Pasar al contenido principal
Miércoles, 21 Febrero 2018

Fajardo y Ramírez coinciden en su preocupación por cifras de desempleo

Por Colombiacheck

Mientras en Cúcuta el nivel de informalidad laboral llega a 72,4%, el desempleo de los jóvenes en todo el país supera la tasa nacional. Dos datos verdaderos sobre los que han llamado la atención los candidatos Martha Lucía Ramírez y Sergio Fajardo, respectivamente.

“El desempleo juvenil es del 16 %, muy por encima de la tasa nacional”: Sergio Fajardo

En una columna publicada en enero en el periódico El Tiempo titulada Jóvenes con futuro, Sergio Fajardo, candidato presidencial de la Coalición Colombia (su movimiento, Compromiso Ciudadano, Alianza Verde y el Polo Democrático), aseguró: “el desempleo juvenil es del 16 %, muy por encima de la tasa nacional, de 9,3 %”.

Según el Departamento Administrativo Nacional de Estadística, DANE, en 2017 “la tasa de desempleo de los jóvenes de 14 a 28 años a nivel nacional fue de 16,1%. El mismo Departamento informó que para el 2017 la tasa nacional de desempleo fue de 9,4%.

Colombiacheck califica la afirmación de Fajardo como Verdadera, ya que en ambos datos estuvo a una centésima de la cifra correcta, lo que se podría explicar al redondear la cifra por encima o por debajo.

En la columna, el candidato se refería a la presentación que haría en Tumaco del programa Jóvenes con Futuro, uno de los programas de educación de la coalición, específicamente para jóvenes vulnerables.

 

Cúcuta: una ciudad informal

Durante su visita a Norte de Santander, en enero pasado, la exministra Martha Lucía Ramírez -quien este 11 de marzo se enfrenta al exsenador Iván Duque y al exprocurador Alejandro Ordóñez, para definir el candidato presidencial de la derecha- trinó que la informalidad en Cúcuta es del 70 % y ligó el dato con el fenómeno de la inseguridad:

 

 

De acuerdo con la Gran Encuesta Integrada de Hogares, del DANE, la informalidad en Cúcuta, entre octubre de 2017 y diciembre de ese mismo año, llegó al 72.4%, siendo la ciudad capital con la mayor tasa de informalidad, seguida por Sincelejo (64.9 %) y Riohacha (63.5 %).

Se trata de una cifra que se mantiene estable apenas algunos puntos por encima o por debajo del 70%. Por ejemplo, entre abril y junio del año pasado, la tasa fue del 69.8%, de acuerdo con el DANE. Son, puntualmente, 253 mil personas viviendo de la informalidad, del total de 359 mil que trabajan en la capital nortesantandereana. No obstante, no se puede concluir que, como señala la candidata, esto traiga inseguridad.

En lo que a esta se refiere, según la Encuesta de Convivencia y Seguridad Ciudadana, presentada en diciembre del año pasado, la tasa de percepción de inseguridad en la capital nortesantandereana fue cercana al 54.9%, por lo menos durante 2016. Muy por debajo de ciudades como Bogotá (81.7 %) y Quibdó (78 %); las tasas de victimización y de denuncia fueron del 18.2 % y del 23.7 %.

Solo en uno de estos indicadores, en la tasa de victimización, Cúcuta aparece entre las cinco primeras ciudades. Es decir: no hay una correlación evidente entre informalidad e inseguridad. Pese a que, cabe reiterar, la cifra que da la candidata presidencial respecto a informalidad en la capital nortesantandereana es cierta.

Martes, 12 Diciembre 2017

Santrich: “Farc han hecho no menos de 10 actos de reconocimiento de responsabilidades”

Por Sania Salazar

La frase es de Jesús Santrich, de la Farc. La calificamos de Aproximada.

En el Acuerdo Final firmado entre el Gobierno y la Farc quedó el compromiso expreso del Gobierno en apoyar “Actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva”. Seusis Pausivas Solarte, más conocido como Jesús Santrich, de la Farc, aseguró durante un foro sobre el balance de la implementación del Acuerdo Final, el pasado 1 de diciembre, que han hecho por lo menos 10 de esos actos.

El excombatiente y actual candidato a la Cámara de Representantes por el partido político que conformó esa guerrilla mencionó siete actos:

1.Acto de reconocimiento de responsabilidad ante las víctimas de Bojayá

2. De la masacre de La Chinita

3. Del secuestro y asesinato de los diputados del Valle del Cauca

4. Acto privado de perdón por las “retenciones” cometidas a los largo del conflicto

5. Encuentro de reconciliación con las víctimas del club El Nogal

6. Encuentro de reconciliación con la comunidad de Granada, Antioquia

7. Encuentro con Constanza Turbay, a quien además de pedirle perdón por matar a su madre y a dos hermanos, le prometieron devolverle la tierra de la que la despojaron.

“Estos son algunos ejemplos”, concluyó Santrich. Durante su intervención se proyectó una diapositiva en la que se veían enumerados 11 actos.

Colombiacheck hizo un rastreo de prensa y encontró reseñados seis “Actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva”, que son los que están resaltados en el párrafo anterior.

Santrich no pudo precisar cómo, cuándo o con quiénes específicamente se realizaron tres de los actos enumerados en la diapositiva, además Colombiacheck no encontró registro de los 11 actos de los que habla el exguerrillero ni en la Oficina del Alto Comisionado para la Paz ni en medios de comunicación, por lo que califica la afirmación de Aproximada.

En la diapositiva se repetía la actividad con las víctimas del club El Nogal. Además, había un punto que decía “conversaciones con cinco grupos de a 12 personas víctimas del conflicto”, pero no se decía con precisión en qué lugar, cuándo o con quién se había hecho. Había otro punto que indicaba “reuniones con los W y los WA y Magdalena Medio”.

Colombiacheck entrevistó personalmente a Santrich y le pidió claridad sobre estos puntos, él se comprometió a averiguar, pues dijo no tener precisión sobre ellos e hizo alusión a que por su limitación visual no vio lo que decía la diapositiva. Dijo que no sabía qué era lo de las “reuniones con los W y los WA y Magdalena Medio” y aclaró que se han reunido varias veces con las víctimas de El Nogal. Finalmente no obtuvimos la información, pues según informó el grupo de prensa de la Farc Santrich “no tuvo tiempo de corroborar la información porque tuvo reuniones con el Gobierno”.

“El perdón es un asunto de la conciencia íntima, como la religiosidad, uno no puede estar esperando a que le pidan perdón, o a pedir perdón, sino que debe nacer de la conciencia íntima”, indicó Santrich y agregó que “hay que entender que es un proceso, una construcción, que eso no se puede matematizar, es una actitud abierta y permanente que debes tener”.

Estos actos de reconocimiento de responsabilidad fueron pensados para crear un ambiente favorable para la construcción de la paz en el marco del fin del conflicto con las Farc. “Con el fin de contribuir con la satisfacción de los derechos de las víctimas y marcar el momento simbólico de un nuevo comienzo”, dice el Acuerdo Final. Pero están pensados también para otros sectores de la sociedad que puedan haber tenido alguna responsabilidad en el conflicto armado. El Acuerdo no estipula un número específico de estos actos con los que deba cumplir la Farc. En el Acuerdo se indica que son la “expresión de voluntad de contribuir a un definitivo Nunca Más”, además, que estos actos serán “formales, públicos y solemnes, y se llevarán a cabo tanto en el ámbito nacional como en el territorial”, precisa el Acuerdo Final.

Estos actos son independientes a la verdad que deben aportar los excombatientes al comparecer a la Jurisdicción Especial para la Paz.

Santrich resaltó que lo importante son las víctimas y que esas actividades se hacen según los requerimientos de ellas, quienes deciden si el acto es público o privado. Además, dijo que la Farc no está obligada a rendir cuentas sobre estos actos.

En la Oficina del Alto Comisionado para la Paz tienen registrados como actos oficiales el de Bojayá, el de La Chinita y el de los familiares de los diputados del Valle y, como no oficiales, el acto privado con los familiares de las víctimas de El Nogal y otro acto privado en Granada, Antioquia. Cinco en total. En esa dependencia corroboraron que la Farc no tiene obligación de reportar los actos tempranos de reconocimiento de responsabilidad colectiva.

¿La Farc ya pidió perdón por el atentado del club El Nogal?

Aunque se conoció que las víctimas de El Nogal habían llegado a un acuerdo con la Farc para hacer una acto público de perdón por el atentado, Bertha Lucía Fries, líder de un grupo de víctimas de ese hecho, le explicó a Colombiacheck que han tenido varios encuentros privados, pero que concertaron la realización de un acto público en el que querían que estuviera el Papa Francisco aprovechando su visita a Colombia, en septiembre pasado. Pero el acto no se pudo realizar porque el Papa decidió no reunirse con ningún exguerrillero de la Farc.

Fries contó que aunque las víctimas de El Nogal y la Farc realizaron una jornada de reconciliación, a la exguerrilla le falta cumplir varios de los siete puntos que acordaron ambas partes, entre ellos, el de verdad, decir a quien estaba dirigida la bomba y por qué la pusieron.

La representante del grupo de víctimas contó que visitó una Zona veredal transitoria de normalización y que allí varios excombatientes le pidieron perdón y posteriormente la abrazaron al mismo tiempo.

“Trabajar en la reconciliación conjuntamente con quien te partió la vida, que la gente se dé la oportunidad de sentarse con su victimario a mirar cómo se reconcilian, que la gente salga liviana de esos encuentros”, ahí está, para Fries, la importancia de esos actos de perdón.