Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 06 Agosto 2020

No ha sido probada la efectividad de las recetas que comparte esta imagen

Por Johan Solano - RedCheq

Como ya hemos contado, no hay evidencia de que tomar aspirina, limones o paracetamol, ni hacer nebulizaciones o vaporizaciones son efectivas para curar el coronavirus.

Circula en grupos de Facebook y a través cadenas de WhatsApp una imagen de una hoja de papel con recetas escritas a mano “para los que tienen COVID-19”.

Desinformación

La publicación original ha sido compartida más de 4.000 veces. En el departamento de Casanare fue compartida en varios grupos de Facebook y ha sido difundida también a través del servicio de mensajería de WhatsApp. 

Nos dimos a la tarea de revisar cada uno de los ítems expuestos en la supuesta receta, la cual parece una suma de varias cadenas y publicaciones que han circulado desde el inicio de la pandemia, esto fue lo que encontramos.

El primero de los remedios caseros indica que se deben hervir durante cinco minutos tres aspirinas y dos limones en tres cuartos de agua.

Este supuesto tratamiento ya había sido desmentido por Colombiacheck en mayo. En ese momento esta desinformación circuló en un cadena de WhatsApp y señalaba que la mezcla de la cura era esta: “van a hervir un limón grande partido en 4 y 3 aspirinas de 100 mg, en una taza de agua. Hervir por 5 minutos, le agregan un cucharada de mil, tomar lo más caliente que se pueda. Hacer esto dos días. Estar tomando dos paracetamol de 500 mg cada 8 horas”. Pero, aún no hay evidencia científica de que esto funcione.

El segundo tratamiento indica realizar vaporizaciones de eucalipto y manzanilla en la mañana, en la tarde y en la noche.

Este es muy similar a otra información que circuló en Facebook e Instagram en el que se recomienda un tratamiento contra el COVID-19, que incluye nebulizaciones y que también fue desmentida por nuestro portal.

A continuación aparece un analgésico recomendado para la fiebre, paracetamol y se indica que debe tomarse un gramo cada ocho horas, máximo por cinco días, después se debe consumir ibuprofeno.

Como ya los mencionamos en el chequeo inicialmente señalado, el paracetamol no ha sido confirmado como tratamiento efectivo contra el Covid en ningún país.

También aparece en esta receta de supuestos remedios una recomendación para mantener las defensas altas que consiste en licuar dos cabezas de ajo, una cebolla y el jugo de tres limones. Se debe tomar, supuestamente, una cucharada de esta mezcla en la mañana, en la tarde y en la noche y después se recomienda tomar té caliente. 

Otra receta que encontramos desmentida, esta vez en el portal Newtral de España en su artículo titulado No, el consumo en forma de bebida de ajo, cebolla, limón y jengibre no cura el COVID-19 y publicado el 9 de abril.

Otra de las recetas que aparece es mezclar una cucharada de sal en medio vaso de agua y usar como enjuague bucal en la mañana, en la tarde y en la noche. Sin embargo, esta fue una de las primeras cadenas que circularon al inicio de la pandemia y que desmentimos en su momento en Colombiacheck, por no contar con respaldo médico ni soporte científico.

Finalmente la recomendación para la falta de aire, en este dudoso recetario, es hacer nebulizaciones dos veces al día con 20 gotas de mucosolvan y ocho gotas de ventolín, una ampolla de dexametasona y dos centímetros de solución salina, dos veces al día.

Respecto a esta recomendación “El decano del Colegio Químico Farmacéutico, Javier Llamosa, le precisó a OjoPúblico que fármacos como el fisiol, mucosolvan y fluimucil son generalmente usados para eliminar el exceso de secreciones y mucosidades en las vías respiratorias, pero descartó que logren aliviar los síntomas del nuevo coronavirus”, según informó Ojo Público, un portal de verificación de Perú.

De modo que concluimos que ninguna de estas recetas compartidas por redes sociales son “la cura para el coronavirus” pues aún no han sido aprobadas por la comunidad científica.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 07 Mayo 2020

No, beber agua de mar no evita contagio de coronavirus

Por Luisa Fernanda Gómez Cruz

Beber agua de mar podría causar diarrea, e infecciones gastrointestinales por parásitos, bacterias, hongos y virus que están en el agua de mar. En conclusión, es perjudicial para la salud.

El pasado 10 de abril fue publicado en YouTube el video de un supuesto doctor de Santo Domingo de los Tsáchilas, Ecuador, llamado Vicente Zambrano Freire que dice, entre otras muchas cosas, que el agua de mar puede “bloquear” o evitar que quienes la beban se contagien con el virus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad del COVID-19.

Hasta el momento de publicar esta nota, el video ha tenido más de 1.700 visualizaciones y fue ampliamente compartido en Facebook y WhatsApp (canal a través del cual recibimos las imágenes). Incluso, la personería de Buenaventura, Valle del Cauca, informó que “luego que circulara un video en el que un supuesto médico afirmaba que el agua de mar o el agua salada, ayudaba para evitar el contagio del coronavirus”, decenas de ciudadanos en la ciudad aprovecharon la marea alta para salir de sus casas, se lanzaron al agua y empezaron nadar por varias horas, como informó la emisora La FM.

Pero ojo, porque más allá de incitar a salir a nadar, el video contiene información falsa y peligrosa. Beber agua de mar puede resultar perjudicial para la salud.

El video

El supuesto doctor Zambrano Freire comienza diciendo que “nosotros no podemos combatir al virus, pero sí podemos transformar el elemento en donde el germen quiere atacar: o sea, nuestro organismo”. Y que en esa medida es necesario proteger nuestro cuerpo (el organismo) frente al COVID-19. 

“Este germen”, dice Vicente Zambrano Freire, al que “le llaman COVID-19, yo le llamo Protón-19 porque es una molécula de carga positiva” que tiene un contenido con “cierta información tipo ARN fabricado”. Como contamos en un chequeo anterior, no hay evidencia de que ‘el coronavirus venga de un laboratorio biológico de Wuhan’. Tampoco hay evidencia de que haya sido “fabricado” en otra parte del mundo, como señala Gabriela Webb, médica infectóloga, del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia.

Jaime Castellanos, profesor de enfermedades infecciosas en la Universidad Nacional de Colombia, le dijo a Colombiacheck que, además, es falso afirmar que el COVID-19 es una molécula. “Un virus es un organismo altisimamente complejo, tiene una alta cantidad de moléculas”, dijo Castellanos.

Volviendo al video, según Zambrano Freire, para que el COVID-19 se desarrolle, se necesita que el organismo receptor (el cuerpo al que ataca) “esté ácido, que se encuentre con una acidez favorable como para poderse multiplicar y desarrollar”. Afirmación que, de acuerdo con Castellanos, también es falsa. 

El COVID-19, como ya hemos contado, es una enfermedad altamente contagiosa. “No importa si está ácido o básico el organismo. Lo que importa es si se encuentra o no con el receptor (una persona contagiada)”, dice Castellanos, quien señala, además, que el contagio se da inmediatamente se tiene contacto con una partícula de moco o saliva de una persona contagiada, o se lleva las manos a la nariz o boca después de haber tocado una superficie contaminada. 

Lo siguiente que dice Zambrano Freire en el video sí es cierto: la enfermedad provoca un desorden en el sistema inmunológico, inflamación severa y “un síndrome de dificultad respiratoria al punto letal”. Sin embargo, aclara Castellanos, esto solo ocurre en los casos más graves (aproximadamente el 5 por ciento de los contagiados). En el resto de los casos, puede no haber síntomas o tener los síntomas de una gripa o una infección severa sin mayores complicaciones.

Finalmente, Zambrano Freire dice que el COVID-19 “tiene que ser de una manera bloqueado y eso lo logra la alcalinidad, específicamente del agua de mar”. Explica que hay dos maneras de utilizarla: en un atomizador y bebiendo sorbos cada 5 minutos.

Esta es la afirmación peligrosa del video, pues Webb y Castellanos señalan que el agua de mar, si bien contiene sales y minerales (como señala el autor del video), también posee bacterias, toxinas y metales pesados que pueden hacer daño en caso de consumirla constantemente.

Pero, de acuerdo con Castellanos, no hay razón para que, cambiando el pH de la garganta o del sistema respiratorio (al beber agua de mar), cambie la posibilidad de que el virus entre a la célula o no. Y como mencionamos en un chequeo anterior, no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayude a subir el nivel de pH del cuerpo, pues el cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. 

Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19, como le dijo Alfonso Rodríguez, vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología (ACIN) a Colombiacheck.

Finalmente, Zambrano Freire asegura en su video que “lo peor que puede pasar es que te sacude un poco el estómago, pero es una acción depurativa. Es porque sencillamente tenías y tienes un colon que amerita ser evacuado, pero no al punto de deshidratarte”, lo cual es completamente falso. 

“Beber agua de mar sin purificar o sin hervir podría causar diarrea, e infecciones gastrointestinales por parásitos, bacterias, hongos y virus que están en el agua de mar”, señala el profesor de la Universidad Nacional. Afirma, además, que es sumamente peligrosa para personas con hipertensión, contrario a lo que señala el video. 

Por todas estas razones, concluimos que es falso que beber agua de mar evite el contagio de SARS-CoV-2.