Pasar al contenido principal
Miércoles, 22 Abril 2020

En datos: Así va la epidemia de COVID-19 en Bogotá

Por Juan Martín Villazón, Mariana Garzón y María Isabel Magaña - Unisabana medios

Bogotá es la ciudad de Colombia con más casos detectados de COVID-19. En esta radiografía analizamos la evolución del virus en la capital, según los datos publicados por la Secretaría de Salud diariamente.

Este artículo fue publicado originalmente por Unisabana Medios el 22 de abril y será actualizado constantemente por su equipo.

Como ha explicado la alcaldesa Claudia López, el virus se desarrolló con fuerza en el norte de la ciudad, aunque poco a poco ha migrado a otras localidades donde hay población que continúa trabajando fuera de casa, por motivos de fuerza mayor. Así se ve el mapa de contagio al día de hoy:

Contagio según edad y sexo Esta gráfica nos muestra el total de contagiados detectados según su edad y sexo. En general, son las mujeres las más contagiadas, especialmente en el rango de 30 a 39 años. Para el caso de los hombres, los mayores infectados están en el rango de edades de 10 a 19 años y de 50 a 59 años. Es importante que el contagio no crezca en el rango de 59 años en adelante, pues esta es la población más vulnerable y lo más probable es que requieran atención en UCIs. Estado en el que se encuentran los contagiados La mayoría de casos se encuentra en estado moderado, lo que quiere decir que tiene síntomas leves que no requieren hospitalización. Solo el 2% está en estado crítico, que implica atención en hospital y -en muchos casos- el uso de ventiladores. Esto es bueno porque quiere decir que la mayoría de la población no requiere aún cuidados intensivos que hagan colapsar al sistema sanitario. Hay que tener en cuenta que, si esto cambia, las personas que tengan preexistencias médicas son las más propensas a tener complicaciones respiratorias, como explicamos aquí. Donde están pasando cuarentena los contagiados La mayor parte de los contagios detectados se encuentra recuperándose en casa; solo el 8% se encuentra en Unidad de Cuidados Intensivos o en hospitales. Por ahora, la capital se está preparando aumentando la capacidad instalada del sistema sanitario. Ejemplo de ello es el hospital transitorio en Corferias, con capacidad de 2 mil camillas, para atender personas que no se encuentren contagiadas del Covid-19 y así descongestionar los centros médicos y hospitales. La buena noticia es que la capacidad sanitaria de Bogotá aún sigue fuerte. Las camas en Unidades de Cuidado Intensivo que destinó Bogotá para atender la pandemia todavía tienen mucho espacio para recibir más enfermos. El objetivo del gobierno local es que se logre la inmunidad de rebaño sin desbordar al sistema sanitario, como explicamos aquí. En esta tabla puedes ver cómo va la ocupación diaria de las camas de hospital destinadas a atender el COVID-19 en cada hospital de la ciudad. Evolución de casos acumulados Esta gráfica muestra cómo ha evolucionado la curva del total contagios detectados en Bogotá. El 20 de abril fue el primer día, desde que llegó el virus a la ciudad, en el que no se identificaron nuevos casos, aunque esto puede verse afectado por el número de pruebas que aún no se han reportado. ¿Cómo van las pruebas en Bogotá? Bogotá tiene el Laboratorio de Salud Distrital dedicado al análisis de pruebas para la capital, al igual que otros laboratorios en cinco universidades. La alcaldesa Claudia López indicó que la capital tendrá 400 mil pruebas adicionales divididas de la siguiente manera: 200 mil pruebas moleculares desde el 13 de abril y otras 200 mil pruebas rápidas que llegarán a Bogotá en tres tandas de aquí a principios de mayo. Por ahora, las cifras oficiales responden a los datos de las pruebas PCR aplicadas en la capital. Estas gráficas muestran la evolución de la cantidad de pruebas procesadas acumuladas, al igual que las pruebas que están en análisis.

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus

Viernes, 10 Julio 2020

Explicador: ¿el coronavirus se puede contagiar a través del aire?

Por Con base en un texto de Catalina Roig - Chequeado

La OMS reconoció que·hay “evidencia emergente” sobre este tipo de transmisión. También actualizó las maneras en las que es posible que se transmita para incluir contagios mediante el aire. Pero aún no hay anuncios de nuevas medidas de precaución.

Este artículo fue publicado originalmente por Chequeado el 9 de julio de 2020. Es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo. El 13 de julio fue actualizado por Adolfo Ochoa, periodista de Colombiacheck. 

En un estudio titulado “Es hora de abordar la transmisión aérea del COVID-19” un grupo de 239 científicos de todo el mundo pidieron a las organizaciones internacionales que tengan en cuenta la evidencia que muestra que existe un riesgo de transmisión por vía aérea a través microgotas que podrían viajar hasta varios metros. 

“La mayoría de las organizaciones de salud pública, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS), no reconocen la transmisión por el aire, excepto en los procedimientos de generación de aerosoles realizados en entornos de atención médica”, explica el documento publicado en la revista Clinical Infectious Diseases (Enfermedades Clínicas Infecciosas) y agrega que, aunque el lavado de manos y el distanciamiento social son apropiados, “son insuficientes para proporcionar protección contra las microgotas respiratorias portadoras de virus liberadas en el aire por personas infectadas”

Al día siguiente, la OMS anunció en una conferencia de prensa que reconocía que había “evidencia emergente” sobre la transmisión del SARS-CoV-2 por vía aérea. “Creemos que debemos estar abiertos a esta evidencia y comprender sus implicaciones con respecto a los modos de transmisión y a las precauciones que deben tomarse”, explicó Benedetta Allegranzi, responsable de Prevención y Control de Infecciones de la organización. 

Sin embargo, hasta la fecha no hubo ningún cambio en las políticas o recomendaciones de la OMS, que sostiene que las formas de transmisión de la enfermedad COVID-19 es “a través de las gotitas procedentes de la nariz o la boca que salen despedidas cuando una persona infectada tose o exhala”. Al mismo tiempo, el organismo anunció que pronto se publicará un resumen respecto a las nuevas evidencias sobre las formas de transmisión del virus

Qué evidencia hay

Entre los estudios mencionados por la petición de los científicos, se destaca una investigación que analiza un brote en un restaurante en China, donde los miembros de 2 familias se contagiaron de coronavirus tras sentarse en las mesas contiguas a una familia que acababa de llegar de la ciudad de Wuhan (China), como contamos en esta nota

Los investigadores concluyen que “la transmisión en aerosol de SARS-CoV-2 debido a una ventilación deficiente puede explicar la propagación comunitaria de COVID-19”

Por qué es importante el criterio de la OMS respecto a las vías de transmisión

Como analizó el sitio especializado Salud con Lupa en este hilo de Twitterlos gobiernos de todo el mundo basan sus políticas y presupuestos a partir de las recomendaciones de la OMS, por lo que si la organización anunciara que existe una certeza de que la COVID-19 puede transmitirse por vía aérea, entonces sería necesario hacer cambios en las políticas de bioseguridad. 

Por ejemplo, además de las medidas de distanciamiento físico de 1 a 2 metros, sería también necesaria la obligatoriedad del uso de tapabocas en todos los espacios y no sólo donde haya aglomeraciones

Por otro lado, también se debería pensar en recomendaciones y protocolos con respecto a la ventilación de los lugares cerrados. “Este asunto es de mayor importancia ahora, cuando los países se vuelven a abrir después de los bloqueos, lo que lleva a las personas a sus lugares de trabajo y a los estudiantes a las escuelas, colegios y universidades”, explica la petición de los 239 científicos. 

Actualización

Como lo había anunciado, el 9 de julio la OMS actualizó en su página oficial el resumen científico publicado el 29 de marzo de 2020 titulado Modos de transmisión del virus que causa COVID-19: implicaciones para las recomendaciones de precaución de prevención y control de infecciones e incluyo “nueva evidencia científica disponible sobre la transmisión de SARS-CoV-2”.

En la nueva versión aparece la transmisión aérea como una manera en la que se contagia el SARS-CoV-2. La OMS la define como “la propagación de un agente infeccioso causado por la diseminación de núcleos de gotitas (aerosoles) que permanecen infecciosos cuando se suspenden en el aire a largas distancias y en el tiempo”.

La organización, sin embargo, está actualmente definiendo si estos contagios por aerosoles se pueden dar en espacios cerrados. “La OMS, junto con la comunidad científica, ha estado discutiendo y evaluando activamente si el SARS-CoV-2 también puede propagarse a través de los aerosoles en ausencia de procedimientos de generación de aerosoles, particularmente en interiores ajustes con poca ventilación”.

Hasta el momento, no hay un consenso ni entre los científicos ni en la OMS sobre cómo ocurren estos contagios, aunque ya existen teorías al respecto. La organización no ha anunciado nuevas medidas de precaución. 

“Varias gotas respiratorias generan aerosoles microscópicos (<5 µm) al evaporarse , y la respiración normal y la conversación resultan en aerosoles exhalados. Por lo tanto, una persona susceptible podría inhalar aerosoles y podría infectarse si los aerosoles contienen el virus en cantidad suficiente para causar infección en el receptor. Sin embargo, se desconoce la proporción de núcleos de gotitas exhaladas o de gotitas respiratorias que se evaporan para generar aerosoles, y la dosis infecciosa de SARS-CoV-2 viable requerida para causar infección en otra persona, pero se ha estudiado para otros virus respiratorios”, explicó la OMS.

La organización explicó que ha venido realizando experimentos para determinar el nivel de infección de los aerosoles y su tiempo de permanencia en el aire.

“Los estudios experimentales han generado aerosoles de muestras infecciosas utilizando nebulizadores de chorro de alta potencia en condiciones controladas de laboratorio. Estos estudios encontraron ARN del virus SARS-CoV-2 en muestras de aire dentro de aerosoles durante hasta 3 horas en un estudio y 16 horas en otro, que también encontraron virus viables competentes en replicación. Estos hallazgos fueron inducidos experimentalmente aerosoles que no reflejan condiciones normales de tos humana”.
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus