Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 26 Febrero 2021

Asintomáticos de COVID-19 no son inmunes y también necesitan vacunas

Por Mónica Ospino Orozco

Las vacunas pasan por rigurosas pruebas de seguridad y eficacia antes de ser comercializadas. Aún no se sabe cuánto tiempo puede durar la inmunidad natural al COVID-19 y sí es posible ser víctimas de una reinfección.

La aprobación y puesta en marcha del proceso de vacunación contra el COVID-19 en el mundo entero ha generado un nuevo pico de “infodemia”, especialmente liderado por los movimientos antivacunas y aquellos quienes desconfían del rápido desarrollo de éstas, en el marco de la pandemia provocada por el virus Sars-Cov-2.

Entre las desinformaciones que circulan sobre este tema en redes encontramos esta pieza gráfica que asegura: “Asintomático = inmune (sano). Si el virus no te afecta o ya lo has pasado... ¡¡¡eres inmune!!! NO contagias NO corres peligro NO necesitas vacunas. QUE NO TE ENGAÑEN. Infórmate: La Vacuna no es segura” (sic).

En una plataforma de Facebook a la que tenemos acceso gracias a una alianza en la lucha contra la desinformación encontramos que la imagen ha sido compartida más de 1.400 veces y vista por más de 35.000 personas. 

La pieza también ha sido enviada por WhatsApp, sin embargo, pudimos verificar que su contenido es falso, pues la evidencia científica disponible precisa que las personas asintomáticas pueden volver a contagiarse y desarrollar la enfermedad.

Falso de pieza gráfica asintomáticos

De acuerdo con este apartado de mitos y datos acerca de las vacunas contra el COVID-19 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, CDC, de Estados Unidos, si tuvo COVID-19 y ya se recuperó, igual debe vacunarse. “Esto se debe a que los expertos todavía no saben cuánto tiempo dura la protección que el organismo genera después de enfermarse y recuperarse del COVID-19. Incluso si se recuperó del COVID-19 es posible, aunque poco frecuente, que pueda volver a infectarse por el virus que causa el COVID-19”.

Pero adicionalmente la Organización Mundial de la Salud, OMS, asegura en su artículo de preguntas y respuestas sobre la enfermedad por coronavirus que incluso los asintomáticos pueden contagiar: “Las personas sin síntomas pueden transmitir el virus. Aún no se sabe con qué frecuencia ocurre”. 

Y en este explicador  que ya habíamos publicado en Colombiacheck, quedó claro que, según la viróloga y magíster en Comunicación, María Fernanda Gutiérrez, “esto puede ser por causas asociadas a la susceptibilidad genética, es decir, a las características propias de cada persona que se heredan y que dan la posibilidad de infectarse y de reaccionar ante el virus mucho o poco a pesar de no haber recibido la vacuna o el medicamento contra el virus. 

Para el médico intensivista y epidemiólogo, Jorge Salazar, director de la Unidad de Cuidados Intensivo de la Clínica Colombia de Cali, es clave tener en cuenta que “un asintomático positivo puede volverse sintomático y presentará cualquiera de los tres tipos de la enfermedad: leve, moderado o severo. La inmunidad de cada persona por factores genéticos, ambientales y nutricionales es diferente”.

Salazar agrega que “todos necesitamos vacuna para ver si con la vacunación del 70 por ciento de la población se alcanza la inmunidad de rebaño y desaparece el virus. El riesgo de contaminarse no pasa y se han presentado casos de nuevo episodios de síntomas por segunda vez. Por eso es que lo mejor es vacunarse”.

Esta misma desinformación ya había sido verificada también por nuestros colegas de AFP Factual, a quienes el médico inmunólogo Arturo Borzutzky, docente en la escuela de medicina de la Universidad Católica de Chile, les aseguró que “una persona que ya tuvo Covid-19 si se vacuna va a robustecer su inmunidad y va a disminuir mucho la probabilidad de que vuelva a enfermarse gravemente. El asintomático también debe vacunarse. Seguramente tiene menos riesgo de contagiarse de forma grave”. 

Vacunas seguras

Otra de las desinformaciones que propaga la pieza gráfica que verificamos en este chequeo es la que dice que “las vacunas no son seguras”. Sin embargo, de nuevo, la afirmación es falsa, pues como ya lo dijimos en este explicador, “cualquier tipo de vacuna, incluyendo las vacunas candidatas para prevenir el COVID-19, antes de ser comercializada, debe demostrar que cumple con unos requisitos básicos: que sea segura (es decir, que no cause efectos secundarios graves), que sea eficaz (que sirva para prevenir el desarrollo de la enfermedad, en los diferentes grupos poblacionales) y que se pueda distribuir a la población que la necesita”.

La OMS además ha insistido en la seguridad de las vacunas y asegura: 

La vacunación es inocua y, aunque pueda producir efectos secundarios, como dolor en el brazo o fiebre baja, suelen ser muy leves y temporales. Si bien no puede descartarse que ocasionen efectos secundarios graves, estos son sumamente raros. Todas las vacunas autorizadas son sometidas a pruebas rigurosas a lo largo de las distintas fases de los ensayos clínicos, y siguen siendo evaluadas con regularidad tras su comercialización. Además, los científicos hacen un seguimiento constante de la información procedente de diversas fuentes en busca de indicios de que causen efectos adversos.

Además de acuerdo con este artículo de los CDC, “para detener una pandemia es necesario utilizar todas las herramientas disponibles. Las vacunas actúan junto al sistema inmunitario para que su organismo esté preparado para combatir el virus si se ve expuesto al mismo. Otras medidas, como el uso de mascarillas y el distanciamiento social, ayudan a reducir su riesgo de estar expuesto al virus y de propagarlo a otras personas. La mejor protección contra el COVID-19 será vacunarse”.

Con todas estas evidencias, la conclusión es que la publicación que invita a no vacunarse a los asintomáticos por ser inmunes a COVID- 19 es falsa y promueve premisas incorrectas.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 28 Enero 2021

No es cierto que Bill Gates pondrá nanobots en las vacunas

Por Mónica Ospino Orozco

Un meme que se ha hecho popular en redes sociales asegura que el magnate de la informática es la cabeza de un proyecto para marcar biométricamente a los seres humanos. Pero esto es falso.

Las teorías conspirativas que vinculan al magnate de la informática y filántropo Bill Gates no cesan de circular por las redes sociales. Una de las más comunes por estos días es la que está relacionada con la supuesta implantación de nanobots en la frente o las manos de los seres humanos, a través de las vacunas, y que se usarían para controlar a la población mundial .

Esta desinformación ya había sido verificada por Colombiacheck en tres oportunidades anteriores (1, 2 y 3), pues las falsedades sobre Gates se intensificaron tras la aparición de SARS- COV-2 que causa la enfermedad COVID-19, ya que la fundación que el magnate y su esposa dirigen, ha dedicado gran parte de su accionar a trabajar en el desarrollo de vacunas.

En esta oportunidad, chequeamos esta publicación, que recrea, a través de un meme, una supuesta charla entre Steve Jobs, el fallecido fundador de Apple, y Gates para desinformar. 

En dicha pieza, ponen sobre el rostro de Gates una frase que asegura: “Vamos a vacunarlos con nanobots, poniéndoles una marca biometrica en la frente o la mano derecha y que nadie pueda comprar ni vender a menos que lleve la marca”. En el siguiente fotograma, la respuesta de Jobs es “pero Bill no podemos decir eso”, con lo que el último fotograma concluye con Gates respondiendo. “Está bien, vamos a llamarlo certificado digital”.

Pero como ya lo habíamos mencionado en este chequeo, “es evidente tanto en el blog de Gates como en la página de web de la Fundación Bill y Melinda Gates, que esta pareja de multimillonarios ha dedicado gran parte de sus inversiones filantrópicas a las vacunas. Y por supuesto, está involucrada en el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19. Pero, ninguna de estas investigaciones se relaciona con microchips implantados”. 

Igualmente, en esta verificación de nuestros colegas de la agencia AP, se cita la entrevista que la cadena CBS le hizo a Bill Gates en julio de 2020, en la que éste aseguró que “que espera que la teoría sobre los microchips para el control de humanos pierda fuerza conforme la verdad y los hechos reales sean dados a conocer”.

Certificado digital

Por otra parte, el certificado digital del que habla la falsa imagen, objeto de este chequeo, se relaciona, como ya lo habíamos verificado, con GAVI, la Alianza de Vacunas; una organización público-privada construida gracias a los aportes de los Gates. 

GAVI ha recibido de su fundación más de 4.000 millones de dólares. Hoy día hace parte de los socios fundadores de la Alianza ID 2020 (la supuesta creadora del microchip) que, según su página web, desde 2016 aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital. 

Este propósito va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se está difundiendo en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para esa identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Además, la solución que la alianza propone, de acuerdo con la página web de Accenture, otro de los socios, consiste en una plataforma (de nuevo, no en un microchip) de servicios de identidad que permite acceder y compartir información sin la preocupación de usar o perder la documentación en papel, y que aprovecha un sistema biométrico que puede gestionar huellas digitales, escaneos de iris y otros datos. 

Así es como de nuevo, insistimos que no es cierto que Bill Gates tenga un plan para implantar nanobots o microchips en la población mundial y que esta teoría conspirativa carece de fundamento.