Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Octubre 2021

India no acusó a Soumya Swaminathan, científica jefe de la OMS, por asesinato en masa

Por Ana María Saavedra

Al verificar este post de Facebook encontramos que se trató de una denuncia por parte de un bufete de abogados en un tribunal de Bombay, pero este la desestimó. Alegaban que la científica, en un tuit, había engañado a los ciudadanos indios al no recomendar el uso de la ivermectina.

Las desinformaciones durante esta pandemia han sido un fenómeno global, en el que hemos encontrado que informaciones falsas o engañosas que circulan en otros países llegan a Colombia.

La última de estas desinformaciones es una captura de pantalla de lo que parece ser una noticia con el título: India acusa a la científica de la OMS Soumya Swaminathan por asesinato en masa: el comienzo de la rendición de cuentas”. El post está acompañado de un enlace de una publicación de un portal antivacunas, que difunden teorías conspiratorias.

Según una herramienta a la que  tenemos acceso por una alianza con Facebook en la lucha contra la desinformación, el post, publicado por el perfil Os Engañan, ha sido compartido más de seis mil veces y tiene más de 100.000 visualizaciones.

Al revisar el enlace que acompaña encontramos que la  publicación se trata de una captura de pantalla del título de la nota traducido al español. Sin embargo, se trata de un titular engañoso porque en el primer párrafo de la nota se dice que la Asociación de Abogados de India (IBA) demandó a la jefe científico de la OMS Dra. Swaminathan Soumya “La acusan de causar la muerte de muchos ciudadanos indios al engañarlos sobre el efecto de la ivermectina, que, según ella, no funcionó contra Covid-19”.

La publicación había sido verificada por nuestros colegas de La república,pe en el artículo ‘Es engañoso que India acusó a científica de la OMS por asesinato en masa’ y del medio de fact checking de Georgia, mythdetector, que hace parte de la alianza CoronavirustFact de la Red Internacional de Verificadores.

En la nota del medio de Georgia se explica que el 5 de julio de 2021 la homeópata Tina Topuria publicó que había presentado una denuncia contra médicos expertos de la OMS en India porque habían ocultado los efectos positivos de la ivermectina para seguir presionando por las vacunas. 

En la nota de los verificadores se explica que “un bufete de abogados privados (la Asociación de Abogados de India) demandó a la científica Swaminathan Soumya en un tribunal de Bombay, pero el tribunal no satisfizo su denuncia, por lo que no se celebró ningún juicio contra Swaminatan. En cuanto al medicamento ivermectina, de acuerdo con las advertencias de la OMS, la FDA y la EMA, no debe usarse para tratar el coronavirus, ya que no hay suficiente evidencia científica de su efectividad y seguridad”.

Al realizar una búsqueda en el portal de la Asociación de Abogados de India encontramos que efectivamente este bufete privado ha realizado varias publicaciones en mayojunio, y julio en las que denuncia a Swaminatan y al  director del la OMS, Tedros Adhanom porque supuestamente han difundido información errónea sobre la ivermectina, lo que ocasionó que las autoridades sanitarias la eliminaron del protocolo de atención a personas con Covid-19. Según los abogados, esto ocasionó que las muertes aumentaran. Además, el bufete  responsabilizó a los directivos de la OMS de “matar” a varias personas. 

Nuestros colegas de mythdetector aclararon que el Tribunal de Bombay desestimó la apelación interpuesta por los abogados. 

En la nota de nuestros colegas peruanos de verificación, república,pe,  citaron un artículo, publicado en 10 de septiembre en Logically, en el que la periodista Shivika Sharma describió que IBA, con sede en Mumbai, “no tiene estatus legal o reglamentario en la India y no debe confundirse con el Colegio de Abogados de Bombay, que es la asociación oficial de abogados que ejercen en el Tribunal Superior de Bombay”. Además, arguyó que “es importante tener en cuenta que enviar un aviso legal no es lo mismo que presentar cargos en un tribunal de Justicia”.

También citaron un reporte periodístico de Health Policy Watch, escrito el 18 de junio y en el que se informó que IBA “es una organización voluntaria sin estatus legal o reglamentario” en el país. Según este medio, desde la OMS declararon que se “lamentaba” estos ataques injustificados contra altos funcionarios y añadieron que no se tiene “conocimiento de que la IBA hubiera presentado algún procedimiento formal”.

Tanto el post como el título de la nota difundida y apartes de esta son engañosos porque las autoridades de India no han acusado a la científica jefe de la OMS de ningún cargo. El bufete de abogados que la denunció es un grupo privado, que no abre investigaciones ni presenta cargos.  Por estas razones calificamos el post y la nota como falsos.

La ivermectina 

El uso de la ivermectina ha recorrido el mundo, sin embargo, como lo hemos explicado en varios chequeos (1,2,3) no hay evidencia suficiente que respalde su eficacia.  Incluso, la Administración de Medicamentos y Alimentos, FDA, de Estados Unidos publicó un comunicado en el que no se debe usar para tratar o prevenir el Covid-19. 

 

 

De acuerdo con el portal especializado Salud con Lupa, que lleva un recuento actualizado de los posibles tratamientos contra el Covid-19, la invermectina, un antiparasitario utilizado para tratar múltiples enfermedades en humanos,  “se ubica en la categoría ‘poco prometedora’ en nuestro ranking”. “El rol de la ivermectina se ha transformado en una de las principales controversias sobre COVID-19. Ya contamos con los datos de 35 ensayos aleatorizados en los que participaron más de 9000 pacientes, pero la mayoría tiene limitaciones muy importantes, lo que hace difícil establecer con certeza si es beneficiosa o no”, se indica en el análisis.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 13 Mayo 2020

Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates

Por Laura Rodríguez Salamanca

Medios y pastores cristianos defienden esta hipótesis que combina argumentos falsos e inconexos.

Desde hace unas semanas, circula redes en sociales una hipótesis, según la cual existe una relación entre las investigaciones para la vacuna contra la COVID-19 y la futura implantación de un microchip supuestamente creado por el multimillonario Bill Gates para vigilar a la población. Con base en esta hipótesis, en las publicaciones se recomienda no acceder a la aplicación de la vacuna cuando esté lista.

Pero toda esta información es falsa.

Muchos usuarios, en su mayoría medios y pastores cristianos, han compartido esta hipótesis. Encontramos publicaciones al respecto en cuentas argentinas, peruanas y colombianas. En el caso de nuestro país, se viralizó un video de una conversación entre los pastores colombianos Miguel y María Paula Arrázola, y el pastor de origen dominicano Ruddy Gracia, en la que este último señala que “detrás de todo esto [la pandemia de COVID-19] hay un grupo élite a nivel global que está preparándose para poner una vacuna obligatoria y, detrás de esa vacuna obligatoria, poner un chip que se llama ID 2020 hecho por el señor Bill Gates”. 

Pero esta hipótesis se basa en una combinación de falsedades y de hechos verdaderos, pero inconexos. Nuestros colegas verificadores de La Silla Vacía le pusieron la lupa a esta desinformación y escribieron: “Esa teoría conspirativa mezcla dos elementos diferentes: la financiación de vacunas de la Fundación Gates y las investigaciones que se llevan a cabo sobre identidad digital”. 

Por una parte, es evidente tanto en el blog de Gates como en la página de web de la Fundación Bill y Melinda Gates, que estos multimillonarios han dedicado gran parte de sus inversiones filantrópicas a las vacunas. Y por supuesto, están involucrados en el desarrollo de la vacuna contra la COVID-19. Pero, como dijo La Silla Vacía, ninguna de estas investigaciones se relaciona con microchips implantados. 

El 30 marzo el propio Gates escribió en su blog: “Para COVID-19, el desarrollo financiero no es un problema. Los gobiernos y otras organizaciones, incluida nuestra fundación (...), han dejado en claro que apoyarán todo lo que sea necesario para encontrar una vacuna. (...) El sector privado, los gobiernos y nuestra fundación comenzarán a identificar instalaciones para fabricar diferentes vacunas potenciales”.
 

Por otra parte, aunque hay fondos de la Fundación Gates que se destinan a la investigación sobre identificación digital, nada tienen que ver con la implantación de microchips para violar la privacidad. 

GAVI, la Alianza de Vacunas, es una organización público-privada que se construyó gracias a los aportes de los Gates y que ha recibido de su fundación más de 4.000 millones de dólares. Hoy día hace parte de los socios fundadores de la Alianza ID 2020 [La supuesta creadora del microchip], que según su página web, desde 2016 aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital. 

Este propósito va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se está difundiendo en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para esa identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Además, la solución que la alianza propone, de acuerdo con la página web de Accenture, otro de los socios, consiste en una plataforma [de nuevo, no en un microchip] de servicios de identidad que permite acceder y compartir información sin la preocupación de usar o perder la documentación en papel, y que aprovecha un sistema biométrico que puede gestionar huellas digitales, escaneos de iris y otros datos. 

Fuera de contexto

Otro de los argumentos con los que se ha sustentado la acusación a Gates de querer implantar un chip a través de la vacuna contra el COVID-19 es un supuesta confesión del propio magnate. Diversos medios y blogs lo han publicado. Por ejemplo, el 27 de marzo La Matrix Holográfica publicó un artículo titulado “Comienzan a enseñar sus cartas: Bill Gates anuncia que implantará microchips para combatir Covid-19 y rastrear las vacunas”.

Pero este tipo de artículos, citan y sacan de contexto las respuestas de Gates en una sesión de preguntas que ofreció en la red social Reddit hace un mes. Hicimos una búsqueda avanzada con palabras como “digital, identificación, Covid-19” en los miles de mensajes del registro de la conversación. 

Encontramos que uno de los usuarios le pregunta “¿Qué cambios vamos a tener que hacer en la forma en que operan las empresas para mantener nuestra economía y proporcionar distanciamiento social?”. A lo que Gates responde: “La cuestión de qué empresas deberían continuar es complicada. Ciertamente, el suministro de alimentos y el sistema de salud (...) Eventualmente tendremos algunos certificados digitales para mostrar quién se recuperó o se hizo la prueba recientemente o, cuando tengamos una vacuna, quién la recibió”. No escribió nada más; no habló de microchips. Pero esta frase se usó para soportar la desinformación. 

Finalmente, nuestros colegas de Animal Político, en México, chequearon otra de las tantas versiones de la hipótesis, que se publicó en Youtube, y la calificaron como falsa. 

Por todas estas razones, le otorgamos esta misma calificación a las publicaciones que difunden la idea de que con una supuesta vacuna obligatoria para la Covid-19 se implantará el microchip ID 2020, creado por Bill Gates para vigilar a la población mundial.
 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus