Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 19 Marzo 2021

No, usar tapabocas por dos horas no produce acidez en la sangre

Por Mónica Ospino Orozco

Las mascarillas permiten el paso del dióxido de carbono que exhalamos, por lo que no hay riesgo de intoxicación. La pieza viral que afirma esto comparte una desinformación.

Entre remedios naturales, curas milagrosas y falsos profetas de la medicina, una de las desinformaciones que más ha circulado en todo el año que va de la pandemia por el Sars- Cov-2, causante de la enfermedad del COVID-19, es la que tiene que ver con el uso de los tapabocas o mascarillas, aún cuando está demostrado que son claves a la hora de prevenir los contagios.

Ahora, circula en redes sociales una imagen con una frase atribuida al ganador del Premio Nobel de Fisiología y Medicina en 1931, Otto Heinrich Warburg, quien obtuvo el prestigioso galardón por su descubrimiento de la naturaleza y modo de acción del enzima respiratorio.

La pieza gráfica, que incluye una fotografía en blanco y negro del científico alemán, está titulada con unas llamativas letras amarillas y dice así: 

“MÁSCARAS
Respirar el propio Aníhidrido Carbónico por más de dos horas produce acidez en la sangre: Otto Heinrich Warburg, Premio Nobel de Medicina 1931. La principal causa del cáncer es la acidez en el organismo”.

Falso captura de pantalla acidez en la sangre

Warburg, de acuerdo con esta verificación, hecha por larepublica.pe, “es reconocido por sus investigaciones acerca del origen del cáncer. Entre ellas, destaca la llamada Hipótesis de Warburg, la cual resumió para la revista Science en 1956. Sobre tal postulado, la web de fact-checking Snopes.com concluyó que, en las estimaciones de Warburg, el agente causal que transforma las células normales en células cancerosas no son las condiciones ácidas o bajas en oxígeno, sino un daño irreversible a la capacidad de una célula para obtener energía de la respiración”.

Ya son numerosas las veces que en Colombiacheck hemos desmentido desinformaciones relacionadas con el uso de las mascarillas (1, 2 y 3) y esta vez, de nuevo, pudimos comprobar que la afirmación de la pieza gráfica viral en redes es falsa.

Como ya lo mencionamos en este chequeo, “Camila Webb, médica infectóloga del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, le dijo a Colombiacheck que el dióxido de carbono que exhalamos no se queda dentro de la mascarilla. Tanto la mascarilla quirúrgica, como la de tela, o la N95 dejan pasar el dióxido de carbono”.

También en esta verificación previa de una información similar, encontramos que “de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, el CO2 se libera por completo en el aire a través de la mascarilla de tela cuando se exhala o habla porque ‘las moléculas de CO2 son lo suficientemente pequeñas como para pasar fácilmente a través de mascarillas de tela de cualquier material’”. 

El anhídrido carbónico, como dice la pieza objeto de este chequeo, es una forma poco usual de referirse al dióxido de carbono. 

Adicionalmente, nuestros colegas de Maldita.es ya verificaron esta misma pieza y encontraron que no es cierto que el uso de mascarillas o tapabocas produzca acidez en la sangre. “Olga Mediano, coordinadora de área de ventilación mecánica y cuidados respiratorios críticos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) explicaba a Maldita Ciencia que, para llegar a sufrir una acidosis respiratoria, un paciente con una enfermedad respiratoria importante o con insuficiencia respiratoria crónica tendría que llevar la mascarilla de forma muy prolongada o realizar mientras tanto un esfuerzo muy importante. Además, señala que el riesgo no es tanto la posibilidad de la acidosis, sino que se produzca una disnea o fatiga”, publicó Maldita.es.

La acidosis respiratoria, de acuerdo con los CDC es “una afección que ocurre cuando los pulmones no pueden eliminar todo el dióxido de carbono que produce el cuerpo. Esto hace que los líquidos del cuerpo, especialmente la sangre, se vuelvan demasiado ácidos.

Las causas de la acidosis respiratoria incluyen:

  • Enfermedades de las vías respiratorias, como asma y EPOC
  • Enfermedades del tejido pulmonar, como la fibrosis pulmonar, que causa cicatrización y engrosamiento de los pulmones
  • Enfermedades que pueden afectar el tórax, como la escoliosis, entre otras.

Pero además, en dicho chequeo se encontró que no es cierto que la acidosis respiratoria produzca cáncer, pues de acuerdo con los Centros para el Control de Enfermedades de Estados Unidos, CDC, las complicaciones de esta afección incluyen: mal funcionamiento de los órganos, insuficiencia respiratoria y shock.

Con todas estas razones expuesta calificamos la pieza viral que asegura que “respirar el propio Aníhidrido Carbónico por más de dos horas produce acidez en la sangre”, es falsa, pues no hay evidencias científicas que respalden esa teoría.

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 17 Febrero 2021

No, ‘uso compulsivo de la mascarilla’ no ocasionó propagación de hongo infeccioso en Florida

Por Ana María Saavedra

La desinformación saca de contexto un informe de los CDC de Estados Unidos que habla de un caso en un hospital y en el que no se menciona el tapabocas como causa de la propagación del hongo.

En los últimos días circula en redes sociales y en un blog una publicación en la que se asegura que “el uso compulsivo de mascarillas ocasiona la propagación del hongo infeccioso ‘candida auris’ en Florida”.

La desinformación ha sido compartida como una imagen que mezcla un pantallazo de una nota publicada por Russian Today en la que se indica en el sumario: “El peligroso hongo es resistente a los principales medicamentos antifúngicos y se asocia con hasta un 40 % de mortalidad hospitalaria”.

Al pantallazo le agregaron el texto: “Uso compulsivo de mascarillas ocasiona la propagación del hongo infeccioso ‘candida auris’ en Florida”.

Pantallazo de nota sobre hongo en Miami

 

Esa misma información fue publicada en un blog, que titula su nota con esa misma frase.  La nota no habla ni sustenta el título de que el uso compulsivo de las mascarillas ocasione la propagación del hongo. Al final, citan como fuente a la cadena de información rusa RT.

Al buscar la información en el portal del medio ruso encontramos que la nota de Actualidad RT se titula Estudio: El hongo infeccioso mortal 'Candida auris' se propagó por la sala de Covid-19 de un hospital de EE.UU.  y habla de un estudio publicado por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) que revelaba que “una treintena de personas con covid-19 ingresadas en una sala especializada de un hospital de Florida (EE.UU.) el verano pasado se infectaron con el hongo infeccioso 'Candida auris'”. 

En ninguna parte mencionan que “el uso compulsivo de mascarillas ocasionó la propagación del hongo”. La nota hablaba de que “descubrieron que las computadoras móviles y el equipo médico no siempre se desinfectaban entre usos; los suministros médicos se almacenaban en contenedores abiertos, mientras que el personal del hospital, posiblemente por temor al coronavirus, llevaba varias capas de equipo de protección personal, algo que los CDC no recomiendan, dado que podría aumentar los riesgos de autocontaminación y de transmisión de otros patógenos entre los pacientes, así como exacerbar la escasez de estos equipos”.

Asimismo, como lo explicaron nuestros colegas de Maldita que verificaron la desinformación, en el documento de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) tampoco hace referencia al “uso compulsivo de la mascarilla”, sino por un mal uso y desinfección de los Equipos de Protección Individual (EPI). 

En ninguna parte del estudio o de la nota de RT se habla de mascarillas. El informe de los CDC habla de la incorrecta desinfección de los EPI y superficies.

Como explica el informe publicado por los CDC, en julio de 2020 el Departamento de salud de Florida fue alertado por cuatro infecciones causadas por el hongo Candida auris, que causa cuadros graves y que se propaga en centros de atención médica. Los pacientes habían estado ingresados en una unidad del hospital dedicada en exclusiva a la COVID-19, por lo que todos presentaban la infección por SARS-CoV-2. 

El informe concluyó: “Una combinación de factores que incluyeron al HCP usando múltiples capas de batas y guantes en la unidad COVID-19, uso extendido de la capa inferior del EPP, fallas en la limpieza y desinfección de equipos médicos compartidos y fallas en el cumplimiento de la higiene de manos probablemente contribuyó a una C .auris transmisión. Después de que el hospital A retiró los suministros de los pasillos, mejoró las prácticas de limpieza y desinfección y cesó las prácticas de la capa de PPE base, no se detectó más transmisión de C. auris en encuestas posteriores”.

Asimismo, tampoco es cierto que el hongo se asocie con hasta un 40 por ciento de mortalidad hospitalaria, como dice el sumario de la nota real de RT. No se trata de cifras en general, sino del caso concreto de este hospital de Florida y, aún así, el informe de los CDC no concluye que la causa última de la muerte de los pacientes a los que hace referencia este porcentaje fuese la Candida auris. 

Así que es falso que el “uso compulsivo de mascarillas” sea la causa de la propagación del hongo infeccioso Candida auris.