Pasar al contenido principal

Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero... Verdadero pero...

Verdadero pero...

Lunes, 08 Junio 2020

Sí, Buenaventura tiene la tasa de letalidad más alta del país por COVID-19

Por Mónica Ospino Orozco - RedCheq

La secretaria de salud del Valle del Cauca manifestó su preocupación por la situación de contagios en Buenaventura. Contrastamos sus declaraciones y aunque confunde algunos conceptos, encontramos que la funcionaria tiene razón.

“Lo de Buenaventura es dramático, tenemos un índice de positividad de las pruebas del 25 por ciento, tenemos la letalidad más alta del país. Uno cuenta la letalidad, es decir, la tasa de mortalidad, por el número de habitantes y el número de personas fallecidas. En este instante Buenaventura ocupa el primer lugar en tasa de contagios sin control y en tasa de letalidad, es decir, las personas que enferman por Covid y mueren”.

Esto afirmó la secretaria de salud del Valle del Cauca, María Cristina Lesmes, el pasado jueves 28 de mayo en una entrevista para varios medios y que el diario El País subió a su página de Facebook .

En efecto, la situación de contagio y fallecimientos en el principal puerto sobre el Pacífico es dramática a la luz de las cifras, pues de acuerdo con el más reciente reporte del Instituto Nacional de Salud, INS, al 5 de junio de 2020, en Buenaventura (Valle del Cauca) ya hay 596 contagiados con COVID-19 y de ellos, 38 fallecidos.

El INS fija, de acuerdo con sus análisis estadísticos, la tasa de letalidad en Buenaventura en 6,38 por ciento, porcentaje que supera a ciudades como Bogotá que tiene una letalidad del 2,42 o Cali en donde la tasa de letalidad es del 4,44 por ciento. 

Y es que en Colombia la tasa de contagios ha seguido su propio patrón, como ya lo evidenciamos en Colombiacheck con este explicador sobre los datos de la mortalidad en el país.

 Sin embargo, la otra parte de la afirmación de la secretaria Lesmes, da lugar a confusiones, pues ella afirma que “uno cuenta la letalidad, es decir, la tasa de mortalidad, por el número de habitantes y el número de personas fallecidas”.

Pero para la epidemióloga y docente de la Universidad Javeriana de Cali, Diana María Caicedo, “la letalidad es el número de casos entre la población que sufre la enfermedad COVID-19. Las limitaciones para conocer su verdadero valor es que no se sabe con certeza cuántas personas han estado contagiadas por el virus SARS-CoV-19, dado a que no se le hace muestra a toda la población y ya se conoce que hay un alto porcentaje de asintomáticos (aproximadamente 80 por ciento) que no están siendo identificados por el sistema en su totalidad. Entonces la letalidad que se está estimando, a la que creo se refiere [Lesmes], es la proporción de muertes entre los casos confirmados por COVID-19, es decir los casos que se conocen. Lo otro es que mortalidad no es lo mismo que letalidad. La mortalidad es el número de muertes sobre la población total de un territorio”.

En ello coincide la también epidemióloga y periodista Tania Valbuena, quien al analizar los datos del INS actualizados en el boletín epidemiológico No. 21 siente la misma preocupación que la secretaria María Cristina Lesmes sobre el dramatismo de la situación en Buenaventura, pero disiente en la definición que la funcionaria hace de tasas de mortalidad y letalidad.

“La tasa de mortalidad es un estimador del riesgo absoluto de morir. Es decir, la mortalidad hace referencia a las defunciones entre la población total (sana o enferma). En ocasiones se sospecha que una enfermedad determinada está causando un elevado o inusual número de muertes. Es de interés conocer cuántas de las personas enfermas mueren, es decir, la proporción de casos fatales entre el total de casos. En una situación epidémica, a este cálculo se le llama tasa de letalidad y es particularmente importante para evaluar la severidad de una epidemia”, dijo Valbuena. 

Entonces, para dejarlo más claro:

Letalidad: Cuántas de las personas enfermas de una patología particular mueren. 

Esta sería la fórmula de cálculo en el caso de Buenaventura:

Mortalidad: Riesgo absoluto de morir de las personas sanas o enfermas en un periodo de tiempo y en un lugar particular.

La fórmula de cálculo sería: 

*Según el Dane.

La secretaria Lesmes confundió los dos términos pues quería decir que  Buenaventura tiene la tasa de letalidad más alta del país, pero habló de mortalidad. Pues de acuerdo con la epidemióloga Valbuena, “en una situación epidémica, a este cálculo se le llama tasa de letalidad y es particularmente importante para evaluar la severidad de una epidemia”. 

Casos de especial atención

En este momento hay tres casos de especial atención para el Instituto Nacional de Salud: los distritos de Santa Marta en el Magdalena, Buenaventura en el Valle del Cauca y el departamento de Nariño. En estas tres zonas del país la preocupación reside en que los contagios han ido creciendo con rapidez y la tasa de letalidad es más alta que la del país, que hoy está en 3,1 por ciento.

De acuerdo con el Boletín Epidemiológico No. 21, en Santa Marta, la tasa de letalidad por COVID-19 es 6,3 por ciento; en Buenaventura es de 6,38 mientras que en Nariño es de 4,7 por ciento.

Es por eso que en el puerto sobre el Pacífico, la Alcaldía Distrital endureció las medidas para todo el mes de junio; cada fin de semana, de jueves a domingo habrá ley seca en todo el municipio y sus corregimientos, medida que estará vigente hasta los lunes cuando éste sea festivo. 

Adicionalmente, la secretaria de salud de Buenaventura, Francy Esther Candelo, ha intensificando la búsqueda de pacientes sospechosos por COVID-19, inicialmente en los sectores con mayor incidencia del virus. “La actividad en las calles de ir casa a casa le permitirá obtener mayor información y diagnóstico para la toma de decisiones” y se ha confirmado que se estarán realizando al menos 500 muestras diarias.

Con estas evidencias, concluimos que las afirmaciones de Lesmes son verdaderas, pero inexactas en los detalles.

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Martes, 23 Junio 2020

Coronavirus: son falsas las teorías de este video viral en una marcha anticuarentena en Argentina

Por Ana María Saavedra

El hombre repite en el video teorías conspirativas que han sido desmentidas por fact checkers de distintos países del mundo, incluyendo Colombia. Las afirmaciones que realiza son falsas.

En redes sociales circula este video de un hombre en el Obelisco de Buenos Aires, Argentina que, en el marco de una movilización “anti-cuarentena”, repite varias teorías conspirativas. 

Nuestros colegas de Chequeado verificaron las afirmaciones y encontraron que eran falsas. En Colombiacheck publicamos esta verificación como parte de las alianzas Latamchequea y #CoronavirusFacts de la Red Internacional de Verificadores de Datos, IFCN, para combatir la desinformación del nuevo coronavirus.

En Colombia el video fue compartido en página de Facebook como Piedecuesta y Alcalá, Valle del Cauca.  Según una herramienta a la que tenemos acceso en Colombiacheck al hacer parte del programa de Third-Party Fact-Checking, la desinformación ha sido compartida  más de 177.000 veces y ha sido visto  por  16 millones de personas en Facebook desde hace 27 días.

Aquí están las afirmaciones que verificamos: 

 

“En EE.UU. les pagan [a los médicos] US$ 13 mil para decir que se enfermaron de COVID y US$ 39 mil para meterle el ventilador ese, el respirador artificial”. 

FALSO

Chequeado se comunicó con Politifact, un sitio de factchecking de los Estados Unidos, desde donde advirtieron que hace casi 2 meses verificaron esa frase. “Los montos en dólares son extra por paciente en esas situaciones, pero no hay evidencia para decir que los médicos fabrican los casos de COVID-19 para obtener dinero”, explicó la editora general de Politifact, Katie Sanders, a este medio.

En esta nota (titulada “A los hospitales se les paga más por incluir a los pacientes con COVID-19”) Politifact explica: “El gobierno federal ha decidido pagar más a los hospitales por el tratamiento de pacientes con COVID-19. Pero no es una ganancia inesperada contrariamente a la forma en la que sugiere el titular. Y no hay indicios de que los hospitales estén sobreidentificando a los pacientes con COVID-19. En todo caso, la evidencia sugiere que la enfermedad está siendo subdiagnosticada”.

Medicare es el programa de seguro de salud del gobierno de los Estados Unidos para personas mayores de 65 años o para quienes tienen discapacidades, insuficiencia renal permanente o esclerosis lateral amiotrófica. Esta institución otorga a los hospitales un “complemento” del 20% al pago regular para pacientes con coronavirus.

“Es el resultado de la Ley CARES, la más grande de las 3 leyes federales de estímulo promulgadas en respuesta al coronavirus, que se promulgó el 27 de marzo”, indica Politifact, y cita a Joseph Antos, académico en atención médica del American Enterprise Institute, quien indica que nada de esto es “un escándalo” sino que “el Congreso agregó el 20% porque los hospitales han perdido ingresos por la atención de rutina y las cirugías electivas que no pueden proporcionar durante esta crisis, y porque el costo de proporcionar incluso servicios de rutina a los pacientes con COVID ha aumentado”.

Respecto del costo por paciente, existe un análisis publicado el 7 de abril último por la Kaiser Family Foundation, una fuente global líder en información de salud, quienes estiman que el pago promedio de Medicare es de US$ 13.297 por una hospitalización menos severa y US$ 40.218 por hospitalización en la que un paciente es tratado con un ventilador durante al menos 96 horas.

 “Esto [N. de la R.: la enfermedad COVID-19] es un trombo sanguíneo que no se arregla con ningún respirador artificial”.

 FALSO.

Contenidos como los de esta afirmación ya fueron viralizados en redes sociales y desmentidos por diferentes verificadores. En Colombiacheck explicamos que esto era falso en las notas Imagen que afirma que COVID-19 es trombosis mezcla información engañosa y No, el coronavirus no ‘ha sido vencido con antiinflamatorios y anticoagulantes’.

Chequeado, por su parte, publicó la  nota Es falso que el coronavirus se combate solo con tratamientos contra la trombosis, donde Daniel Stecher, jefe de Infectología del Hospital de Clínicas, explicó: “La trombosis es un fenómeno común a muchas enfermedades, y la COVID-19 no es una excepción. Esto quiere decir que, además de muchas manifestaciones clínicas y patológicas, se agrega la trombosis. El tratamiento de la trombosis es el uso de anticoagulantes, como la heparina”.

También advirtió que esto no significaba que no se necesitarían los respiradores: “Los pacientes siguen necesitando respiradores por insuficiencia respiratoria y lo que se hace es agregar una estrategia terapéutica más, como es la anticoagulación”.

Además, en la guía elaborada por el Ministerio de Salud de la Nación junto a la Sociedad Argentina de Terapia Intensiva se explica: “Observaciones sugieren que las alteraciones de la coagulación y los fenómenos tromboembólicos son comunes en la enfermedad por COVID-19, pero no existe una demostración definida de que su frecuencia sea mayor que en otras infecciones”.

“Esto [N. de la R.: el hombre señala el barbijo que tiene puesto] tampoco te cura, al contrario: si te entra el virus supuesto te enfermás más rápido porque estás respirando tu anhídrido carbónico y no el oxígeno”. 

FALSO

El anhídrido carbónico es una forma poco utilizada para referirse al dióxido de carbono.

Esta misma desinformación fue compartida miles de veces en redes sociales en distintas formas y ya fue verificada por Chequeado en estas notas (ver acá y acá) y por nosotros en Colombiacheck en la nota No, el uso prolongado de tapabocas no produce hipoxia

En las desinformaciones se indica que el barbijo produce hipoxia, que es el déficit de oxígeno en un organismo. Esto es falso.

“Los tejidos utilizados dejan pasar el gas y el oxígeno es un gas. Respiramos oxígeno mezclado con nitrógeno y espiramos CO2, que también es un gas. Si fuera cierto, los cirujanos que intervienen durante varias horas, estarían muertos y no sólo cansados”, señaló María Elisa Calle, experta en Epidemiología y Salud Pública y profesora de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, al medio español Maldito Bulo.

En esta frase, además, se nota una de las características claves de las teorías conspirativas, que es la contradicción. El hombre asegura en el video viral que el virus no existe, pero cuando habla del barbijo (tapabocas o mascarilla) dice que tenerlo puesto hace que nos contagiemos más rápido. Si el virus no existiese, entonces no nos podríamos contagiar más rápido. Creer las 2 cosas a la vez es inconsistente.

Tal como explican los investigadores John Cook, Sander van der Linden, Stephan Lewandowsky y Ullrich Ecker en este artículo en The Conversation, “los teóricos conspirativos están tan empecinados en cuestionar la información oficial que no les importa si su sistema de creencias es internamente contradictorio”.

“El 5G es un genocidio”.

 FALSO

Este es otro de los puntos que se repiten en las teorías conspirativas a nivel mundial desde que comenzó la pandemia de la COVID-19. Sin embargo, no existe ninguna relación entre el 5G (siglas utilizadas para referirse a la quinta generación de tecnologías de telefonía móvil) y el nuevo coronavirus.

Este punto ya fue desmentido por la misma Organización Mundial de la Salud (OMS). “Los virus no se desplazan por las ondas electromagnéticas ni las redes de telefonía móvil. La COVID-19 se está propagando en numerosos países en los que no existe una red 5G”, explicó el organismo en un comunicado titulado “Consejos para la población acerca de los rumores sobre el nuevo coronavirus (SARS-CoV-2)”.

Además, en esta carta publicada en la revista científica The Lancet, un grupo de 27 científicos y científicas de diferentes países del mundo rechazan las teorías conspirativas acerca de la enfermedad, su propagación y su origen.

“El intercambio rápido, abierto y transparente de datos sobre este brote ahora se ve amenazado por rumores y desinformación sobre sus orígenes. Nos unimos para condenar enérgicamente las teorías de conspiración que sugieren que COVID-19 no tiene un origen natural. Científicos de varios países han publicado y analizado genomas del agente causal, el coronavirus 2 del síndrome respiratorio agudo severo (SARS-CoV-2), y concluyen abrumadoramente que este coronavirus se originó en la vida silvestre”, escribieron.

Por último, las cadenas falsas que sostienen que hay una relación entre la propagación de la COVID-19 y la red de 5G también circularon en otros países, como Chile, México y España.

En el primer país fue verificado por Mala Espina Check, en el segundo por Animal Político y en el tercero por Maldito Bulo. Todos los chequeadores calificaron esta cadena como falsa. 

En Colombiacheck hemos publicado varias verificaciones en las que desmentimos esta relación entre las redes 5G y el coronavirus.

Así que el video que se volvió viral en redes tiene información falsa acerca del COVID-19.