Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 16 Octubre 2020

Juanita Goebertus e Inti Asprilla no son los ‘promotores de aumentar el número de congresistas’

Por Laura Rodríguez Salamanca

Aunque ambos votaron afirmativamente en el más reciente debate sobre esta propuesta, los ponentes en realidad son los representantes Jorge Méndez, Harry González y José Daniel López.

En medio de la discusión de la reforma política en el Congreso, el pasado seis de octubre se aprobó en primer debate de la Comisión Primera de la Cámara [que se encarga de las reformas constitucionales, entre muchos otros temas] una proposición para adicionar “un senador por cada una de las circunscripciones territoriales que cuenten con sólo dos Representantes a la Cámara”, lo que se traduce en 12 nuevas curules en el Senado. 

Este contexto ha dado pie para que se difunda en redes sociales una imagen en la cual se señala que los representantes del Partido Verde Juanita Goebertus e Inti Asprilla [miembros de la Comisión Primera] son los “promotores de aumentar el número de congresistas”, lo cual para muchos resulta preocupante por el gasto público que implicaría la decisión, la cual -hay que aclarar- aún tiene camino por recorrer antes de ser aprobada finalmente. 

Juanita Goebertus en Inti Asprilla Falso

Este tipo de publicaciones, hasta el momento del cierre de este artículo, han sido compartidas más de 1.400 veces en Facebook y han sido retuiteadas por más de 1.500 usuarios. Además, entre quienes han difundido esta imagen está Holman Guevara Paredes, un político tolimense uribista que compartió imágenes falsas para deslegitimar la minga de 2019, que se siguen reciclando.

Sin embargo, la información de las publicaciones es falsa. El documento de la proposición que pide textualmente “un senador adicional por cada una de las circunscripciones territoriales que cuenten con sólo dos Representantes a la Cámara” fue firmado por Jorge Méndez Hernández representante del partido Cambio Radical por San Andrés, Providencia y Santa Catalina; Harry Giovanny González, representante del partido Liberal por el departamento de Caquetá, y José Daniel López, representante de Cambio Radical por Bogotá.

Proposición Senado Regional

Ellos son quienes impulsaron y fueron ponentes de la medida, como además consta (entre el minuto 4:38:45 y el 4:40:03) en la transmisión de la sesión del 6 de octubre de la comisión, en los que se agrega el aval a la proposición del representante David Pulido, del departamento del Guaviare. 

Hay que aclarar que, como consta en el registro verbal de los votos, Goebertus y Asprilla votaron a favor de la proposición, pero esto no los convierte en promotores. 

Votación seis de octubre Senado Regional

Además, en el caso de Goebertus, ella hizo una intervención, que luego publicó en Twitter, para hacer saber que apoyaría al Senado regional, pero que cree que hay otras alternativas para dar representación a las regiones, que se deben considerar en los próximos debates como “sobrerrepresentar, al menos de manera transitoria, en la Cámara de Representantes, esas 16 subregiones más afectadas por la guerra (...) para tratar de garantizar que estos territorios tuvieran más participación en discusiones, por ejemplo, en recursos presupuestales”. 

En ese sentido, la representante expuso que considera que se tiene que dar una discusión más amplia en la Comisión para “ver si hay una mejor forma de resolver este problema institucional”.

Con esta información, calificamos como falsa la imagen con la que se difunde que los representantes Inti Asprilla y Juanita Goebertus son los promotores de la proposición para aumentar el número de senadores en el contexto de la reforma política que se discute en el Congreso.

Finalmente, hay que tener en cuenta que después de la aprobación de la propuesta, el representante Daniel López, uno de los autores, aclaró en una entrevista con el diario El Tiempo que en “la ponencia para el próximo debate se hará la claridad de que no se pueden crear nuevas curules”, sino que se asignarán algunas curules de circunscripción nacional a los departamentos con menos representación. 

Estas fueron sus palabras: 

“Hoy el Senado tiene 108 curules, 100 de circunscripción nacional, cinco de las Farc (que se acaban en 2026), dos para los indígenas y una para la segunda votación presidencial. Lo que vamos a hacer es mantener todo igual, salvo que de las 100 curules de circunscripción nacional, 12 se asignarán para los departamentos más apartados del país. Los habitantes de estos territorios votarán por el senador que representará a su departamento”.

 

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Martes, 21 Febrero 2017

Cristo echa mano del pacto de La Habana para sustentar su reforma política

Por Óscar Felipe Agudelo B.

Aunque no es exacto decir que la reforma política que presentó Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, es un mandato del Acuerdo Final pactado en La Habana con las Farc, una interpretación laxa del punto dos permite sostener ese argumento.

Luego de múltiples acusaciones, retractaciones y opiniones respecto a uno de los mayores escándalos de corrupción en el continente: el caso Odebrecht, Juan Fernando Cristo, ministro del Interior, dio a conocer a los medios de comunicación varias propuestas para una eventual reforma política.

Los planteamientos de Cristo, en buena medida, lograron un viraje del discurso público y que la opinión pública dejara de hablar de los sobornos de Odebrecht que han salpicado a las campañas por la presidencia de Colombia en 2014, tanto la de su jefe político, el presidente Juan Manuel Santos, como la de su mayor contendor, Óscar Iván Zuluaga del Centro Democrático.

Varios de los miembros del Centro Democrático, partido de oposición, señalaron que las propuestas de Cristo eran cortinas de humo para tapar el escándalo que tocó las fibras del presidente.

 

 

Anticipando las críticas, el Ministro Cristo dijo que la reforma se basa en un mandato del Acuerdo Final de La Habana que quedó explícito en el punto dos de participación política el cual “plantea que hay que reformar el sistema político colombiano”. Colombiacheck no encontró una referencia literal en el Acuerdo Final pero sí halló un párrafo que permite sustentar su tesis, por eso califica su afirmación como aproximada.

Y aunque no podemos determinar la intención del Ministro al hacer tan importante y polémico anuncio, por la complejidad de sus planteamientos es indiscutible que abrió otro frente de debate en el discurso público colombiano sobre cómo debería ser la próxima reforma política.

 

¿Cuestión de maquillaje?

Cristo propuso eliminar la figura del vicepresidente, permitir que el voto electoral sea desde los 16 años y obligatorio, ampliar a un año más el periodo presidencial (eliminando la reelección), listas cerradas al Congreso, volver a a la figura de la Constitución de 1886 del designado por el Congreso de la República, que el Estado se ocupe de financiar las campañas electorales, entre otras iniciativas.

El principal argumento que dio Cristo para lanzar su propuesta fue que el punto dos del Acuerdo Final negociado en La Habana, el de la participación política, “plantea que hay que reformar el sistema político colombiano”, una tesis que respaldó al enfatizar que “el proceso de paz no puede servir única y exclusivamente en materia política para crear el partido de las Farc o financiarlo. Tenemos que ser conscientes que hay que ir más allá".

 

 

Colombiacheck buscó al Ministro del Interior para conocer en qué parte del punto dos del Acuerdo Final se plantea una reforma al sistema político colombiano y una de sus voceras nos indicó que lo argumentado por él lo podíamos encontrar en las páginas 36, 37 y 38 del texto negociado en La Habana.

Este medio buscó en dichas páginas y no encontró ningún párrafo que de forma literal indique que el sistema político colombiano debe ser reformado. Es más, Colombiacheck buscó la palabra “reforma” en todo el texto del Acuerdo Final y dicha palabra (sumando reforma y reformas) solo aparece una vez en el punto dos. Está en la página 53 bajo el título: “Reforma del régimen y de la organización electoral”.

Por lo demás, la palabra “reforma” está 65 veces en el Acuerdo Final pero en cuanto al punto dos solo aparece una vez, lo que representa un 1.5% del número de veces que la palabra se registra en el acuerdo.

Apariciones de la palabra "reforma" por cada punto del Acuerdo de Paz

¿Por qué sustenta Cristo que su reforma política viene de La Habana?

Es evidente que el punto dos del Acuerdo Final no plantea explícitamente “que hay que reformar el sistema político colombiano”, sin embargo, hay un párrafo que le sirve de salvavidas al Ministro y que aparece en unas de las páginas que refirió su vocera, la número 37.

“Para cumplir con todo lo anterior, se harán las revisiones y los ajustes institucionales necesarios que conduzcan a una plena participación política y ciudadana de todos los sectores políticos y sociales, y de esa manera, hacer frente a los retos de la construcción de la paz”.

Vale la pena acotar que “todo lo anterior” se refiere a un conjunto de consideraciones e ideas que el Gobierno y las Farc acordaron sobre materia de participación política y apertura democrática en las páginas 35 y 36.

En síntesis, el texto no es específico en cuanto a que es imperioso hacer una reforma política pero sí exhorta a hacer revisiones y ajustes institucionales para una plena participación política. Además, el punto dos dio los primeros pasos de una reforma política porque aborda temas como el estatuto de garantías para la oposición, garantías de seguridad, una participación ciudadana en los medios comunitarios y demás, una promoción del pluralismo político, control y veeduría ciudadana, reforma al régimen de organización electoral, entre varios temas.