Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 22 Julio 2021

Con el Estatuto Temporal de Protección no ‘se sacó a colombianos para meter venezolanos al Sisbén’

Por Laura Rodríguez Salamanca

Antes de que se anunciara el mecanismo, los migrantes regulares podían acceder a esta encuesta de clasificación. El Estatuto permitirá que más personas se regularicen y puedan solicitarla, pero incluirlos no implica que haya que excluir a los nacionales.

El 20 de junio de 2021, con ocasión del Día Mundial de los Refugiados, el presidente Iván Duque hizo una publicación en Twitter en la que habló sobre el Estatuto Temporal de Protección y mencionó que para ese momento habían sido “registradas más de un millón de personas” en este mecanismo. 

Un usuario respondió al trino del mandatario con el siguiente comentario: “Sacaron a colombianos de el sisben para meter venezolanos! Y agarrarse lo q dan los otros países de dinero! (sic)”.

Esta es solo una muestra de las desinformaciones que han surgido en redes sociales desde que el presidente anunció, el 8 de febrero de 2021, la implementación de este mecanismo jurídico que busca facilitar la regularización de los migrantes venezolanos en Colombia. En Colombiacheck hemos verificado varias publicaciones en las que se menciona falsamente, por ejemplo, que el estatuto facilitará que los migrantes voten en las elecciones presidenciales de 2022 o les otorgará cédulas de ciudadanía (lo que en Venezuela se conoce como cédula de identidad). 

Esta vez, como parte del proyecto en el marco del proyecto Conectando Caminos Por Los Derechos, verificamos si es cierto que con el Estatuto Temporal de Protección se está desvinculando a los colombianos del Sisbén para incluir a los migrantes venezolanos y encontramos que es falso. La desinformación mezcla varias inexactitudes sobre el funcionamiento de este mecanismo jurídico, del Sisbén y sobre la financiación de programas con fondos de cooperación internacional.

Vamos por partes. El Sisbén, Sistema de Identificación de Potenciales Beneficiarios de Programas Sociales, es un mecanismo que a partir de una encuesta permite clasificar en grupos a la población de acuerdo con sus condiciones de vida y sus ingresos. 

Según se explica en la página web del sistema,“esta clasificación se utiliza para focalizar la inversión social y garantizar que sea asignada a quienes más lo necesitan”. Sirve, por ejemplo, como uno de los criterios para elegir a los beneficiarios del programa Familias en Acción o para identificar a las personas que se pueden afiliar al régimen de salud subsidiado.

Pero, como se aclara en su portal web y hemos explicado en varias verificaciones, el Sisbén no es en sí mismo un programa social y tampoco se refiere al régimen subsidiado de salud, como muchas veces se dice erróneamente.

Sisben

Captura de pantalla sitio web del Sisbén. 

De acuerdo con el área de comunicaciones del Departamento Nacional de Planeación (DNP), entidad que se encarga del Sisbén, para solicitar la encuesta y hacer parte de este sistema solo “se debe tener un documento de identificación válido [en Colombia] y tener un sitio habitual de residencia”, requisitos que actualmente también aplican para los migrantes.

Según nos explicaron en la misma entidad, “antes de la entrada del Estatuto Temporal de Protección [el 5 de marzo de 2021 salió el decreto], los migrantes venezolanos podían acceder a las encuestas del Sisbén siempre y cuando contaran con su documento de identificación vigente en el país”, el cual puede ser la cédula de extranjería, el salvoconducto para refugiados o el Permiso Especial de Permanencia (PEP), que hoy en día no se está emitiendo debido a que se reemplazará por el Permiso por Protección Temporal a partir de diciembre de 2021.

Es decir, que para estar en el Sisbén los migrantes deben ser regulares en el país y tener un lugar de residencia. 

Como lo hemos venido explicando, el objetivo del Estatuto Temporal de Protección es facilitar la regularización de muchos migrantes que por diversas condiciones no pueden hacerlo de la misma manera que los ciudadanos provenientes de otros países. A través de este mecanismo, muchos venezolanos residenciados en Colombia, y que cumplan con varios requisitos, obtendrán el Permiso por Protección Temporal (PPT), que funcionará como su documento de identidad. 

“Es importante decir que existe un período de transición de 2 años, durante los cuales seguirán siendo válidos y vigentes los PEP y los salvoconductos, una vez pasen esos 2 años, los documentos válidos de permanencia en el país serán la cédula de extranjería y el PPT”, nos explicaron en el DNP. 

Entonces, el Estatuto facilitará la inclusión de más migrantes venezolanos en el Sisbén porque muchos de los que están en situación de irregularidad podrán tener un documento válido en Colombia y cumplir con los requisitos. 

Pero, contrario a lo que dice la desinformación, para vincular a nuevas personas al Sisbén no es necesario excluir a los ciudadanos nacionales. De acuerdo con el DNP, la razón es que “en el sistema de identificación de potenciales beneficiarios, Sisbén, puede estar todo el país si es necesario, no hay un límite”.

Además, que los migrantes sean incluidos en el Sisbén no garantiza que tendrán acceso a ayudas estatales o programas sociales. En el sistema se clasifica a las personas en grupos (antes eran puntajes) según su capacidad para generar ingresos y sus condiciones de vida, que van desde la población en extrema pobreza a la población no pobre o no vulnerable.

Entonces, no solo las personas en condición de vulnerabilidad están en el sistema. Y es menos probable que quien quede en el grupo de población no pobre acceda a ayudas estatales.

Grupos_Sisben

Captura de pantalla sitio web del Sisbén. 

Así mismo, según nos dijeron en el DNP “el Sisbén es un insumo para los programas, pero la definición de beneficiarios la hace directamente cada programa. En este sentido, la vinculación de migrantes venezolanos a los diferentes programas sociales depende de cada programa, mas no del Sisbén”.

A esto hay que sumarle, como nos explicó Juan Manuel Caicedo, jefe de prensa de Migración Colombia, que no es posible que con el Estatuto Temporal de Protección se esté o se haya desvinculado a los colombianos del Sisbén para incluir a los migrantes venezolanos porque este mecanismo aún no ha entregado ni el primer documento de identificación a los migrantes. 

“El estatuto está compuesto por tres fases y el venezolano solo puede llegar a cambiar su condición migratoria, que es un aspecto fundamental para poderse meter en el Sisbén, hasta el final de este proceso. La primera etapa se inició el 5 de mayo. La segunda etapa se inicia el 1 de septiembre. La tercera fase, hasta octubre. Es decir, los primeros venezolanos van a obtener el documento hasta el mes de octubre”, le dijo a Colombiacheck. 

En este momento el estatuto está en la etapa de inscripción de los ciudadanos en el Registro Único de Migrantes Venezolanos – RUMV. La segunda etapa consiste en la verificación de datos de manera presencial y el registro biométrico. Y cuando se inicie la tercera etapa los migrantes recibirán en un período de 90 días la decisión o no de recibir el PPT. 

“Hasta el momento ningún venezolano está beneficiado por el Estatuto. Están en proceso para beneficiarse. Aún no cambia su condición migratoria”, agregó Caicedo.

 

Finalmente, es necesario aclarar que la desinformación objeto de este chequeo también se basa en la incomprensión sobre el funcionamiento de la cooperación internacional en Colombia. 

En palabras de María Clara Robayo, internacionalista e investigadora del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, “es muy difícil que dineros de cooperación internacional vayan, por ejemplo, a fortalecer el Sisbén, al sistema de salud colombiano o a solventar los problemas estructurales internos del país porque esa es una responsabilidad del Gobierno Nacional”. 

De acuerdo con la experta, “la cooperación internacional, por lo general, se mueve con proyectos específicos que ni siquiera maneja el gobierno colombiano, sino que manejan algunos intermediarios y algunas entidades o asociaciones con proyectos específicos para poblaciones focalizadas”.

Además, “la cooperación internacional está enfocada en población migrante, aunque muchos organismos internacionales están interviniendo en poblaciones vulnerables colombianas y venezolanas para que tengan efectivamente un resultado benéfico para la comunidad y no solamente para una nacionalidad específica”.

El Grupo Interagencial sobre Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM), que está conformado por 61 organizaciones nacionales e internacionales y se encarga de coordinar la respuesta a las necesidades de refugiados, migrantes, retornados colombianos y población de acogida, le confirmó a Colombiacheck que los fondos de cooperación no llegan al Sisbén

De acuerdo con una respuesta que la organización nos envió a través de WhatsApp, “los fondos de la cooperación internacional son específicamente para proyectos de atención a población refugiada y migrante de Venezuela y las comunidades de acogida. (...) Cada uno de esos proyectos debe ser validado por entidades de Gobierno, ya que el trabajo en torno a la emergencia de refugiados y migrantes es complementario al trabajo de la institucionalidad. [Y] los fondos de la cooperación NO llegan a una gran arca de la cual se van sacando recursos. Los fondos se asignan a proyectos específicos, con base en convocatorias con un enfoque, un objetivo y una población meta determinados”. 

Así mismo, hay que añadir que, de acuerdo con la organización, no solo los migrantes se benefician de estos proyectos financiados con recursos de cooperación internacional. “Estos fondos siempre se dividen entre población venezolana y comunidad de acogida, en porcentajes que oscilan entre 60/40% y 70/30% (población venezolana/comunidad de acogida)”. 

Con esta información, calificamos como falsas las desinformaciones y rumores en las que se señala que con el Estatuto Temporal de Protección se está sacando a los colombianos del Sisbén para incluir a los venezolanos y, de este modo, robar los recursos de cooperación internacional.

Este contenido se produce con el fin de ofrecer información verificada y pertinente, que apoye el desarrollo de mediano y largo plazo para migrantes venezolanos, colombianos retornados y comunidades receptoras en Colombia. Es realizado en el marco de Conectando Caminos por los Derechos, programa de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), e implementado por el consorcio integrado por Pact, ABA-ROLI, Freedom House e Internews, que promueve la cohesión comunitaria y la seguridad ciudadana para garantizar el derecho de todos los miembros de la sociedad a vivir libres de toda forma de crimen y violencia, independientemente de su estado legal en el país.

banner proyecto caminos

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 16 Octubre 2019

Es falso que ‘100.000 venezolanos’ se hayan sumado al censo electoral en Bogotá

Por Ana María Saavedra

Solo 1.677 extranjeros en todo el país se inscribieron y quedaron habilitados para votar en las elecciones del 27 de octubre.

El portal La Libertad publicó una nota titulada “100.000 venezolanos se sumaron al censo electoral de Bogotá” en julio pasado que ha sido compartida recientemente en redes a propósito de la cercanía de las elecciones regionales del próximo 27 de octubre.

Los datos de la Registraduría, de Migración Colombia y del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario muestran que esa cifra es absurda, por lo que calificamos la nota como falsa.

Para desmentir la cifra dada en la nota, en medio de la campaña VerdadElecciones2019, la Registraduría compartió un video en el que se asegura que en todo el país 3.000 extranjeros se habían inscrito, hasta finales de julio, para votar en las elecciones.

Hasta el 27 de agosto, el número de extranjeros que inscribieron su cédula era de 4.105, según informó el registrador Juan Carlos Galindo a medios de comunicación

Como ya lo contamos en un explicador y en otros chequeos, algunos extranjeros (no solo venezolanos) pueden votar en las elecciones locales (excepto en las de gobernadores), siempre y cuando cuenten con una visa de residente vigente y hayan vivido en Colombia durante los últimos cinco años o más.

Así que la cifra de 4.105 extranjeros inscritos no fue la final pues, según nos dijo la oficina de prensa de la Registraduría.,“luego de la revisión de los requisitos por parte de Migración Colombia quedaron 1.677 habilitados en el censo” en todo el país.

Con estos datos es evidente que es imposible que 100.000 venezolanos se sumen al censo electoral de Bogotá, como titula el portal La Libertad.

Por otra parte, dentro la nota ya no hablan de venezolanos, sino de colombo-venezolanos al indicar que se trata de “colombianos que regresan al país, o sus hijos que, al poseer la doble nacionalidad, son ciudadanos que pueden ejercer el derecho al voto”.

Pero no explican de qué fuente sacaron estos cálculos, aunque un párrafo después citan unas declaraciones del director de Migración Colombia Christian Krüger quien, en julio pasado, indicó que la población venezolana en Colombia al terminar el 2019 podría estar sobre el 1’800.000.

El portal indica que “de este total, la capital ha recibido a más de 300.000 nuevos residentes. Muchos de ellos son colombianos que regresan al país, o sus hijos que, al poseer la doble nacionalidad, son ciudadanos que pueden ejercer el derecho al voto”. 

En efecto, los hijos de colombianos nacidos en el extranjero tienen nacionalidad colombiana.

Y, aunque Krüger sí dio esa cifra aproximada de venezolanos en Bogotá al finalizar el año, como lo reportaron medios de comunicación, la oficina de prensa de Migración Colombia aclaró que las cifra de venezolanos entregadas no incluyen a colombianos que han retornado al país.

Es decir, entre los 313.528 venezolanos que reporta esta entidad no hay ciudadanos colombianos con doble nacionalidad.

El profesor Ronald Rodríguez, investigador del Observatorio de Venezuela de la Universidad del Rosario, también explicó que las cifras entregadas por Migración Colombia son de venezolanos y no de colombo-venezolanos. 

Además, nos dijo que “son cifras aproximadas, no se tiene una certeza absoluta del número real, porque es un fenómeno que está en movimiento. Hoy están en Bogotá, pero luego se trasladan a otra ciudad o salen de Colombia”, dijo.  

Por eso concluimos que la información publicada por el portal La Libertad es falsa.

RedCheq