Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Lunes, 27 Abril 2020

Mercado que aparece en video viral es de campaña del Gobierno, pero se financia con donaciones

Por Laura Rodríguez Salamanca

La ayuda alimentaria corresponde a la campaña ‘Ayudar nos hace bien’, que es liderada por la primera dama, pero que se soporta enteramente con aportes de la sociedad civil y del sector privado.

En los últimos días ha estado circulando en redes sociales y a través de cadenas de WhatsApp un video en el que una mujer muestra un mercado, que, según ella, le entregó el Gobierno Nacional. “Miren los mercados que están llegando, la cantidad de cosas que está llegando para ayudas para los que más lo necesitamos. El presidente sí está cumpliendo con lo que él prometió”, dice la mujer al principio. 

Luego explica: “obviamente las ayudas no van a llegar en el momento en que nosotros querramos (sic) (...) Viene avena, viene para las arepas, viene hartísimo. Para el necesitado esto es una gran bendición. No como mucha gente lo está haciendo, qué les parece poco. Son dos cajas completamente con cosas también de marcas.(...)”. Enumera algunos de los productos: cuatro libras de lenteja, pasta, chocolate, maíz, 12 libras de arroz. Y termina: “el video se está extendiendo, pero es para que ustedes vean claramente qué son los mercados y que no son dos libras de arroz como hacen aparecer la gente (...) Es estas dos cajas me llegó el día de hoy”. 

Varios usuarios han comentado el video diciendo que es falso porque al Gobierno Nacional no le corresponde ayudar con mercados, sino a los gobiernos locales. Otros, en cambio, han compartido la publicación diciendo que el presidente Duque sí está cumpliendo o lo felicitan por “lo que está dando”. Así que Colombiacheck lo verificó y encontró que si bien el mercado que aparece en el video que se viralizó corresponde a una campaña del Gobierno, no fue financiado con recursos nacionales. 

Primero, indagamos con el equipo de prensa de la Presidencia de la República sobre las ayudas en especie que está entregando. Nos respondieron que existen dos campañas de este tipo: las ayudas entregadas a través de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo; y ‘Ayudar nos hace bien’, encabezada por la primera dama de la nación. 

Con estos datos, solicitamos a la Oficina Asesora de Comunicaciones de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo información acerca del contenido de los mercados que están entregando. Por correo electrónico nos respondieron: “la AHE (Ayuda Humanitaria de Emergencia-Alimentaria), que se entrega a las comunidades vulnerables a través de los programas “Apoyo al Adulto Mayor, “Un millón de Familias”, “Vulnerable Migrantes”, y “Población Vulnerable” corresponde a las establecidas en el Manual de Estandarización de Ayuda Humanitaria de Colombia”. 

Además nos enviaron este documento para consultar el contenido y el embalaje que se está usando en todo el país. Pero al compararlo con el empaque del video, no coincidió con el de las ayudas que organiza Gestión del Riesgo. 

Empaque del mercado del video

Captura de pantallaCaptura de pantalla

Empaques de mercados de Gestión de Riesgo

Empaques Gestión del Riesgo Empaques Gestión del Riesgo 2

Después de descartar esta opción, solicitamos información a la Fundación Solidaridad por Colombia, que es la encargada de coordinar y organizar las ayudas alimentarias de ‘Ayudar nos hace bien’, pero no recibimos respuesta. 

Entonces hicimos una búsqueda en las redes sociales de María Juliana Ruiz, la primera dama de la nación. En su cuenta de Instagram, encontramos varios videos y fotos de la campaña, y tanto el embalaje como varios de los productos coincidían con los del video que se viralizó. Los siguientes son algunos ejemplos. 

Galletas 1Galletas 2

Aceite 1Aceite 2

Papa 1Papa 2

Además, en uno de los videos se dice textualmente que la ayuda alimentaria está compuesta por dos cajas.
 

Sin embargo, a pesar de que, como lo dijimos antes, la campaña ‘Ayudar nos hace bien’, es liderada por la primera dama, no hace parte del plan de ayudas gubernamentales, sino que es financiada con aportes solidarios de la ciudadanía y del sector privado. Según el portal web coronaviruscolombia.gov.co, “esta iniciativa es totalmente independiente del paquete de acciones públicas con las que el Estado apoyará a las personas que más lo necesitan”. 

De hecho, para el momento del cierre de este artículo, en el portal web de la campaña se reportaba la recaudación de más de 10.320 millones de pesos, de los cuales, más de 8.900  han sido recolectados de aportes solidarios y más de 1.200 han sido donados por la industria privada. 

Aportes campaña Ayudar nos hace bien

Así que calificamos el video como ‘verdadero, pero’, porque el mercado que aparece hace parte una campaña del Gobierno, pero no es financiado con sus recursos.

 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Viernes, 19 Junio 2020

Duque compara cifras de COVID-19 con otros países sin el debido contexto

Por José Felipe Sarmiento

En su programa de televisión sobre la gestión de la pandemia en Colombia, el presidente presenta gráficos que ignoran las diferencias entre países y omite algunos que van mejor.

“El esfuerzo de todos se ve reflejado en las menores cifras de muertes y contagios”, escribió el presidente Iván Duque en su cuenta de Twitter el pasado 15 de junio en un hilo de dos mensajes con cuatro diagramas de barras en los que se muestra a Colombia como el país con menor número de personas contagiadas y de muertes por COVID-19 entre varios países de América Latina y Europa.

Trinos de Iván Duque donde compara COVID-19 en Colombia y otros países

El mandatario presenta reportes con el mismo tipo de gráficas todos los lunes en su programa de televisión diario sobre las medidas que ha tomado el gobierno para enfrentar la emergencia sanitaria y la crisis económica generadas por la pandemia. “No se trata de una competencia entre países, pero se ve el esfuerzo que se adelanta en el nuestro”, repite en esas emisiones.

Pero las gráficas presentadas por Duque en su trino del 15 de junio son cuestionables. Por un lado, comparan países que están en etapas diferentes de la epidemia e ignoran otros factores que afectan los datos que muestran, errores de interpretación comunes a los que Colombiacheck incluso les dedicó un podcast.

Además, en sus comparaciones no incluye ningún país con tasas de contagio o mortalidad menores a las de Colombia, aunque sí los hay. Le preguntamos a la oficina de prensa de la Casa de Nariño, en particular a Mauricio González, cuál fue el criterio de selección y no ha respondido.

Según las diapositivas, la fuente de los gráficos es Worldometer, un portal que recopila datos oficiales según los reportes de los gobiernos, como contamos en otro chequeo sobre una comparación similar que hizo el periodista Félix de Bedout. 

En efecto, las cifras presentadas corresponden con las que había en Worldometer minutos antes de la publicación de los trinos. Las pequeñas diferencias en algunos países son explicables porque la hora exacta que quedó registrada en el archivo pudo ser distinta al momento en la que fueron tomados los datos para el informe de Duque.

Los créditos de los gráficos también mencionan vínculos de artículos académicos como fuentes de información. Sin embargo, al ingresar a ellos es posible constatar que hablan es sobre estadísticas del número de camas de cuidado crítico en Europa, Estados Unidos y el Cono Sur (el ministro de Salud, Fernando Ruiz, también hizo una comparación cuestionable sobre estos datos).

Pero retomando el tema de las comparaciones de Duque, por un lado, como ya hemos explicado en otros chequeos, las cifras de contagios dependen del número de pruebas y la estrategia de testeo, que varía en el tiempo y entre países. Por eso no se puede comparar esa cifra a la ligera, sea con números absolutos o en tasas sobre la población.

Además, tanto en muertes como en contagios, los datos de América Latina no se pueden comparar así con los de Europa.

Primero, las etapas de la epidemia son muy diferentes debido a que el virus llegó mucho antes a países como Francia, Alemania, Italia, Reino Unido o España que a Colombia y sus vecinos. Incluso en entre estos hay diferencias que superan las dos semanas, como se dijo el chequeo a De Bedout.

Segundo, el diagrama compara países que adoptaron medidas en momentos muy diferentes. De modo que la famosa curva epidemiológica, al menos la primera de varias, empezó a crecer acá apenas con el levantamiento paulatino de la cuarentena en mayo. En cambio, algunos países de Europa, entre ellos la mayoría de los que incluyó Presidencia en la gráfica, vivieron un aumento vertiginoso desde febrero y a estas alturas ya están en una fase de descenso.

Aparte de esto, lo que termina de darle al reporte de Duque su carácter cuestionable es la falta de un criterio de selección claro de los países. Se quedaron por fuera todos los que tenían mejores datos en ambas variables.

De acuerdo con el citado archivo de Worldometer, Colombia estaba apenas por debajo del promedio mundial de 1.027 contagios por millón de habitantes ese día. Honduras tenía 895; Argentina, 699; El Salvador, 590; Guatemala, 550; Costa Rica, 337; Uruguay, 244; Nicaragua, 221; Cuba, 198; Paraguay, 181; Venezuela, 105 y Belice, 50. Por supuesto, esta comparación tiene las mismas limitantes del gráfico ya mencionadas pero demuestra que dejaron por fuera a los países que iban mejor.

Algo parecido pasa con las muertes por millón de habitantes, que en teoría son datos más precisos porque dependen menos de la estrategia de testeo. El promedio mundial era de 55 hasta ese momento, por lo que Colombia estaba muy por debajo. Sin embargo, en la gráfica de Latinoamérica se quedaron por fuera Honduras (32), Guatemala (21), Argentina (18), El Salvador (11), Nicaragua (8), Uruguay (7), Cuba (7), Belice (5), Costa Rica (2), Paraguay (2) y Venezuela (0,9).

Aunque, sobre este último país, no sobra recordar los problemas de confiabilidad de sus cifras chequeados por nuestros colegas y que también detallamos en otro chequeo anterior y en el de Félix de Bedout.

Las comparaciones inapropiadas y las omisiones que hacen ver a Colombia como el país con mejores resultados, aunque no lo sea, hacen que la calificación para el reporte presidencial sobre el estado de la pandemia frente a otros países sea cuestionable.