Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 15 Diciembre 2021

Falso: Imagen le atribuye cifras de delitos de todos los crímenes del conflicto a Farc y a Petro

Por Ana María Saavedra

Los datos del informe Basta Ya del Centro de Memoria Histórica fueron usados en esta imagen para señalar a Gustavo Petro y a las Farc de ser los responsables de todas las víctimas del conflicto armado. 

Las próximas elecciones presidenciales y de Congreso de 2022 han revivido viejas desinformaciones en redes sociales. Esta vez reciclaron una imagen en la que se le atribuye a algunos jefes de las antiguas Farc y a Gustavo Petro todos los crímenes cometidos en el conflicto armado colombiano.

La imagen con fotos del precandidato presidencial y senador de Colombia Humana, Gustavo Petro; de Rodrigo Londoño Echeverri, actual presidente del partido Comunes; los congresistas de este partido Victoria Sandino y Julián Gallo Cubillos y del reincidente Iván Márquez están acompañadas del texto: 

“Mas de 220.000 muertos documentados, 5,7 millones de desplazados en las zonas rurales, mas de 25.000 desaparecidos y casi 30.000 secuestrados. YoTengoMemoria” (sic).

El post fue compartido hace dos días en el grupo de Facebook ‘Alex Char presidente’ y ha tenido más de 16.900 visualizaciones, de acuerdo con una herramienta a la que tenemos acceso por el proyecto 3PFC, una alianza en la lucha contra la desinformación.

En Colombiacheck ya habíamos verificado esa imagen en mayo de 2020. En el chequeo explicamos que, a pesar de que usa cifras aproximadas a las contenidas por el informe Basta Ya, del Centro Nacional de Memoria Histórica (2013), lo hace para sugerir una conclusión errada: que los responsables de esos delitos son solo la antigua guerrilla de las Farc y Petro.

Basta Ya hace un recuento de los hechos del conflicto armado colombiano. Allí se indica que “del conjunto de muertes violentas ocurridas en el país entre 1958 y 2012, por lo menos 220.000 tienen su origen en el conflicto armado, y de estas el 80% han sido civiles inermes”.

En cuanto a las personas muertas, Memoria Histórica publicó estos gráficos basados en el mismo informe.

Asesinatos en el conflicto. Informe Basta Ya

 

masacres en el conflicto. Basta Ya

 

Tanto en los asesinatos selectivos como en las masacres, los grupos paramilitares cometieron el mayor número de casos, como se evidencia en las gráficas. Las guerrillas (Farc, ELN, EPL y M19) están en el segundo puesto de autores.

En cuanto a los desaparecidos, la cifra citada en el Basta Ya es la que en ese entonces aparecía en el Registro Único de Víctimas (de la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas) y, efectivamente, se calculaban 25.007 casos, pero se desconocen los autores de la totalidad de los hechos. “El RUV no reporta autoría presunta en 21.423 de los 25.007 casos de desaparecidos, lo que equivale a un 85,6% del total”, se explica (p. 64).

En otro informe del Centro de Memoria Histórica, llamado ‘Hasta encontrarlos, el drama de la desaparición forzada en Colombia’, se habla de varios momentos históricos de la desaparición forzada en Colombia: el primero, entre 1970 y 1981, en el que se señalan a  “los agentes de seguridad del Estado y a las organizaciones paramilitares de la época como responsables de este crimen de manera dominante, cuando esta comenzó a practicarse como una respuesta contrainsurgente del Estado frente al surgimiento de las guerrillas, y al amparo de la declaración sucesiva y prolongada de estados de excepción, que menoscabaron la condición democrática del país”. 

En el segundo momento, de 1982 a 2005, la desaparición forzada creció “paralela a la expansión de los paramilitares —todavía articulados o apoyados por algunos agentes del Estado—, quienes se convierten en sus máximos responsables”.

Sin embargo, en el informe también se indica que la guerrilla (categoría que incluye a las Farc y al M19, entre otras) “también ha tenido una participación relevante en la ejecución de este delito, con plena intencionalidad, o como consecuencia del secuestro o el reclutamiento forzado”. Y en el último momento citado en el texto, “(2006-2015), los grupos armados paramilitares que persisten después de su desmovilización tienen la prevalencia como responsables de este delito”.

Los 5,7 millones de desplazados que cita la imagen compartida en redes sociales también hacen parte del informe Basta Ya, en el que se indica que “la cifra de desplazados podría acercarse a las 5.700.000 personas, lo que equivaldría a un 15% del total de la población colombiana”: (p. 34).

Desplazados en el conflicto. Basta Ya

En este punto, el desplazamiento forzado no puede atribuirse solo a las guerrillas, pues los paramilitares también causaron una gran proporción de estos casos. 

Finalmente, el informe Basta Ya habla de una cifra de 27.023 personas secuestradas en el marco del conflicto. Como se observa en este gráfico, el 90,6% de los casos fueron atribuidos a las guerrillas.

Secuestros en el conflicto. Basta Ya

 

Asimismo, en el informe del Centro de Memoria Histórica, ‘Colombia una verdad secuestrada’, se indica que “las FARC han tenido una participación significativa en los secuestros dentro del territorio colombiano. Se ha identificado que durante el periodo 1970 – 2010, las FARC estuvieron involucradas como autor presunto en 9.447 secuestros y como autor confirmado en 3.325”.

Así que las Farc y el M19 (en el caso de esta guerrilla usan la imagen de Gustavo Petro, quien perteneció al grupo guerrillero que firmó un acuerdo de paz en 1990) sí tuvieron responsabilidad en crímenes del conflicto armado, pero es falso que se les pueda atribuir en total los “220.000 muertos documentados, 5,7 millones de desplazados en las zonas rurales, más de 25.000 desaparecidos y casi 30.000 secuestrados”.

Como se indica en el Basta Ya:

“…todos los actores realizaron crímenes terribles, como matar, desplazar, secuestrar, desaparecer, violar, destruir, pero con intensidades y lógicas muy distintas. Los paramilitares casi siempre atentaron contra la integridad de las personas. Su sello distintivo ha sido matar de manera masiva o selectiva, desaparecer a sus víctimas, despojar tierras, realizar delitos con sevicia y ejercer violencia sexual (...) Aunque las guerrillas también han masacrado, matado de manera selectiva, desparecido personas y desterrado a la población lo han hecho en menor medida que los paramilitares, y en cambio acudieron sobre todo a los secuestros, los ataques a los pueblos y la infraestructura, la destrucción de propiedades, al pillaje, a los atentados terroristas, al uso de minas antipersonal y, en general, al asedio a la población”.

De hecho, como lo ha contado Colombiacheck en verificaciones anteriores (1, 2, 3), los antiguos líderes de las FARC ya fueron imputados en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) por crímenes de guerra y delitos de lesa humanidad como asesinatos, desapariciones y graves privaciones de la libertad, en los que incluso han aceptado responsabilidad. También hay investigaciones en curso contra ellos por otras conductas, pero tampoco son los únicos actores armados con esa clase de procesos.

Por otro lado, las cifras del RUV han cambiado frente a las que había en 2013, cuando salió el Basta Ya. Entre todos los actores armados, han dejado 9,2 millones de víctimas en total. De ellas, 8,2 millones han sufrido desplazamiento forzado; se cuenta 1 millón por homicidios, 188.000 por desaparición forzada y casi 37.500 por secuestro. Sin embargo, de nuevo, es falso que toda la responsabilidad caiga sobre las FARC y el M-19, al que perteneció Petro.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 21 Abril 2020

Audio viral corresponde a la voz del doctor Fernando Sierra

Por Pablo Medina Uribe

Un audio, que ha sido compartido en relación con el diagnóstico de salud de Gustavo Petro, fue analizado por expertos en análisis de voces, quienes concluyeron que hay “evidencia muy fuerte” de que se trata de la voz del doctor Sierra.

El pasado 10 de abril, el senador Gustavo Petro compartió un video en su cuenta de Twitter, en el que anunció que el 2 de marzo, en Cuba, se le había diagnosticado “cáncer temprano en la juntura del esófago con el estómago”. También dijo que luego se hizo más exámenes en Colombia y que “se determinó la existencia de una lesión en el mismo lugar”.

Petro también contó que el 13 de abril se sometería a una intervención quirúrgica para “tratar de remover completamente el tejido dañado” y que “si por lo delicado de los tejidos donde se ubica la lesión no se puede remover totalmente y si se confirma la existencia del cáncer” entraría a tratamiento de quimioterapia y radioterapia.

El mismo día de la publicación del video, comenzó a moverse por WhatsApp una nota de voz que, en los textos que la acompañaban, era atribuida a un gastroenterólogo de la Fundación Santa Fe, un hospital en Bogotá, llamado Fernando Sierra.

La nota de voz dice lo siguiente: “Juancho, buenas tardes. Es pura paja. Nosotros lo habíamos visto hace un mes en la clínica donde vino con el diagnóstico de Cuba y revisamos la endoscopia de Cuba, las biopsias de Cuba que aquí entre nos pésimas, de muy mala calidad y sin tinciones específicas. Y la ecoendoscopia también de muy mala calidad y por ningún lado le vimos cáncer. De todas maneras le repetimos la endoscopia, la tomamos y no vimos nada. Sin embargo le tomamos múltiples biopsias y tampoco vimos nada. O sea que yo no sé ese personaje qué es lo que quiere con ese cuento”.

El 13 de abril se reportó que Petro había salido bien de esa intervención hecha en La Habana, Cuba. Ese mismo día, el senador Gustavo Bolívar, colaborador cercano de Petro, aseguró que la voz correspondía a Sierra.

De todas maneras, algunos de nuestros lectores nos pidieron revisar si el audio sí correspondía al doctor Sierra, si lo que decía se refería a Gustavo Petro y si el diagnóstico era verdadero. Todo esto alimentó la polémica del viaje de Petro a Cuba: varios medios reportaron que el senador salió del país sin pedirle permiso al Congreso. Esto causó que usuarios en redes sociales argumentaran que Petro había inventado su diagnóstico para excusarse.

Sin embargo, aquí tenemos que aclarar que no podemos chequear ni el diagnóstico dado por el audio, ni el presentado por el senador Petro, ya que la historia clínica es confidencial y solo puede ser publicada por el paciente, o tras un proceso legal, como aclara el Ministerio de Salud.

Pero sí pudimos verificar si el audio correspondía a Fernando Sierra.

El doctor Sierra en efecto es gastroenterólogo, según su currículum en el Ministerio de Ciencia, y sí tiene un consultorio en la Fundación Santa Fe en Bogotá, según había sido reportado en varios medios desde antes de que se viralizara la grabación.

Intentamos contactar a la Fundación Santa Fe varias veces durante los últimos 10 días, pero en todas las ocasiones recibimos como respuesta que no se pronunciarían al respecto. 

Por otra parte, Sierra sí aparece en un directorio de la Asociación de Médicos de Los Andes, AMA. Llamamos varias veces a un número de la AMA, pero en todas las ocasiones nos dijeron que Sierra llevaba más de dos semanas sin ir a su consultorio y que no se había contactado desde entonces. También intentamos llamar a un contacto personal de Sierra que nos pasó una fuente, pero no conseguimos respuesta.

De todas maneras, contactamos a BlackVox, una empresa argentina “incubada en el laboratorio que brinda herramientas tecnológicas para aplicaciones de audición y habla” y que ha colaborado en varios chequeos con nuestros colegas de Chequeado, también de Argentina.

Les suministramos cuatro videos (1, 2, 3, 4) en los que se entrevistaba a Sierra, y el audio que se volvió viral. Al comparar las voces en las grabaciones BlackVox, usando “la tecnología i-vector/PLDA (Marca: BlackVox, Modelo: FORENSIA v2.0)”, concluyó que “los resultados obtenidos ... muestran que existe una fuerte certeza que la grabación dubitada [es decir, la nota de voz viral] realizada por Whatsapp ha sido emitida por Fernando Sierra”.

El resultado del informe, realizado por Pedro Univaso, explica que “existe una evidencia fuerte que la grabación dubitada [el audio de WhatsApp] y las grabaciones indubitadas [los videos de YouTube] han sido emitidas por el mismo hablante. Es 433 veces más probable que hayan sido emitidas por la misma persona que por diferentes personas”.

Es decir que la grabación del audio de WhatsApp, con casi total seguridad, corresponde a la voz del doctor Fernando Sierra. Sin embargo, no podemos comprobar si lo mencionado hace referencia a Gustavo Petro, ni si el diagnóstico dado es verdadero. Por lo que calificamos la información como “verdadera, pero”.