Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 26 Agosto 2020

Publicación de Facebook que ofrece vacantes de empleo en Ara de Chinchiná es una estafa

Por Laura Castaño Giraldo

La empresa desmintió la información e indicó que es una modalidad de fraude con la que le están pidiendo dinero a la gente para un supuesto proceso de contratación.

En Facebook encontramos una publicación que difunde lo que pareciera ser, a simple vista, una oferta de empleo en una de las Tiendas Ara del municipio de Chinchiná, Caldas, pero, en realidad, se trata de una trampa cibernética. 

Según el texto, la empresa tiene vacantes para ocho tipos de cargos dentro de sus instalaciones. Además, dice que los horarios pueden ser de lunes a sábados y/o domingos y festivos, que los turnos son rotativos, que el salario es de 980.657 pesos más prestaciones y que hay que enviar la hoja de vida para postularse al correo laboraconara.jeronimomartins@gmail.com

Oferta falsa de Ara

La publicación ha sido compartida más de 100 veces. Sin embargo, lo que en realidad nos llamó la atención no fue eso sino que una persona denunció en los comentarios que se trataba de una estafa. 

comentario

Por esta razón, en Colombiacheck decidimos hacer la correspondiente verificación del contenido. 

Para comenzar, releímos la publicación y de entrada detectamos detalles que suelen ser característicos de cadenas engañosas o de estafas que se hacen a través de internet. En este caso hay errores de puntuación y de ortografía, se usa el pretexto de que la búsqueda de personal se debe al COVID-19 y el correo al que se deben enviar los documentos que solicitan no es empresarial. 

Con estas primeras pistas sobre la falsedad de la información, nos comunicamos vía telefónica con el servicio al cliente de Tiendas Ara y la persona que atendió nuestra consulta nos confirmó que “efectivamente la cadena es falsa, ya que todas las ofertas laborales que realizamos es directamente por la página aratiendas.com, en la opción de trabaje con nosotros”.

Revisamos la página a la que se refirió la persona y solo encontramos una oferta de empleo en la sede de Ara de Chinchiná, que no coincide con lo que dice la publicación de Facebook. En el sitio web, la vacante es para el cargo de operador de tienda y en la lista de cargos que ofrece la cadena falsa no hay ninguno con ese nombre. Incluso revisamos todos los puestos para los que Ara abre generalmente convocatorias y no corresponden con la información de la publicación. 

La persona que atendió nuestra llamada también afirmó que a los interesados en las vacantes siempre los contactan “por correo electrónico, desde los corporativos como @jeronimomartins o @tiendasara. Si la información se las envían desde un @gmail o @yahoo, la información es falsa”. 

Eso precisamente es lo que se hace evidente en la publicación de Facebook, pues al final se indica que los documentos deben ser enviados a un correo personal de Gmail que, por cierto, busca camuflarse haciendo uso del nombre Jerónimo Martins, que es la compañía portuguesa ‘madre’ de Ara. 

En Colombiacheck escribimos a dicho correo electrónico con el propósito de ver qué tipo de solicitudes o instrucciones les dan las personas que están detrás de toda la estafa a quienes manifiestan interés en sus ofertas, pero hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta. 

Finalmente, el encargado de servicio al cliente de Ara nos explicó que “también se ha evidenciado que están solicitando dinero para realizar este procedimiento”, situación que, como mencionamos unas líneas más arriba, denunció un usuario de Facebook. Sobre eso, la persona informó que “en ningún momento vamos a solicitar ninguna clase de consignación de dinero para realizar el proceso de contratación”.

Tras juntar toda esta información no caben dudas de que la publicación de Facebook es completamente falsa. 

Un fenómeno recurrente

Esta modalidad de estafa no es nueva. De hecho, ya hemos realizado otras verificaciones en las que evidenciamos que personas malintencionadas se aprovechan de los recursos informáticos para sacarle dinero a la gente.

Un ejemplo de ello es un anuncio que decía que Tiendas D1 estaba ofreciendo empleo para trabajar desde casa. El aviso circuló por Facebook, al igual que el estamos verificando, y resultó siendo un engaño. 

Otro caso que chequeamos hizo ver más ‘sofisticada’ la estafa. Los autores emplearon directamente sitios web falsos en los que la gente ingresaba sus datos para recibir supuestas ayudas del Estado que, por supuesto, nunca llegaron porque todo se trataba de una mentira. 

Como explicamos en un chequeo, estas modalidades de ciberdelincuencia se conocen como ‘phishing’ y se utilizan “para estafar y obtener información confidencial de forma fraudulenta como puede ser una contraseña o información detallada sobre tarjetas de crédito u otra información bancaria de la víctima”.

El capitán Rodrigo Javier Acero, oficial del Centro Cibernético Policial, nos confirmó que “ya hay varios reportes de falsos empleos por diferentes medios, no solo Facebook, inclusive páginas web”. También explicó que “por perfiles en redes sociales se generan fácil [las ofertas falsas] pero la gente los reporta rápidamente” y que “por sitios web son menos visibles pero, así mismo, las víctimas son potencialmente menos”. 

Acero indicó, además, que “con esto llaman la atención y luego piden dinero para exámenes médicos, cursos, seguros, etc. Es allí donde la víctima cae y consigna”. 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 05 Junio 2020

Audio que pide a barranquilleros no dejarse tomar pruebas de COVID-19 está basado en datos falsos

Por Laura Rodríguez Salamanca

Se dice que los hospitales y clínicas están cobrando una indemnización de siete millones por paciente y de 10 millones por muerto de COVID-19. Pero esto no es cierto.

Desde hace unos días, a través de diferentes cadenas de WhatsApp y publicaciones de redes sociales, se hace la misma sugerencia a los ciudadanos barranquilleros: “no se dejen hacer la prueba de COVID-19”. Y la razón para hacer esa recomendación es que con las pruebas se tiene la supuesta intención de contagiar del virus a la población porque los hospitales y clínicas reciben una “indemnización” tanto por los pacientes enfermos que atienden como por los muertos.

“A todos los barrios van a mandarles a hacer la prueba del COVID-19, a todas las casas. Y con esas cosas que les van a hacer las pruebas, eso ya viene infectado. Es para que comiencen a ganar más plata las clínicas porque cobran siete millones por cada persona con covid y cuando matan a la persona cobran diez millones de pesos”, dice, por ejemplo, un hombre que se identifica como taxista en uno de los audios que está circulando. 

Pese a que el alcalde, Jaime Pumarejo, ha desmentido este tipo de mensajes en medios de comunicación, la información ha causado problemas en la detección de casos en la ciudad. 

El primero de junio la Alcaldía de Barranquilla inició una estrategia de detección temprana a través de la toma de muestras en los 15 barrios con mayor número de casos positivos. Pero, como han reportado varios medios, los ciudadanos se han negado a practicarse las pruebas y han rechazado la presencia del personal médico.

Sin embargo, Colombiacheck encontró que los mensajes que se está difundiendo se basan en información falsa.  

Consultamos a la Asociación Colombiana de Hospitales y Clínicas sobre los supuestos pagos adicionales que están recibiendo estas instituciones [algunos mensajes dicen que son 20 millones, otros que siete o 40] por los pacientes y muertos por coronavirus. En esta organización nos respondieron que esto es falso por varias razones. 

Por una parte, no se puede aplicar una tarifa estandarizada por la atención a pacientes porque cada uno de ellos recibe servicios médicos diferentes de acuerdo al tratamiento que requiere. Y en este momento el cobro se está haciendo a través de las EPS (con dinero de los cotizantes y de la Unidad de Pago por Capitación, UPC, que es el valor anual que el Estado reconoce por cada uno de los afiliados al sistema de seguridad social para cubrir el Plan Obligatorio de Salud). 

Y por la otra, aunque el 12 de abril el Gobierno Nacional ordenó, a través del Decreto 538, la creación de unas canastas [pagos por ciertos servicios que se le prestan a los pacientes con COVID-19] para las Instituciones Prestadoras de Salud (IPS), esto aún está en proceso de reglamentación y, por lo tanto, no se ha empezado a aplicar. 

Decreto 58

Con esta versión coincidió el viceministro de Salud Pública y Prestación de Servicios, Luis Alexander Moscoso, en una entrevista que concedió el 26 de mayo a Atlántico en Noticias, un programa de Emisora Atlántico. “El Gobierno Nacional no le paga a ninguna clínica por una persona fallecida por COVID. Esa es una información totalmente falsa, no tienen ningún asidero”, dijo.

Además de esto, revisamos un proyecto de resolución para la reglamentación de dichas canastas, que estuvo disponible en la página web del Ministerio de Salud hasta el 22 de mayo para que los ciudadanos hicieran comentarios. Lo que encontramos: con las canastas no se establecen tarifas por paciente con el virus ni por muertos, sino que se establecen los valores máximos que el Estado podrían reconocer por los servicios que se presten “de acuerdo con el criterio médico y el estado clínico del paciente”. 

Canastas MinSalud

Canastas MinSalud

De hecho, consultamos una carta que la Asociación Colombiana de Hospitales envió al Ministerio de Salud el 19 de mayo con las consideraciones y propuestas que las instituciones que representa creen que se deben tener en cuenta para la reglamentación. 

Ahí se incluye el descontento con los valores que se podrían pagar por los servicios “porque no se compadecen con la realidad hospitalaria” y para el caso de las UCI se “establece un valor muy por debajo de lo que le ha costado a las IPS”. Entonces estos montos no resultan en indemnizaciones ni ganancias para las instituciones prestadoras de salud. 

Por otra parte, tanto en los audios como en publicaciones en redes sociales, se asegura que las pruebas para detectar si una persona tiene COVID-19 vienen con "ese veneno", es decir, que se usan para contagiar. Pero esto también es falso. Como lo explicó para Noticias Caracol Gabriel Villegas, uno de los coordinadores de enfermería que participa en la toma de muestras en la capital del Atlántico, los procesos de las pruebas cumplen con los estándares de la Organización Mundial de la Salud. “Nuestros hisopos y los diales son totalmente sellados, se procesan en el tiempo real con el paciente”, dijo. 

Finalmente, es necesario tener en cuenta que el 3 de junio el Ministerio de Salud hizo un llamado de atención por mal manejo de las UCI en el país, específicamente por tener a pacientes en estas áreas más del tiempo que se necesita, pero esta denuncia no tiene nada que ver con una indemnización puntual por muertos o pacientes atendidos en Barranquilla. 

Entonces calificamos como falsos los mensajes en los que se recomienda a los barranquilleros no acceder a practicarse la prueba del COVID-19 con el argumento de que se busca enfermar a la población para que los hospitales y clínicas cobren indemnizaciones por la atención o muerte de los pacientes.