Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Lunes, 11 Octubre 2021

Paloma Valencia atinó en cifra de niños sin clases presenciales, pero no son solo del sector público

Por José Felipe Sarmiento

En septiembre de 2021 había casi 4 millones de estudiantes que no habían vuelto a las aulas ni siquiera algunos días, pero ese dato también incluía a los de instituciones privadas, aunque son menos.

La senadora Paloma Valencia publicó un trino el 25 de septiembre de 2021 en el que afirmó que “más de 4 millones de niños del sistema público de educación no han vuelto a clases”, hecho que les atribuyó a “maniobras” sin mayores especificaciones.

Ante la gravedad del dato, puesto que ese número equivale a 4 de cada 10 estudiantes matriculados según el Ministerio de Educación, Colombiacheck decidió verificarlo. Como primer paso de la metodología de chequeo, este portal intentó comunicarse con la congresista del partido Centro Democrático para preguntarle por su fuente, pero no obtuvo ninguna respuesta.

La cifra era correcta para la fecha en la que fue publicada por Valencia, aunque incluía también la información de instituciones privadas, no solo del sector público como dijo la líder política. Por este descache, la frase resultó “verdadera pero”.

El Observatorio de Gestión Educativa de la Fundación Empresarios por la Educación (ExE) tiene un tablero de datos dedicado a la reapertura educativa y el retorno a la presencialidad en las aulas en primaria, secundaria y media. Su fuente es la Dirección de Fortalecimiento a la Gestión Territorial del Ministerio de Educación (Colombiacheck también le pidió la información directamente a esta entidad, pero no ha respondido).

El corte más reciente al momento de publicar esta nota es del 30 de septiembre de 2021, posterior al trino de la senadora. El registro indica que, entre los 9,9 millones de estudiantes matriculados en Colombia, hay 7 millones con algún grado de retorno a la asistencia de los alumnos en persona. Por tanto, faltan cerca de 3 millones por volver, incluyendo a 2,4 millones en instituciones públicas y 467.000 en las privadas.

“Los colegios adoptan unos modelos de presencialidad de acuerdo a lo que más les convenga. Cada sede decide cómo le funciona mejor”, explica el analista de datos del observatorio, Federico Yepes. Es decir que no todos están yendo todos los días, sino que hay variaciones con respecto a la intensidad y los horarios de las actividades.

Esto se da en función de los protocolos de bioseguridad definidos por el Ministerio de Salud y adoptados por el de Educación en junio de 2021. El avance depende sobre todo del progreso de la vacunación contra el COVID-19 en cada territorio, aunque también tiene en cuenta la seroprevalencia (qué porcentaje de la población ya ha tenido contacto con el SARS-CoV-2) y la capacidad local del sistema de salud.

No obstante, el reporte más reciente para el momento en el que Valencia publicó su trino era del 6 de septiembre de 2021. En ese momento, las cifras eran aún más preocupantes y efectivamente se aproximaban a los 4 millones de niños sobre los que ella escribió, como se puede consultar en el historial ubicado al final de la segunda página en el mismo tablero de ExE.

En ese momento había 5 '950.913 estudiantes con clases presenciales. O sea que sí faltaban 3 '987.501 por retornar. No eran “más de 4 millones”, pero casi. Así lo habían reportado también en medios de comunicación días antes, a raíz de un llamado de la Procuraduría para acelerar la reapertura educativa.

La mayoría de quienes aún no habían vuelto a las aulas pertenecía al sistema público, pero no todos como afirmó la congresista en Twitter. En ese sector, se contaban 3,4 millones de estudiantes sin presencialidad. Los otros 613.000 eran de colegios privados, el 15 % del total.

En consecuencia, el trino de la senadora Valencia es “verdadero pero” porque el dato de estudiantes que faltaban por volver a clases se ajusta a los datos que había disponibles en ese momento pero se equivoca al atribuir toda la cifra a las instituciones públicas. Las privadas también hacían parte del dato, aunque en una proporción mucho menor.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Miércoles, 08 Julio 2020

Usuarios que accedan a la ampliación del plazo de pago del Icetex pagarán casi el doble de los intereses, como dijo Jennifer Pedraza

Por Laura Rodríguez Salamanca

Su conclusión aplica para el caso de los créditos de mediano plazo. Pero no necesariamente para los de largo plazo. Los datos que usó provienen del mismo Icetex.

“Hoy en mesa de @ICETEX denunciamos con @ACREESCOL: intereses que pagarán usuarios que accedan al ‘plan de alivios’ terminarán siendo casi el doble de los que no. Con pandemia y desempleo juvenil de 22,8%, el Gobno pone a elegir entre pagar la cuota al @icetex o comer. @IvanDuque”. Esas palabras fueron trinadas en la tarde del 29 de mayo por Jennifer Pedraza, líder estudiantil de la Universidad Nacional y miembro de la Asociación Colombiana de Representantes Estudiantiles de Educación Superior

Pedraza ilustró la denuncia en la red social con una tabla que compara los intereses antes y después de la aplicación de los auxilios de ampliación de plazo que ofrece esta institución en medio de la emergencia sanitaria por COVID-19. 

Colombiacheck verificó sus afirmaciones y las calificó como “verdaderas, pero”. 

Primero, contactamos a la representante estudiantil para preguntarle por los argumentos en los que basó su publicación. Nos respondió que la información la obtuvo del mismo Icetex. “Ellos me enviaron un documento para tratarlo en la comisión de reforma del Icetex a la seis de la tarde del día anterior a la reunión, yo lo estudié en la noche y me di cuenta de la tabla”, dijo. 

Además Pedraza nos explicó que “el Icetex sacó dos planes. Uno es el plan de alivios, antes de la pandemia, y el otro es el plan de auxilios por el COVID-19. Ambos coinciden con un punto que es el de la ampliación del plazo. Mi trino se refiere al plan de alivios, pero ese elemento está incluido en el plan de auxilios. El problema es que esa ampliación del plazo mantiene la tasa de interés de la gente. Si tú debías pagar el crédito en cinco años con una tasa del cinco por ciento efectiva y pides la ampliación del plazo, lo que termina pasando es que como pagas el doble de tiempo, terminas pagando más intereses”.

Para verificar esta información, consultamos tanto el plan de alivios como el plan de auxilios del Icetex. El primero, fue aprobado por la Junta Directiva de la institución el 29 de enero de 2020. Y tal como la representante dijo, contempla “la posibilidad de extender el número de cuotas del plan de pagos”, pero no incluye ninguna medida que disminuya los intereses. 

Plan de alivios

Por su parte, el plan de auxilios fue creado a finales de marzo por orden de Iván Duque, quien a través del decreto 467, pidió implementar un “plan de auxilios educativos para los usuarios del Icetex” que tuvieran problemas económicos a raíz de la pandemia.

Este decreto creó cuatro tipos de auxilios, entre los que está [como Pedraza dijo] la ampliación del plazo de pago del crédito, que no tiene en cuenta ningún cambio respecto de los intereses. Aunque otro de los auxilios [el segundo en la próxima imagen] reduce los intereses al índice de precios al consumidor (IPC) este no se puede solicitar junto con la ampliación del plazo. El “Plan de Auxilios Educativos Coronavirus COVID-19 para beneficiarios (...) ICETEX (...) comprenderá el otorgamiento, a beneficiarios focalizados, de uno (1) los siguientes auxilios”, dice la norma. 

Plan de auxilios

Pero ¿qué implicaciones tiene la solicitud de ampliación del plazo sin que cambie la tasa de interés como aparece tanto en el plan de alivios como en el de auxilios? 

Supongamos que un usuario del Icetex debe 5 millones de pesos de su crédito educativo, debe pagar una tasa de interés del 5 por ciento mensual y el plazo de pago del crédito es de un año. Entonces este usuario debería pagar 416.666 pesos al mes (aproximadamente) de la deuda más 250.000 pesos de intereses mensuales. Al final del año terminaría pagando los 5 millones y 3 millones de pesos más solo en intereses

Si este usuario tuviera un crédito de mediano plazo, podría acceder, como dice el plan de auxilios, a una ampliación a dos años. Entonces debería pagar 24 cuotas mensuales de 208.333 pesos (aproximadamente) para cancelar los 5 millones que debe, pero debería sumarle los 250.000 pesos de intereses mensuales. Entonces, al final del crédito habría pagado los 5 millones que debía, más 6 millones de pesos en intereses. Es decir, pagaría el doble de los intereses. Lo que dijo Pedraza para el caso de los créditos a mediano plazo es cierto. 

Sin embargo, en caso de que el usuario (con la misma deuda, la misma tasa de interés y el mismo plazo) tuviera un crédito de largo plazo y accediera a la ampliación del tiempo de pago, se aumentaría el dinero que tendría que cancelar por intereses, pero no al doble. Esto es algo que Pedraza deja por fuera de su denuncia. 

Como el decreto dice, podría solicitar una ampliación hasta del 50 por ciento del tiempo inicial, que serían seis meses. Entonces, pasaría de pagar 3 millones de pesos en intereses (que corresponden al año) a pagar 4 millones 500 mil pesos por el mismo concepto (si paga en año y medio). Entonces para ese caso la afirmación de Pedraza es inexacta. 

Además de esto, Pedraza nos compartió el documento de donde, según ella, obtuvo la información, y encontramos que la que tabla que compartió efectivamente aparece en la página 21. El gráfico muestra cómo cambiaría la recaudación de intereses del Icetex con la implementación de la ampliación del plazo para los usuarios que cumplen las condiciones para acceder (tanto de mediano plazo, como de largo plazo). El aumento en la recaudación es evidente. 

Tabla comparativa intereses Icetex

Según lo que explicamos hasta aquí, el trino de Pedraza es verdadero, para el caso de los créditos a mediano plazo. Pero, consultamos a Juan David Arias, analista de mercado de capitales, y nos explicó que si bien es cierto lo que publicó Pedraza, hay ciertos elementos que no tuvo en cuenta para su análisis. "Es cierto que, como la ampliación del plazo no incluye un cambio de tasa, supone un incremento en los intereses. Pero el trino no tiene en cuenta que en el plan de auxilios hay otras medidas (que si bien no se pueden solicitar juntas, suponen una disminución de los intereses) sino que se refiere a todas por igual. Además, no tiene en cuenta que el valor del dinero cambia en el tiempo. Entonces aunque es cierto que para el caso de los créditos de mediano plazo se duplican los intereses, se están dando unos plazos mayores y no es lo mismo pagar 5 millones de pesos hoy que en 5 o en 10 años".

También consultamos a la oficina de prensa del Icetex para que nos dieran su opinión sobre los planes de alivios, de auxilios y las denuncias que hizo Pedraza, pero aunque esperamos varias semanas, no obtuvimos respuesta. 

Finalmente verificamos si la tasa de desempleo juvenil [de 22,8 por ciento] que presentó Pedraza era cierta. De acuerdo con cifras del DANE, la información es correcta.  

Así, calificamos como ‘verdadero, pero’ el trino con el la representante estudiantil Jennifer Pedraza denunció que los intereses que pagarán los usuarios del Icetex que accedan al “plan de alivios” terminarán siendo casi el doble.

La razón: debido a que la ampliación no incluye reducir los intereses que se deben seguir pagando, los usuarios de créditos de mediano plazo, podrían terminar pagando el doble. Y aunque los usuarios de créditos de largo plazo no pagarían el doble, sí aumentaría significativamente lo que deberían pagar. Pero su análisis no tiene en cuenta el cambio del valor del dinero en el tiempo, y este elemento de contexto es importante para analizar las cifras. 

Actualización

El 30 de julio, después de la publicación de este chequeo, el Icetex respondió nuestra solicitud de información. Juan Ávila, experto en cartera, nos explicó el funcionamiento de la tasa de interés que cobra la institución [el índice de Precios al Consumidor, IPC, del año inmediatamente anterior] generalmente para el 65% de los créditos [con uno de los auxilios el número de usuarios con esta tasa de interés se ha incrementado al 72% por ciento de los créditos]. También que el resto de los usuarios paga el IPC más cuatro puntos o el IPC más 9 puntos, cuando no tienen créditos en mora; caso en el cual pagarían hasta el IPC más 12 puntos. 

Con respecto al incremento de los intereses totales que terminan pagando los usuarios que accedieron o accedan a la ampliación del plazo de pago del crédito, nos contó que algunos usuarios han pensado que esto se debe a un aumento de la tasa por parte del Icetex. Pero que realmente es resultado de la ampliación del plazo en el que se cancela el capital. Eso ya lo habíamos establecido inicialmente en el chequeo. 

“La medida que sacó el Icetex no fue pensando en hacer una recuperación de intereses un poco más grande en el tiempo. Simplemente se piensa es para aliviar transitoriamente el flujo de caja del estudiante. ¿Qué se causarían más intereses al terminar todo el periodo de pagos si el estudiante mantiene la ampliación de cuotas que solicitó? Sí, porque es una consecuencia de ampliar el plazo por lo que el valor mensual que se va a descontar de capital es menor”, dijo. 

Pero también aclaró que el hecho de que se disminuya el capital que le pagan los estudiantes al Icetex, supone un reto para la entidad porque, a diferencia de un banco, la institución no tiene ingresos por cuentas de ahorros o CDT. “Nosotros tenemos que ir a tocarle la puerta al Ministerio de Educación para cumplir con las obligaciones de los estudiantes que vengan a pedir un crédito el próximo semestre”, agregó. 

Así mismo nos explicó, como ya nos había dicho Juan David Arias, que aunque los intereses que terminaría pagando el estudiante son mayores, hay que tener en cuenta la pérdida del valor del dinero con el paso del tiempo. Y señaló que en el momento en que el estudiante mejore su situación económica puede solicitar la reducción del plazo para pagar el crédito en menos cuotas y, por lo tanto, pagar menos intereses. 

Incluimos la información que nos compartió el experto en cartera del Icetex porque le suma contexto al tema y consideramos que le permite a los lectores comprender más la medida, pero no cambia la calificación que le dimos en principio al trino de la representante estudiantil: ‘verdadero, pero’.