Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 18 Mayo 2020

Bill Gates no está haciendo “control poblacional” con la vacuna del coronavirus

Por Adolfo Ochoa Moyano

Un video tergiversa afirmaciones del magnate estadounidense y añade datos falsos y teorías de la conspiración para desinformar sobre los esfuerzos por crear una vacuna contra el coronavirus.

En redes sociales se viralizó el video ‘Bill Gates propone un microchip en humanos’, publicado en Youtube, en el que se se indica que el filántropo norteamericano planea inocular microchips en humanos que se vacunen en contra del COVID-19. Esos microchips servirían, según el video, para rastrear a las personas y para controlar la natalidad en países en desarrollo.

Esto es falso, como ya lo contamos en el chequeo “Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates”.

El video también asegura que los aportes de Gates al desarrollo de una vacuna contra el COVID-19 tienen la intención oculta de promover un nuevo orden económico y social en el mundo lo que, como habíamos explicado en otro chequeo, es una teoría de conspiración sin sustento. Pero además, el video repite otra teoría conspirativa según la cual Gates es miembro del grupo de los “Illuminati”. Incluso, se habla de la “gripe illuminati” para referirse al coronavirus. De todas formas revisamos varias de sus afirmaciones.

Según el video, el plan de control natal y rastreo de la población de Gates estaría respaldado por la Alianza Digital de Identidad o ID 2020. Como ya contamos, ID 2020 es una organización que busca contribuir a construir una base de datos digital que permita una mejor identificación de las personas y que “aboga por la protección de la privacidad para la identificación digital”. La idea es que se tenga siempre a la mano información para acceder a sistemas de salud y a derechos como el del voto.

En nuestro anterior chequeo, nuestra conclusión fue que este ideal por el que aboga ID 2020 va en contravía del supuesto control y abuso de la privacidad que se le endilga en redes sociales. De hecho, los “requisitos centrales” que ID 2020 exige para la identificación digital son que sea privada, portátil, persistente y personal. 

Por otra parte, las primeras imágenes del video citan una nota del año 2014 publicada en el portal Computer Hoy en la que se reporta sobre el desarrollo de un implante anticonceptivo a “control remoto”. En efecto, según la página de la Fundación Gates, Bill Gates sí ha tenido interés en financiar este este tipo de tecnología anticonceptiva. El objetivo, según la Fundación, es mejorar la salud sexual y reproductiva de 120 millones de mujeres de los países más vulnerables del planeta. Además, en 2014 la fundación que lidera Gates con su esposa Melinda financió con 17,9 millones de dólares al laboratorio Daré Bio para el desarrollo de un sistema personal que permita a las mujeres controlar su fertilidad. 

Pero este implante se encuentra en fase preclínica, así que ni siquiera están en el mercado. Además, lo que busca el proyecto es ayudar a la planificación familiar, en especial en naciones con mayor población sin acceso a métodos anticonceptivos. Y no “del control poblacional a través de la natalidad”, como se señala en el video.

A pesar de esto, el video asegura que “ese microchip sería inoculado en humanos a través de la cura de contra el coronavirus”. En ese punto, el autor del video también cita una nota del medio salvadoreño El Independiente, en la que se indica que “el cofundador de Microsoft, Bill Gates, lanzará cápsulas implantables, también llamadas microchips, para humanos que tienen ‘certificados digitales’; Estos pueden mostrar quién ha sido examinado para el coronavirus y quién ha sido vacunado contra él”.

Sin embargo, ese portal malinterpretó las declaraciones del fundador de Microsoft sobre este tema. Gates habló acerca del coronavirus y vacunación hace dos meses en un foro de ‘Ask me anything’ (Pregúntame lo que sea) de la red social Reddit, en el que se refirió a la necesidad de rastrear las pruebas positivas en un territorio nacional para así atacar el virus.

“Las pruebas en los Estados Unidos aún no están organizadas. En las próximas semanas, espero que el Gobierno arregle esto al tener un sitio web al que se pueda ir para averiguar sobre pruebas caseras y quioscos. Las cosas están un poco confusas sobre esto en este momento. En Seattle, la [Universidad de Washington] está proporcionando miles de pruebas por día, pero nadie está conectado a un sistema de seguimiento nacional. Siempre que haya una prueba positiva, se debe poder ver para comprender dónde está la enfermedad y si necesitamos fortalecer el distanciamiento social. Corea del Sur hizo un gran trabajo al respecto, incluido el rastreo de contactos digitales”, fue una de las respuestas de Gates en Reddit el 18 de marzo.

También dijo que “eventualmente tendremos algún tipo de certificados digitales para ver quién se ha recuperado o ha recibido una prueba recientemente, o cuando tengamos una vacuna, saber quién la ha recibido”.

En el video también se aclara que la propuesta del filántropo es usar 'Quantum-dot tattoos’ (tatuajes de punto cuántico) como una medida de rastreo de quienes estén vacunados. Pero el video confunde estos tatuajes con los certificados digitales (y agrega la noción de “microchips”, que Gates nunca mencionó en Reddit).

Así lo explicaron nuestros colegas del medio Factcheck.org el 14 de abril pasado en una verificación sobre este tema

Por una parte, los 'Quantum-dot tattoos’ sí están en desarrollo por parte de científicos del Massachussets Institute of Technology (MIT) y sus avances se presentaron en diciembre 18 del 2019. Esta investigación está, al menos en un porcentaje, financiada por la fundación de Bill y Melinda Gates, pero son muy diferentes de un chip y la investigación comenzó desde antes de la pandemia de COVID-19. Sí se refiere a vacunas, pero se trata de un avance que permita dejar una ‘marca digital’ (con un tipo de tinta especial) bajo la piel para determinar quiénes ya han recibido vacunas y de qué tipo, en especial en países en vía de desarrollo.

Por otra parte, los “certificados digitales” no son estos tatuajes, ni se tratan de microchips. Los certificados digitales, como explica Factcheck.org, son documentos digitales (y no una tecnología física), existen desde por lo menos 1988 y se utilizan para enviar información encriptada a través de Internet, como en el caso común de las firmas electrónicas que se utilizan para verificar la identidad.

Cuando Gates mencionó su uso en el foro, se refería a los certificados digitales como parte de un esfuerzo por crear una plataforma digital que expandiría las pruebas autoadministradas en el hogar para COVID-19, dijo la Fundación Gates a FactCheck.org.

Los tatuajes ya mencionados vienen de una investigación, publicada en diciembre del año pasado, que buscaba abordar el problema del mal mantenimiento de registros en "entornos de bajos recursos" a través de una tinta invisible en la piel de un paciente que podría durar hasta cinco años y leerse con un teléfono inteligente especialmente adaptado.

Kevin McHugh, profesor de bioingeniería de la Universidad de Rice que trabajó en el estudio, le dijo a Factcheck.org por correo electrónico que la tinta no podía usarse como dispositivo de rastreo.

"Estas marcas fueron desarrolladas para proporcionar un registro de vacunación y no hay capacidad de rastrear los movimientos de nadie", dijo McHugh. “Esta tecnología solo puede proporcionar datos muy limitados (por ejemplo, no personalizados) localmente. Estas marcas requieren imágenes directas de la línea de visión desde una distancia de menos de 1 pie. El seguimiento remoto o continuo simplemente no es posible por una variedad de razones técnicas”, publicaron nuestros colegas.

Asimismo, la Fundación Gates les confirmó por correo electrónico que esta investigación no está relacionada con ninguna medida relacionada con las vacunas COVID-19.
De esta manera, después de revisar los orígenes de la información que entregó Bill Gates originalmente y la información sobre los 'Quantum-dot tattoos’ que no son certificados digitales, ni microchips, ni su desarrollo tuvo que ver con el coronavirus, concluimos que es falso lo que dice el video.
 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Sábado, 30 Mayo 2020

No, Alcaldía de El Espinal no ‘compró pruebas falsas de COVID-19’

Por José Reinaldo Morera Molina - RedCheq

Según el listado del Invima, las pruebas que se realizan en el municipio tolimense sí están permitidas y entran en la categoría de “prueba rápida”.

El pasado 18 de mayo, el portal Cambio In de Ibagué, Tolima, publicó un artículo en el que acusa al alcalde de El Espinal, Juan Carlos Tamayo, de comprar pruebas falsas para diagnosticar el COVID-19 en el municipio. 

El artículo afirma, además, que la Procuraduría General de la Nación y la Contraloría General de la República “tratan de establecer las posibles irregularidades cometidas por el alcalde”. 

Ambas aseveraciones, sin embargo, son falsas. Al buscar dentro de las páginas de la Procuraduría y la Contraloría, Colombiacheck no encontró ninguna investigación en contra de la Alcaldía de El Espinal sobre el tema.

Por su parte, la Alcaldía de El Espinal hizo público un comunicado, publicado por la página de Facebook de la Alcaldía y firmado por Juan Carlos Leal, director administrativo de salud, en el que especifica que el tipo de pruebas que se realizan en el municipio son las que se conocen como AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM de método serológico (análisis de anticuerpos en la sangre), la cual es producida por el laboratorio AMEDA Labordiagnostik. Estas pruebas están aprobadas por el Invima para realizarse dentro del país.

Alfonso J. Rodríguez Morales, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología le dijo a Colombiacheck que el problema de las pruebas serológicas es que su especificidad es relativamente baja y su sensibilidad no es muy alta en comparación con las pruebas moleculares. “No son jamás superiores a la RT-PCR” (que, como explicamos en otro chequeo, son las pruebas que se usan para detectar presencia del virus), dice el experto. Pero no por ello se puede afirmar que las pruebas serológicas son "falsas".

Pruebas rápidas

El tipo de pruebas serológicas, como la que se utiliza en El Espinal, de acuerdo con el documento “Lineamientos para el uso de pruebas diagnósticas de Sars-CoV-2 (Covid-19) en Colombia” del Ministerio de Salud, es una “prueba rápida basada en la detección de antígenos o anticuerpos”. Estas pruebas tienen un tiempo de ejecución de 20 minutos o menos (por eso su denominación de rápidas), pueden realizarse fuera de un laboratorio y se basan en la detección de los anticuerpos IgM/IgG en la sangre, encargados de dar una respuesta inmune frente al virus SARS-CoV-2 (que produce el COVID-19) durante las diferentes fases de la infección, de acuerdo el ministerio.

Según el mismo lineamiento citado anteriormente, las pruebas rápidas serológicas no se consideran pruebas diagnósticas, es decir, no determinan si una persona posee el virus; solo diagnostican el estado de los anticuerpos en la sangre y no se recomienda su uso para descartar un caso de infección aguda.

Las pruebas rápidas deben aplicarse según el “Consenso colombiano de atención, diagnóstico y manejo de la infección por SARS-COV-2/COVID-19”, en personas con indicios leves de COVID-19 que tengan por lo menos 11 días desde el inicio de los síntomas y que no tengan factores de riesgo. Si la persona presenta menos de 11 días de síntomas, se debe aplicar la prueba molecular RT – PCR, la cual sí es de tipo diagnóstico. El propósito de las pruebas rápidas según el consenso es el de ofrecer respaldo en el diagnóstico de los pacientes que son potenciales portadores del virus.

La fase en al que deben aplicarse las pruebas están explicadas en el siguiente gráfico tomado del grupo ACIN- IETS del Consenso colombiano para recomendaciones de atención COVID-19:

Aplicación de pruebas cuadro
Fuente: revista académica Infectio 

Consideraciones en la adquisición de pruebas rápidas

Los lineamientos para el uso de pruebas diagnósticas estipulan que las pruebas rápidas de anticuerpos IgM/IgG podrán ser adquiridas por EPS, IPS, laboratorios públicos o privados y entidades territoriales que cuenten con laboratorios de salud pública. Los nombres de las pruebas rápidas que tienen autorización para circular dentro del país están en la página web del Invima

En el caso de El Espinal, la prueba comprada por la Dirección Administrativa de Salud del municipio es la AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM, está incluida dentro de la lista de pruebas rápidas permitidas y tiene el número de registro Invima: 2020012811 del 2 de abril de 2020. La institución médica encargada de administrar y aplicar estas en El Espinal es el Hospital San Juan Bautista, según el comunicado de la Alcaldía.

Detección de pruebas falsas por el Invima

El Invima publicó una alerta sanitaria que advierte a la ciudadanía sobre la propaganda y distribución de pruebas falsas para el diagnóstico de COVID-19. Estas pruebas falsas se comercializan a través de redes sociales según el comunicado y no tienen la autorización de ser distribuidas en el país. La prueba AMP Rapid Test SARS-CoV-2 IgG/IgM, que se aplica en El Espinal, no está dentro de la lista de alerta del Invima.

 Al final, la nota de Cambio In dice: “Es de recordar que en el país no existe en estos momentos los reactivos para tomar este tipo de exámenes especializados”, lo cual Rodríguez cataloga de falso. En el país “hay los reactivos, que escaseen en algunos departamentos, es otra cosa”. 

De modo que es falso que el alcalde de El Espinal Juan Carlos Tamayo haya comprado pruebas falsas para la detección de COVID-19, como lo asegura el portal ibaguereño Cambio In.