Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 06 Noviembre 2018

Colombia no tiene en La Macarena “la fosa más grande de Latinoamérica” y la foto que lo asegura fue tomada en Bosnia

Por Ana María Saavedra

Una foto de una fosa común en Srebrenica, Bosnia está siendo usada para confundir a usuarios de redes sociales diciendo que se trata de una foto tomada en Colombia.

El 13 de octubre comenzó a rotar en Facebook una publicación que dice:

“Ahi tienen esta huaca (como ninguna otra) pa q se hagan ricos los defensores del PROCESO DE PAZ” (sic)

La nota es acompañada por una imagen en la que se ve un pantallazo de una nota de Radio Santa Fe titulada “Hallan la fosa común más grande de Latinoamérica en Colombia”, junto a la leyenda: “Escalofriante, triste y doloroso hallazgo. Dos mil cuerpos sepultados cerca a un campamento de las Farc”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común de las Farc

La misma noticia ha sido compartida en twitter, pero allí le cambiaron las palabras “campamento de las Farc” por “cuartel militar”.

Publicación falsa sobre supuesta fosa común en cuartel militar

 

En Colombiacheck verificamos estas cadenas y te explicamos por qué son falsas.

La foto

Esta fotografía, en efecto, fue usada por Radio Santa Fe (y otros portales) para ilustrar una noticia en 2010.

Pero la foto, en realidad, es de una fosa común hallada en 1996 en Srebrenica, Bosnia, tras una de las masacres más grandes de la historia moderna europea.

Tras hacer una búsqueda inversa de imagen, Colombiacheck encontró que la fotografía fue tomada en 1996 por Kevin Coombs, un fotógrafo de la agencia de noticias internacional Reuters.

En los resultados de esa búsqueda inversa, también encontramos que la foto ha sido usada decenas de veces para ilustrar noticias (tanto falsas como verdaderas) de otras fosas comunes encontradas en el mundo.

La fosa de La Macarena

La noticia de la fosa hallada en el municipio de La Macarena, Meta, fue publicada en julio de 2010 por diferentes medios de comunicación.

La información se daba por declaraciones de la entonces senadora Piedad Córdoba, quien asistió a una audiencia en esta población junto con una delegación de políticos de Europa y Estados Unidos, encabezada por seis eurodiputados.

 

 

 

 

Algunos medios, como Radio Santa Fe, publicaron que esta era la “fosa común más grande de Latinoamérica” y replicaron algunos comentarios de Córdoba en los que aseguraba que los cadáveres pertenecían a víctimas de ejecuciones extrajudiciales, también llamadas “falsos positivos”.

En realidad, no había una fosa común, sino una parte del cementerio de La Macarena en la que estaban algunos cadáveres enterrados sin identificar.

Luego de estas informaciones, la Oficina en Colombia del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos realizó inspecciones en el cementerio y encontró “indicios de una gran cantidad de cadáveres no identificados enterrados individualmente en el cementerio municipal de La Macarena”.

Según esta misma entidad, “hasta la fecha, la Oficina no ha encontrado indicios de la existencia de una fosa común, ni de enterramientos clandestinos en la cabecera municipal, pero no descarta la posibilidad de recibir nuevas informaciones que puedan servir para precisar, enriquecer o ajustar su contenido”.

Según el informe, “la falta de transparencia sobre la procedencia, identidad y las circunstancias de la muerte de las personas enterradas como no identificadas en el cementerio de La Macarena son de particular preocupación frente a la práctica extendida de las ejecuciones extrajudiciales en el país reportada por la Oficina en sus informes anuales desde el año 2004”.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 27 Septiembre 2016

Lo del collar bomba, otra explosiva mentira

Por Colombiacheck

El 15 de mayo del 2000, una mujer murió en Chiquinquirá víctima de un collar bomba. Inicialmente el hecho fue atribuido a las Farc, pero Colombiacheck y Rutas del Conflicto verificaron que se trata de un error histórico que aún permanece en el imaginario de muchos.

En redes sociales circula una imagen de doña Elvia con el explosivo instalado en su cuello, y un mensaje que busca traer a la memoria el hecho como una supuesta muestra de la violencia de las Farc:

 

 

El caso fue escogido como tema del primer chequeo conjunto que realizaron Colombiacheck y Rutas del Conflicto, un portal periodístico que sigue el rastro del conflicto armado. La alianza consistirá en fusionar la experiencia de Rutas indagando sucesos de la historia violenta del país, con el método de verificación de datos de Colombiacheck, para hacer chequeos en tiempo pasado o verificaciones históricas, es decir, desempolvar los mitos que se han gestado en medio de la confrontación armada y ver cuáles de ellos son reales y cuáles no.

En este primer ejercicio, encontramos que la coyuntura del año 2000 -cuando las conversaciones que adelantaba Andrés Pastrana con las Farc estaban en crisis-, el temor infundado en las personas y el manejo apresurado de la Fuerza Pública terminaron por atribuirle el hecho a la guerrilla. Sin embargo, aunque la crueldad de sus actuaciones sí llegó a enormes niveles, no fueron las Farc las que usaron el collar bomba que acabó con la vida de Elvia y del intendente que trataba de desactivar el explosivo.

La investigación judicial encontró culpable a José Miguel Suárez y no halló relación alguna con el grupo subversivo. En este video consultamos a expertos y testigos para saber qué pasó y comprender por qué se presentan este tipo de confusiones y permanecen a lo largo del tiempo.