Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 02 Julio 2021

Estudio argentino no demostró eficacia de ivermectina en COVID-19

Por Gloria Correa

En redes sociales señalaron que el estudio publicado en la revista científica E Clinical Medicine, del grupo editorial The Lancet, demostró la eficacia de la ivermectina en COVID-19, pero este no la demuestra y la evidencia científica hasta ahora es contradictoria e incierta para indicar el antiparasitario como tratamiento.

El 17 de junio de 2021 la revista científica E Clinical Medicine, del grupo editorial The Lancet, publicó un estudio sobre el efecto antiviral de la ivermectina en dosis altas en adultos con COVID-19, ante lo cual usuarios en Twitter (1) y Facebook (1, 2) señalaron que la investigación demostró que la ivermectina es eficaz contra el COVID-19. Pero se trata de una inadecuada interpretación de los resultados.

Desde Chequeado resaltaron por ejemplo que la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración Nacional de Alimentos, Medicamentos y Tecnología Médica (ANMAT) en Argentina, siguen sin recomendar el uso de la ivermectina como tratamiento del nuevo coronavirus.

De igual forma en Colombia, ni el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima) ni el Ministerio de Salud lo recomiendan, ni han cambiado las indicaciones del mismo.

En Colombiacheck hemos verificado previamente publicaciones en redes sociales que han recomendado la ivermectina como un tratamiento para el COVID-19. A través de chequeos y de un explicador aclaramos que la evidencia científica aún no era suficiente para demostrar la eficacia de la ivermectina frente al nuevo coronavirus, y el escenario no ha cambiado hasta ahora.

Sobre el estudio

El estudio publicado en la revista  E Clinical Medicine titulado: “Efecto antiviral de la ivermectina en dosis altas en adultos con COVID-19: un ensayo aleatorizado de prueba de concepto” fue hecho en cuatro hospitales de Argentina. 

Estudio Ivermectina E Clinical Medicine

Fuente: https://www.thelancet.com/journals/eclinm/article/PIIS2589-5370(21)00239-X/fulltext#seccesectitle0001

“Se reclutaron 45 participantes (30 a quienes se les dio ivermectina y 15 de control) entre el 18 de mayo y el 9 de septiembre de 2020″, explican los autores, quienes señalan que los participantes tenían entre 18 y 69 años con diagnóstico confirmado de infección por el SARS-CoV-2 por PCR y estaban hospitalizados aunque no requirieron cuidados intensivos.

En los resultados de la investigación enfatizan que “se identificó una actividad antiviral dependiente de la concentración de la ivermectina oral en dosis altas en un régimen de dosificación que fue bien tolerado”, pero también recalcaron que aún se necesitan más ensayos clínicos para demostrar la eficacia del medicamento frente al COVID-19.

Así mismo, los autores reportaron que “la administración de ivermectina a dosis de 0,6 miligramos por kilo de peso (el triple de lo usado habitualmente en humanos) produce la eliminación más rápida y profunda del nuevo coronavirus cuando se inicia el tratamiento en etapas tempranas de la infección (hasta cinco días desde el inicio de síntomas)”.

Conclusión  estudio Ivermectina E Clinical Medicine

Fuente: https://www.thelancet.com/journals/eclinm/article/PIIS2589-5370(21)00239-X/fulltext#seccesectitle0001

Ante esta publicación el infectólogo y farmacólogo Waldo Belloso del Hospital Italiano de Buenos Aires explicó a Chequeado, que los mismos autores de la investigación en E Clinical Medicine dijeron que sus resultados no tienen que ser interpretados como una evidencia concreta a favor del uso de la ivermectina. 

“Son datos preliminares, que impactan en la carga viral, incluso el estudio dice que no hay diferencia en la evolución clínica de los pacientes. Estamos a la espera de que se publiquen los resultados de los ensayos clínicos que todavía no están disponibles”, agregó Belloso.

Jorge Geffner, doctor en bioquímica e investigador del Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (Conicet) en Argentina, también resaltó a los colegas de Chequeado que “no hay evidencia científica para tomarlo como tratamiento. Hay trabajos que apuntan a que sí funciona y otros tantos a que no. Hay muchos trabajos con evidencias contradictorias”.

Por lo tanto este estudio no demostró la eficacia de la ivermectina en el tratamiento de COVID-19, se realizó en una pequeña muestra y no hubo diferencias clínicas en los pacientes evaluados, además sólo demostró un efecto antiviral del medicamento frente al nuevo coronavirus a una dosis tres veces superior a la usualmente indicada en humanos. 

Ivermectina en medio de la pandemia

La ivermectina apareció en medio del escenario de la pandemia por el nuevo coronavirus debido a una investigación dirigida por la Universidad de Monash en Australia, cuyos resultados preliminares se publicaron en abril de 2020. Los investigadores encontraron que bajo esas condiciones (in-vitro, en tubos de ensayos y cajas de petri) el medicamento inhibía la replicación del nuevo coronavirus.

Pero los mismos autores aclararon desde entonces que se requerían más investigaciones en animales y humanos para evaluar la eficacia y seguridad de la ivermectina en pacientes COVID-19, lo que mostró que aún faltaba camino para comprobar si sus hallazgos del laboratorio serían útiles en condiciones reales frente a esta enfermedad. 

A partir de dicha publicación y ante el desenfreno por encontrar una cura para este virus que sigue cobrando miles de vidas en el mundo entero, la ivermectina se ha estado estudiando en múltiples escenarios durante la pandemia. Pero los resultados hasta ahora publicados, en la mayoría de los casos, no son concluyentes a favor del antiparasitario o se trata de muestras pequeñas de pacientes o estudios con múltiples limitaciones metodológicas como lo aclaramos previamente en un explicador.

Lo que dicen las autoridades en salud 

Sociedades científicas y autoridades en salud han argumentado que los estudios disponibles sobre este tema son aún insuficientes y existen riesgos de auto prescribirse este medicamento.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés) han señalado previamente los riesgos de usar ivermectina de forma indiscriminada frente al COVID-19.

“Puede sufrir una sobredosis de ivermectina, lo que puede provocar náuseas, vómitos, diarrea, hipotensión (presión arterial baja), reacciones alérgicas (picor y urticaria), mareos, ataxia (problemas de equilibrio), convulsiones, coma e incluso la muerte”, recalcan desde la FDA

En el mismo sentido, la OMS el 31 de marzo de 2021 enfatizó que si una persona va a utilizar ivermectina se haga bajo prescripción médica y dentro de investigaciones tipo ensayo clínico: “Los datos actuales sobre el tratamiento de la COVID-19 con ivermectina no son concluyentes. Hasta que se disponga de más datos, la OMS recomienda utilizar este fármaco sólo en ensayos clínicos”.

“No hemos dado una recomendación para el uso de la ivermectina, pero estamos siguiendo con atención las investigaciones que se están realizando”, señaló María Von Kerkhove, jefa de la Célula Técnica Anticovid de la OMS.

Y así mismo lo señaló la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés) al resaltar desde marzo de 2021 que luego de revisar la evidencia sobre el uso de ivermectina para la prevención y el tratamiento de COVID-19, concluyó que los datos disponibles no apoyan su uso para el nuevo coronavirus fuera de ensayos clínicos bien diseñados .

En Colombia, el Invima tiene aprobada la ivermectina como tratamiento para diferentes enfermedades producidas por parásitos que incluyen sarna (escabiosis), pediculosis (piojos), estrongiloidiasis y oncocercosis, entre otras, pero no en COVID-19. Sin embargo, en el país hay ensayos clínicos en curso autorizados para COVID-19 en algunos de los cuales se incluye este medicamento por lo cual también han recomendado su uso se haga dentro de estos estudios. 

Otros estudios recientes

El estudio hecho en Argentina no es el único que ha sido publicado recientemente sobre ivermectina en COVID-19, en las últimas semanas han salido a la luz otras publicaciones con resultados contradictorios (1, 2, 3). 

Un reciente metaanálisis, cuyos resultados preliminares fueron publicados el 28 de junio de 2021 en la revista Clinical Infectious Disease, en el que analizaron los resultados de 10 ensayos clínicos sobre ivermectina en el nuevo coronavirus, con un total de 1.173 pacientes evaluados, no encontró resultados a favor de la ivermectina en COVID-19 principalmente leve. Pues no hubo diferencias en la mortalidad, ni en el curso clínico de la enfermedad, ni en el aclaramiento o eliminación del virus del cuerpo.

Estudio Clinical Infectious disease

Fuente: https://academic.oup.com/cid/advance-article/doi/10.1093/cid/ciab591/6310839

Otra publicación en la revista American Journal of Therapeutics de un metaanálisis que analizó resultados de 15 ensayos clínicos sobre ivermectina, concluyó que el uso de este fármaco al comienzo del curso clínico del COVID-19 podría reducir el número de pacientes que progresan a una enfermedad grave o mueren. Pero también resalta que se trata de evidencia moderada. 

Finalmente, en otra publicación de la revista The Journal of Antibiotics hicieron una revisión sobre el mecanismo de acción de la ivermectina frente al nuevo coronavirus y revisaron los estudios hasta ahora publicados sobre este tema, para concluir que teniendo en cuenta la urgencia de la pandemia de COVID-19 en curso la reutilización de medicamentos aprobados como la ivermectina podría ser digno de atención.

Aumento de intoxicaciones por ivermectina en Colombia 

Por otra parte, el Instituto Nacional de Salud, el Consejo Colombiano de Seguridad y la Asociación Colombiana de Farmacovigilancia en Colombia desde el 17 de junio de 2021 advirtieron sobre el creciente número de intoxicaciones reportadas por el consumo indiscriminado de ivermectina en el país. 

En Colombiacheck solicitamos un informe de dicho reporte y se nos notificó que en los últimos seis meses ha habido un total de 23 casos de intoxicaciones por ingesta de ivermectina, valor que supera los nueve casos reportados por la misma causa en el mismo período del año pasado. 

 

reporte de intoxicaciones por ivermectina

Reporte enviado por el Instituto Nacional de Salud de Colombia ante solicitud de Colombiacheck.

De ese modo, concluimos que el escenario para la ivermectina como opción de tratamiento frente al COVID-19 aún es incierto y el estudio hecho en Argentina fue una investigación con una muestra pequeña que no demostró la eficacia del antiparasitario en este contexto ni es” la evidencia que faltaba”. Aún falta evidencia más sólida para que las autoridades en salud cambien sus recomendaciones sobre la ivermectina. 

Para leer más chequeos y explicadores sobre el nuevo coronavirus, puede visitar nuestro especial Mentiras y Verdades del Nuevo Coronavirus en www.colombiacheck.com o puede sugerirnos chequeos de discurso público y verificaciones de desinformación aquí

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 26 Marzo 2021

Uso prolongado de tapabocas no ‘nos está matando’ ni ‘causando enfermedad pulmonar’

Por Mónica Ospino Orozco

La imagen que acompaña el texto viral aparece publicada en un atlas de 2005; 15 años antes de la aparición del COVID-19.

Muchos siguen considerando a los tapabocas como un enemigo. Estos elementos de protección vitales contra el COVID -19 se han convertido para algunas personas en un instrumento más de la gran conspiración de la pandemia.

Recientemente, se ha hecho viral en Facebook esta pieza gráfica que está ilustrada con la foto de una radiografía pulmonar, acompañada de un texto que asegura: 

“Se están presentando casos de pleuresía inducida por hipoxia obstructiva exterior (barbijos), en gente empleada en supermercados. Por ahora los están silenciando, pero esperamos que esto llegue al público pronto y los juicios a quienes han obligado al uso ilegal de las mascarillas. Yo no me lo pongo. Te están matando obligándote a usar bozal”. 

Esta imagen con ese texto ha tenido más de tres mil interacciones en Facebook desde junio del año pasado según CrowdTangle, una herramienta a la que tenemos acceso por una alianza con Facebook en la lucha contra la desinformación.

Por otro lado, nuestros colegas de Maldita.es ya verificaron esta desinformación y en su chequeo no encontraron pruebas de que el uso de las mascarillas está causando pleuresía.

De acuerdo con Maldita.es, “el texto se comparte junto a una radiografía en la que se pueden ver los pulmones de una persona y una flecha que señala una mancha sobre estos. Sin embargo, esta imagen no muestra un caso como el que el contenido está describiendo. La pleuresía o pleuritis se produce cuando la pleura, formada por dos capas de tejido que separan los pulmones de la pared torácica, se inflama. En algunos casos, la pleuritis puede ir acompañada de un derrame pleural, que consiste en la acumulación de líquido en el espacio que queda entre las dos membranas de la pleura”.

En Colombiacheck consultamos además al médico internista y neumólogo de la Universidad del Bosque, Jaime Barreto, quien aseguró que “la pleuresía es una inflamación de los capilares de la pleura que es producida por muchas enfermedades. Para que haya un derrame pleural o una pleuresía tiene que haber un agente local que esté inflamando y alterando las membranas que recubren los pulmones, pero un tapabocas no hace eso”.

Barreto aseguró también que las causas más comunes de pleuresía son las enfermedades infecciosas como “la neumonía, la tuberculosis y otras enfermedades como el lupus, enfermedades como la artritis reumatoidea, el infarto pulmonar, que son patologías que inflaman directamente la membrana. Es decir, tiene que haber una agresión directa por una cuestión infecciosa u otra patología para que se produzca un derrame pleural o pleuresía”.

La imagen que acompaña el texto viral, corresponde a un derrame pleural leve y aparece publicada en esta web en la que se detalla que la misma pertenece al libro “Bones atlas of pulmonary and critical care medicine [Atlas de huesos de la medicina pulmonar y de cuidados intensivos]” de 2005. Es decir que la imagen ya tiene 16 años y por tanto no es actual ni se relaciona con la pandemia por el COVID-19. 

Ya en Colombiacheck hemos verificado antes desinformaciones similares a esta (1, 2 y 3) en las que los expertos consultados aseguran que el uso de tapabocas no causa hipoxia, como lo mencionó en un chequeo previo Camila Webb, médica infectóloga del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, quien nos dijo que el dióxido de carbono no se queda dentro de la mascarilla. “Tanto la [mascarilla] quirúrgica, como la de tela, como la N95 dejan pasar el dióxido de carbono”.

Adicionalmente, en esta verificación, titulada, “Uso de tapabocas no altera funciones cognitivas ni hay pruebas de que producirá demencia”, “el doctor Pablo Eguía, neurólogo y vocal de la Sociedad Española de Neurología, explicó a AFP Factual que el tejido del que están compuestas las mascarillas filtra partículas, no gases. Y el oxígeno, al igual que el dióxido de carbono, son gases. Por lo tanto, tanto el oxígeno como el dióxido de carbono circulan a través del tejido de la mascarilla”.

La pieza que estamos chequeando no menciona tampoco en dónde se han presentado los casos de pleuresía en los supermercados, sin embargo, un contenido narrando la historia de que una empleada de un supermercado había sido diagnosticada con pleuresía por el uso de tapabocas, circuló en Facebook en inglés, pero verificadores del medio australiano APP Fact Check no encontraron evidencia que soportara esta información y la calificaron como falsa.

Así que no es cierto que el uso de tapabocas cause pleuresía como tampoco hipoxia, por lo que calificamos la publicación viral como falsa.