Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 21 Enero 2021

Nueva política de privacidad de WhatsApp no hará que todo lo enviado ‘se pueda publicar’

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Y reenviar cadenas no “protege tu equipo”, ni evita que entren en funcionamiento las nuevas reglas de uso de la aplicación de mensajería.

Nuevamente, tras el anuncio de la aplicación de mensajería WhatsApp del cambio en su política de privacidad, comenzó a circular en redes sociales otra cadena que informa sobre los supuestos cambios que esto implica para los usuarios.

El mensaje que circula por la red social, y que también se ha viralizado en Facebook (1, 2, 3 y 4), señala que “mañana” (sin estipular una fecha) “comienza la nueva regla de WhatsApp que permite usar tus fotos”. De manera que “todo lo que has publicado”, dice la cadena, “se podrá publicar a partir de hoy [nuevamente sin decir qué fecha], incluso mensajes eliminados” y que estos “podrán ser utilizados en juicios contra ti”. Pero esto no es cierto.

Al igual que en la otra cadena que ya habíamos revisado en Colombiacheck, en esta también se asegura que la manera de evitar que esta nueva política entre en vigor es “un simple copiar/pegar” a diez grupos el mensaje: “No doy permiso a Whatsap ni a ninguna organización asociada a Whatsap, como facebook, e Instagram para usar mis imágenes, información, mensajes, fotos, mensajes eliminados, archivos, etc.” (sic). Sin embargo, como ya habíamos explicado, esto no tiene ningún sentido. 

La nueva política de privacidad de WhatsApp no incluye que toda la información enviada a través de la aplicación pueda ser publicada. Pero además, enviar a grupos la cadena tampoco impide que entre en rigor el cambio en las políticas de la empresa.

Al igual que con la cadena que verificamos antes en el chequeo “No, WhatsApp no ha anunciado que el uso de la aplicación ‘costará dinero’”, Colombiacheck contactó al equipo de WhatsApp Latinoamérica para confirmar la veracidad de lo que afirma la nueva cadena que circula en la red social. 

La empresa nos remitió a la página Respuestas a las preguntas sobre la Política de privacidad de WhatsApp, en la cual la red social busca responder “algunas de las preguntas más comunes” que recibieron en los últimos días “después de la reciente actualización de nuestra Política de privacidad”. 

Y al igual que en el caso anterior, la página no habla de que los cambios le permitan a WhatsApp publicar toda la información que haya sido compartida a través de la aplicación. 

De hecho, como ya contamos, WhatsApp utiliza un mecanismo de cifrado de extremo a extremo que impide que la empresa sepa cuál es el contenido de los mensajes enviados entre dos o más personas que sostienen una conversación en su plataforma. 

“WhatsApp no puede saber si uno envió X o Y mensaje”, señaló José Luis Peñarredonda, investigador en cultura digital, quien explicó en el chequeo anteriormente mencionado que cada mensaje enviado por la plataforma está asociado con un identificador único que es codificado en cuanto sale de un celular. Ese mensaje viaja encriptado a través del sistema de la empresa, y es decodificado apenas es recibido por el remitente. Por eso WhatsApp no puede leerlos.

Ahora bien, sobre el asunto de que WhatsApp puede “usar las fotos de las personas” es una afirmación parcialmente cierta. Cuando uno acepta las políticas de uso de WhatsApp (que hay que aceptar obligatoriamente para poder utilizar la aplicación), acepta ceder los derechos de toda la información que circula en ella. No porque WhatsApp como empresa la vaya a utilizar para venderla (ese no es su negocio), sino porque se necesita para que pueda funcionar la aplicación; básicamente para que el mensaje que una persona envía se replique en el chat de aquella que lo recibe.

Es decir, como usuario uno cede los derechos sobre la información pero solo para que la empresa lo utilice para garantizar el servicio de mensajería. 

Los colegas verificadores españoles Maldita revisaron esta misma cadena y publicaron un chequeo el 20 de enero en el que explican que “como pasa con todas las redes sociales y plataformas que usamos, a WhatsApp le concedemos una serie de licencias cuando empezamos a usarlo. Entre ellas, que pueden usar el contenido que subimos a la plataforma (como nuestra foto de perfil) para gestionar nuestra cuenta y tratar los mensajes que enviamos para hacer que lleguen de un contacto a otro”.

Jorge Morell, abogado especializado en derecho tecnológico y en el análisis de los Términos y Condiciones de las plataformas, le explicó a Maldita: 

“Todo lo que generas en el servicio (mensajes, fotos, audios y demás) es tuyo pero se lo prestas a ellos para que puedan moverlo de aquí para allá, pero siempre vinculado al servicio objeto de WhatsApp: la mensajería. Esa licencia que les damos es mundial, gratuita [ya que no nos pagan por ello], no exclusiva [ya que esas cosas puedes ponerlas en otros sitios], y sublicenciable y transferible para facilitar que terceros accedan a ello”.

“Legalmente hablando, según explica Morell, esa licencia es la que permite que el mensaje que mandas a tu madre a través de WhatsApp se le muestre a ella en su aplicación, ya que técnicamente WhatsApp no podría ‘cederlos’ a un tercero (en este caso, tu madre) sin tu permiso”, complementa Maldita.

Esto mismo nos confirmaron José Luis Peñarredonda y Cristina Vélez, cofundadora de Linterna Verde.

Para Vélez, sin embargo, la falsedad de la cadena, que como mencionamos circuló en España, pero también en Argentina, radica principalmente en la sugerencia de que reenviando el mensaje a 15 contactos se pueda impedir que entre en curso la nueva política de la aplicación. Nuevamente: porque los datos circulan cifrados dentro de la misma y no hay manera de que esta se entere de que un usuario le envió a otro el mensaje en el que no autoriza el cambio.

“Cuando se entra a WhatsApp se firman unos términos y condiciones, para poder utilizarla, que no se pueden cambiar”, dice Cristina Vélez. Y agrega: “Nada está en las manos de los usuarios de WhatsApp que puedan hacer para modificar las condiciones de uso de la misma. Lo único que se puede hacer es no usarla”. Porque básicamente, plantea la investigadora, el uso de la aplicación está supeditado a hacerlo bajo las reglas de la misma.

Colombiacheck le preguntó a Vélez y a Peñarredonda cuál es el propósito de estas cadenas, tanto de la verificada anteriormente como de la que trata este chequeo, pues a simple vista no parecen tener el propósito de robar los datos de quien la recibe (como la modalidad del delito informático llamado phishing sobre el que escribimos en este Explicador y tratamos en este episodio de Chequeo Amplificado). Lo que respondieron los especialistas es que no parece buscar usufructuar ningún bien de los usuarios de la red social sino, simplemente, “trollear” o “jugar” con quienes la reciben. 

Para Vélez es un misterio el propósito detrás de ello pues “no parece tener las lógicas de la desinformación”, que tiene unos fines políticos o económicos. Para Peñarredonda, sin embargo, es posible que estas cadenas tengan el objetivo de “bajar las defensas” de quienes las reciben, pues tras recibir múltiples veces cadenas “inofensivas”, que no generan consecuencias con su reproducción, es posible que no esten atentos y alerta cuando reciban una que sí pretenda algún fin.

En cualquier caso, en Colombiacheck confirmamos que, una vez más, no es cierto que las nuevas políticas de WhatsApp le permitan a la empresa usar los datos personales de los usuarios para, incluso, usarlos en contra de los mismos; ni que se revierta el efecto de las políticas al enviar cadenas a determinado número de contactos. 

Reiteramos, además, la importancia de verificar toda la información que reciba en redes sociales bien sea a través de internet, o consultando los chequeos que realizamos y publicamos en colombiacheck.com y nuestras redes sociales.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 14 Julio 2020

No, el coronavirus no se mata’ inhalando alcohol’

Por Adolfo Ochoa Moyano

En un video que rota por Whatsapp un hombre asegura que remojar la mascarilla con alcohol y aspirar fuerte bloquea el virus. Esto es falso; ni inhalar, frotar sobre el cuerpo o beber alcohol mata el Sars-CoV-2, ha dicho la OMS.

En redes sociales circula un video en el que un hombre asegura que mojar los tapabocas con alcohol antiséptico para así inhalar la sustancia es una medida efectiva contra el coronavirus.

En el video, el hombre, a quien se le ve usando una camisa con el logo del Sitp (Sistema Integrado de Transporte de Bogotá) emplea un atomizador para rociar un tapabocas con el alcohol y luego se lleva a la cara y aspira. “Inhalamos fuerte y eso se nos va ir para los pulmones”, dice mientras lo hace. Según él, esta medida sirve para “para matar y combatir el coronavirus”.

 

Un hombe remoja su tapabocas en alcohol

Este video, que se origina en Colombia, también ha circulado en otros países de América Latina como Ecuador y Bolivia, donde nuestros colegas de Ecuador Chequea y Bolivia Verifica desmintieron la desinformación.

Pero es falso que hacer esto sirva para enfrentar el virus y mucho menos matarlo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió una lista de consejos para ser tenidos en cuenta durante la pandemia. En la lista no solo no aparece por ninguna parte que inhalar alcohol ayude a combatir el coronavirus, sino que incluso advierte que introducir desinfectantes en el organismo puede generar daños a la salud.

“Jamás se debe pulverizar lejía u otros desinfectantes sobre el cuerpo ni introducirlos en el organismo. Estas sustancias pueden ser tóxicas si se ingieren, y el contacto con ellas irrita y daña la piel y los ojos. La lejía y los desinfectantes deben utilizarse únicamente para la desinfección de superficies y siempre con las debidas precauciones”, dice la OMS.

La organización mundial advierte que nunca se deben ingerir productos como metanol y etanol. Aunque no habla específicamente de inhalarlos, hace énfasis en que son sustancias tóxicas  y “beberlas puede provocar discapacidad o incluso la muerte”, dice la OMS y agrega que “algunos productos de limpieza contienen metanol, etanol o lejía para eliminar el virus de las superficies, pero nunca deben beberse. No solo no destruirían los virus presentes en el organismo sino que dañarían los tejidos y órganos internos”.

En Colombiacheck consultamos a  Ruth Espinosa, coordinadora de Prevención de Infecciones y Salud Pública del Instituto Roosevelt sobre los efectos de poner alcohol en el tapabocas, como recomiendan en el video y nos explicó que “inhalar alcohol no es una buena medida y no tiene ningún beneficio. Puede producir quemaduras y generar una intoxicación”.

Agregó que no solamente no neutraliza el coronavirus, sino que los efectos sobre el cuerpo humano pueden ser muy negativos porque aspirar el alcohol puede “causar afecciones respiratorias y provocar un mal funcionamiento de los pulmones”.

El uso del alcohol o desinfectantes con al menos 60 % de alcohol es recomendado por organizaciones de salud como los Centros de Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) para la limpieza de las manos, en casos en los que no se puede acceder a agua y jabón.

Por otra parte, la Organización Panamericana de la Salud también ha hecho públicos documentos en los que aclaran que el consumo de bebidas alcohólicas tampoco previene el contagio del coronavirus y, de hecho, advierten que su consumo afecta el sistema inmune y deja a las personas vulnerables frente a enfermedades infecciosas.  

Así que lo dicho en el video, en el que se recomienda el alcohol cómo una forma de ‘matar el coronavirus’ es falso.