Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 26 Febrero 2021

Usar tapabocas no provoca que respiremos nuestro propio dióxido de carbono

Por Laura Rodríguez Salamanca

En Latinoamérica y España circula una imagen con esta desinformación. Pero los tapabocas están hechos para retener partículas, no gases. No obstruyen la respiración.

Por lo menos desde mayo de 2020 circulan publicaciones de redes sociales en Latinoamérica y España con una imagen de un tapabocas quirúrgico acompañado de varias supuestas razones por las que se desaconseja su uso. 

El principal argumento que se enuncia es que usando la mascarilla “respiras tu propio CO2 [dióxido de carbono]”, frase que está en letras grandes. Pero en la imagen también se presentan otras razones como que el tapabocas “impide correctamente la respiración”, “impide la oxigenación pulmonar”, “provoca hiperventilación”, “produce el síndrome de hipercapnia (...) por el exceso de dióxido de carbono en la sangre” e “intoxicación por micropartículas del material”.  

Todas afirmaciones falsas. También hay otras frases que no son verificables porque corresponden a opiniones, como que el tapabocas “provoca mutismo” y “produce falta de libertad física y psicológica”.

imagen_tapabocas_co2_falso 

Esta desinformación ha tenido más de 30.000 interacciones en Facebook, de acuerdo con CrowdTangle, una herramienta de monitoreo de redes sociales a la que tenemos acceso por nuestra alianza con Facebook contra la desinformación. 

Encontramos publicaciones con la imagen en páginas de esta red social como Ecorevolución, Alerta Nacional, Mensajes Cristianos de Ánimo, Chemtrails Murcia, Política para disidentes, Despertar ciudadano y La mentira llamada coronavirus. También ha circulado en Twitter

La desinformación fue chequeada previamente por varios de nuestros colegas: AFP Factual y Fast Check, en Chile; Animal Político, en México; Salud con Lupa, en Perú, y Maldita Ciencia, en España. Todos la calificaron como falsa o engañosa. 

Lo única frase parcialmente cierta de la imagen es que “los tapabocas producen sensación de asfixia”. Como explicó Maldita Ciencia en un artículo que republicamos en julio de 2020, “la sensación de ahogo que de vez en cuando podamos sentir puede ser debida a la propia incomodidad, a la ansiedad, al calor, o a la sensación de claustrofobia”. Pero esto no significa que los tapabocas generen realmente asfixia. 

“Es más bien una sensación de falta de aire, pero es porque no estamos acostumbrados. En las industrias el uso de cubrebocas médico o las N95 se usan en jornadas enteras de trabajo y no hay problema”, le dijo a AFP Factual Daniel Pahua, académico de Salud Pública de la Universidad Autónoma de México.

Los tapabocas no obstruyen la respiración

No es cierto que los tapabocas o mascarillas impidan que respiremos correctamente, generen que respiremos nuestro propio dióxido de carbono (CO2) y mucho menos que produzcan el síndrome de hipercapnia, que es un aumento de la presión parcial del dióxido de carbono (CO2) en la sangre

La razón es que, como le dijo a Colombiacheck para un chequeo anterior Camille Webb, médica infectóloga del Instituto de Medicina Tropical Alexander von Humboldt de la Universidad Peruana Cayetano Heredia, “tanto la [mascarilla] quirúrgica, como la de tela, como la N95 dejan pasar el dióxido de carbono”.

“Los cubrebocas tienen el filtro suficiente para que ingrese el oxígeno y salga el dióxido de carbono al respirar”, escribió Salud con Lupa

Así mismo, de acuerdo con los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos, “el CO2 se libera por completo en el aire a través de la mascarilla de tela cuando se exhala o habla” porque “las moléculas de CO2 son lo suficientemente pequeñas como para pasar fácilmente a través de mascarillas de tela de cualquier material”. 

Las gotas respiratorias portadoras del COVID-19 son un poco más grandes que las del CO2 y no pueden pasar con la misma facilidad a través de los tapabocas usados adecuadamente. Por eso usarlas ayuda a reducir la posibilidad de contagio del virus, aclaran los CDC. 

Así mismo, como le dijo Anai Romero, médica de la Universidad de Guadalajara, a Animal Político, “hay que recordar que estas mascarillas están hechas para filtrar partículas y no gases”. Entonces, de nuevo, no hay posibilidad de que los tapabocas almacenen dióxido de carbono. 

El material no intoxica

El otro argumento que se expone en contra del uso de los tapabocas es que estos pueden generar “intoxicación por micropartículas del material”. Pero nuestros colegas de AFP Factual consultaron a varios expertos que descartaron la posibilidad de que esto ocurra con las mascarillas de material certificado.

“Hay dos tipos de mascarillas: las certificadas que cumplen con los requerimientos y certificados ISO. Esas no deberían dar ningún problema. Si pensamos en las mascarillas caseras, podrían usar un material que dé problemas, pero por esas no puedo hacerme responsable”, le dijo al medio Emilio Herrera, docente del programa de fisiopatología de la Universidad de Chile. 

Por su parte, Carlos Pinto, epidemiólogo del Instituto Nacional de Salud de Colombia, dijo que los cubrebocas “generalmente son fabricados con tela no tejida de polipropileno y poliéster y/o pellón de grosor medio. Es poco probable que de este tipo de materiales se desprendan partículas tóxicas para el ser humano”.

María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, coincidió con estas posiciones al ser consultada por Maldita Ciencia. “Tampoco nos intoxicamos con micropartículas, que no se desprenden de la mascarilla”, anotó el medio sobre este asunto. 

Colombiacheck ha revisado varias desinformaciones relacionadas con los cubrebocas (1, 2 y 3). Se ha dicho que hay riesgo de que causen infartos o cáncer, que ocasionó la propagación de un hongo infeccioso en Florida (Estados Unidos) e, incluso, que es un invento árabe para someter mujeres. Todo es mentira. 

Lo cierto es que su uso reduce la posibilidad de contagiarse de COVID-19. Así lo explican los CDC en su guía para el uso de las mascarillas:

Cuando usa una mascarilla, usted se protege y protege a los demás. Las mascarillas son más efectivas cuando todos las usan. (...)

Las mascarillas son una barrera simple para ayudar a evitar que sus gotitas respiratorias lleguen a otras personas. Hay estudios que demuestran que las mascarillas reducen la dispersión de las gotitas cuando cubren la zona de la nariz y la boca. 

Así las cosas, reiteramos que calificamos como falsa la imagen con la que se desaconseja el uso del tapabocas porque supuestamente produce que “respires tu propio CO2”, entre otras razones. Los tapabocas retienen partículas, no gases. No afectan la respiración.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 10 Julio 2020

Audio que asegura que en Pitalito se hacen visitas domiciliarias para infectar con COVID-19 incluye información falsa

Por Laura Rodríguez Salamanca

La desinformación, dice, por ejemplo, que la visita la hacen funcionarios que supuestamente se identifican como miembros del ‘orden mundial de la salud’.

Hace unos días, un usuario nos pidió verificar un audio con el que se difunde que personal de la salud está visitando a pacientes casa por casa con el propósito de hacer una especie de ‘control’ de COVID-19 e infectar a los pacientes. 

El audio inicia así: “¡Qué hubo hijo! Te dejo este audio para que tengas cuidado. Papi, lo que pasa es que ayer me llamaron en la tarde, que para hacerle el control de hipertensión, yo creí que realmente era el control normal que venían a hacerle a ella. (...) Venían dos mujeres vestidas de azul, todas tapadas, con todos los protocolos (...) y me dijeron que venían a hacerle el control a la abuela. Como yo pensé que era el control normal, les hice seguir. Pero se sentaron y abrieron una caja con algodones y con cosas, y le metieron algodón en la garganta a la abuela, luego le metieron otro algodón en la nariz”.

Luego el hombre que grabó el audio cuenta que las mujeres que llegaron a su casa le aclararon que la visita realmente no era para hacer el control de hipertensión. “‘Lo que pasa es que nosotros venimos del orden mundial de la salud, estamos autorizadas para hacer un examen del COVID-19, entonces ya le hicimos el examen, se tomaron las muestras, ahora necesitamos que usted, por favor, nos firme aquí, donde certifica de que nosotros sí vinimos, a hacer el examen’”, dice el autor del audio, quien luego comenta que los hechos sucedieron en Pitalito, Huila. 

También cuenta que al leer el documento que le solicitaron se dio cuenta de que “ahí decía que según el artículo tal de la ley tal, yo autorizaba al orden mundial de la salud para que entraran en un procedimiento con mi paciente de principio a fin y que yo me negaba el derecho de reclamo, de protesta”. 

Además comenta que, según una de sus hermanas, “el peor error que se cometió fue haberle hecho meter esos algodones porque ellos cargan la bacteria ya en esos benditos algodones. O sea si no lo tiene, se lo ponen”. Finalmente, el hombre recomienda tener cuidado y difundir la información. 

Sin embargo, en Colombiacheck encontramos que el audio es falso. Aunque contiene información real sobre el control epidemiológico que se está haciendo en el municipio de Pitalito, agrega elementos propios de teorías conspirativas y un dato inexacto para desinformar. 

Es importante recordar que este audio cumple con varias de las características que explicamos tanto en un artículo y como en un video en los que compartimos pistas para identificar cadenas de difusión falsas de WhatsApp. 

El autor usa un tono y palabras amables o familiares: “¡Qué hubo hijo! Te dejo este audio para que tengas cuidado”. No se permite identificar al autor del audio, su nombre, a qué se dedica. Así mismo, busca crear pánico y apelar a las emociones. Tampoco cita a ninguna fuente: no dice el nombre del personal que fue a su casa, ni define la norma que supuestamente lo obligaba a acceder al procedimiento con el paciente sin derecho a reclamar. 

Aún así, para rastrear el origen de la desinformación, consultamos a la Alcaldía de Pitalito sobre la estrategia epidemiológica que están usando para rastrear los casos de COVID-19 en su municipio. En algunos lugares del país solo se hacen para casos sospechosos o de contacto estrecho con casos positivos. 
La secretaria de salud municipal, Yadira Rojas Carvajal, nos explicó que además de las pruebas que están haciendo a contactos estrechos, sí tienen una estrategia de vigilancia con visitas domiciliarias. “Existen estrategias de vigilancia para mejorar la captación de casos. Una de ellas es la Vigilancia serológica comunitaria [tamizaje poblacional] y en población de riesgo en las áreas urbanas y rurales como: personas mayores de 60 años, personas con enfermedades de riesgo como hipertensión [como el caso del audio], enfermedad cardiaca, enfermedad cardiovascular, diabetes, cáncer, entre otras”.

Pero, por supuesto, es falso que los funcionarios que están llegando a las casas pertenezcan al “orden mundial de la salud”. Este término se ha empleado durante la pandemia en múltiples teorías conspirativas que hemos chequeado en el especial “Mentiras y Verdades sobre el Coronavirus”.

Y para aclarar: quien se encarga de la estrategia domiciliaria, según nos explicaron en la oficina de prensa de la alcaldía, es el personal de los laboratorios que han contratado y de Asmet Salud, la única EPS que hasta el momento está ejecutando ese protocolo en el municipio. 

Confamiliar está en etapa de implementación y pronto empezará a hacer las pruebas para población en riesgo. “Las muestras se están realizando por personal de salud que está capacitado y que debe identificarse ante los usuarios con su carné”, explicó Rojas. 

Además, la secretaria aclaró que no es cierto que las pruebas estén infectadas. “Es Importante dejar claridad que los elementos utilizados para la toma del examen son estériles, libres de cualquier microorganismo y por lo tanto, solo tiene como propósito tomar muestra de calidad para conocer si la persona tiene COVID-19 o se descarta, teniendo en cuenta que hay personas con el virus que no desarrollan síntomas y solo mediante con el examen se detectan”, agregó la funcionaria. 

De hecho, en el audio se dice que el algodón [que serían los hisopos que se usan para las pruebas] están contaminados con “la bacteria” del coronavirus. Pero el nuevo coronavirus no es una bacteria, sino un virus

Además se sostiene que a quien no tenga la bacteria “se la ponen”. Pero de acuerdo con el último boletín epidemiológico del municipio (del 8 de julio), en Pitalito se han tomado 1.684 muestras, de las que han resultado negativas 1.481. Hasta el momento del cierre de este artículo solo se habían confirmado 23 casos de COVID-19 en el municipio. Está pendiente el resultado de las 180 pruebas restantes. 

Boletín epidemiológico

Entonces, calificamos como falsa la información que se difunde en el audio. Aunque se la teoría de conspiración se basa en una estrategia epidemiológica real de detección de casos en población en riesgo que se está haciendo en Pitalito, Huila, también sostiene que con las pruebas se pretende infectar a los pacientes con el nuevo coronavirus, lo cual es falso.