Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 19 Agosto 2020

No hay pruebas de que vacuna de ARN ‘sobreescriba’ el ADN ni de que su aplicación cause alteraciones en la especie humana

Por Sania Salazar

No hay sustento científico ni biológico para asegurar que una vacuna de ARN causará que “en tres generaciones los humanos no puedan tener hijos” o que esos hijos no sean “humanos como los que conocemos actualmente''.

Una información que asegura que “160 médicos reunidos en Londres desaprueban vacuna anticovid porque cambiará nuestro ADN” (sic) circula en redes sociales.

La publicación asegura, además, que la vacuna es de ácido ribonucleico (ARN), que es la primera vez que se utiliza ese tipo de vacuna y que el ARN “sobreescribe nuestro ADN”. 

La publicación de redes sociales asegura que “si la vacuna que seleccionan proviene del laboratorio Moderna, que es la opción preferida por el Dr. Anthony Fauci, tendríamos una vacuna de ARN mensajero que nunca ha sido probada en animales. Además, el laboratorio Moderna nunca antes ha desarrollado vacunas y nunca ha elaborado nada para humanos en el pasado. Sin embargo, Moderna va a probar su vacuna directamente en humanos. Y si esto sucede, nuestros hijos seguramente no podrán tener hijos. Pero más allá de eso, no sabemos que podría ocurrirle a los hijos de nuestros hijos (segunda generación), pero lo que sí es seguro es que el genoma, el código genético, el ADN de la tercera generación (los hijos de nuestros hijos) no sería lo que es ahora. Es decir que ellos ya no serían humanos como nosotros ahora”.

Colombiacheck califica la información como cuestionable, pues las afirmaciones de la publicación carecen de sustento científico y no todo lo que se asegura del laboratorio que trabaja en la vacuna es cierto.

Pero Sergio Pulido, doctor en  microbiología molecular de la Universidad de Graz, Austria, e investigador asociado del Programa de estudio y control de enfermedades tropicales, Pecet, de la Universidad de Antioquia, explicó que “todas las vacunas y desarrollos que van hacia el ARN buscan tratar de simular con mayor precisión la naturaleza del virus, pero es, en general, el mismo concepto, meter un material genético, en este caso no es ADN, sino ARN, para que la célula produzca las proteínas del virus y esa producción estimule el sistema inmune para generar protección. Es el concepto general, no hay una gran diferencia entre ADN y ARN”. Pulido también precisó que hay asuntos técnicos que difieren, pero que no hay diferencias grandes.

Pulido ya le había explicado a Colombiacheck que se trabaja en vacunas genéticas hace más de 20 años y, por ahora, se han probado en animales y en humanos. No se han comercializado porque faltan pruebas para saber, precisamente, cuáles son los efectos en el ADN y por ende calificó de irresponsable asegurar que estas vacunas modificarán para bien o para mal el ADN.

Efectivamente, el laboratorio norteamericano Moderna trabaja en el desarrollo de una vacuna para COVID-19 a la que han llamado ARNm-1273, como lo informan en su página web.

“La vacuna mRNA-1273 se ha mostrado prometedora en modelos animales, y este es el primer ensayo que la examina en seres humanos”, informó Moderna el 16 de marzo pasado, cuando anunció el inicio del ensayo clínico fase uno en humanos.

Como ya lo había explicado Colombiacheck, el desarrollo de medicamentos o vacunas tiene diferentes fases, entre ellos los ensayos preclínicos en la que se deben hacer pruebas en animales antes de pasar a la fase clínica, que es en la que se hacen las pruebas en humanos. En el explicador titulado “¿Cómo se producen los medicamentos?”, tres investigadores coincidieron en que saltarse cualquiera de esas fases es un problema esencialmente ético porque no se sabe cómo va a afectar la sustancia resultante al paciente.

Además, hay que tener en cuenta que hay entes reguladores de estos procesos, en este caso la FDA, la Administradora de medicamentos y alimentos, agencia del gobierno de Estados Unidos responsable de la regulación de alimentos, medicamentos, cosméticos, aparatos médicos, productos biológicos y derivados sanguíneos.

Según la información de la página web de Moderna, el proceso más avanzado que tienen en vacunas es el de SARS-CoV-2, pero han llegado a la fase de ensayos clínicos en otros productos que no han comercializado.

Sobre la parte de la publicación que asegura que Moderna nunca ha desarrollado vacunas, Pulido dijo que eso no quiere decir que no sean capaces de hacerlo. Además explicó que Moderna se ha dedicado más a desarrollar productos y a vender esos desarrollos para que otras empresas se encarguen del resto del proceso y de su posterior comercialización.

Finalmente, Pulido explicó que aseverar que una vacuna de ARN hará que “la tercera generación, los hijos de nuestros hijos, no sean humanos” es absurdo. “Los humanos no llegamos a ser humanos en cien, trescientos o cuatrocientos años y no fue una sola mutación o no fue la modificación de una sola mutación, eso biológicamente carece de sentido porque los humanos nos demoramos millones de años de adaptación y selección natural. Esa teoría carece de argumento científico y biológico”, puntualizó.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 15 Febrero 2021

Colombia no es el último país en Sudamérica en iniciar la vacunación, como trinó Gustavo Bolívar

Por Ana María Saavedra y Laura Rodríguez Salamanca

Hay otros países que no han iniciado la inmunización. A Paraguay y Uruguay, por ejemplo, no han llegado las primeras dosis.

“Hasta Venezuela pudo. Solo faltaba eso para graduar a Duque de inepto. Colombia último país en Sur América en comenzar la vacunación (el énfasis es nuestro). Y estos días q lleguen unas miles de vacunas la prensa y los tuiteros pagos con nuestros impuestos gritarán: #GraciasDuque Como país damos lastima!”. Esto decía el trino publicado la mañana del pasado 13 de febrero por el senador Gustavo Bolívar, de la coalición Decentes. 

Y hoy, cuando el gobierno anunció la llegada de las primeras 50.000 dosis de las vacunas de Pfizer-BioNTech, su trino han empezado ha circular con más viralidad en redes sociales. Incluso ha sido replicado en Facebook

Si bien es cierto que Colombia es uno de los últimos países en la región en recibir las primeras dosis, y que las 50.000 vacunas no son suficientes para iniciar de manera firme la inmunización ni cumplir con las metas que ha presentado Duque, no es verdad que Colombia sea el último país de la región sudamericana en iniciar la inmunización. Hay otros países en situaciones similares.  

En Paraguay no hay certeza de cuándo llegará la primera dosis. A Uruguay tampoco ha llegado la primera vacuna y el gobierno dice esperar su arribo en marzo, aunque no descarta la posibilidad de que sea a finales de febrero. Y aunque el 13 de febrero llegaron a Venezuela las primeras 100.000 dosis de la Sputnik V, en el vecino país no está claro el calendario de vacunación. 

Le escribimos por WhatsApp a la jefe de prensa del senador para preguntarle por la fuente de la información, pero no nos respondió. Entonces, contrastamos los datos por nuestra cuenta. 

El periodista y experto en datos Jorge Galindo publicó ayer 14 de febrero este trino con información sobre las vacunas. 

En el listado se observa como países como Colombia, Venezuela, Uruguay y Paraguay aún no iniciaron la vacunación. 

El trino tiene un enlace a una nota de El País de España titulada “Así avanza la vacunación en América Latina”, en la que se explica que “hasta ahora, nueve países en América Latina han anunciado el inicio de sus planes de inmunización: Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Costa Rica, Ecuador, México, Panamá y Perú ofrecen datos actualizados. A ellos se les suman los Estados Unidos, que encabeza el nivel de inmunización en el continente, y Canadá”.

Esta información coincide con el visualizador de datos sobre dosis acumuladas de vacuna COVID-19 administradas por cada 100 personas (hasta el 14 de febrero de 2021) de Our World In Data, un proyecto de investigación de la Universidad de Oxford. 

Paraguay

A este país no ha llegado la primera dosis de la vacuna y no hay certeza de cuándo llegará. 

En la última rueda de prensa gubernamental sobre el tema (el 12 de febrero), el ministro de Salud de ese país, Julio Mazzoleni, anunció que llegarían 1 millón de dosis de la vacuna Sputnik V, que mediante el sistema COVAX se obtendrían 4’300.000 vacunas y que se adelantan negociaciones para conseguir más. Pero no precisó la fecha esperada para ninguna de estas opciones de compra.  

De acuerdo con un artículo publicado en la mañana del 15 de febrero en Última Hora, uno de los diarios más importantes de ese país, “en principio, las autoridades sanitarias anunciaron que desde la segunda quincena de febrero ya se contarían con las vacunas contra el Covid-19; sin embargo, a la fecha aún sigue la incertidumbre sobre la fecha de llegada y la cantidad de las dosis que se dispondrán en el país”. 

Esta situación ha generado mucha preocupación, pues se suma a las denuncias de desabastecimiento de medicamentos en los hospitales públicos. De hecho, según nos explicó Micaela Caetano, periodista del diario La Nación, en Asunción, “hay una fuerte presión ciudadana y de los medios para que ya se diga definitivamente cuando van a llegar las vacunas”. 

“Hasta el momento no contamos con fecha de la llegada de las vacunas”, respondió María Auxiliadora Martínez, encargada de prensa del Ministerio de Salud de Paraguay, al ser consultada sobre el tema por Colombiacheck. 

Venezuela

El trino de Bolívar se dio el mismo día en que llegó un lote de 100.000 dosis de vacunas Sputnik V en un avión procedente de Moscú de la aerolínea estatal venezolana Conviasa, como parte del contrato establecido entre Venezuela y Rusia por diez millones de dosis. El avión llegó al aeropuerto de Maiquetía, según el canal estatal, VTV.

En esa transmisión de Venezolana de Televisión (VTV) solo se indicó que el proceso de vacunación iniciará con el personal de salud y luego se incorporarán personas con enfermedades de base. Sin embargo, no se dio ninguna fecha.
 

Al revisar los trinos de Nicolás Maduro y las publicaciones en ese país solo encontramos que la fecha de iniciar la vacunación es a partir de abril. “Evaluando con objetividad el panorama mundial, estima para Abril de 2021 pudiéramos iniciar el proceso de vacunación segura, gratuita y de calidad, para combatir el Covid-19”, trinó Maduro en noviembre pasado.

Uruguay

El gobierno de ese país ha cerrado acuerdos con dos laboratorios y hace parte del mecanismo Covax desde octubre, pero aún no ha recibido las primeras dosis.

Así explicó la situación el presidente uruguayo, Luis Lacalle Pou, en su más reciente anuncio sobre la adquisición de vacunas, el pasado 23 de enero:

“El acuerdo con Pfizer-BioNTech y SinoVac [China] consta en el primero de los laboratorios de 2 millones de dosis y el segundo, 1’750.000 dosis. Específicamente la llegada de las vacunas de Pfizer-BioNTech deberían de ser sobre marzo. No nos amputamos la posibilidad de que sea sobre fin de febrero. Lo mismo con la vacuna de Sinovac, una vez hecho el pago correspondiente”.

Sobre las vacunas adquiridas a través del mecanismo Covax dijo: “hemos reservado 1’500.000 dosis. En teoría deberíamos estar recibiendo en el mes de marzo una suma de vacunas hasta para el 3 por ciento de la población”.

Finalmente, Lacalle explicó que su gobierno sigue negociando con tres laboratorios para conseguir más dosis. “La aspiración del gobierno es tener vacunas para 2’800.000 personas”, dijo.

Con esta información, calificamos como falso el trino del senador Bolívar. Si bien es cierto que Colombia es uno de los últimos países en Sudamérica en recibir las primeras dosis para empezar la inmunización contra el COVID-19 y las 50.000 dosis que llegaron hoy al país no son suficientes para alcanzar las metas propuestas por el gobierno, es falso que Colombia sea el último país en Sudamérica en iniciar la vacunación.