Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 21 Diciembre 2020

No existen pruebas de una relación entre las farmacéuticas Glaxo y Pfizer con el “laboratorio chino de Wuhan”

Por Gloria Correa

La publicación también menciona a George Soros, Bill Clinton y la OMS en su teoría de conspiración acerca del COVID-19.

Un viralizado texto que ha circulado en el último mes por WhatsApp y en redes sociales (1, 2 y 3) asegura que existe relación entre "el laboratorio biológico chino de Wuhan" y las compañías farmacéuticas Glaxo y Pfizer, además afirma hay vínculos con otras empresas e involucra a George Soros y hasta a Bill Gates, pero todo se trata de desinformación.

laboratorio de wuhan , pfizer y glaxo

Colegas verificadores de la Red Internacional de Fact Checking (IFCN), como  Maldita y Newtral en España, Animal Político en México y la agencia de noticias AFP Uruguay verificaron el texto y encontraron que es falso, pues no hay pruebas que sustenten las conexiones y relaciones que el texto señala. 

A continuación recopilamos lo que nuestros colegas verificaron, como parte de las alianzas Latam Chequea y Coronavirus Fact: 

Al buscar el origen del mensaje viralizado en español, AFP explicó que se originó de un texto similar que se publicó en Facebook el 12 de noviembre en italiano por un Giuseppe Renda, quien al realizar una búsqueda en la red LinkedIn podría ser un empleado de Pfizer en Italia, por lo cual intentaron contactarlo para verificar la autoría del mensaje pero la respuesta fue fallida. 

El texto comienza afirmando que el "laboratorio biológico chino de Wuhan pertenece a Glaxo". Aquí el mensaje se referiría al Instituto de Virología de Wuhan, un importante centro de investigación situado en esta ciudad China, donde en diciembre de 2019  fueron detectados los primeros casos de COVID-19. 

El Wuhan Institute of Virology, (WIV, por sus siglas en inglés), se dedica principalmente a la investigación de virus agrícolas y microbios ambientales. Pero ha sido centro de múltiples teorías conspirativas y desinformación a lo largo de la pandemia. En chequeos previos (1 y 2)  hemos verificado desinformación que relacionaba erróneamente dicha institución con el origen del coronavirus. 

Pero el WIV no pertenece a ninguna compañía farmacéutica como Glaxo, sino que depende de la Academia China de Ciencias (CAS por sus siglas en inglés), que a su vez depende del Estado chino, según verificaron los colegas de Maldita. 

La página web del laboratorio en su reseña histórica señala que el antecesor del  Instituto de Virología de Wuhan (WIV), es la Academia China de Ciencias (CAS) y  fue fundada en 1956.  Inicialmente se nombró como Laboratorio de Microbiología de Wuhan, siendo una de las primeras instituciones nacionales establecidas después de la fundación de la Nueva China.

En el sitio web también reseñan: “en 2004, los gobiernos chino y francés firmaron un acuerdo de cooperación para combatir y prevenir nuevas enfermedades, destacando la cooperación activa entre China y Francia en la construcción de laboratorios de bioseguridad de alto nivel...para implementar el espíritu del acuerdo chino-francés, en 2005, el Instituto de Virología de Wuhan emprendió la tarea de construir un laboratorio nacional de bioseguridad de Wuhan, Academia de Ciencias de China. Con casi 10 años de incansables esfuerzos, el laboratorio completó las instalaciones físicas en enero de 2015”.

La construcción del actual WIV terminó en 2015 y contó entonces con la colaboración del Centro Internacional de Investigación en Infectología, una institución pública francesa. 

Por su parte el laboratorio de bioseguridad de nivel 4 (P4), que es la zona más sensible dentro del mismo WIV, ya que tiene el nivel más alto de biocontención, la bioseguridad nivel 4 (BSL-4), fue construido para preparar mejor al país para futuros brotes de enfermedades infecciosas, y está diseñado para estudiar los patógenos más peligrosos del mundo. 

Su puesta en marcha se hizo en 2018 según registró la agencia china de noticias Xinhuanet.  En dicha publicación también se enfatiza que el laboratorio pertenece a la CAS, pero en ningún momento se menciona a la farmacéutica Glaxo. 

Según la revista Nature, en 2017 también señalaban que la creación del laboratorio P4 del WIV, se aprobó en 2003 por parte de la Academia de Ciencias de China (CAS)  y se construyó con ayuda del Centro Internacional de Investigación en Infectología (CIRI) francés, pero tampoco se hace mención a financiación por parte de Glaxo.

Por otra parte,  la compañía farmacéutica Glaxo está integrada en GlaxoSmithKline (GSK), que es el resultado de la fusión de Glaxo Wellcome y SmithKline Beecham. Corresponde a  una empresa británica de productos farmacéuticos, productos de cuidado dental y de cuidado de la salud.

Los colegas de Maldita, preguntaron a la compañía GSK, sobre su conexión con el laboratorio de Virología de Wuhan, quienes les aseguraron que no son los dueños de dicha institución.

El viralizado mensaje continúa señalando que Glaxo (GSK) posee Pfizer, por la redacción podría también entenderse lo contrario, que Pfizer posee Glaxo, pero de ninguna manera la afirmación es cierta, ya que tanto, Glaxo como  Pfizer son dos compañías farmacéuticas diferentes e independientes. 

En diciembre de 2018, estas compañías sí anunciaron la creación de “una empresa conjunta” o “joint venture” en el área de cuidado de la salud, el proyecto consistía en la comercialización de productos farmacéuticos para el  "alivio del dolor, síntomas respiratorios, suplementos vitamínicos y minerales, salud digestiva, salud de la piel y salud oral terapéutica”. Pfizer y Glaxo también hacen parte conjunta de otra empresa similar, llamada ViiV Healthcare, orientada a desarrollar tratamientos para la infección por VIH. 

Pero como señalaron los colegas de Maldita, ambas farmacéuticas son compañías que cotizan en la bolsa y por lo  tanto su información es pública y se puede consultar  para Pfizer y para GSK, siendo evidente que ninguna de las compañías es accionista de la otra.

El principal accionista de Pfizer es el fondo de inversión Vanguard Group, que tiene un 8,12%, seguido de BlackRock con un 7,46% y State Street Corporation con un 5,2%. Pero no figura la farmacéutica Glaxo, como también señalaron los colegas de Newtral

Respecto a esa relación entre Pfizer y  GSK, desde GSK les respondieron vía e-mail  a los colegas Maldita: “la única relación que hay con Pfizer es la compañía joint venture que se ha formado para el área de consumo y la compañía ViiV Healthcare (centrada en VIH) que es una joint venture también entre Pfizer, Shionogi y GSK”.

Es así como no hay pruebas de que el laboratorio biológico de China, que señala la publicación y corresponde al Instituto de Virología de Wuhan, pertenezca a Glaxo (GSK), pues se trata de una institución científica pública China. Tampoco hay pruebas  de que las farmacéuticas GSK o Pfizer más allá de tener convenios, sean dueñas o accionistas la una de la otra.

Soros y los Gates

En el mensaje se afirma  que “Pfizer gestiona las finanzas de BlackRock, que por casualidad gestiona las finanzas de la Sociedad Abierta (Soros)”. Black Rock, es la principal gestora de fondos de inversión del mundo, por lo tanto, sí tiene participaciones en miles de empresas y una de esas es la farmacéutica Pfizer, además cuenta con miles de inversores, entre ellos, el magnate George Soros, dentro de su multitud de carteras, como señala AFP en su verificación. 

El texto continúa señalando que “la Sociedad Abierta (Soros), quien por casualidad se encarga de los intereses del francés AXA”, de esta relación no hay pruebas,en el sitio web de Open Society Foundations (Fundación Sociedad Abierta)  fundada por George Soros, no se hace mención a relaciones monetarias con la aseguradora francesa AXA, sólo hay una  publicación en la que es mencionada AXA como ejemplo de juicios de empresas para proteger su propiedad intelectual, según lo verificó AFP.

Y en las gráficas organizacionales de la aseguradora AXA no aparece la organización filantrópica de Soros. 

La publicación continúa su lista de nexos señalando que “Winterthur, la sociedad alemana de AXA, construyó el laboratorio chino, comprado accidentalmente por el alemán Allianz”, 

pero aquí hay varios errores, Winterthur Group, era una aseguradora suiza (no alemana) que sí fue adquirida por la aseguradora AXA en 2006

Y al realizar una búsqueda en google no se encuentran resultados sobre la supuesta construcción de un laboratorio en China por parte de la extinta empresa.

Por otro lado, Allianz, en su sitio web señala que tiene oficinas en diferentes ciudades chinas como Pekín, Shanghái y Cantón, pero no menciona a Wuhan ni a un laboratorio de la compañía dicha ciudad.

La publicación finaliza, señalando a Black Rock como accionista de Microsoft y Gates, este último de Pfizer y primer patrocinador de la OMS, lo cual tiene ideas verdaderas envueltas en falsedades. 

Sí es cierto que Pfizer ha recibido dinero del Fondo de Inversión Estratégica de la Fundación Bill y Melinda Gates, pues la fundación invirtió en la farmacéutica para ampliar el acceso de Sayana, su anticonceptivo inyectable, en los países en vías de desarrollo, señaló AFP. 

Así mismo, la Fundación de los Gates también informó en septiembre de 2020 que colaboraría con varias de las compañías que trabajan en el desarrollo de una vacuna contra el COVID-19.  Pero, los Gates ni su fundación están entre los principales accionistas de Pfizer.

La Fundación Gates sí se encuentra entre los principales contribuyentes de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y sus aportes representan el 11,65% del dinero que recibe el organismo, pero no es el “principal patrocinador”, ya que el dinero aportado por el gobierno de Alemania es mayor (12,18%).

En conclusión, no hay prueba alguna de que el Instituto de Virología de Wuhan sea propiedad de la compañía Glaxo, ni que ésta sea propietaria de Pfizer o viceversa. Tampoco se encontraron evidencias de vinculación entre las aseguradoras Winterthur y Axa con la construcción del laboratorio de Wuhan. Por otro lado, sí es cierto que la gestora de fondos BlackRock, posee acciones de Pfizer, y también tiene como inversores a George Soros, al igual que que muchas otras fortunas mundiales. Como también es cierto que Bill y Melinda Gates han invertido en Pfizer así como en la OMS, pero no son de los principales accionistas de dicha farmacéutica ni de la OMS.

Este mensaje, como muchas otras desinformaciones que hemos verificado, mezclan datos falsos con verdades manipuladas para llegar a una conclusión falsa.

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 08 Septiembre 2020

Presupuesto 2020 y 2021 Vs Avianca, una comparación con datos reales

Por Emmanuel Molano, Camilo Cortés, Ares Biescas, Jorge Escobar, Ángela Riaño y Laura Rodríguez Salamanca

El senador Jorge Robledo compartió una gráfica en la que se compara el presupuesto para deporte, agricultura, ciencia y cultura de 2020 y 2021 con el dinero del crédito a la aerolínea. Pero hay que tener en cuenta que el presupuesto del próximo año aún no se ha aprobado.

El pasado 29 de agosto el Ministerio de Hacienda y Crédito Público anunció que participaría en la reestructuración de Avianca Holdings S.A., a través de un crédito por hasta 370 millones de dólares. La empresa desde hace varios años presentaba pérdidas, pero a raíz de la pandemia su situación económica agravó aún más. La decisión fue aprobada por el comité de administración del Fondo de Mitigación de Emergencias, FOME, creado por el Gobierno Nacional en el contexto de la pandemia y ha generado toda clase de análisis y comparaciones por parte de la opinión pública; unas a favor y otras en contra. 

En este contexto, a través de WhatsApp, nos pidieron verificar una imagen que está rotando en la red de mensajería en la que se compara “el Presupuesto General de la Nación 2020 y 2021 por áreas de inversión Vs el crédito a Avianca”. 

Caputura comparación Avianca Presupuesto Nacional de la Nación

Hicimos una búsqueda inversa de Google con la imagen y encontramos que ésta incluía originalmente una marca de agua del senador Jorge Robledo y que había sido compartida en su cuenta de Facebook el 1 de septiembre

Así que consultamos a su jefe de prensa sobre la procedencia de los datos de la gráfica. A través de WhatsApp, nos respondió que el equipo de trabajo del senador encontró un trino de Jorge Ovalle, estudiante de economía de la Universidad del Valle, que contenía la información y citaba como fuente al Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana. Entonces,  verificaron la información con un archivo publicado por el Observatorio en el que se comparan el Presupuesto General de la Nación 2020 y 2021 y crearon la gráfica que se difunde por WhatsApp. Al final atribuyeron la información tanto a Ovalle, por haber hecho inicialmente la comparación, como al observatorio. 

Revisamos las cifras tanto en el documento del Observatorio como en el Presupuesto General de la Nación 2020 y en el proyecto de ley presentado por el gobierno para la aprobación del presupuesto de 2021. Las cifras coincidían, aunque hay que hacer la aclaración que mientras en el gráfico publicado por el senador Robledo se define “inversión” al monto total destinado para cada uno de los sectores, la “inversión” en el Presupuesto General de la Nación es sólo una parte del dinero que se proyecta [también hay plata que se destina a funcionamiento]. A pesar de esto, las cifras están bien y no se usan para llegar a una conclusión errada.

Presupuesto General de la Nación 2020 2021

Además de esto, revisamos el cálculo que hizo Jorge Ovalle para convertir los 370 millones de dólares, la cifra máxima que le prestará el país a Avianca, a pesos colombianos.  La conversión a la tasa representativa del mercado del 31 de agosto [un día antes de la publicación de Robledo] efectivamente arrojaba 1.386 miles de millones de pesos. 

Hasta este punto la calificación que obtendría la comparación es verdadera. Pero hay un asunto de contexto que es necesario aclarar: el Presupuesto General de la Nación 2021 no se ha aprobado. Entonces, aunque el proyecto expresa las intenciones y voluntad política del Gobierno Nacional con respecto a unos sectores sobre otros, lo cual es diciente, es posible que  presente algunas modificaciones de aquí al final del año, dependiendo del Congreso de la República. Esto de acuerdo con los lineamientos del Ministerio de Hacienda sobre el Presupuesto General de la Nación

En palabras de Juan Nicolás Garzón, internacionalista con maestría en economía aplicada y profesor de la Universidad de La Sabana, “el presupuesto varía porque la aprobación es un proceso de negociación política que depende mucho de las circunstancias y de la forma en que los congresistas entran a disputarse cambios en los rubros”. 

Por su parte, Alejandro Gómez, del Observatorio Fiscal de la Universidad Javeriana, nos dijo que “en este momento se está debatiendo el proyecto de presupuesto en comisiones económicas tanto de Cámara como de Senado. Se espera que para el 10 de septiembre se tenga aprobado el monto final [del presupuesto 2021]. Lo que está pasando ahora es una negociación de los congresistas pidiendo más recursos para su región o sugiriendo redireccionar recursos para algún sector específico”. 

Así, calificamos como ‘verdadera pero’ la imagen, que se ha difundido a través de WhatsApp y que fue diseñada por el equipo de trabajo del senador Robledo, en la que se compara el presupuesto de varias carteras en los años 2020 y 2021 con el monto máximo que el gobierno le prestará a Avianca. Las cifras son verdaderas y los cálculos son acertados, pero es necesario tener en cuenta que algunas de las cifras podrían cambiar en el proceso de aprobación del presupuesto del próximo año. 

Este chequeo se realizó en conjunto con los estudiantes de la primera versión del curso virtual de Colombiacheck 'Periodismo de fact checking en tiempos de pandemia'.