Pasar al contenido principal

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Sábado, 29 Junio 2019

Paloma Valencia acierta en arriendo que paga JEP pero calcula mal precio de apartamentos de estrato bajo

Por Isabel Caballero Samper

La senadora aseguró que con lo que paga de arriendo la JEP se podría pagar el arriendo de 8.708 familias por un año. Aunque acierta en la cifra de la JEP, su cálculo de cuánto cuesta un arriendo de estrato bajo se queda corto.

Hace unos días la cuenta oficial de la senadora del Centro Democrático Paloma Valencia trinó: “La JEP paga 1.550 millones de pesos mensuales de arriendo. Una familia de una víctima de estrato bajo paga 178 mil pesos mensuales de alquiler por un apartamento.  Si utilizamos ese dinero de la JEP, les daríamos a 8.708 familias víctimas el arriendo de todo un año.”

Trino de la senadora Paloma Valencia comparando el arriendo de la JEP con un arriendo de clase media-baja

Uno de nuestros lectores nos pidió que revisáramos la exactitud de las cifras que presenta la senadora pues estaba extrañado por el valor extraordinariamente bajo que según la senadora valen los arrendamientos de estrato bajo.
 
Consultamos con la JEP, y nos confirmaron que sí es verdad que por el edificio de la Carrera 7 con Calle 63 donde queda su sede se pagan mensualmente 1.550 millones de pesos, precio en el que se incluye la administración, los servicios de operación y el mantenimiento de los equipos especiales del edificio (es decir ascensores, planta eléctrica, motobombas, sistema de ventilación mecánica, aire acondicionado, sistema de red contra incendios, cableado estructurado, mobiliario, divisiones de las oficinas, etc). 
 

Esto lo confirmamos escudriñando el Plan Anual de Adquisiciones de la JEP publicado en su página web que en el punto 287 dice que se hizo una contratación directa por el “Arrendamiento del edificio torre squadra ubicado en la avenida carrera 7 No. 63-44 de la ciudad de Bogotá para el uso exclusivo y funcionamiento de la JEP” por un valor total estimado de 18.650’755.200 pesos. Dividiendo esta cifra en los doce meses del año el resultado es 1.554’229.600 pesos, apenas un poco más de los 1.550 millones mensuales mencionados por Valencia.

Para saber de dónde había sacado la senadora la cifra sobre el valor del arriendo de una familia víctima le preguntamos a su equipo de trabajo y nos contestaron que venía de un estudio elaborado por Fedelonjas y el Centro Nacional de Estudios para la Construcción y el desarrollo Urbano y Regional, Cenac, un centro de estudios que estaba conformado por varias universidades y entidades del Estado dedicadas al tema. Además, un economista del equipo de Valencia nos envió una nota de el periódico El Tiempo que muestra que efectivamente el estudio concluyó que, mirando las ocho principales ciudades del país, sin incluir Bogotá, en el estrato medio-bajo, es decir estrato 3, se pagan 177.881 pesos por un apartamento independiente pero que hace parte de la casa principal (en estratos más bajos el estudio miraba el precio que se paga por una habitación en un inquilinato). El único problema es que este es un estudio del año 2003 y que en los últimos 15 años los precios de los arrendamientos han subido.
 

El Cenac dejó de existir en el 2011, pero consultamos al Ministerio de Vivienda para hacer una comparación con la actualidad. Utilizando cifras de la Gran Encuesta Integrada de Hogares 2018 del DANE nos informaron que, mirando el promedio de las cinco principales ciudades del país (de nuevo, sin incluir Bogotá), en el estrato 3 o medio-bajo se pagan 589.548 pesos por un canon de arrendamiento. Es decir, el precio es 3,3 veces mayor de lo que dijo Valencia. Ni siquiera para el estrato más bajo los arriendos son tan baratos como dice la senadora. Para el estrato bajo-bajo, o estrato 1, el arrendamiento promedio es de 322.535, es decir 1,8 veces lo que dijo Valencia en su trino.
 
Así que el cálculo de la senadora de que los 1.550 millones de pesos del arrendamiento de la JEP alcanzarían para pagar el arriendo de 8.708 familias por un año es falso. En todo caso con el valor calculado por la senadora de que el arriendo promedio es de 178.000 pesos, los 1.550 millones mensuales de la JEP alcanzan para pagarle el arriendo a 8.708 familias por un mes, no por todo el año. Y a precios de hoy en día, alcanzarían para pagar el arriendo de 2.629 apartamentos en estrato 3. 
 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 18 Mayo 2017

“JEP niega la libertad a Diego Palacio”

Por Sania Salazar

Medios y periodistas desinformaron sobre el asunto. La frase es falsa porque el tribunal que podría revisar el caso del exministro uribista todavía no está funcionando.

Algunos medios de comunicación y periodistas aseguraron el viernes pasado, 12 de mayo, que la Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, había negado la libertad al exministro de Protección Social, Diego Palacio Betancourt, condenado por el delito de cohecho en el caso conocido como la Yidispolítica. Eso es falso.

 

 

 

 

Varios titulares que indicaban eso aparecieron en redes sociales y páginas web de los medios, aunque en las notas se especificaba que quien le había negado la libertad condicional a Palacio había sido un juez de ejecución de penas.

Después de contrastar varias fuentes Colombiacheck califica esas afirmaciones como falsas. La razón principal es que el Tribunal que deberá revisar dentro de la JEP casos ya juzgados, como el de Palacio, todavía no está funcionando.

Hay que recordar, primero, que Gobierno y Farc pactaron en el Acuerdo Final la creación del Sistema Integral de verdad, justicia, reparación y no repetición (Sivjrnr) dentro del cual estará Jurisdicción Especial para la Paz, JEP, que ejercerá funciones judiciales. A su vez, en la JEP habrá un Tribunal para la paz, que, entre otras cosas, revisará los casos juzgados.

En la Secretaría ejecutiva de la JEP nos explicaron que son el único órgano del (Sivjrnr) que está funcionando por ahora.

“La secretaría ejecutiva es la encargada de desarrollar una serie de trabajos administrativos, presupuestales y orgánicos para que empiece a operar”, explicó Nathalie Michelou, de la oficina de comunicaciones de la Secretaría ejecutiva.

 

 

 

 

 

 

En el Acuerdo Final dice: “el Estado deberá poner en marcha el componente de justicia del SIVJRNR a la mayor brevedad desde la firma del Acuerdo Final. Las Salas y la Unidad de Investigación y Acusación deberán entrar en funcionamiento a más tardar tres (3) meses contados a partir de la entrada en vigor del Acuerdo Final, salvo que en este se determine una fecha anterior.

El Acuerdo que se está implementando se firmó el 24 de noviembre de 2016 y el denominado Día D o de inicio de la implementación fue el 1 de diciembre del mismo año. Es decir, el Sivjrnr debería estar más adelantado, pero en la oficina de comunicaciones de la Secretaría Jurídica de la JEP explicaron que el proceso se retrasó debido a que en el plebiscito que buscaba refrendar el Acuerdo ganó el no.

El caso de Diego Palacio

El exministro uribista cumple una condena de seis años de cárcel ratificada por la Corte Suprema de Justicia por ofrecerles beneficios a Yidis Medina y a Teodolindo Avendaño, en ese entonces congresistas, para que votaran a favor de la reelección presidencial. Esa reforma constitucional la impulsó el Gobierno de Álvaro Uribe, quien buscaba la posibilidad de su reelección. Finalmente la reforma se aprobó y Uribe fue elegido por segunda vez consecutiva como Presidente.

Como lo había contado Colombiacheck con respecto al caso de Palacio, el Acuerdo Final dice que “la Corte Suprema de Justicia será la competente para la revisión de las sentencias que haya proferido. Únicamente para quienes hubieran sido condenados teniendo en cuenta la definición de quiénes son combatientes según el DIH, podrá solicitarse la revisión de las anteriores sentencias ante la Sección de Revisión de la JEP”.

La pregunta que persiste en el caso de Palacio es si logrará que la JEP revise su caso bajo el argumento que le dio a la revista Semana: “Lo que se reeligió con él (Uribe) fue la seguridad democrática, que fue concebida como una política de Estado para acabar con las Farc. Ese argumento de partida demuestra que en mi caso entrar a la JEP es posible”.

Le negaron la libertad, pero no la entrada a la JEP

Palacio le solicitó a un juez de ejecución de penas que le diera libertad condicional mientras la JEP decide si evalúa su caso, posibilidad que le negaron, por lo que seguirá privado de la libertad.

Noticias Uno reveló varias de las razones en las que la juez justificó su decisión, entre las cuales está que Palacio no cumple con el requisito de haber cumplido mínimo cinco años de la pena en prisión, una de las condiciones de la libertad condicional para esperar fuera de las rejas las decisiones de la JEP.

 

 

Palacio todavía tiene oportunidad de presentarse ante la JEP cuando esta esté montada y funcionando, pero eso sí, no garantiza que el juez falle a favor, explicaron en la Secretaría Ejecutiva de la JEP. El Ministro del Interior, Juan Fernando Cristo, resaltó que será la JEP la que estudie la pertinencia de revisar las sentencias emitidas por la Corte Suprema de Justicia.

Relacionaron dos casos distintos

Se relacionó el caso de Palacio con el de Herminsul Arellán Barajas, alias Pedro, señalado de ser el principal responsable del atentado al Club El Nogal, en Bogotá, pues a él sí le concedieron la libertad condicional mientras la JEP empieza a funcionar y revisan su caso.

Varias voces, como las de Carlos Holmes Trujillo y Óscar Iván Zuluaga, ambos del Centro Democrático, salieron a protestar por lo que ellos califican como un trato injusto.

 

 

 

 

Los casos son diferentes porque en el de Palacio no está clara aún la relación de su delito con el conflicto, mientras que en la de Arellán Barajas es directa, lo culpan de terrorismo, homicidio agravado, tentativa de homicidio y rebelión, como lo contó El Espectador cuando lo capturaron.

El mismo diario, en su editorial del pasado 17 de mayo, calificó la comparación de los casos como irresponsable.