Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 17 Septiembre 2020

Cadena en Facebook promueve recetas caseras para ‘tratar’ el COVID-19

Por Jose Reinaldo Morera Molina – RedCheq

Aunque existan alimentos y hábitos que pueden fortalecer el sistema inmunológico, a la fecha, no se ha comprobado que ningún tratamiento prevenga o cure el COVID-19. Además, la automedicación es una práctica que puede tener riesgos para la salud.

En Facebook circula una cadena que pretende explicar las tres supuestas “fases” de la COVID-19 junto a una lista de medicamentos para “tratar” los síntomas de la enfermedad. Según la publicación, en la primera fase se manifiestan los síntomas, en la segunda hay una etapa inflamatoria y en la tercera los pacientes se ‘curan’ de manera progresiva.

Desinformación

Aunque las afectaciones del virus que menciona la publicación son reales, no se manifiestan de manera paulatina. Incluso, según la  American Association of Retired Persons hay portadores del virus asintomáticos. Por otra parte, no se ha comprobado que ninguno de los medicamentos de la lista sean la cura de la enfermedad. 

De acuerdo con la OMS, los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otras afectaciones como los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas son menos frecuentes. Es decir, no todos los pacientes padecen las afectaciones más graves.  

En el caso de presentar síntomas, la recomendación del Ministerio de Salud es comunicarse de inmediato con las líneas de atención dispuestas por el Gobierno para una valoración (018000955590 o desde un celular al 192), no salir de casa y evitar el contacto físico con familiares y amigos.

Tenga cuidado con la automedicación

Esta cadena también menciona que tomando antibióticos, bebiendo grandes cantidades de agua, consumiendo diferentes alimentos a una elevada temperatura, e incluso, pasando tiempo bajo el sol, se puede “curar” la enfermedad y hasta “impedir” que el virus entre al cuerpo.     

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS) “No hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”. Esta institución también menciona que alrededor del 80 por ciento de los pacientes COVID-19 se recupera de la COVID-19 sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

En cuanto a las recetas caseras que recomienda la cadena analizada, Colombiacheck en un chequeo anterior ha reiterado el peligro de la automedicación, en especial con antibióticos, pues puede causar daños que van desde la resistencia de las bacterias al medicamentos hasta la arritmia cardiaca que, según la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), puede ser mortal. 

A continuación, basándonos tanto en artículos previos de medios asociados a la International Fact Checking Network, como en una entrevista realizada a la farmacóloga y docente de la Universidad Nacional Claudia Patricia Vaca González, se revisarán cada uno de los medicamentos mencionados por la publicación mencionada. 

  1. AZITROMICINA. “Tome 1 cápsula de 500 mg al día desde el 3er día para reducir el contagio, disminuir los síntomas y prevenir la neumonía” 

Como Colombiacheck ya ha mencionado antes, no se ha probado que los antibióticos sean una cura para la COVID-19. Además, la azitromicina es un medicamento que, de acuerdo con la farmacóloga Claudia Vaca, sin la asistencia médica de un profesional, puede ocasionar efectos contraproducentes como arritmia cardiaca, daños en el hígado y resistencia de las bacterias a los antibióticos

También, aunque este medicamento a inicios de año se empleaba para el tratamiento de infecciones pulmonares, el 10 de agosto de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) retiró a la azitromicina de su “Lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19” debido a que la claritromicina es más efectiva en pacientes con comorbilidades por no significar un riesgo para el sistema cardiovascular.  

  1. IVERMECTINA. “Ayuda a neutralizar el virus. No espere a que llegue la fiebre antes de tomar antibióticos”. 

La ivermectina es un antiparasitario del que hasta ahora no se ha comprobado su efectividad en pacientes contagiados con COVID-19. Incluso, en uno de los boletines de prensa del Ministerio de Salud se hace la claridad de que el Gobierno Nacional no recomienda la ivermectina como tratamiento para Covid-19.

En ese sentido, la FDA dice que “se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus”. Por ello, la Organización Panamericana de Salud (OPS) desaconseja su uso “para todo fin diferente de aquellos para los que está autorizada”.

Además, como lo mencionamos antes, el consumo de antibióticos sin el seguimiento de un profesional de la salud puede tener efectos adversos como la resistencia de las bacterias al medicamento

  1. “Beba mucha agua para ayudar a limpiar sus pulmones” 

La sección de verificación de datos de la agencia AFP escribió un chequeo en el que llega a la conclusión de que es falso que con beber sorbos de agua con frecuencia se impida el contagio del virus. A su vez, el doctor Manuel Vargas, virólogo de la Universidad Católica de Lovaina y profesor de la Universidad Nacional, le aseguró a ese medio que con el consumo frecuente de agua “no es posible lavar un virus” ya que esos agentes microscópicos están “dentro de una célula y hasta allá no llega ningún lavado”. 

  1. “Vitamina C”

La vitamina C es un antioxidante necesario para la reparación y crecimiento de tejidos. Aunque de manera popular se crea que este nutriente sirve para tratar el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, un medio dedicado a la divulgación científica, el consumo de vitamina C puede ayudar a prevenir el contagio por gripe, pero no es método efectivo para curar este tipo de enfermedades.   

Colombiacheck en un chequeo llegó a la conclusión de que, si bien la vitamina C refuerza el sistema inmunológico, su consumo excesivo nunca ha demostrado ser eficaz contra el nuevo coronavirus.  

  1. “Vitamina E”

La vitamina E, al igual que la vitamina C, es un antioxidante. Su principal función en los humanos es proteger tejidos y fortalecer el sistema inmune. Aunque diversos estudios han comprobado su efectividad para prevenir el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, el consumo de vitamina E no ayuda a prevenir o curar infecciones pulmonares.   

La OMS manifestó en un comunicado que los micronutrientes son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunitario y desempeñan un papel esencial en la promoción de la salud y el bienestar nutricional. Sin embargo, a la fecha “no existe ninguna orientación sobre el consumo de suplementos de micronutrientes para la prevención de la COVID-19 en personas sanas o para el tratamiento de la COVID-19”.  

  1. “Estar de 10 a 11 horas sentado al sol durante 15 a 20 minutos”

Sobre este punto, la OMS recomienda la exposición a la luz solar durante tiempos no muy prolongados para la absorción de la vitamina D, un nutriente esencial para fortalecer el sistema inmune. Sin embargo, esta misma organización ha demostrado que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados centígrados no previene la enfermedad por COVID-19. Se puede contraer la enfermedad, por muy soleado y cálido que sea el clima. 

  1. “Todas las comidas deben ser calientes (no frías)”

Colombiacheck en un chequeo anterior ha llegado a la conclusión de que no hay evidencias para afirmar que el virus no resiste al calor. Además, no se hace necesario intentar incrementar la temperatura del cuerpo: “para eso ya está un mecanismo fisiológico de temperatura elevada mantenida, llamada fiebre”, explica el doctor Fernando Fariñas, experto en inmunología, virología, vacunología y enfermedades infecciosas. Por ende, no es útil consumir alimentos calientes para tratar la COVID-19.

  1. “El pH del coronavirus varía de 5.5 a 8.5”

“Por lo tanto, todo lo que necesitamos hacer para eliminar el virus es consumir más alimentos alcalinos por encima del nivel ácido del virus. Tales como: Plátanos Verde, Limón - 9.9 pH Limón amarillo - 8.2 pH Aguacate - 15.6 pH Ajo - 13.2 pH Mango - 8.7 pH Mandarina - 8.5 pH Piña - 12.7 pH Berro - 22.7 pH Naranjas - 9.2 pH”, dice la cadena.

Como el vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología, Alfonso Rodríguez, le explicó a Colombiacheck en una ocasión anterior: no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayuden a subir el nivel de pH del cuerpo. El cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19.

  1. “El limón con agua tibia elimina el virus antes de llegar a los pulmones”

Nuevamente, Colombiacheck ya ha mencionado en diferentes ocasiones (1, 2, 3) que no hay pruebas de que el consumo de limón junto a otros aditivos como agua tibia, bicarbonato de sodio, miel o aspirinas sean un tratamiento efectivo para prevenir o curar el COVID-19.

En conclusión, la cadena de Facebook con una lista de medicamentos para tratar la COVID-19 es imprecisa. A la fecha, aunque se puedan tratar los síntomas, no existe una cura para esta enfermedad. No se recomienda bajo ninguna circunstancia la medicación sin la valoración de un profesional.  

Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable Cuestionable

Cuestionable

Lunes, 13 Abril 2020

No se ha comprobado que los gatos transmitan SARS-CoV-2 a humanos

Por Laura Rodríguez Salamanca

El virus que ha causado una pandemia sí puede “replicarse eficientemente en gatos”, pero hacen falta más estudios para determinar si estos animales pueden contagiar a humanos.

Desde hace unos días, varios usuarios de redes sociales y medios de comunicación están publicando comentarios sobre los hallazgos de un estudio realizado por científicos del Instituto de Investigación Veterinaria Harbin, de China, que tenía como objetivo “investigar la susceptibilidad de hurones y animales en contacto cercano con humanos (gatos, perros, gallinas, patos y cerdos) al SARS-CoV-2”, causante del Covid-19.  

Algunos medios se han referido al estudio con titulares como: ‘Los gatos se contagian de coronavirus más fácil que los demás animales’, de Mendoza Post, en Argentina; ‘Gatos y hurones puede contraer el COVID-19, revela estudio’, de La Voz de La Frontera, en México, y ‘¿Por qué el coronavirus se reproduce más fácil en gatos que en perros?’, de Semana.com. Sin embargo, esta última publicación desató una serie de comentarios y críticas del gremio veterinario colombiano. Razón por la cual el medio la borró tanto de su perfil de Facebook, como de su página web.

Tanto fue el descontento, que la Asociación Colombiana de Médicos Veterinarios Dedicados a la Clínica de Pequeños Animales, VEPA Colombia, y la Universidad Nacional de Colombia, publicaron comunicados oficiales respeto a la información. 

El artículo de Semana inicia contando que ningún laboratorio ha podido asegurar que los animales domésticos hayan iniciado la propagación del nuevo coronavirus y que, a pesar de eso, muchos han sido abandonados. Luego sentencia: “el estudio (...) aseguró que el comportamiento del virus actúa distinto en animales como gallinas, patos, perros y cerdos. El coronavirus podría reproducirse “eficientemente” en gatos y hurones, pero no de la misma forma en los animales ya mencionados”.

Luego, se explica que los científicos descubrieron que el virus se transmite en los gatos a través de “gotitas respiratorias” y que, independientemente de los resultados, el estudio aclara que no pueden ser acertados, ya que las dosis de virus que se le dieron a cada animal fueron altas, por lo que no se sabe si las dosis reales podría tener el mismo efecto. Y señala: “de igual forma, es incierto que los gatos podrían pasarlo a humanos, teniendo en cuenta que la evidencia arrojó que la saliva de los gatos tiene la suficiente carga del virus para contagiar a las personas”.

Colombiacheck encontró que casi todas las afirmaciones anteriores coinciden con los hallazgos de la investigación, que a principios de abril fue publicada en la revista Science. Sin embargo, la última, relacionada con la posibilidad de contagio a humanos no tiene nada que ver con el objeto de estudio de los científicos en China, que solo se enfocó en los animales.

Así mismo, según nos explicaron dos expertos a los que consultamos, artículos como el de Semana y Mendoza Post dejan de lado información que es importante no omitir para que el lector no llegue a conclusiones erradas y, además, tienen una titulación que no corresponde con los hallazgos de los científicos en China. 

En palabras de Camilo Ruiz, médico veterinario y vicepresidente de Vepa Colombia, “cuando se abre la posibilidad de que los gatos se contaminen, sin explicar más allá, la gente asume que los gatos de la investigación se enfermaron de Covid-19, pero no es así. El virus funciona como si fuera una llave. Para que haga su efecto, tiene que entrar dentro de una chapa, que son los receptores, y hacer que gire. En los demás animales la llave no entra ni siquiera en la chapa. Pero la susceptibilidad del gato hasta el momento, es que la llave entra, pero no quiere decir que gira. Es decir, el receptor le permite al virus posarse encima, pero no genera un efecto”.

Además, como explica Ruiz, los casos positivos se han detectado a través de la prueba PCR (de Reacción en Cadena de la Polimerasa) para coronavirus, que es muy sensible para identificar la presencia del virus. Pero para llegar a determinar que los animales estuvieron enfermos o que los síntomas que presentaron fueron resultado del virus, aún hacen falta pruebas específicas diseñadas para gatos, en los que se aísle el virus. “Se están adelantando pruebas de este tipo, pero no son concluyentes”, agrega Ruiz.

También consultamos con Javier Jaimes, un médico veterinario con doctorado en Microbiología de la Universidad de Cornell que estudia cómo los virus, particularmente los coronavirus y bunyavirus, infectan a las células. Y nos dijo: “es natural que los científicos encontraran que los gatos eran susceptibles al virus, pues se sabe que estos animales tienen el gen receptor ACE2, que es parecido al de los humanos. Pero el problema que tienen generalmente es el título [de los reportes de prensa], porque no tiene nada que ver con los hallazgos del artículo científico que cita. Con esa información no hay forma de concluir que el coronavirus se reproduce más fácil en gatos que en perros y mucho menos que el virus puede hospedarse en diferentes tipos de animales domésticos”.

Además, para tener claro el panorama científico es importante tener en cuenta el pronunciamiento de la Universidad Nacional sobre el tema: “este trabajo está en fase de preevaluación, es decir que aún no ha sido aprobado por pares científicos. La investigación consistió en un experimento mediante el cual se infectaron en forma dirigida tres gatos con dosis muy altas: se encontró que hubo diseminación del virus, pero los gatos NO desarrollaron signos clínicos asociados con el COVID-19. La comunidad científica internacional se ha pronunciado frente al abordaje científico implementado en este estudio, específicamente en lo referente al número reducido de felinos utilizados (5), al hecho de usar animales muy jóvenes y al uso de una alta dosis infectiva”.

Entonces, calificamos los artículos publicados por los medios sobre el estudio como “Cuestionables”. Eso porque, si bien es cierto, según el Instituto de Investigación Veterinaria Harbin, que el virus SARS-CoV-2 puede replicarse eficientemente en gatos y en hurones, artículos como el de Semana y el de Mendoza Post presentan información incompleta y dejan de lado contexto importante para evitar que se confunda la susceptibilidad de estos animales al virus con la posibilidad de que se enfermen de Covid-19 y de puedan transmitir el virus a los humanos. 

 

 

Especial mentiras y verdades sobre el coronavirus