Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Octubre 2021

No, la FDA no dijo que las vacunas contra el COVID-19 matan a dos personas por cada vida salvada

Por Cindy A. Morales

La afirmación falsa no fue hecha por la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA), sino por un empresario que está en contra de las vacunas y que estaba en un evento de ese organismo.

“La FDA en su reunión virtual de ayer: “Fuimos engañados por (Pfizer) acerca de la seguridad de la vacuna… Los ataques cardíacos son 71 veces más altos que otras vacunas”, dice una publicación en Facebook compartida el pasado 21 de septiembre.

Mensajes similares también compartidos en esa red social y en Twitter han indicado que esa vacuna contra el COVID-19 “mata a dos personas por cada vida salvada”. Otros usuarios de Facebook señalaban que la afirmación la había hecho Steve Kirsch, “asesor del Comité de Vacunas Covid-19 de la FDA”.

FDA-Vacunas

Sin embargo, ni las declaraciones son de la FDA, Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos, ni Kirsch es asesor de esta entidad, al contrario, se trata de un magnate de la tecnología que se ha convertido en un difusor de desinformación, como se muestra en este artículo del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT).  

 Las publicaciones comparten una captura de pantalla de una reunión virtual en YouTube del Comité asesor de vacunas y productos biológicos relacionados (VRBPAC, por sus siglas en inglés) de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA). La imagen indica que el evento se realizó el viernes 17 de septiembre y que se inició a las 8:30 a.m.

La afirmación no la hizo el FDA

En efecto, dicho evento virtual se llevó a cabo ese 17 de septiembre como se puede ver en su página de internet y en el canal de YouTube del Comité.

Sin embargo, es falso que las afirmaciones viralizadas provengan de la Agencia de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos. En realidad, las realizó Kirsch, quien no es miembro ni trabaja para la FDA, como ese mismo organismo se lo confirmó al servicio de verificación de la agencia de noticias estadounidense Reuters - que forma parte de la red internacional de verificadores IFCN, a la que pertenece Colombiacheck-.

Kirsch participó en ese evento, como se puede ver a partir de las 4:20:15 horas del video, tras presentar una solicitud para hablar en la audiencia pública, que era una de las secciones de la actividad de la FDA y donde cualquier persona podía tener la palabra. Así quedó especificado en el comunicado de prensa de la FDA.

“Las personas interesadas pueden presentar datos, información u opiniones, oralmente o por escrito, sobre asuntos pendientes ante el comité”, indicó la agencia.

En su intervención, Kirsch se presentó a sí mismo como director ejecutivo del Fondo de Tratamiento Precoz del COVID-19 (CETF, por sus siglas en inglés), una plataforma que promueve el uso de medicamentos antivirales contra el nuevo coronavirus.

El empresario empezó su presentación diciendo que quería enfocarse en el “elefante en la habitación” del que nadie quiere hablar refiriéndose luego a que la vacuna Pfizer/BioNTech “mata a más personas de las que salva”. El magnate también afirmó que “los datos demuestran que los infartos son 71 veces más frecuentes con esa vacuna en comparación con cualquier otra”.

Kirsch cita varios documentos para sustentar su afirmación. El primero es un estudio publicado el pasado 28 de julio en medRxiv, un portal que distribuye informes preliminares sobre ciencias de la salud.

Dicho documento, que no ha sido revisado ni certificado por pares, dice que 18 participantes, de los 44.000 voluntarios que participaron de los ensayos de la vacuna de Pfizer/BioNTech, murieron durante los seis meses después de recibir la vacuna. Y que otros 16 fallecimientos se presentaron en el grupo que recibió el placebo. El estudio, sin embargo, aclara que las muertes no están vinculadas directamente con la vacuna y que ésta cumple con los requisitos para ser segura.

La vacuna COVID-19 de Pfizer es la única aprobada por la FDA en Estados Unidos. Las vacunas Moderna y Johnson & Johnson también se usan en ese país, pero bajo una autorización de uso de emergencia.

Los datos del VAERS en Estados Unidos

El magnate también cita al VAERS (Sistema de Notificación de Reacciones Adversas a las Vacunas, por sus siglas en inglés). Esta base de datos es un sistema de advertencia temprana para monitorear eventos desfavorables ocurridos después de la vacunación. Cualquier persona vacunada puede hacer una notificación.

Dicho sistema es manejado por los  Centros para el Control y  la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos y la FDA.

La página de los CDC, sin embargo aclara que “los informes de reacciones adversas enviados al VAERS después de la vacunación, incluidos los casos de muertes, no significan necesariamente que una vacuna haya causado un problema de salud”.

Y añade: “algunos informes pueden contener información incompleta, imprecisa, coincidente o no verificable (… ) La mayoría de los informes enviados al VAERS son voluntarios, lo que significa que están sujetos a parcialidades. Los datos de los informes del VAERS siempre deben interpretarse teniendo en cuenta estas limitaciones”.

Desde el 14 de diciembre, cuando empezó la vacunación contra el COVID-19 en Estados Unidos, 401 millones de dosis de vacunas se han aplicado en ese país, de acuerdo con cifras de OurWorldinData. De acuerdo con el VAERS, en ese mismo periodo “se han recibido 8.390 informes de muerte (0,0021%) entre las personas que recibieron una vacuna”, pero aclara que “una revisión de la información clínica disponible, incluidos los certificados de defunción, la autopsia y los registros médicos, no ha establecido un vínculo causal con las vacunas COVID-19”. 

Aún si todas las muertes registradas en el VAERS estuvieran relacionadas con la vacuna, la información dada por Kirsch sobre que de acuerdo con ese sistema “por cada vida salvada, dos personas mueren”, no coincide con los datos.

Sobre los paros cardíacos

El VAERS también ha recibido notificaciones sobre diversas enfermedades como Guillain-Barré, trombosis y anafilaxia, pero no hay datos sobre  ataques cardíacos. La única información relacionada con padecimientos del corazón son alertas de miocarditis y pericarditis.

De acuerdo con los CDC, al 29 de septiembre -fecha más reciente de actualización- “se han recibido 1.590 informes de miocarditis o pericarditis entre personas de 30 años o menos que recibieron la vacuna COVID-19. La mayoría de los casos se han notificado después de la vacunación con ARNm COVID-19 (Pfizer-BioNTech o Moderna)”.

De esas 1.590 alertas, se han confirmado 906 casos. Sin embargo, esa entidad advierte que “la mayoría de los pacientes con miocarditis o pericarditis que recibieron atención respondieron bien a los medicamentos, se sintieron mejor rápidamente y pudieron regresar a sus actividades diarias normales”.

Vacunas seguras

La Organización Mundial de la Salud (OMS) explica que vacunarse es una de las mejores formas para protegerse contra el COVID-19 y que todas las vacunas son seguras. “Las vacunas contra la COVID-19 protegen contra esta enfermedad porque inducen inmunidad contra el virus SARS-Cov-2 que la causa, es decir, reducen el riesgo de que este cause síntomas y tenga consecuencias para la salud”, explica el organismo sanitario.

En resumen, no es cierto que la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) dijera que las vacunas contra el COVID-19 “mataran a más personas de las que salvaban”. La afirmación falsa la hizo el magnate de la tecnología Steve Kirsch durante una audiencia pública organizada por la FDA, pero de la que no es representante.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 08 Octubre 2021

Falso, las vacunas COVID-19 no cambian el color de la sangre ni contienen grafeno

Por Gloria Correa

Una imagen con dos bolsas de sangre de diferente color es usada para señalar esto. Pero no hay evidencia que estas vacunas contengan grafeno ni que la sangre de una persona vacunada cambie de color.

En redes sociales circula una publicación en la que, una vez más, se difunde una desinformación acerca de que las vacunas contra COVID-19 contienen grafeno. En este caso usan la imagen de dos bolsas de sangre de diferente tonalidad de rojo, una más oscura que la otra, a las que les han puesto un encabezado: “Banco Sangre Cruz Roja”. Además sobre cada bolsa están escritas unas palabras, en la de rojo más claro: “de No vacunados, sin grafeno, donable” y la de color más oscuro la marcaron como “de vacunados, con grafeno, rechazada para donar”. 

etiqueta falso

La imagen ha circulado en diferentes idiomas en las últimas semanas en Facebook (1, 2, 34), Twitter (1, 2, 3, 4, 5), Reddit y en algunas páginas web (1, 2). Por lo cual, colegas verificadores de la International Fact Checking Network (IFCN),  organización de la que hacemos parte, como las agencias de noticias AP news, Reuters, AFP y USA Today ya la han verificado, explicando que es falso señalar que el color diferente de las bolsas de sangre se deba a estar o no vacunado o a que las vacunas contienen grafeno. 

En Colombiacheck, hemos verificado en chequeos previos (1, 2) que las vacunas contra COVID-19 que actualmente se están usando en la población general no contienen ni grafeno, ni óxido de grafeno en sus componentes, como han intentado señalar falsamente en otras publicaciones en redes sociales. 

Ahora le pusimos la lupa a esta publicación que también calificamos como falsa, ya que las variaciones en el color de la sangre dependen de factores individuales, como la cantidad de hemoglobina o el nivel de oxigenación. No hay evidencia científica alguna que respalde que el color de la sangre esté relacionado con estar o no vacunado contra COVID-19 ni mucho menos porque estas vacunas contengan grafeno.

La imagen no es del Banco de Sangre de la Cruz Roja

La imagen que estamos verificando tiene el encabezado Banco de Sangre de la Cruz Roja, por lo cual nos comunicamos con la directora nacional del Banco de Sangre de la Cruz Roja Colombiana, Ayda Nubia Rodriguez Gutierrez, quien a través de correo electrónico nos envió su respuesta frente a esta publicación: 

Acerca de la imagen, podemos comentar lo siguiente: Se trata de una noticia falsa y de una imagen manipulada, que no corresponde a ninguno de los bancos de sangre de la Cruz Roja Colombiana. Para las vacunas contra SARS-CoV-2/COVID-19 actualmente aprobadas en Colombia por el INVIMA, el grafeno no hace parte de sus componentes ni adyuvantes, de acuerdo con el listado de ingredientes proporcionado por los fabricantes”.

Asimismo, al realizar una búsqueda inversa en google de la imagen encontramos, aparte de varios sitios y trinos en los que se difunden la misma desinformación, que el medio turco de verificación malumatfurus.org también verificó y desmintió la misma foto con las aseveraciones del grafeno. En las publicaciones desmentidas por el medio turco incluían afirmaciones como: “No es de extrañar que la Media Luna Roja no pide sangre a las personas vacunadas. Se ve muy mal. Y nadie dice nada ". La Media Luna Roja es la organización turca equivalente a las organizaciones nacionales de Cruz Roja. 

El color en la sangre no se debe a la vacuna

En esta publicación, también señalan que la bolsa de sangre más oscura es de un vacunado y la más clara, de no vacunados. Pero el color rojo de la sangre en los humanos se debe principalmente a la presencia de la hemoglobina, que es una proteína que se encuentra en los glóbulos rojos y gracias a la cual se transporta el oxígeno a las células del cuerpo humano para que produzcan energía, explican desde el portal Medical News Today

Así, el nivel o la cantidad de oxígeno en la sangre determina el tono de rojo de esta. A medida que la sangre sale del corazón y es rica en oxígeno (sangre oxigenada), es de color rojo brillante. Cuando la sangre regresa al corazón, tiene menos oxígeno y más dióxido de carbono (sangre desoxigenada), lo que le da una tonalidad más oscura.

La sangre humana también puede adquirir otras coloraciones, como marrón o verdosa, debido a la acumulación de formas anormales de la hemoglobina o por la presencia de otras sustancias como grasas u otro tipo de proteínas, explican desde el portal educativo Owlcation en una publicación sobre esta tema. Pero dicho color no se debe a las vacunas contra COVID-19.

Además, Skyler Johnson, profesor asistente en el Departamento de Oncología Radioterápica del Instituto de Cáncer Huntsman, Facultad de Medicina de la Universidad de Utah en Estados Unidos, explicó a la agencia de noticias Reuters: "La imagen es demostrablemente falsa. No hay plausibilidad teórica o biológica para la idea de que las vacunas puedan cambiar el color de la sangre de alguien". 

Pampee Young, directora médica de servicios biomédicos de la Cruz Roja Americana concluyó al medio USA Today que: “No hay fundamento en la afirmación de que las vacunas COVID-19 cambian el color de la sangre. Ya que el tono de la sangre puede variar naturalmente debido a varios factores. Esto incluye variaciones menores en los niveles individuales de compuestos químicos transportados por el plasma o variaciones en oxígeno, hierro, lípidos y glóbulos rojos”.

Vacunas COVID-19 no contienen grafeno, ni óxido de grafeno

Ahora bien, sobre lo que intentan señalar de la presencia de grafeno en las vacunas, esta ha sido una idea muy difundida por los antivacunas en los últimos meses. 

Al revisar los componentes en las fichas técnicas de las vacunas contra COVID-19 que se están aplicando a la población general en Colombia, y están a disposición del público, en ninguna de estas --ni en la de Pfizer-BioNTech, Astrazeneca, Janssen, Sinovac o Moderna-- está el grafeno o el óxido de grafeno como componente. Por lo cual, es falso hacer tales señalamientos sobre estas vacunas.

Previamente, señalamos que el grafeno y el óxido de grafeno son materiales derivados del grafito (1, 2). Debido a sus propiedades físico-químicas como conductores de calor y electricidad, así como propiedades absorbentes, en las últimas décadas se han utilizado en múltiples áreas que van desde la ingeniería de sistemas hasta la ingeniería ambiental, incluyendo el área de la biomedicina y las vacunas. 

Desde el portal Health Desk expertos en Salud Pública de la Universidad de Harvard han resaltado que aunque en un futuro el óxido de grafeno puede llegar a ser una herramienta en la administración de vacunas para potenciar la respuesta del sistema inmune, aún se necesitan más estudios e investigaciones para determinar si es eficaz, completamente seguro y útil para aplicaciones biomédicas, incluida la administración de fármacos y/o vacunas.

Los vacunados contra COVID-19 pueden donar sangre

En la publicación que estamos verificando, también transmiten el mensaje de que la sangre de las personas vacunadas no es útil para donación.  Pero la misma directora nacional del Banco de Sangre de la Cruz Roja, Ayda Nubia Rodriguez Gutierrez, explicó a Colombiacheck sobre este tema: 

Haber recibido una vacuna contra SARS-CoV-2/COVID-19 aprobada en Colombia no impide realizar una donación de sangre. De acuerdo con el lineamiento técnico para la selección de donantes del Instituto Nacional de Salud, en su actualización de septiembre de 2021, después de recibir una vacuna contra SARS-CoV-2/COVID-19 aprobada en Colombia, se puede donar sangre después de una semana, siempre y cuando se cumplan los demás requisitos para hacerlo”.

En el mismo sentido desde el sitio web de la Cruz Roja Americana explican que quienes hayan sido vacunados contra COVID-19 pueden hacer donaciones de sangre. Incluso señalan que desde dicha institución existe una necesidad constante y continua de donaciones de sangre y plaquetas debido a la pandemia en curso, para satisfacer las necesidades en la atención de pacientes.

En Colombia, el Invima hizo aclaraciones sobre la donación de sangre en quienes hayan sido vacunados contra COVID-19 a través de un comunicado el 30 de junio de 2021. Donde enfatizan que es recomendable esperar mínimo 7 días luego de la vacunación y acudir con el carnet de vacunación al momento de la donación de sangre.

Invima comunicado donación de sangre por vacunados contra COVID19Fuente:https://www.invima.gov.co/puedo-donar-sangre-si-recibi-la-vacuna-contra-covid-19

Finalmente, desde el Instituto Distrital de Ciencia, Biotecnología e Innovación en Salud (IDCBIS) también publicaron un vídeo con aclaraciones para quienes deseen donar sangre luego de estar vacunados contra COVID-19, como se puede ver a continuación. 

Fuente:https://bogota.gov.co/mi-ciudad/salud/las-personas-vacunadas-contra-el-covid-19-pueden-donar-sangre

Concluimos que la publicación que verificamos es falsa, ya que el color de la sangre no se debe a estar o no vacunados, depende de factores como el nivel de oxigenación, cantidad de hemoglobina en la sangre, presencia o no de otras proteínas, entre otras causas, pero no de las vacunas. Además, no hay evidencia alguna de que las actuales vacunas contra COVID-19 contengan grafeno y la imagen de las bolsas de sangre que utilizan no es del Banco de Sangre de la Cruz Roja. Desde dicha institución no contraindican las donaciones de sangre de personas vacunadas contra COVID-19, por el contrario invitan a donar sangre para suplir las necesidades de los pacientes que las requieran.