es posible que para algunos sea obvio que todo esto se trata de una broma, muchas otras personas no están familiarizadas con el humor de internet y creyeron que realmente el actor Sung Kang (quien interpretó a Han Lue en “Fast & Furious”) inventó “la vacuna para el COVID-19”. 

Este tipo de publicaciones causa confusión y mucha desinformación. De hecho, varias personas llenaron los comentarios de una publicación que compartió esta desinformación con bendiciones y varias teorías de la conspiración. En Facebook, ¡ya se compartió este posteo más de 261 mil veces!

La falsa “noticia” dice que Lee Kum Kee  creó “una vacuna para curar el coronavirus (…) “pero hasta el momento ninguna de las industrias farmacéuticas del mundo le prestan atención ya que el negocio de las farmacéuticas es hacer que la pandemia avance para que miles de personas mueran y cunda el miedo en todo el mundo (…) ayudemos compartiendo su noticia que el tiene el antídoto y cura para el Coronavirus”. 

No,no,no. No existe cura para el COVID-19…todavía

Además de que Sung Kang no es doctor ni científico, y de que el nombre del supuesto autor de la hazaña es ficticio, no existe cura ni vacuna para el COVID-19.

La OMS dice que “no hay pruebas de que los medicamentos actuales pueden prevenir o curar la enfermedad”.

Pero, esta organización señala que “hay varios ensayos clínicos en curso con medicamentos occidentales y tradicionales”.  Y agrega que “se están investigando posibles vacunas y distintos tratamientos farmacológicos específicos. Hay ensayos clínicos en curso para ponerlos a prueba”. 

Entonces, aunque te aseguren que Lee Kum Kee ya encontró la cura para el coronavirus, eso no es verdad y dudamos que algún día lo haga, en primera porque es una marca de alimentos, y en segunda porque el sujeto al que le atribuyen ese nombre es un actor.