Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 12 Agosto 2021

Las falsas afirmaciones de una publicación que mezcla teorías antivacunas con asesinatos de presidentes

Por Mónica Ospino Orozco

La desinformación atribuye a la oposición a la vacuna el asesinato del presidente de Haití y la muerte de los mandatarios de Burundi y Tanzania. Asegura además que muchísimas personas han muerto por las vacunas contra el COVID-19.

Las teorías conspirativas alrededor de las vacunas contra el COVID-19 y sus efectos no cesan y, son las redes sociales las principales plataformas para difundir toda clase de desinformación que busca desestimular los procesos de inmunización que se llevan a cabo en todo el mundo.

Un ejemplo de esto es una publicación que circula a través de Instagram y que postea una foto con un facsímil que asegura “Si la vacuna no inmuniza y no impide los contagios entonces ¿para qué crees que te vacunan?”

En la descripción dicha publicación despliega un largo texto con afirmaciones como que “desde marzo del año 2020 han sucedido muertes en cicurstancias demasiado sospechosas y extrañas en muchos paises, todas estas victimas siempre son personas de gran influencia que se han opuesto a los planes globalistas ó personas que sirvieron a los planes globalistas pero que ya cumplieron su misión y al saber demasiado no era conveniente para la elite financiera dejarlos vivir” (sic).

En Colombiacheck decidimos ponerle la lupa a esta publicación que mezcla desinformación acerca de las vacunas con teorías de conspiración acerca de la muerte de presidentes y funcionarios en varios países acaecidas recientemente.

En este sentido, asegura la mencionada publicación que “el anterior secretario de la OMS fue suicidado en extrañas circunstancias. Oscar Urenda, director del SEDES (la autoridad sanitaria de Santa Cruz -Bolivia) seguia los planes globalistas de la OMS, miembro de la masoneria, sabia demasiado para que lo dejaran vivir luego de cumplir su tarea” (sic).

Y sobre algunos presidentes fallecidos, dice: “En menos de un año fueron asesinados tres presidentes en el mundo, estos tres se habian negado a la orden de que se vacunara masivamente a su gente y a que se arrojara el gas grafeno desde aviones para enfermar a las personas como vienen haciendo em la mayoría de los países desde marzo del 2020, estos presidentes fueron asesinados por defender a su pueblo, estos tres presidentes fueron el presidente de Tanzania, el presidente de Borundi y el presidente de Haití” (sic).

Para cerrar la mezcla de teorías que desinforman, en esa publicación se precisa que “es increible como la mayoria de las personas en cada país piden ser vacunados a pesar de las muchisinas muertes por diferentes "vacunas" y cuando los mismos fabricantes de estas sustancias reconocen públicamente que aun estan en la etapa experimental, que no garantiza la inmunidad contra el Covid y que ni ellos ni el gobierno se haran responsables de las victimas de estas sustancias mal llanadas vacunas. Estas son personas que decidieron estar del lado de la raza humana y oponerse a los planes globalistas de crear un gobierno mundial comunista por medio de la falsa pandemia” (sic).

Pero vamos por partes:

 

  1. Las vacunas sí protegen y reducen contagios

De acuerdo con este reporte de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC), “las vacunas contra el COVID-19 reducen el riesgo de infectarse por COVID-19 y sus posibles complicaciones graves.Todas las vacunas contra el COVID-19 que actualmente están autorizadas para ser utilizadas en los Estados Unidos ayudaron a proteger a las personas y evitar que se enfermen gravemente a causa del COVID-19 en entornos de ensayos clínicos. Hasta ahora, los estudios que han observado cómo funcionan las vacunas contra el COVID-19 en condiciones reales (estudios sobre la efectividad de las vacunas) han demostrado que estas vacunas son efectivas”.

“Los datos sobre la efectividad de las vacunas que están disponibles actualmente están relacionados con las vacunas de ARNm (Pfizer-BioNTech y Moderna) porque estas vacunas han estado disponibles durante más tiempo. Los CDC y otros expertos continúan estudiando la efectividad de las vacunas de ARNm y la vacuna contra el COVID-19 Janssen de Johnson & Johnson (J&J/Janssen) en condiciones reales”, precisan los CDC.

Pero además estudios como estos (1 y 2) publicados por revistas científicas como The Lancet y The New England Journal of Medicine, que además fueron compilados en la Biblioteca Nacional del Medicina de Estados Unidos, han demostrado, entre otras cosas que “la vacuna mRNA-1273 mostró una eficacia del 94,1% en la prevención de la enfermedad por COVID-19, incluida la enfermedad grave. Aparte de las reacciones transitorias locales y sistémicas, no se identificaron problemas de seguridad”.

Y este estudio del New England Journal of Medicine, asegura que la vacuna de la farmacéutica Pfizer “en un régimen de dos dosis confirió una protección del 95% contra COVID-19 en personas de 16 años o más. La seguridad durante una mediana de 2 meses fue similar a la de otras vacunas virales”.

En esta otra investigación publicada en The Lancet, acerca de lo que define la eficacia de una vacuna precisa que “la capacidad de una vacuna para proteger contra enfermedades graves y la mortalidad es el criterio de valoración de eficacia más importante, ya que los ingresos hospitalarios y de cuidados intensivos suponen la mayor carga para los sistemas de atención de la salud”.

Así es que tras estas evidencias queda claro que las vacunas son eficaces contra la enfermedad del COVID -19 y que ofrecen protección contra la enfermedad grave y la muerte.

 

  1. De muertes sospechosas y presidentes asesinados 

En este punto la publicación objeto de este chequeo hace confusas afirmaciones sobre algunas muertes de funcionarios alrededor del mundo, como que “el anterior secretario de la OMS fue suicidado en extrañas circunstancias. Oscar Urenda, director del SEDES (la autoridad sanitaria de Santa Cruz -Bolivia) seguia los planes globalistas de la OMS, miembro de la masoneria, sabia demasiado para que lo dejaran vivir luego de cumplir su tarea”.

También afirma que las recientes muertes de los presidente de Tanzania, Burundi y Haití tuvieron que ver con que los “tres se habian negado a la orden de que se vacunara masivamente a su gente y a que se arrojara el gas grafeno desde aviones para enfermar a las personas como vienen haciendo em la mayoría de los países desde marzo del 2020” (sic).

De nuevo, vamos por partes: la afirmación de que el anterior secretario de la OMS fue 'suicidado' en extrañas circunstancias además de confusa es falsa, pues, la definición de suicidio generalizada se acerca a lo que consigna el Instituto Nacional de Salud Mental de Estados Unidos “es cuando una persona se hace daño con la intención de quitarse la vida y muere como resultado de sus acciones”, así que no hay tal “suicidado”. 

Pero además la anterior directora de la OMS, Margaret Chan, quien estuvo en el cargo entre 2007 y 2017, es actualmente la decana de la facultad de salud de la Universidad de Tsinghua en China, por lo que es claro que sigue con vida.

Acerca de la muerte del médico boliviano, Oscar Urenda, quien era el secretario de Salud y Políticas Sociales de Santa Cruz, Bolivia, acaecida el pasado 24 de julio, ocurrió a causa del COVID-19, tras haberse contagiado por segunda vez y pasar 46 días en una unidad de cuidados intensivos, según lo registró CNN en español en esta nota. 

Urenda estuvo al frente del manejo de la pandemia en el departamento de Santa Cruz, que ha sido uno de los más afectados por el virus en Bolivia. Así es que las circunstancias de su muerte tampoco fueron sospechosas ni extrañas, como menciona la publicación de Instagram.

La muerte del presidente de Tanzania, John Magufuli, quien falleció el pasado 18 de marzo en la ciudad Dar es-Salam, ocurrió, según la información oficial develada por la entonces vicepresidenta de ese país, Samia Suluhu, debido a una afección cardiaca, como lo registró este artículo del diario El País de Madrid. 

Magufuli había sido reconocido por ser uno de los principales líderes negacionistas de la pandemia del coronavirus en África y aseguraba que su país estaba protegido por intervención divina, al tiempo que se negó a imponer medidas de distanciamiento o toques de queda y rechazó las vacunas. Durante los días previos a su muerte, opositores a su gobierno aseguraron que se había contagiado de COVID -19, lo que fue negado por la vicepresidenta, como recoge el mencionado artículo de El País.

Así que Magufuli, murió, según su propio gobierno, debido a afecciones cardiacas, y no en extrañas circunstancias o motivada por su oposición a las vacunas.

En relación con la muerte del presidente de Burundi, Pierre Nkurunziza, quien falleció el 9 de junio de 2020, también ocurrió debido a un ataque cardiaco. El fallecimiento del mandatario, quien tenía 55 años, fue comunicada así por su gobierno, según este registro de la DW, "El Gobierno de la República de Burundi anuncia con gran tristeza el deceso inesperado de Su Excelencia Pierre Nkurunziza, ocurrido en el Hospital del Cincuentenario de Karusi después de un paro cardiaco este 8 de junio de 2020".

Así que, de nuevo, esta no fue una muerte sospechosa ni por oponerse a las vacunas, pues en junio de 2020 éstas aún estaban en fase temprana de desarrollo.

Respecto al asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, ocurrido el pasado 7 de julio de 2021, ya en Colombiacheck habíamos verificado la desinformación que aseguraba que él se oponía a las vacunas, pues no es cierto que alguna vez se pronunciara en ese sentido.

Y aunque todavía no han sido del todo esclarecidas las circunstancias de su asesinato, lo cierto es que hay 28 ex militares colombianos implicados en la operación para matarlo y las indagaciones conducen a un complot perpetrado entre quienes aspiraban a suceder a Moïse en el poder, como lo recoge este reportaje del diario El País.

 

  1. Gas grafeno desde aviones...

Sobre el grafeno, una sustancia que se utiliza en campos como la ingeniería ambiental o la electrónica, y la pandemia por el nuevo coronavirus se han dicho muchas cosas. Una de las desinformaciones más extendidas es la que tiene que ver con que este compuesto está presente entre los componentes de las vacunas desarrolladas contra el COVID -19. Sin embargo, esta es una afirmación que ya hemos desmentido en Colombiacheck.

Pero en esta cadena, en particular, se asegura que “...se arrojara el gas grafeno desde aviones para enfermar a las personas como vienen haciendo em la mayoría de los países desde marzo del 2020” (sic).

Pero el grafeno no es un gas. Ha sido definido como “un material nanométrico bidimensional, consistente en una sola capa de átomos de carbono fuertemente cohesionados. El grafeno es una de las formas del carbono, como lo son también el grafito y el diamante. Así, un milímetro de grafito contiene tres millones de capas de grafeno”.

De acuerdo con Graphenano, una empresa especializada en nanotecnología, “el grafeno tiene increíbles propiedades mecánicas, electrónicas, químicas, magnéticas y ópticas que lo han convertido en uno de los nanomateriales más estudiados en la actualidad. Además, al ser carbono puro, es abundante en la naturaleza y ecológico”.

Así que no es un gas que se pueda fumigar a gran escala, pues expertos como Diego Peña, químico, investigador del Centro Singular de Investigación en Química Biológica y Materiales Moleculares de España, le explicó a AFP: “el grafeno no es soluble, por tanto, un dispositivo de grafeno no se podría inyectar en disolución. Si hubiese grafeno, las vacunas serían suspensiones de color oscuro”. 

En Colombiacheck también nos referimos a ese tema en este chequeo

 

  1. “Muchísimas muertes por las vacunas”

Esta es otra de las afirmaciones de la larga publicación que circula en Instagram se asegura: “Es increible como la mayoria de las personas en cada país piden ser vacunados a pesar de las muchisinas muertes por diferentes vacunas” (sic).

Sin embargo esta es una afirmación que ya verificamos en Colombiacheck, con este trabajo publicado en junio pasado y titulado: “Es falso que vacunas para COVID-19 hayan causado miles de defunciones en Europa y Estados Unidos”.

En dicho chequeo queda claro que, en el proceso de “las vacunas para COVID-19 enfatizamos que la seguridad ha sido una prioridad en su desarrollo, pues a través de las diferentes fases de investigación que debieron cumplir estos biológicos, las entidades y organizaciones en salud que los vigilaron y evaluaron siempre tuvieron en cuenta que el riesgo de que se presenten efectos secundarios graves o que puedan amenazar la vida de las personas secundarios a las vacunas, debía ser muy bajo o nulo”.

Además encontramos que muchas de las afirmaciones que se hacen respecto a las posibles muertes ocurridas por causa de las vacunas son en realidad reportes de eventos adversos. “El Eudravigilance y el Sistema de Notificación de Eventos Adversos de Vacunas (VAERS, por sus siglas en inglés) son, como explicamos previamente, dos bases de datos usadas en Europa y Estados Unidos, respectivamente, con el fin de vigilar y monitorizar la seguridad de las vacunas. 

A través de dichos sistemas se recogen todas las notificaciones de sospechas de efectos adversos, es decir, síntomas, enfermedades e incluso defunciones que coinciden con la vacunación de COVID-19, pero que no necesariamente son provocados por estas vacunas”.

Por lo que no es cierto entonces que en el mundo se hayan producido “muchísimas muertes por las vacunas”.

Tras todas estas evidencias y análisis concluimos que la publicación de Instagram que mezcla diferentes teorías conspirativas contra las vacunas con hipótesis sobre la muerte de varios presidentes es falsa.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 10 Junio 2020

Las afirmaciones falsas de Miguel Bosé sobre la Fundación Gates, los microchips y la red 5G

Por Maldita.es

El cantante español publicó un hilo de Twitter con señalamientos acerca de la expulsión de la Fundación Gates y de ‘farmacéutica’ GAVI de la India, las vacunas contra la polio y el VPH y la implementación de vacuna con microchips. Sus aseveraciones no tienen sustento.

Este artículo fue publicado en dos versiones (1 y 2) por Maldita.es el 10 de junio de 2020. Este contenido es reproducido aquí como parte de #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

Desde que comenzó el brote de coronavirus y la actual pandemia han circulado ya varias acusaciones que relacionan al cofundador de Microsoft, Bill Gates, y a su esposa, Melinda Gates, con la aparición del virus o con teorías conspiratorias sobre las vacunas. En esta ocasión, el cantante Miguel Bosé ha hecho un hilo de Twitter en el que asegura que Bill y Melinda Gates son "especialistas en vacunas fallidas que tantas víctimas han causado alrededor del mundo" y que India los ha expulsado del país y denunciado.

Sin embargo, su Fundación no ha sido expulsada del país y tampoco la asociación GAVI Alliance, de la que la Fundación es uno de sus socios principales. Además, las acusaciones sobre las vacunas son falsas. Os lo contamos.

La Fundación Bill y Melinda Gates no ha sido expulsada de la India

La Fundación de Bill y Melinda Gates (BMGF por sus siglas en inglés) lleva más de una década desarrollando proyectos en la India en diferentes ámbitos entre los que se encuentra la salud. En ese sentido, la Fundación ha apoyado campañas de vacunación en el país, algo que ha suscitado muchas críticas por parte, sobre todo, de movimientos antivacunas.

Sin embargo, no es cierto que la Fundación haya sido "expulsada del país". De hecho, el 14 de mayo, el gobierno de la India emitió una nota de prensa en la que explicaba que el primer ministro, Narendra Modi, había mantenido una videoconferencia con Bill Gates para abordar la importancia de una "coordinación global en innovación científica e I+D para combatir la pandemia". 

En el comunicado señalan también que "el primer ministro agradeció el trabajo relacionado con la salud que realiza la Fundación Gates no solo en India sino también en muchas otras partes del mundo".

Además, en su página web podemos ver que en la actualidad la Fundación trabaja en el desarrollo de proyectos especialmente en los estados de Bihar y Uttar Pradesh. Tal como recoge el medio de verificación Factly, miembro de la International Fact-Checking Network (IFCN) a la que también pertenece Maldita.es, el bulo de la expulsión de la Fundación Bill y Melinda Gates circula, al menos, desde 2017. 

Ya en ese año, el gobierno indio publicó un comunicado en el que decía que algunos medios habían sugerido que se había detenido toda la colaboración con la Fundación Gates, pero que "esto es inexacto y engañoso. La BMGF continúa colaborando y apoyando al Ministerio de Salud y Bienestar Familiar". Aunque la nota de prensa ya no se puede ver en la web del gobierno, hemos encontrado una versión archivada por los verificadores de AFP Fact Check.

Las acusaciones sobre vacunas fallidas y sus víctimas son falsas

En referencia a la pareja Gates, Bosé dice que son "especialistas en vacunas fallidas que tantas víctimas han causado alrededor del mundo". Esta afirmación hace referencia a las acusaciones de que las vacunas financiadas por la Fundación han provocado daños a miles de niños. La BMGF financia proyectos para el desarrollo de vacunas desde hace años y las teorías conspiratorias sobre estas han circulado desde entonces. Ahora, en el contexto del desarrollo de una vacuna contra el coronavirus, algunas de estas teorías vuelven a circular.

El medio alemán Correctiv enumera algunas de las que han recibido críticas, como la vacuna contra la polio y contra el virus del papiloma humano (VPH) en la India.

Sobre la vacuna contra la poliomielitis, una publicación de Robert F. Kennedy Jr, sobrino del ex presidente de Estados Unidos J. F. Kennedy y conocido por ser partidario del movimiento antivacunas, aseguraba que "los médicos indios culpan a la campaña de Gates de una devastadora epidemia de parálisis flácida aguda no poliomielítica (NPAFP) que paralizó a 490.000 niños". Sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud, la vacuna contra la poliomielitis es "segura y eficaz".

En cuanto a sus posibles efectos secundarios, la OMS incide en que "en ocasiones extremadamente infrecuentes, el virus atenuado de la vacuna antipoliomielítica oral puede mutar y tornarse de nuevo virulento”. Es decir, existen cepas de poliovirus que han mutado desde la cepa contenida en la vacuna y que puede llegar a causar parálisis. Pero, como hemos dicho, la OMS incide en que esto se da de manera “extremadamente infrecuente” como efecto secundario.

Por su parte, Correctiv recoge en su artículo que la cifra de 496.000 niños afectados "aparentemente se refiere a un estudio de agosto de 2018", pero que "se trata de casos de parálisis sin evidencia de polio" (NPAFP). En ese sentido, el estudio de 2018 especula sobre la posibilidad de que exista una correlación de los casos de parálisis con las vacunas orales contra la poliomielitis, ya que las cifras de la NPAFP aumentaron hasta 2011, cuando según ese estudio se reportó el último caso de polio en la India. Después, las cifras de NPAFP han ido disminuyendo desde 2012, paralelamente a la reducción de las vacunaciones.

Pero los autores del artículo afirman que son necesarios más estudios para confirmar una asociación causal entre el aumento de casos de NPAFP y las vacunas. Además, el estudio ha recibido críticas por su metodología, como recoge AFP, debido a que recoge datos de síntomas presentados en niños entre 5 y 15 años, aun cuando la vacuna se proporciona sólo a menores de cinco años.

Sobre las vacunas del virus del papiloma humano (VPH), Snopes publicó que la controversia relacionada con estas vacunas está relacionada con la muerte de siete niñas en la India que habían sido vacunadas. Sin embargo, Snopes asegura que este caso no está relacionado con la BMGF, sino con PATH (Programa de Tecnología Apropiada en Salud). PATH es una organización de salud global que no pertenece a la Fundación Bill y Melinda Gates pero sí han sido socios, según Snopes, y además la asociación ha recibido fondos de la BMGF para desarrollar proyectos. En cualquier caso, desde ese medio también afirman que las investigaciones estatales demostraron que cinco de las muertes no estaban relacionadas con la vacuna y sobre las otras dos se considera "muy improbable" que sí lo estén.

Además, en este artículo de Maldita Ciencia os contamos que la vacuna contra el VPH es segura. La revisión del Comité Global Asesor sobre Seguridad de las Vacunas de la OMS, publicada en julio de 2017, aseguraba que considera la vacuna del VPH como "extremadamente segura". También puedes leer lo que dice el Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades, la Agencia Europea del Medicamento o los Centros de Control de Enfermedades de Estados Unidos.

GAVI no es una farmacéutica y tampoco ha sido expulsada de la India

Miguel Bosé también ha compartido un vídeo en el que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, afirma que "encontrar una vacuna para hacerle frente [al virus] y hacerla accesible para todos es fundamental". En ese sentido, Sánchez sostiene que "el Gobierno de España ha asumido también la responsabilidad de coliderar la creación del 'ACT Accelerator' en el que GAVI juega un papel clave para que las vacunas lleguen al conjunto de países en vías de desarrollo". En su tuit, Bosé asegura que "la farmacéutica GAVI" es propiedad de Bill y Melinda Gates.

Sin embargo, GAVI Alliance es en realidad una asociación de salud global de organizaciones del sector público y privado dedicadas a la "inmunización para todos". Por lo tanto, no es una farmacéutica y tampoco es propiedad de la Fundación, aunque sea miembro fundador junto con la OMS, Unicef y The World Bank, como les contamos aquí

Tampoco hemos encontrado ninguna referencia a que GAVI haya sido expulsada de la India y el pasado 4 de junio se celebró la Global Vaccine Summit (Cumbre Global sobre Vacunas), organizada por GAVI y en la que participó el primer ministro de la India, como se puede ver en este vídeo.

Proyecto de vacunas con microchips para controlar a la población

Miguel Bosé escribe en ese hilo que, en el pasado, Bill Gates "habló reiteradamente de más, sobre su proyecto de vacunas que portasen microchips o nano bots, para obtener todo tipo de información de la población mundial con el solo fin de controlarla". Esto no es cierto.

Se trata de una teoría de la conspiración sin evidencia que circula desde hace semanas por redes sociales en la que también se meciona al COVID-19. Según estas, existe una relación entre las investigaciones para la vacuna contra el COVID-19 y la futura implantación de un microchip. Por ello, estas recomiendan no vacunarse cuando el fármaco esté listo.

[En Colombiacheck ya habíamos verificado esta hipótesis, que se basa en una combinación de falsedades y de hechos verdaderos, pero inconexos, al mezclar dos elementos diferentes: la financiación de vacunas por parte de la BMGF y las investigaciones que se llevan a cabo sobre identidad digital.

"Aunque hay fondos de la B&MGF que se destinan a la investigación sobre identificación digital, nada tienen que ver con la implantación de microchips para violar la privacidad", explicamos en el artículo "Con ‘la vacuna obligatoria para la Covid-19’ no se implantará un chip creado por Bill Gates"].

Sí, las vacunas tienen metales, pero no son tóxicos

Vamos a repetir, una vez más, que las vacunas que nos ponemos y que ponemos a nuestros hijos están controladas y son seguras, a pesar de lo que dice Miguel Bosé en ese hilo con aseveraciones como que tienen metales tóxicos o coadyuvantes ilegales.

Como ya os explicamos aquí, entre los componentes de las vacunas se encuentran sustancias como las sales de aluminio o el timerosal (una sal orgánica que contiene etilmercurio). Sin embargo estos ingredientes no suponen peligro alguno en las cantidades en las que se encuentran en las dosis de las vacunas. De hecho, su presencia es importante para garantizar la seguridad de estas.

Por un lado, y con respecto a las sales de aluminio, estas son muy inferiores (menos del 1%) a las que, de forma natural, contienen los alimentos que consumimos habitualmente (incluida, por chocante que resulte, la leche humana), según recoge este texto del Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

¿A qué se debe la presencia de este metal pesado? Según la asociación de pediatras, las sales de aluminio se usan como adyuvantes de vacunas desde hace 70 años y son "componentes imprescindibles para estimular el sistema inmunitario y permitir introducir menores cantidades de antígeno, que podría resultar perjudicial en el organismo". Añade, además, que "nunca se ha registrado ningún efecto adverso relacionado con el aluminio presente en algunas vacunas".

Gráfico de Maldita Ciencia

Por otro lado, esta vez en relación a la supuesta presencia de mercurio, es cierto que en el pasado se ha utilizado timerosal como conservante en la fabricación o mantenimiento de algunas vacunas, por sus propiedades antimicrobianas. Sin embargo, a pesar de que las cantidades de mercurio a las que podía estar expuesto un niño español antes de los 14 años por la vacunación serían muy inferiores a las consideradas tóxicas por los diferentes organismos mundiales, estas se han ido reduciendo y sustituyéndose por otros compuestos inocuos, según el Comité Asesor de Vacunas de la AEP.

Actualmente, "ninguna de las vacunas que se utilizan en los calendarios vacunales de las distintas comunidades autónomas españolas contiene esta sustancia", indica aquí el Comité. "Su empleo iba ligado a asegurar la conservación en los envases multidosis y hoy en día todas las vacunas comercializadas en nuestro país vienen en paquetes monodosis".

Las vacunas no incluyen adyuvantes ilegales

Es cierto que, además de antígenos inmunizantes, líquido de suspensión, preservantes, estabilizantes y antibióticos, en la "receta" de las vacunas se incluyen los adyuvantes, como explica el Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Estos últimos no son ilegales. Son compuestos que se añaden a algunas vacunas para aumentar la inmunogenicidad de los antígenos que contienen o prolongar su efecto estimulador. Es decir, permiten que la cantidad necesaria del virus o bacteria o el número de inyecciones sea menor, potenciando toda la respuesta inmune (sales de aluminio, MF59, AS04, virosomas...).

Ninguno de estos componentes "atenta contra nuestra salud" ni mucho menos se nos administra "sin nuestro consentimiento", como afirma el hilo de Twitter. De hecho, aquí puedes encontrar toda la información necesaria sobre los diferentes componentes de las vacunas y su función a la hora de fabricar y preservar el fármaco o conseguir que este sea efectivo.

La red 5G

Bosé concluye el hilo hablando del "polvo inteligente" que, en teoría, como parte de una supuesta "operación de dominio globlal": "una vez se active a red 5G todos seremos borregos a su merced y necesidades".

No es la primera vez que se menciona este "polvo inteligente" en relación a la pandemia, no solo al hablar de vacunas. Hace semanas que circula por la red un post de Facebook que comienza diciendo que "todos los chinos recibieron vacunas obligatorias el otoño pasado" y en el que se cuenta que esas vacunas habrían sido activadas gracias al 5G utilizando el polvo inhalado que lanzan los chemtrails. Se trata de una suma de distintas conspiraciones de las que ya hemos hablado en Maldita Ciencia.

Hemos consultado con Amós García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología y Jefe de la Sección de Epidemiología y Prevención de la Dirección General de Salud Pública canario, que nos ha dicho que las ideas mencionadas son "terroríficamente mentirosas". También hemos hablado con Alberto Nájera, profesor de la Universidad de Castilla-La Mancha y vocal del Comité Científico Asesor en Radiofrecuencias y Salud (CCARS) que opina que "cuesta creer que el texto haya sido escrito con un mínimo de información".

"Si todos los chinos hubieran sido 'vacunados' por ese preparado mágico, capaz de ser controlado por radiaciones de 60 GHZ (frecuencia que el 5G no utiliza) todos estarían afectados", explica Nájera y añade que, aunque hay muchos casos, el virus no tiene tanta incidencia.