Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 17 Julio 2020

No hay evidencia de que el Mentholatum y el eucalipto sirvan para impedir el desarrollo del COVID-19 en el cuerpo humano 

Por Laura Castaño Giraldo

Si bien estos componentes hacen parte de la medicina tradicional y sirven para aliviar algunos síntomas relacionados con afecciones respiratorias, no se ha comprobado su capacidad para combatir el coronavirus

Como parte de las desinformaciones que circulan en redes sociales sobre tratamientos y curas para el coronavirus, encontramos esta cadena que asegura que médicos de la Universidad de La Habana, en Cuba, “confirmaron y demostraron que el COVID-19 no se desarrolla en ambientes donde se usa *el 1,8 Epoxi-p mentano*, que es el componente anti virucida, antiséptico y bactericida del *Eucaliptol*, más conocido como *Eucalipto*” (sic).

Además, la cadena incluye recomendaciones como “tener ramas de Eucalipto en los dormitorios o vaporeras con aceite de Eucalipto o ramas de este para prevenir el COVID-19”.  

Cadena falsa

A simple vista esta cadena tiene el aspecto y las características que hacen parte de las desinformaciones: mezcla de mayúsculas y minúsculas, mala redacción y un mensaje que invita a la difusión de la misma. Por este motivo y por la cantidad de veces que se ha replicado en redes, decidimos hacer la correspondiente verificación.

De entrada hicimos una búsqueda avanzada en Google con las palabras “Universidad de La Habana”, “eucalipto” y “COVID-19”, y la mayoría de resultados que obtuvimos son chequeos que nuestros colegas de Maldita, AFP Factual, La Silla Vacía y Chequeado han hecho sobre este tema. 

Los cuatro medios coincidieron en que el contenido del mensaje es falso y a continuación citaremos las razones que sustentan la calificación. 

La primera es que no hay rastro de que la Universidad de La Habana haya divulgado esa información. Como mencionamos anteriormente, nuestra búsqueda avanzada de Google nos mostró verificaciones al respecto, pero no dimos con ningún tipo de publicación o comunicado de esta institución en el que se hablara de los supuestos hallazgos que menciona la cadena. 

La segunda es que, como explica AFP Factual, el Mentholatum es un ungüento hecho a base de mentol y alcanfor, que ayuda a aliviar síntomas de tos, resfriado y congestión nasal, pero no hay pruebas ni de que pueda impedir la entrada del COVID-19 al cuerpo humano ni de que lo elimina, en caso de ya tenerlo. 

Esos mismos ingredientes los tiene el reconocido Vick Vaporub y, si bien funciona para mitigar sensaciones causadas por los resfriados, como mencionamos en este chequeo, la OMS no ha recomendado el uso de ese producto para tratar la enfermedad causada por el virus del COVID-19. Al respecto, esta organización precisa que “aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”.

En la cadena se dice también que “el COVID-19 no se desarrolla en ambientes donde se usa *el 1,8 Epoxi-p mentano*, que es el componente anti virucida, antiséptico y bactericida del *Eucaliptol*, más conocido como *Eucalipto”. Además se sugiere tener vaporeras con aceite de Eucalipto para prevenir el COVID-19. Sobre estos dos aspectos va nuestra tercera y última razón de por qué esa información es falsa.

Con apoyo de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, AFP Factual explica que el 1,8-epoxi-p-mentano, compuesto químico del aceite de eucalipto, se utiliza en “tratamientos para combatir la tos, el asma, la bronquitis y otras afecciones de las vías respiratorias”. También previene infecciones respiratorias producidas por el virus de la influenza y están comprobadas sus características antibacterianas y fungicidas”. Pero hay que tener presente que en ninguna parte se habla de que sea capaz de combatir el coronavirus. 

Sobre esto, José Alcamí Pertejo, virólogo e inmunólogo del Instituto Carlos III de Madrid, le explicó a Maldita Ciencia que “el compuesto no tiene actividad antiviral per se si se administra solo, sino en concentración con otros antivirales”

En ese mismo sentido, Sonia Zúñiga, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), añadió que "no hay ninguna evidencia de que el eucalipto sea virucida para el coronavirus y mucho menos para superficies”. 

Y un aspecto más para tener en cuenta: hacer vahos o inhalar vapores no reduce el riesgo de contagio ni tampoco cura la infección causada por el coronavirus. Maldita explica, como ya habíamos citado en uno de nuestros chequeos, que esa práctica puede terminar siendo contraproducente porque puede dañar las vías respiratorias. 

De esta forma concluimos entonces que es falso que el Mentholatum impida la entrada del COVID-19 al cuerpo, así como también es falso que el eucaliptol no permita el desarrollo del virus o que las vaporeras con aceite de eucalipto sirvan para contrarrestar sus efectos. Y, como si fuera poco, esa información tampoco salió de demostraciones hechas por médicos de la Universidad de La Habana. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 07 Mayo 2020

No ha sido aprobado el ‘medicamento nosodes para COVID-19 desarrollado en Barranquilla'

Por Laura Rodríguez Salamanca

El supuesto médico que lo desarrolló no tiene acreditación para ejercer la profesión en Colombia. Y el supuesto laboratorio donde se “probó” la sustancia homeopática no existe.

Desde hace un par de semanas, se está compartiendo en WhatsApp una imagen publicitaria que invita a comprar un supuesto medicamento homeopático para el nuevo coronavirus, desarrollado en la ciudad de Barranquilla.

La imagen dice lo siguiente: “Este es el medicamento Nosode del virus SARS-2 (sic) (Covid-19). Desarrollado en Barranquilla, Colombia, por el Dr. Jairo Medina bajo un estricto método verificable, que a partir de secreciones patológicas de un paciente positivo, según pruebas del Laboratorio Nacional de Salud Pública, llevadas a un proceso de esterilización, dilución y dinamización, dio como resultado un medicamento Nosodes específico para Sars Cov-2 (Covid-19)”. 

Medicamento homeopático coronavirus

Como primera medida, después de consultar con varios infectólogos, Colombiacheck encontró que el Laboratorio Nacional de Salud Pública, donde supuestamente se realizaron las pruebas para el medicamento, no existe en Colombia. Pero también nos dimos cuenta de que Jairo Medina, el doctor que supuestamente desarrolló el producto, no tiene ni título profesional, ni acreditación para ejercer la profesión médica en Colombia. 

Primero hicimos diversas búsquedas avanzadas en Google con las palabras “doctor, Jairo Medina, Barranquilla”. Así encontramos la descripción del perfil de Facebook del usuario Fundación Mórphos, que se describe como una “compañía médica” y un “centro de apoyo ambulatorio para la auto transformación”. En la misma descripción se dice que el “Dr. Jairo Medina Zuleta [es el] Fundador y Director del Instituto Mórphos desde 1993 (sic)”. 

Pero, como en la búsqueda encontramos médicos homónimos de Jairo Medina en Bogotá y en Cali, confirmamos que se trata del mismo supuesto doctor porque el número de teléfono que aparece en la descripción del perfil de Facebook coincide con el que se está difundiendo como número de contacto para adquirir el supuesto medicamento contra el nuevo coronavirus.

En la descripción aparece que Medina Zuleta tiene los siguientes estudios: “Similopatia, Homeopatía, Unicista e Identicopatia (Medicina Centaurica) en ACONTAL (Asociación Colombiana de Terapias Alternativas Barranquilla, Colombia). Crecimiento Humano y Desarrollo Conciencial Eduardo Elías Lasprilla, Centro de Estudios, Barranquilla, Colombia. Conciencia Superior, en Prasanthi Milayam, India. Consejería en Abuso de Sustancias, en la Universidad de Miami y la Federación Mundial de Comunidades Terapéuticas, en New York. Entrenamiento básico en Psiquiatría y Ciencias de la Conducta EDUCOM (Universidad de Guadalajara). Y Médico Cirujano (Universidad de Guadalajara)”. 

Así mismo, en el mismo perfil de la Fundación Mórphos encontramos fotografías de entrevistas. Tomamos algunas e hicimos búsquedas en reversa de imágenes con la herramienta de Google. Así, encontramos en Youtube un par de entrevistas a Jairo Medina, dentro de las que se destaca una de marzo de 2016, en el canal televisión panameño NEX Panamá. Allí se presenta a Medina Zuleta como “especialista en adicciones y enfermedades emocionales” y se dice, que “se graduó en Guadalajara de médico cirujano”. 

Entonces, tomando esta última titulación, que sería el pregrado básico para presentarse como médico, buscamos a Jairo Medina Zuleta en el Registro Nacional de Profesionistas de México, un portal donde aparecen todas las cédulas profesionales emitidas en ese país. [Esta herramienta la usamos satisfactoriamente en otro chequeo sobre un médico colombiano que dice sin evidencia que el coronavirus es una farsa]. Y lo que encontramos: Medina no aparece en el registro de profesionales.

 

Registro Nacional de Profesionistas de México
 

A pesar del resultado, buscamos sus datos en el Registro Único de Talento Humano en Salud (RETHUS), que es una herramienta pública desarrollada por el Ministerio de Salud y Protección Social para verificar si una persona está autorizada para ejercer su trabajo profesional o técnico en el campo de salud en Colombia; y por supuesto, no los encontramos. 

RETHUS

Finalmente, solicitamos a los asesores de prensa del Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos, Invima, su posición oficial sobre el registro del medicamento que se está publicitando a través de WhatsApp. Se comprometieron a enviarnos un mensaje sobre el tema, pero para el momento del cierre de este artículo no nos habían remitido la información. 

Así que es falso que el Jairo Medina que patrocina esta sustancia es médico y que la sustancia haya sido probada en el Laboratorio Nacional de Salud Pública 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus