Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 18 Junio 2020

No, termómetros ‘láser’ no dañan la retina

Por Adolfo Ochoa Moyano

En audios de Whatsapp y videos en Facebook aseguran que el láser de los aparatos puede afectar los ojos. Expertos en oftalmología contradicen esas versiones.

En audios de Whatsapp y en un video que rota por Facebook circula una alerta sobre los supuestos daños que pueden causar a los ojos los termómetros infrarrojos que se usan para medir la temperatura de las personas en lugares como supermercados y bancos, durante de la emergencia causada por el coronavirus. 

“No permitan que les tomen la temperatura con una pistola de termómetro láser directamente a la cara, porque si el rayo láser les toca los ojos podría provocarles un problema en la retina”, dice uno de los audios.

En otro, se asegura que el láser del termómetro “penetra hasta la retina” y eso puede causar lesiones como “pérdidas de la visión” porque “el mecanismo emite radiación en el infrarrojo medio y lejano, de entre 400 y 1100 nanómetros, (la cual) es absorbida en la superficie del ojo, puede producir quemaduras en los tejidos externos del ojo e incluso abrasión en la córnea”.

Para verificar esta información, le preguntamos al oftalmólogo y retinólogo de la Clínica Oftalmológica de Cali, Hugo Ocampo, y nos afirmó que es imposible que esas lesiones ocurran mientras se toma la temperatura. 

“Los aparatos recogen radiación, no la emiten. Lo que hace el termómetro infrarrojo es captar la temperatura corporal que produce radiación infrarroja y el sensor la mide”,  dijo Ocampo, quien también es docente de la Universidad del Valle y quien grabó un video desmintiendo estas versiones.

El retinólogo agregó que el láser rojo que es visible desde el termómetro no es el que recoge la información, sino que sirve para dirigir el aparato hacia dónde se quiere tomar la temperatura. En otras palabras, es una suerte de apuntador. 

“El láser rojo se usa es como una guía para apuntar, no quema, no emite calor. Es lo mismo que se usa en las operaciones de los ojos, lo que se hace con el láser rojo es marcar, pero el que hace el trabajo no es visible siquiera”, agregó Ocampo.

“No tiene fundamento que se diga que ese láser puede provocar cortes o abrasiones. Para hacer cortes se necesitan láser de alto poder de energía y con una longitud de onda diferente. Eso es imposible con un termómetro que mide la temperatura corporal”,  concluyó el especialista.

Sobre el funcionamiento técnico de los termómetros, encontramos distintos manuales de uso de compañías fabricantes que validan la explicación del médico Ocampo. 

En esta guía del producto, por ejemplo, explican que el aparato capta energía, no la produce.  “Un termómetro de infrarrojos mide la temperatura superficial de un objeto. La lentilla óptica del aparato capta la energía emitida, reflejada y transmitida por el objeto. Esta energía se recoge y concentra hacia un detector”, se puede leer en el manual. 

Pero aunque los termómetros de medición corporal no afectan la salud humana, existen termómetros de uso industrial empleados en agricultura y ganadería que sí podrían causar afectación.

La desinformación del supuesto daño en la retina causado por los termómetros ha circulado en otros países de América Latina, como Perú, donde nuestros colegas de Ojo Público, que hacen parte de la alianza Latam Chequea, publicaron la verificación Es Engañoso que ‘termómetro laser’ usado para detectar síntomas de COVID-19 pueda dañar la retina.

En la nota consultaron a Magali Buendía, integrante del Consejo Directivo de la Sociedad Peruana de Oftalmología, quien coincidió en que los termómetros infrarrojos de uso médico no emiten radiación láser. Además, explicó que “la confusión es porque hay ciertos termómetros infrarrojos de uso no médico, [que en realidad son] de uso industrial, y usan punteros para enfocar objetos a distancia a los que se quiere tomar la temperatura”.

Así que tras consultar con expertos y revisar información sobre los termómetros, calificamos como falsos los videos y audios que dicen que el termómetro ‘láser’ daña la retina.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Miércoles, 31 Marzo 2021

Meme tergiversa como teoría conspirativa la propuesta de exigir vacuna para conciertos en Alemania

Por José Felipe Sarmiento

La imagen combina un titular real de DW con una desinformación sobre el “nuevo orden mundial” varias veces desmentida por Colombiacheck y otras iniciativas de verificación.

Por redes sociales circula un meme con la afirmación de que “nadie podrá comprar ni vender” en letras grandes resaltadas en rojo bajo un titular en que el portal de Deutsche Welle (DW) en español informaba que en Alemania, país de origen de ese medio de comunicación, propusieron “que la vacuna contra COVID sea requisito para asistir a conciertos y otros eventos”.

Meme sobre exigencia de vacuna para conciertos, compras y ventas

La imagen viral está ilustrada con dibujos de una jeringa y del presidente de China, Xi Jinping, con un tapabocas de la bandera de su país. Las páginas Reporte Mises y Proyecto Libertario, divulgadoras de teorías conspirativas, la publicaron en Facebook con un enlace de YouTube a un vídeo que ya no está disponible.

La desinformación ha sido compartida 240 veces desde esos dos sitios. Algunos usuarios de la misma red social la reportaron como posible noticia falsa. En consecuencia, Colombiacheck la revisó y encontró que es cuestionable, ya que pone un titular real junto con una frase falsa que se relaciona con una teoría conspirativa que ya se ha desmentido en ocasiones anteriores.

La nota de DW fue publicada el 3 de febrero de 2021 con el título que aparece en la imagen. Se refiere a un comunicado de la empresa de fabricación y venta de boletería CTS Eventim, que en Alemania también fue contratada para asignar citas de vacunación contra el COVID-19, en el que la compañía sugirió restringir el acceso a conciertos y otros eventos masivos de modo que solo puedan asistir personas inmunizadas contra esa enfermedad.

Las noticias de marzo de 2021 en medios alemanes, incluyendo una de la misma cadena informativa (1, 2, 3), dan cuenta de que las autoridades nacionales todavía no han aceptado esa propuesta en concreto. No obstante, el país avanza en el desarrollo de certificados digitales para las personas con inmunidad al virus SARS-CoV-2, causante de la pandemia, por vacunación o infección previa.

Estos trabajos se enmarcan en que la Unión Europea, Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein evalúan establecer pases sanitarios para viajar por el continente, como medida para evitar que aumenten los contagios, sobre todo en las vacaciones de verano, sin afectar el turismo. Sin embargo, cada país podrá establecer por aparte otros beneficios para las personas vacunadas.

Alemania, si bien es una de las impulsoras del acuerdo, no se ha comprometido a aplicar estas restricciones en actividades específicas a diferencia de otros, como Austria y Grecia que han anunciado la exigencia del certificado para acceder a restaurantes y hoteles, respectivamente. Algunos, como Francia, han planteado más dudas frente a estas medidas.

En todo caso, ninguna de las autoridades de Europa citadas en los artículos ha hecho referencia a limitar el comercio. De hecho, una de las aclaraciones que hace DW es que el carné de vacunación no reemplazaría las identificaciones de ciudadanía.

La afirmación de que “nadie podrá comprar ni vender” no tiene relación con la noticia. En cambio, se deriva de una serie de teorías conspirativas sobre la implementación de certificados digitales para obligar a todas las personas a someterse a un supuesto “nuevo orden mundial” con un solo gobierno para todo el planeta, una sola moneda y hasta una religión unificada.

Como lo ha contado Colombiacheck en diferentes ocasiones desde que empezó la pandemia de COVID-19 (1, 2, 3), igual que otras iniciativas de verificación en Colombia y en el exterior (1, 2, 3), varias veces se ha mentido sobre el uso de los pasaportes sanitarios. Incluso han tergiversado noticias e investigaciones para asegurar que se trata de microchips inyectados.

Aunque el meme no dice esto de manera explícita, sí coincide con otras publicaciones que la misma página de Facebook ha compartido antes y que han sido desmentidas. En todo caso, la imagen viral sí es una mezcla de información que tergiversa una noticia real y, por tanto, es cuestionable.