Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 17 Septiembre 2020

Cadena en Facebook promueve recetas caseras para ‘tratar’ el COVID-19

Por Jose Reinaldo Morera Molina – RedCheq

Aunque existan alimentos y hábitos que pueden fortalecer el sistema inmunológico, a la fecha, no se ha comprobado que ningún tratamiento prevenga o cure el COVID-19. Además, la automedicación es una práctica que puede tener riesgos para la salud.

En Facebook circula una cadena que pretende explicar las tres supuestas “fases” de la COVID-19 junto a una lista de medicamentos para “tratar” los síntomas de la enfermedad. Según la publicación, en la primera fase se manifiestan los síntomas, en la segunda hay una etapa inflamatoria y en la tercera los pacientes se ‘curan’ de manera progresiva.

Desinformación

Aunque las afectaciones del virus que menciona la publicación son reales, no se manifiestan de manera paulatina. Incluso, según la  American Association of Retired Persons hay portadores del virus asintomáticos. Por otra parte, no se ha comprobado que ninguno de los medicamentos de la lista sean la cura de la enfermedad. 

De acuerdo con la OMS, los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otras afectaciones como los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas son menos frecuentes. Es decir, no todos los pacientes padecen las afectaciones más graves.  

En el caso de presentar síntomas, la recomendación del Ministerio de Salud es comunicarse de inmediato con las líneas de atención dispuestas por el Gobierno para una valoración (018000955590 o desde un celular al 192), no salir de casa y evitar el contacto físico con familiares y amigos.

Tenga cuidado con la automedicación

Esta cadena también menciona que tomando antibióticos, bebiendo grandes cantidades de agua, consumiendo diferentes alimentos a una elevada temperatura, e incluso, pasando tiempo bajo el sol, se puede “curar” la enfermedad y hasta “impedir” que el virus entre al cuerpo.     

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS) “No hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”. Esta institución también menciona que alrededor del 80 por ciento de los pacientes COVID-19 se recupera de la COVID-19 sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

En cuanto a las recetas caseras que recomienda la cadena analizada, Colombiacheck en un chequeo anterior ha reiterado el peligro de la automedicación, en especial con antibióticos, pues puede causar daños que van desde la resistencia de las bacterias al medicamentos hasta la arritmia cardiaca que, según la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), puede ser mortal. 

A continuación, basándonos tanto en artículos previos de medios asociados a la International Fact Checking Network, como en una entrevista realizada a la farmacóloga y docente de la Universidad Nacional Claudia Patricia Vaca González, se revisarán cada uno de los medicamentos mencionados por la publicación mencionada. 

  1. AZITROMICINA. “Tome 1 cápsula de 500 mg al día desde el 3er día para reducir el contagio, disminuir los síntomas y prevenir la neumonía” 

Como Colombiacheck ya ha mencionado antes, no se ha probado que los antibióticos sean una cura para la COVID-19. Además, la azitromicina es un medicamento que, de acuerdo con la farmacóloga Claudia Vaca, sin la asistencia médica de un profesional, puede ocasionar efectos contraproducentes como arritmia cardiaca, daños en el hígado y resistencia de las bacterias a los antibióticos

También, aunque este medicamento a inicios de año se empleaba para el tratamiento de infecciones pulmonares, el 10 de agosto de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) retiró a la azitromicina de su “Lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19” debido a que la claritromicina es más efectiva en pacientes con comorbilidades por no significar un riesgo para el sistema cardiovascular.  

  1. IVERMECTINA. “Ayuda a neutralizar el virus. No espere a que llegue la fiebre antes de tomar antibióticos”. 

La ivermectina es un antiparasitario del que hasta ahora no se ha comprobado su efectividad en pacientes contagiados con COVID-19. Incluso, en uno de los boletines de prensa del Ministerio de Salud se hace la claridad de que el Gobierno Nacional no recomienda la ivermectina como tratamiento para Covid-19.

En ese sentido, la FDA dice que “se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus”. Por ello, la Organización Panamericana de Salud (OPS) desaconseja su uso “para todo fin diferente de aquellos para los que está autorizada”.

Además, como lo mencionamos antes, el consumo de antibióticos sin el seguimiento de un profesional de la salud puede tener efectos adversos como la resistencia de las bacterias al medicamento

  1. “Beba mucha agua para ayudar a limpiar sus pulmones” 

La sección de verificación de datos de la agencia AFP escribió un chequeo en el que llega a la conclusión de que es falso que con beber sorbos de agua con frecuencia se impida el contagio del virus. A su vez, el doctor Manuel Vargas, virólogo de la Universidad Católica de Lovaina y profesor de la Universidad Nacional, le aseguró a ese medio que con el consumo frecuente de agua “no es posible lavar un virus” ya que esos agentes microscópicos están “dentro de una célula y hasta allá no llega ningún lavado”. 

  1. “Vitamina C”

La vitamina C es un antioxidante necesario para la reparación y crecimiento de tejidos. Aunque de manera popular se crea que este nutriente sirve para tratar el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, un medio dedicado a la divulgación científica, el consumo de vitamina C puede ayudar a prevenir el contagio por gripe, pero no es método efectivo para curar este tipo de enfermedades.   

Colombiacheck en un chequeo llegó a la conclusión de que, si bien la vitamina C refuerza el sistema inmunológico, su consumo excesivo nunca ha demostrado ser eficaz contra el nuevo coronavirus.  

  1. “Vitamina E”

La vitamina E, al igual que la vitamina C, es un antioxidante. Su principal función en los humanos es proteger tejidos y fortalecer el sistema inmune. Aunque diversos estudios han comprobado su efectividad para prevenir el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, el consumo de vitamina E no ayuda a prevenir o curar infecciones pulmonares.   

La OMS manifestó en un comunicado que los micronutrientes son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunitario y desempeñan un papel esencial en la promoción de la salud y el bienestar nutricional. Sin embargo, a la fecha “no existe ninguna orientación sobre el consumo de suplementos de micronutrientes para la prevención de la COVID-19 en personas sanas o para el tratamiento de la COVID-19”.  

  1. “Estar de 10 a 11 horas sentado al sol durante 15 a 20 minutos”

Sobre este punto, la OMS recomienda la exposición a la luz solar durante tiempos no muy prolongados para la absorción de la vitamina D, un nutriente esencial para fortalecer el sistema inmune. Sin embargo, esta misma organización ha demostrado que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados centígrados no previene la enfermedad por COVID-19. Se puede contraer la enfermedad, por muy soleado y cálido que sea el clima. 

  1. “Todas las comidas deben ser calientes (no frías)”

Colombiacheck en un chequeo anterior ha llegado a la conclusión de que no hay evidencias para afirmar que el virus no resiste al calor. Además, no se hace necesario intentar incrementar la temperatura del cuerpo: “para eso ya está un mecanismo fisiológico de temperatura elevada mantenida, llamada fiebre”, explica el doctor Fernando Fariñas, experto en inmunología, virología, vacunología y enfermedades infecciosas. Por ende, no es útil consumir alimentos calientes para tratar la COVID-19.

  1. “El pH del coronavirus varía de 5.5 a 8.5”

“Por lo tanto, todo lo que necesitamos hacer para eliminar el virus es consumir más alimentos alcalinos por encima del nivel ácido del virus. Tales como: Plátanos Verde, Limón - 9.9 pH Limón amarillo - 8.2 pH Aguacate - 15.6 pH Ajo - 13.2 pH Mango - 8.7 pH Mandarina - 8.5 pH Piña - 12.7 pH Berro - 22.7 pH Naranjas - 9.2 pH”, dice la cadena.

Como el vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología, Alfonso Rodríguez, le explicó a Colombiacheck en una ocasión anterior: no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayuden a subir el nivel de pH del cuerpo. El cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19.

  1. “El limón con agua tibia elimina el virus antes de llegar a los pulmones”

Nuevamente, Colombiacheck ya ha mencionado en diferentes ocasiones (1, 2, 3) que no hay pruebas de que el consumo de limón junto a otros aditivos como agua tibia, bicarbonato de sodio, miel o aspirinas sean un tratamiento efectivo para prevenir o curar el COVID-19.

En conclusión, la cadena de Facebook con una lista de medicamentos para tratar la COVID-19 es imprecisa. A la fecha, aunque se puedan tratar los síntomas, no existe una cura para esta enfermedad. No se recomienda bajo ninguna circunstancia la medicación sin la valoración de un profesional.  

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Lunes, 21 Octubre 2019

La falsa historia de Juan Carlos Cárdenas y los correos de Cémex Perú

Por Vanguardia

El candidato a la alcaldía de Bucaramanga estuvo involucrado en un escándalo en Perú hace más de una década, pero ya se comprobó que las pruebas principales habían sido manipuladas.

Varias publicaciones en redes sociales han retomado la noticia de la filtración de unos supuestos correos que involucraban a Cemex Perú y a su gerente en 2007, Juan Carlos Cárdenas (actual candidato a la Alcaldía de Bucaramanga), en un presunto caso de corrupción. ‘No sea Pingo’ y RedCheq verificaron y encontraron que todo se aclaró en 2010, pues se comprobó que los correos fueron manipulados y por ello la afirmación es falsa.

Estas pruebas hacen parte de una investigación más grande conocida como el caso BTR, que alcanzó a salpicar al círculo cercano del expresidente peruano Alan García por una trama de corrupción que incluía espionaje electrónico, hackeo de datos e interceptaciones telefónicas y de correos. Entre los hallazgos se encontró que los correos fueron hackeados y manipulados, en el marco de la llamada Guerra del Cemento en Perú.

Reconocidos medios de comunicación peruanos como La República, El Comercio y la Revista Caretas han reseñado esta investigación, que tuvo como conclusión la condena por siete años de prisión contra los principales implicados en el Caso Bussines Track (BTR), Elías Ponce y Carlos Tomasio, mientras que la analista Giselle Giannotti recibió una sentencia de cinco años, por los delitos de interceptación de las comunicaciones y asociación ilícita para delinquir. 

Esta última aceptó poseer 68 correos electrónicos ‘hackeados’ por espías de BTR a Cemex Perú, luego de que le incautaron cuatro USB. Aquí la nota publicada en 2010 por el diario La República: Giannotti aceptó posesión de e-mail hackeados a Cemex.

El correo que está circulando

Pero, ¿cuál es el correo electrónico que está circulando en el marco de estas elecciones regionales?

Se trata de una imagen de un supuesto e-mail en donde Jaime Carbajal, socio y colaborador del exministro de Salud, Hernán Garrido-Lecca, le dice a Cárdenas lo siguiente: “Efectivamente estás en lo correcto. Hernán se ha ido a Pisco expresamente para verificar que todo el cemento que se use en la reconstrucción sea el de ustedes”.

Esto supuestamente en el marco de una conspiración entre funcionarios del gobierno de Alan García y la cementera para bajar los aranceles y garantizar que se use el cemento de Cemex en la reconstrucción de Chincha, Pisco e Ica, ciudades afectadas por el terremoto del 15 de agosto de 2007.

Esta es una copia del supuesto correo electrónico.

El supuesto correo de origen es jcarbajal1902@hotmail.com y el de destino, juancarlos.cardenas@latinamerican.com.pe. Según Julián Silva Cala, de la campaña de Juan Carlos Cárdenas, el candidato nunca usó ese correo electrónico.

Uno de los primeros en retomar este e-mail y difundirlo en redes sociales fue Gustavo Rugeles, periodista de El Expediente, quien publicó dos trinos.

El primer trino hace referencia a una supuesta nota publicada por la Revista Caretas de Perú, pero el link que se incluye en la publicación redirige a la página principal del medio de comunicación.

En el segundo de ellos, Rugeles cita al portal de noticias santandereano caracter.co, que en efecto sí publicó una noticia relacionada con este correo electrónico, pero luego la eliminó.

Otro portal que publicó un artículo relacionado con este e-mail es HSP, en el que advierte que en el año 2007, según una investigación de la Revista Caretas, Cárdenas “coludió con autoridades del Perú para garantizar que todo el material de cemento utilizado en la reconstrucción luego del terremoto de 2007, fuera el de Cemex”.
 
Posteriormente, se agrega: “El escándalo no pasó a mayores y fue tapado por la maquinaria publicitaria de Cemex”.

Además, varios usuarios de Twitter y Facebook han divulgado el correo electrónico y la versión de una supuesta investigación en contra de Cárdenas y la probabilidad de que sea procesado o condenado en el futuro por la Justicia de Perú.

El caso BTR y el espionaje industrial

Si bien es cierto que el mencionado correo electrónico se divulgó en Perú y que entonces Juan Carlos Cárdenas era gerente de la empresa en ese país, al final la historia terminó siendo mucho más compleja.

Según reseñó el artículo publicado por el diario La República sobre los ya mencionados correos en la USB de Giannotti, se trataba de “correos manipulados con el propósito de vincular a cementera mexicana con presuntos actos de corrupción de funcionarios del gobierno”.

Ese mismo reportaje hace mención del e-mail donde se menciona a Juan Carlos Cárdenas.

Posteriormente se comprobó que esta empresa, BTR, tenía contratos por al menos 210.000 dólares con la empresa Cementos Lima, pero desde esa compañía negaron que estuvieran involucrados en un caso de espionaje industrial y que el contrato fuera para hackear o perjudicar a la competencia.

Por otro lado, el periodista Gustavo Gorriti, uno de los más reconocidos de Perú y que por años ha colaborado con la Revista Caretas, publicó un artículo que fue replicado en el diario La República. En este hace un recuento de lo que él llamó: ‘Los correos truchos’ (en Perú, ‘trucho’ hace referencia a algo falso).

En el artículo, el veterano reportero indicó que fue llamado como testigo (en 2011) por el caso BTR y que esto le llevó “releer notas sobre este caso” y a retomar la historia de los correos falsos que le llegaron en agosto de 2008 al entonces congresista Guido Lombardi, quien “se preparaba a dar a conocer el caso de los Petroaudios”. Entre ellos estaba el supuesto email donde figura el nombre de Juan Carlos Cárdenas. 

En el artículo, Gorriti cuenta cómo el mismo Lombardi, horas antes de que hiciera los hiciera públicos comprobó que varios correos eran falsos y por ello desistió de hacer la denuncia.

La explicación de Cárdenas Rey

Nos comunicamos con Cárdenas y nos dijo que “la empresa, BTR, creó unos correos falsos con una cuenta de correo que yo nunca usé”. 

De igual forma, de los ocho correos mencionados en la denuncia, se encontró que varios atribuidos al exministro de salud peruano Hernán Garrido Lecca y su socio Jaime Carbajal no les pertenecían. Ese sería el caso de los mails inventor21@hotmail.com, inventor21@yahoo.com, jcarbajal1902@hotmail.com.

Cárdenas contó que antes de hacer públicos los correos, la periodista Cecilia Valenzuela se comunicó con él y lo cuestionó sobre el tema.

“Si usted lee el contenido de los correos verá que quien los redactó es como si fuera de nacionalidad mexicana porque ahí salen términos como ‘orale wey’ o ‘no mames’”, comentó Cárdenas, quien dijo que le preguntó a la periodista si sabía la nacionalidad de la persona que redactó los correos. Ella le contestó que mexicana. “Entonces saqué yo la cédula y le dije que era colombiano”.

Parte de estos hechos se corroboran en la nota del portal peruano ‘En línea’: "Serían falsos los nuevos mails entre Garrido Lecca, Jaime Carbajal y otros".

Cárdenas agregó no tiene investigaciones en Perú relacionados con esos correos electrónicos y lamentó que se esté usando algo que pasó hace más de 10 años en Perú y que fue aclarado entre 2010 y 2011 para perjudicar su campaña a la Alcaldía de Bucaramanga.

RedCheq