Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 04 Mayo 2022

La NASA no ha dicho que la Tierra será impactada por un asteroide el 6 de mayo de 2022

Por Sharon Mejía Campo

El asteroide 2009 JF1, que se espera pase cerca de la Tierra durante su trayectoria, solo mide 10 metros y no representa ningún riesgo de impacto.

Desde principios del 2022 distintos portales de internet (1, 2, 3, 4) han replicado como noticia un supuesto anuncio de la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) donde advierte sobre un asteroide potencialmente peligroso que  impactará la Tierra el próximo 6 de mayo de 2022, llevándola a su posible “destrucción”. El supuesto acontecimiento espacial, que ha tomado fuerza las últimas semanas, prendió las alarmas en usuarios de redes sociales como Twitter (1, 2) y  Facebook.

Sin embargo, se trata de una desinformación, pues la NASA no ha lanzado alertas oficiales sobre este asteroide, que además, dado su tamaño de solo 10 metros no causaría un daño relevante al planeta.

Entre la  información que circula en las páginas de internet, aseguran que “El asteroide '2009 JF1' podría impactar contra la Tierra el 6 de mayo de 2022 a las 08:46 horas de la mañana” (...) “La agencia espacial estadounidense cataloga al asteroide 2009 JF1 como ‘potencialmente peligroso’, y lo considera NEO (Near Earth Object) y el quinto astro más peligroso en cuanto a su tamaño, distancia y velocidad de aproximación al planeta Tierra”.

En Colombiacheck hemos verificado en otras ocasiones desinformaciones en las que aseguran que otros asteroides podrían chocar con la tierra (1, 2, 3, 4) y como explicamos anteriormente en esos chequeos, “un asteroide es un objeto espacial rocoso más pequeño que un planeta y más grande que los objetos que pueden convertirse en meteoritos (que a su vez es como se conoce a los objetos espaciales pequeños luego de que estos impacten la superficie terrestre)”.

En esta oportunidad los contenidos en redes y en portales web se refieren al objeto 2009 JF1, un asteroide descubierto en 2009  reconocido como NEO u objeto cercano a la Tierra (por sus siglas en inglés), que se espera pase cerca del planeta en algún momento de su trayectoria.

Según la NASA, los asteroides potencialmente peligrosos se definen actualmente en función de parámetros que miden el potencial del asteroide para realizar acercamientos amenazantes a la Tierra. Específicamente, todos los asteroides con una distancia mínima de intersección de la órbita terrestre de 0,05 unidades astronómicas o menos, lo que equivale a 7,4 millones de kilómetros. 

Aunque el 2009 JF1 está registrado por la agencia estadounidense dentro de su lista de objetos pequeños potencialmente peligrosos, y ante la Agencia Espacial Europea (ESA), que lo ubica en su lista de riesgo en la posición 491 de 1362 objetos para los que se ha calculado una probabilidad de impacto distinta de cero, también aclaran que su tamaño es de 10 metros de diámetro. Tanto la NASA como la ESA calculan que la probabilidad de impacto es de 1 entre 3.800, es decir del 0, 026%.

Desde Colombiacheck realizamos una búsqueda en Google del supuesto anuncio oficial hecho por la agencia espacial, pero no encontramos resultados  recientes que tuvieran que ver con el asteroide ni con su futuro impacto en la Tierra, solo bases de datos sin relación.

El asteroide no representa ningún peligro para el planeta

Según explica un artículo de la NASA sobre vigilancia de asteroides y cometa, un NEO, en este caso el 2009JF1, necesita medir al menos 30 metros de diámetro para provocar un daño significativo en caso de que impacte en un área habitada en la Tierra, razón por la cual se considera que el asteroide no representa un riesgo de impacto importante.

Distintas organizaciones y expertos han criticado estos titulares alarmistas, como el Planetario de Madrid, que en su cuenta de Twitter dijo que en caso de que el 2009JF1 impactará a la Tierra, solo dejaría una estrella fugaz.

Por su parte, Miquel Serra-Ricart, astrónomo y Administrador del Observatorio del Teide en Instituto de Astrofísica de Canarias (IAC), explicó al medio verificador Newtral, que para que un asteroide pueda destruir un planeta, “debe tener al menos un kilómetro de diámetro. La probabilidad de impacto de uno de estos objetos es de una vez cada 60 o 100 millones de años”, aclaró Serra-Ricart. 

También dijo que aunque existen asteroides capaces de destruir ciudades, estos deben tener entre  30 y 100 metros de diámetro. Así que el 2009 JF1 con solo 10 metros de diámetro no tiene la capacidad de acabar con nuestro planeta. 

Un objeto de 5 a 10 metros de diámetro no podría destruir la Tierra, y si cayera probablemente sería en el mar donde podría producir un tsunami, aunque este tipo de objetos pueden caer una vez cada 10 o 15 años”, afirmó.

Con estos datos Colombiacheck califica como falsas las publicaciones que circulan en redes sociales basados en artículos periodísticos alarmistas en los que se afirma que la NASA anunció el impacto de un asteroide en la Tierra el próximo 6 de mayo de 2022 que podría causar la destrucción del planeta. Pero como hemos explicado, no es cierto que la agencia espacial haya emitido algún comunicado al respecto, además de que el diámetro del objeto espacial no representa ningún riesgo.

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Martes, 03 Marzo 2020

Este asteroide también orbitará ‘cerca’ de la Tierra y tampoco será peligroso

Por Pablo Medina Uribe

Medios reportan del (52768) 1998 OR2, un nuevo asteroide que pasará por su punto más cercano a la Tierra en abril. Pero este punto está tan alejado que no representa ningún peligro para nuestro planeta.

A finales de enero publicamos un chequeo sobre el asteroide conocido con el número 163373 o con el nombre 2002 PZ39, que entre el 15 y el 16 de febrero pasó por el punto de su órbita más cercano a la Tierra.

En ese momento contamos que, aunque esta distancia sí era "cercana" en términos astronómicos, el acercamiento del asteroide no representaba peligro alguno para nuestro planeta (su punto más cercano a la Tierra equivalía a más de 15 veces la distancia entre el planeta y la luna).

También advertimos que varios medios estaban publicando esta información con titulares innecesariamente alarmistas.

Esta situación se está repitiendo en estos días con otro asteroide, este conocido como (52768) 1998 OR2.

La página de Futuro 360, un programa de CNN Chile, por ejemplo, publicó la información sobre este asteroide con el título "NASA advierte: Asteroide capaz de acabar con la civilización humana pasará cerca de la Tierra en abril".

Y, aunque es cierto tanto que el asteroide pasará "cerca" de la Tierra, como que podría ser devastador si se estrella contra nuestro planeta, no es verdadero que haya un riesgo real de que haya una colisión en los próximos días.

Como explicamos en el chequeo ya citado, un asteroide es un objeto espacial rocoso más pequeño que un planeta y más grande que los objetos que pueden convertirse en meteoritos (que a su vez es como se conoce a los objetos espaciales pequeños luego de que estos impacten la superficie terrestre).

Por otra parte, según datos de la Base de Datos de Cuerpos Pequeños de JPL (el Laboratorio de Propulsión a Chorro, por sus siglas en inglés) de la Nasa (la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos), la órbita del asteroide 1998 ORllegará a su punto más cercano con la Tierra el 29 y 30 de abril de este año.

Según esa base de datos, en ese momento, el asteroide estará a una distancia de 0,042 unidades astronómicas (o 6'283.110 km) de la Tierra, lo que equivale a unas 21 veces la distancia promedio entre el planeta y la luna (que es de 0,002 unidades astronómicas, o 299.195 km).

Asteroide 1998 OR2

Esta distancia es incluso mayor que la del asteroide 2002 PZ39 (que se acercó a un punto equivalente a unas 15 veces la distancia entre la Tierra y la luna).

Sin embargo, Futuro 360 perpetuó la misma confusión que cometieron varios medios en enero, que fue no saber explicar la lista de Asteroides Potencialmente Peligrosos (o PHA, por sus siglas en inglés).

En esta lista entran los asteroides cuya distancia mínima de la Tierra sea menor de 0,05 unidades astronómicas y que tengan una magnitud absoluta de 22 o menos (la magnitud absoluta es una manera de comparar la magnitud visual de todos los objetos espaciales, imaginando que están a la misma distancia de la Tierra).

Tanto el asteroide PZ39 como el 1998 ORcumplen con ambos requisitos para entrar a la lista. En el caso del 1998 OR2 su magnitud absoluta es de 15,8 y, como ya mencionamos, su distancia más cercana a la Tierra es de 0,042 unidades astronómicas.

Pero el nombre de esta lista de Asteroides Potencialmente Peligrosos es más dramático que lo que contiene. Como le explicó Matthew Holman, director del Centro de Planetas Menores, al medio estadounidense Gizmodo en enero de 2018, “todo tiene que ver con el significado de ‘potencialmente’. Es algo que en el futuro lejano podría impactar a la Tierra, pero no significa necesariamente que es algo que vaya a pasar hoy”.

Gizmodo explica en el mismo artículo que el nombre de la lista “simplemente significa que los científicos deberían seguir monitoreando esa roca para podernos decir si se convierten en una amenaza más tarde.

Además de esto, Futuro 360 da algunos datos (algunos de ellos errados) para asegurar que "el asteroide se acercará peligrosamente a la Tierra".

Primero, dice que "el Centro de Estudios de Objetos Cercanos a la Tierra (CNEOS) por sus cifras en ingles ... estima que el [asteroide] tiene un diámetro de 4,1 km".

Al buscar por este cuerpo celeste en la página del CNEOS, se remite a la página del JPL (ya mencionada más arriba). Allí no se aclara su diámetro, pero sí en la página del Centro de Planetas Menores (parte del del Observatorio Astrofísico Smithsoniano): el diámetro de este asteroide es de 2,06 km.

Luego, Futuro 360 dice "un objeto de éste porte podría culminar con la raza humana si llegara a chocar con el planeta" y que "de acuerdo a Planetary Society, un asteroide de un diámetro mayor a 1 km es capaz de amenazar a la Tierra". Esto es cierto, en su página, la Planetary Society dice que un asteroide "mayor de 1.000 metros" (o 1 km), podría "crear devastación global y un posible colapso de la civilización".

Pero la Planetary Society, que es una organización dedicada a promover los viajes espaciales y que fue fundada por científicos interesados en la divulgación de la astronomía (entre los cuales estaba Carl Sagan), también aclara en su página que hay una posibilidad de tan solo 1 en 50.000 cada 100 años de que un asteroide de este tamaño impacte la Tierra. (Futuro 360 también cita correctamente esta estadística).

El 1998 OR2 ni siquiera aparece entre la lista de probabilidades más altas de impacto entre objetos celestes de CNEOS. (Como contamos en otro chequeo, ahí sí aparece el asteroide 2007 FT3, cuya probabilidad de impacto, mucho mayor a la del 1998 OR2 es de 0,000012 por ciento, o 1 en 8,3 millones).

Futuro 360 también asegura que "la roca se dirige hacia nosotros a 8,7 km por segundo". Pero esto es impreciso. La velocidad del asteroide relativa a la Tierra sí será de 8,7 km/s, según el JPL. Pero esta velocidad es un cálculo del movimiento relativo entre los dos objetos y no implica que el asteroide se esté dirigiendo hacia la Tierra.

Sólo al final de su artículo Futuro 360 aclara que "expertos de la NASA esperan que el asteroide no choque con la Tierra, fallando tan en 6,29 millones de kilómetros, casi 16 veces la distancia entre la Tierra y la Luna" (sic).

Este último dato también es impreciso pues, como ya dijimos, esto corresponde a 21 veces la distancia promedio entre la Tierra y la Luna.

Así que, como el 2002 PZ39 no representó ningún peligro para la Tierra, el 1998 OR(que pasará incluso más lejos) tampoco lo hará.

Y, puesto que el artículo de Futuro 360 usa algunos datos verdaderos (y otros incorrectos) para llegar a algunas conclusiones erróneas, lo calificamos como cuestionable.