Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 06 Agosto 2020

No ha sido probada la efectividad de las recetas que comparte esta imagen

Por Johan Solano - RedCheq

Como ya hemos contado, no hay evidencia de que tomar aspirina, limones o paracetamol, ni hacer nebulizaciones o vaporizaciones son efectivas para curar el coronavirus.

Circula en grupos de Facebook y a través cadenas de WhatsApp una imagen de una hoja de papel con recetas escritas a mano “para los que tienen COVID-19”.

Desinformación

La publicación original ha sido compartida más de 4.000 veces. En el departamento de Casanare fue compartida en varios grupos de Facebook y ha sido difundida también a través del servicio de mensajería de WhatsApp. 

Nos dimos a la tarea de revisar cada uno de los ítems expuestos en la supuesta receta, la cual parece una suma de varias cadenas y publicaciones que han circulado desde el inicio de la pandemia, esto fue lo que encontramos.

El primero de los remedios caseros indica que se deben hervir durante cinco minutos tres aspirinas y dos limones en tres cuartos de agua.

Este supuesto tratamiento ya había sido desmentido por Colombiacheck en mayo. En ese momento esta desinformación circuló en un cadena de WhatsApp y señalaba que la mezcla de la cura era esta: “van a hervir un limón grande partido en 4 y 3 aspirinas de 100 mg, en una taza de agua. Hervir por 5 minutos, le agregan un cucharada de mil, tomar lo más caliente que se pueda. Hacer esto dos días. Estar tomando dos paracetamol de 500 mg cada 8 horas”. Pero, aún no hay evidencia científica de que esto funcione.

El segundo tratamiento indica realizar vaporizaciones de eucalipto y manzanilla en la mañana, en la tarde y en la noche.

Este es muy similar a otra información que circuló en Facebook e Instagram en el que se recomienda un tratamiento contra el COVID-19, que incluye nebulizaciones y que también fue desmentida por nuestro portal.

A continuación aparece un analgésico recomendado para la fiebre, paracetamol y se indica que debe tomarse un gramo cada ocho horas, máximo por cinco días, después se debe consumir ibuprofeno.

Como ya los mencionamos en el chequeo inicialmente señalado, el paracetamol no ha sido confirmado como tratamiento efectivo contra el Covid en ningún país.

También aparece en esta receta de supuestos remedios una recomendación para mantener las defensas altas que consiste en licuar dos cabezas de ajo, una cebolla y el jugo de tres limones. Se debe tomar, supuestamente, una cucharada de esta mezcla en la mañana, en la tarde y en la noche y después se recomienda tomar té caliente. 

Otra receta que encontramos desmentida, esta vez en el portal Newtral de España en su artículo titulado No, el consumo en forma de bebida de ajo, cebolla, limón y jengibre no cura el COVID-19 y publicado el 9 de abril.

Otra de las recetas que aparece es mezclar una cucharada de sal en medio vaso de agua y usar como enjuague bucal en la mañana, en la tarde y en la noche. Sin embargo, esta fue una de las primeras cadenas que circularon al inicio de la pandemia y que desmentimos en su momento en Colombiacheck, por no contar con respaldo médico ni soporte científico.

Finalmente la recomendación para la falta de aire, en este dudoso recetario, es hacer nebulizaciones dos veces al día con 20 gotas de mucosolvan y ocho gotas de ventolín, una ampolla de dexametasona y dos centímetros de solución salina, dos veces al día.

Respecto a esta recomendación “El decano del Colegio Químico Farmacéutico, Javier Llamosa, le precisó a OjoPúblico que fármacos como el fisiol, mucosolvan y fluimucil son generalmente usados para eliminar el exceso de secreciones y mucosidades en las vías respiratorias, pero descartó que logren aliviar los síntomas del nuevo coronavirus”, según informó Ojo Público, un portal de verificación de Perú.

De modo que concluimos que ninguna de estas recetas compartidas por redes sociales son “la cura para el coronavirus” pues aún no han sido aprobadas por la comunidad científica.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 22 Junio 2021

Director de farmacéutica Merck no recomendó inhalar vapor de agua para el COVID-19

Por Gloria Correa

No hay evidencia científica de que inhalar vapor de agua o tomar agua caliente sean tratamientos para el nuevo coronavirus, en cambio pueden favorecer quemaduras.

Una viralizada cadena señala que Ken Frazier, director de la farmacéutica Merck, en una entrevista dijo entre otras cosas: “El agua caliente que se bebe ya sea con limón o con guarapos de ramas, es muy buena para prevenir y ayudar a erradicar el virus de la garganta”.

Y también señalan que el coronavirus se oculta detrás del seno paranasal de la nariz por 3 o 4 días. “Tienes que atacar y matar este virus con abundantes vaporizaciones”, señala la desinformación que para finalizar da indicaciones sobre tales inhalaciones. Pero todo esto no lo dijo Frazier y tampoco tiene sustento científico.

De la cadena se han publicado pantallazos y fragmentos en redes sociales como Facebook (1, 2, 3, 4 y 5), Twitter (1, 2) y páginas web (1). La publicación ha circulado por varios países a lo largo del 2021, por lo que colegas verificadores de la International Fact Checking Network, IFCN, organización de la que hacemos parte, como Maldita, Animal Político, AFP Factual y Chequeado, también la han verificado desmintiendo lo que transmite.

pantallazo cadena etiqueta falso

 

Gran parte de esas supuestas recomendaciones para tratar el COVID-19 circularon en 2020 en otras publicaciones y los verificamos en chequeos previos (1, 2) enfatizando que no hay evidencia científica que las respalde. Por el contrario, se han demostrado los riesgos de estas prácticas para la salud, como las quemaduras y en consecuencia un aumento en la susceptibilidad a infectarse por virus o bacterias si los tejidos se lesionan. 

Además en esta reciclada desinformación hacen uso de los sesgos cognitivos, una estrategia que facilita que muchas personas las crean. En este caso se usa el sesgo de autoridad, a través del cual nuestra mente valora de manera excesiva las opiniones de un experto basados en su prestigio, aun cuando sus argumentos sean incorrectos o, como ocurrió acá, ni siquiera él los haya dicho. 

Kenneth Frazier no ha dado recomendaciones para tratar o prevenir el COVID-19

En la publicación comienzan señalando que el director de Merck hizo las recomendaciones que le atribuyen en una entrevista con un profesor de Harvard: “Ken Frazier, director ejecutivo del principal productor de vacunas del mundo, la farmacéutica Merck & Co., en una entrevista con el profesor Tsedal Neeley, de la Escuela de Negocios de Harvard dijo...”.

Kenneth Carleton Frazier, o Ken Frazier como señala la publicación, es un abogado estadounidense y actual director ejecutivo de la farmacéutica Merck & Co. Esta empresa durante la pandemia sí ha estado involucrada en la investigación de medicamentos y vacunas frente al COVID-19 como lo anuncian en su sitio web.

Sin embargo, la publicación se equivoca al referirse a Tsedal Neeley, pues realmente es una profesora en la Escuela de Negocios de Harvard. Y Frazier sí tuvo una entrevista con ella en medio de la pandemia, el 13 de julio de 2020, pero en ningún momento dio recomendaciones para el tratamiento de COVID-19 como intentan atribuirle.

En la página web de la Escuela de Negocios de Harvard fue publicada dicha entrevista incluyendo el video y la transcripción de la misma. Allí se pone en evidencia que Neely y Frazier abordaron temas como la búsqueda de una vacuna contra el coronavirus, el racismo en el lugar de trabajo y aspectos personales de la vida del ejecutivo.

Por su parte la misma Neeley le corroboró a los colegas verificadores de AFP Factual que es “falso” que Frazier hubiese hecho alguno de los señalamientos que le atribuyen. Y Patrick Ryan, del área de comunicación corporativa de Merck & Co., también negó a AFP Factual que Frazier haya declarado en esta o en otra entrevista lo que las publicaciones viralizadas le atribuyen.

 

Ni inhalar vapores de agua, ni tomar agua caliente son tratamientos para el COVID-19

Los falsos señalamientos de la cadena sobre la toma de agua caliente o realizar inhalaciones de vapor de agua para tratar el nuevo coronavirus van unidos a otros como este:

“Es muy importante inhalar vapor ya sea de eucalipto, romero, laurel, malva u otras ramas, o simplemente mentol o vaporub que llega a la parte posterior de su seno paranasal”. 

Pero ni los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos ni la Organización Mundial de la Salud (OMS) en las guías de manejo de pacientes con COVID-19 sugieren la inhalación de vapor con ningún ingrediente como manejo para el coronavirus. Tampoco está incluido en los lineamientos del Ministerio de Salud de Colombia. 

La OMS durante toda la pandemia ha advertido que algunos remedios caseros pueden resultar reconfortantes y aliviar los síntomas pero ninguno ha demostrado prevenir o curar esta enfermedad.

Una publicación en la revista científica The Lancet, de mayo de 2020, señalaba que las inhalaciones de vapor en el contexto de la pandemia generaron un aumento notable en las consultas de urgencias por quemaduras en niños en Inglaterra durante el confinamiento. Por ejemplo en el Birmingham Children’s Hospital, vieron un aumento de 30 veces en el número de niños con quemaduras por la inhalación directa de vapor de agua caliente debido a esas prácticas.

 Además un estudio de la American Burn Association también advierte que la sola exposición durante tres segundos al vapor de 60 grados centígrados, puede causar una quemadura “lo suficientemente grave para requerir una cirugía”, de modo que la exposición varias veces al día a ese vapor como sugiere la cadena tendría efectos devastadores para la salud. 

Por otra parte el doctor Thomas Mattew, profesor y director del Departamento de Neurología del St. Jhon’s Medical College Hospital en India, donde también circuló este tipo de desinformación el año pasado, señaló a Times of India: “Si el virus pudiera eliminarse con la inhalación de vapor de agua, el mundo no hubiera visto tantas muertes”.

En el mismo sentido, Julián Felipe Molano, médico otorrinolaringólogo y cirujano de cabeza y cuello de la Universidad de Antioquia, explicó previamente a Colombiacheck: “Nada que se aplique de forma externa mataría al virus, pues después de ingresar al cuerpo e infectarnos este se encuentra dentro de las células”.

“Sí puede ocurrir que exponerse a vapor de agua genere un alto riesgo de quemadura de la vía aérea. Además, una persona ya infectada con el coronavirus al usar este tipo de prácticas lo que puede hacer es retardar el proceso de resolución de la infección que en un alto porcentaje de los casos ocurre de forma espontánea. Es decir, si se usan vapores o sustancias que dañen el epitelio se va a retardar la resolución de la infección”, dijo Molano.

Julio César Gómez Rincón, docente de la Universidad del Bosque y la Universidad Militar Nueva Granada también enfatizó a Colombiacheck: “Una inhalación de vapor a 50°C, o más, generaría daños severos en el epitelio respiratorio y si se quema al igual que una quemadura de piel, se daña y luego se puede infectar con más facilidad”.

En conclusión la publicación que verificamos transmite información falsa al hacer recomendaciones que no tienen evidencia científica en el tratamiento y prevención del COVID-19 que pueden ser un riesgo para la salud al favorecer quemaduras y por consiguiente aumento en la susceptibilidad a infecciones de los tejidos quemados. Además, atribuye falsamente afirmaciones al director de Merck que nunca fueron hechas por él.

Para leer otros chequeos y explicadores sobre la pandemia puede visitar nuestro especial Mentiras y verdades sobre el coronavirus o puede sugerirnos una verificación de publicaciones sospechosas en este link.