Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 17 Julio 2020

No hay evidencia de que el Mentholatum y el eucalipto sirvan para impedir el desarrollo del COVID-19 en el cuerpo humano 

Por Laura Castaño Giraldo

Si bien estos componentes hacen parte de la medicina tradicional y sirven para aliviar algunos síntomas relacionados con afecciones respiratorias, no se ha comprobado su capacidad para combatir el coronavirus

Como parte de las desinformaciones que circulan en redes sociales sobre tratamientos y curas para el coronavirus, encontramos esta cadena que asegura que médicos de la Universidad de La Habana, en Cuba, “confirmaron y demostraron que el COVID-19 no se desarrolla en ambientes donde se usa *el 1,8 Epoxi-p mentano*, que es el componente anti virucida, antiséptico y bactericida del *Eucaliptol*, más conocido como *Eucalipto*” (sic).

Además, la cadena incluye recomendaciones como “tener ramas de Eucalipto en los dormitorios o vaporeras con aceite de Eucalipto o ramas de este para prevenir el COVID-19”.  

Cadena falsa

A simple vista esta cadena tiene el aspecto y las características que hacen parte de las desinformaciones: mezcla de mayúsculas y minúsculas, mala redacción y un mensaje que invita a la difusión de la misma. Por este motivo y por la cantidad de veces que se ha replicado en redes, decidimos hacer la correspondiente verificación.

De entrada hicimos una búsqueda avanzada en Google con las palabras “Universidad de La Habana”, “eucalipto” y “COVID-19”, y la mayoría de resultados que obtuvimos son chequeos que nuestros colegas de Maldita, AFP Factual, La Silla Vacía y Chequeado han hecho sobre este tema. 

Los cuatro medios coincidieron en que el contenido del mensaje es falso y a continuación citaremos las razones que sustentan la calificación. 

La primera es que no hay rastro de que la Universidad de La Habana haya divulgado esa información. Como mencionamos anteriormente, nuestra búsqueda avanzada de Google nos mostró verificaciones al respecto, pero no dimos con ningún tipo de publicación o comunicado de esta institución en el que se hablara de los supuestos hallazgos que menciona la cadena. 

La segunda es que, como explica AFP Factual, el Mentholatum es un ungüento hecho a base de mentol y alcanfor, que ayuda a aliviar síntomas de tos, resfriado y congestión nasal, pero no hay pruebas ni de que pueda impedir la entrada del COVID-19 al cuerpo humano ni de que lo elimina, en caso de ya tenerlo. 

Esos mismos ingredientes los tiene el reconocido Vick Vaporub y, si bien funciona para mitigar sensaciones causadas por los resfriados, como mencionamos en este chequeo, la OMS no ha recomendado el uso de ese producto para tratar la enfermedad causada por el virus del COVID-19. Al respecto, esta organización precisa que “aunque algunas soluciones de la medicina occidental o tradicional o remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas leves de la COVID-19, hasta ahora ningún medicamento ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad”.

En la cadena se dice también que “el COVID-19 no se desarrolla en ambientes donde se usa *el 1,8 Epoxi-p mentano*, que es el componente anti virucida, antiséptico y bactericida del *Eucaliptol*, más conocido como *Eucalipto”. Además se sugiere tener vaporeras con aceite de Eucalipto para prevenir el COVID-19. Sobre estos dos aspectos va nuestra tercera y última razón de por qué esa información es falsa.

Con apoyo de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, AFP Factual explica que el 1,8-epoxi-p-mentano, compuesto químico del aceite de eucalipto, se utiliza en “tratamientos para combatir la tos, el asma, la bronquitis y otras afecciones de las vías respiratorias”. También previene infecciones respiratorias producidas por el virus de la influenza y están comprobadas sus características antibacterianas y fungicidas”. Pero hay que tener presente que en ninguna parte se habla de que sea capaz de combatir el coronavirus. 

Sobre esto, José Alcamí Pertejo, virólogo e inmunólogo del Instituto Carlos III de Madrid, le explicó a Maldita Ciencia que “el compuesto no tiene actividad antiviral per se si se administra solo, sino en concentración con otros antivirales”

En ese mismo sentido, Sonia Zúñiga, investigadora del Centro Nacional de Biotecnología en el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CNB-CSIC), añadió que "no hay ninguna evidencia de que el eucalipto sea virucida para el coronavirus y mucho menos para superficies”. 

Y un aspecto más para tener en cuenta: hacer vahos o inhalar vapores no reduce el riesgo de contagio ni tampoco cura la infección causada por el coronavirus. Maldita explica, como ya habíamos citado en uno de nuestros chequeos, que esa práctica puede terminar siendo contraproducente porque puede dañar las vías respiratorias. 

De esta forma concluimos entonces que es falso que el Mentholatum impida la entrada del COVID-19 al cuerpo, así como también es falso que el eucaliptol no permita el desarrollo del virus o que las vaporeras con aceite de eucalipto sirvan para contrarrestar sus efectos. Y, como si fuera poco, esa información tampoco salió de demostraciones hechas por médicos de la Universidad de La Habana. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 05 Junio 2020

Audio que pide a barranquilleros no dejarse tomar pruebas de COVID-19 está basado en datos falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

Se dice que los hospitales y clínicas están cobrando una indemnización de siete millones por paciente y de 10 millones por muerto de COVID-19. Pero esto no es cierto.

Desde hace unos días, a través de diferentes cadenas de WhatsApp y publicaciones de redes sociales, se hace la misma sugerencia a los ciudadanos barranquilleros: “no se dejen hacer la prueba de COVID-19”. Y la razón para hacer esa recomendación es que con las pruebas se tiene la supuesta intención de contagiar del virus a la población porque los hospitales y clínicas reciben una “indemnización” tanto por los pacientes enfermos que atienden como por los muertos.

“A todos los barrios van a mandarles a hacer la prueba del COVID-19, a todas las casas. Y con esas cosas que les van a hacer las pruebas, eso ya viene infectado. Es para que comiencen a ganar más plata las clínicas porque cobran siete millones por cada persona con covid y cuando matan a la persona cobran diez millones de pesos”, dice, por ejemplo, un hombre que se identifica como taxista en uno de los audios que está circulando. 

Pese a que el alcalde, Jaime Pumarejo, ha desmentido este tipo de mensajes en medios de comunicación, la información ha causado problemas en la detección de casos en la ciudad. 

El primero de junio la Alcaldía de Barranquilla inició una estrategia de detección temprana a través de la toma de muestras en los 15 barrios con mayor número de casos positivos. Pero, como han reportado varios medios, los ciudadanos se han negado a practicarse las pruebas y han rechazado la presencia del personal médico.

Sin embargo, Colombiacheck encontró que los mensajes que se está difundiendo se basan en información falsa.  

Consultamos a la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas sobre los supuestos pagos adicionales que están recibiendo estas instituciones [algunos mensajes dicen que son 20 millones, otros que siete o 40] por los pacientes y muertos por coronavirus. En esta organización nos respondieron que esto es falso por varias razones. 

Por una parte, no se puede aplicar una tarifa estandarizada por la atención a pacientes porque cada uno de ellos recibe servicios médicos diferentes de acuerdo al tratamiento que requiere. Y en este momento el cobro se está haciendo a través de las EPS (con dinero de los cotizantes y de la Unidad de Pago por Capitación, UPC, que es el valor anual que el Estado reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de seguridad social para cubrir el Plan Obligatorio de Salud). 

Y por la otra, aunque el 12 de abril el Gobierno Nacional ordenó, a través del Decreto 538, la creación de unas canastas [pagos por ciertos servicios que se le prestan a los pacientes con COVID-19] para las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), esto aún está en proceso de reglamentación y, por lo tanto, no se ha empezado a aplicar. 

Decreto 58

Con esta versión coincidió el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexander Moscoso, en una entrevista que concedió el 26 de mayo a Atlántico en Noticias, un programa de Emisora Atlántico. “El Gobierno Nacional no le paga a ninguna clínica por una persona fallecida por COVID. Esa es una información totalmente falsa, no tienen ningún asidero”, dijo.

Además de esto, revisamos un proyecto de resolución para la reglamentación de dichas canastas, que estuvo disponible en la página web del Ministerio de Salud hasta el 22 de mayo para que los ciudadanos hicieran comentarios. Lo que encontramos: con las canastas no se establecen tarifas por paciente con el virus ni por muertos, sino que se establecen los valores máximos que el Estado podrían reconocer por los servicios que se presten “de acuerdo con el criterio médico y el estado clínico del paciente”. 

Canastas MinSalud

Canastas MinSalud

De hecho, consultamos una carta que la Asociación Colombiana de Hospitales envió al Ministerio de Salud el 19 de mayo con las consideraciones y propuestas que las instituciones que representa creen que se deben tener en cuenta para la reglamentación. 

Ahí se incluye el descontento con los valores que se podrían pagar por los servicios “porque no se compadecen con la realidad hospitalaria” y para el caso de las UCI se “establece un valor muy por debajo de lo que le ha costado a las IPS”. Entonces estos montos no resultan en indemnizaciones ni ganancias para las instituciones prestadoras de salud. 

Por otra parte, tanto en los audios como en publicaciones en redes sociales, se asegura que las pruebas para detectar si una persona tiene COVID-19 vienen con "ese veneno", es decir, que se usan para contagiar. Pero esto también es falso. Como lo explicó para Noticias Caracol Gabriel Villegas, uno de los coordinadores de enfermería que participa en la toma de muestras en la capital del Atlántico, los procesos de las pruebas cumplen con los estándares de la Organización Mundial de la Salud. “Nuestros hisopos y los diales son totalmente sellados, se procesan en el tiempo real con el paciente”, dijo. 

Finalmente, es necesario tener en cuenta que el 3 de junio el Ministerio de Salud hizo un llamado de atención por mal manejo de las UCI en el país, específicamente por tener a pacientes en estas áreas más del tiempo que se necesita, pero esta denuncia no tiene nada que ver con una indemnización puntual por muertos o pacientes atendidos en Barranquilla. 

Entonces calificamos como falsos los mensajes en los que se recomienda a los barranquilleros no acceder a practicarse la prueba del COVID-19 con el argumento de que se busca enfermar a la población para que los hospitales y clínicas cobren indemnizaciones por la atención o muerte de los pacientes.