Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Jueves, 17 Septiembre 2020

Cadena en Facebook promueve recetas caseras para ‘tratar’ el COVID-19

Por Jose Reinaldo Morera Molina – RedCheq

Aunque existan alimentos y hábitos que pueden fortalecer el sistema inmunológico, a la fecha, no se ha comprobado que ningún tratamiento prevenga o cure el COVID-19. Además, la automedicación es una práctica que puede tener riesgos para la salud.

En Facebook circula una cadena que pretende explicar las tres supuestas “fases” de la COVID-19 junto a una lista de medicamentos para “tratar” los síntomas de la enfermedad. Según la publicación, en la primera fase se manifiestan los síntomas, en la segunda hay una etapa inflamatoria y en la tercera los pacientes se ‘curan’ de manera progresiva.

Desinformación

Aunque las afectaciones del virus que menciona la publicación son reales, no se manifiestan de manera paulatina. Incluso, según la  American Association of Retired Persons hay portadores del virus asintomáticos. Por otra parte, no se ha comprobado que ninguno de los medicamentos de la lista sean la cura de la enfermedad. 

De acuerdo con la OMS, los síntomas más habituales de la COVID-19 son la fiebre, la tos seca y el cansancio. Otras afectaciones como los dolores y molestias, la congestión nasal, el dolor de cabeza, la conjuntivitis, el dolor de garganta, la diarrea, la pérdida del gusto o el olfato y las erupciones cutáneas son menos frecuentes. Es decir, no todos los pacientes padecen las afectaciones más graves.  

En el caso de presentar síntomas, la recomendación del Ministerio de Salud es comunicarse de inmediato con las líneas de atención dispuestas por el Gobierno para una valoración (018000955590 o desde un celular al 192), no salir de casa y evitar el contacto físico con familiares y amigos.

Tenga cuidado con la automedicación

Esta cadena también menciona que tomando antibióticos, bebiendo grandes cantidades de agua, consumiendo diferentes alimentos a una elevada temperatura, e incluso, pasando tiempo bajo el sol, se puede “curar” la enfermedad y hasta “impedir” que el virus entre al cuerpo.     

De acuerdo con el Instituto Nacional de Salud (INS) “No hay pruebas de que los medicamentos actuales puedan prevenir o curar la enfermedad”. Esta institución también menciona que alrededor del 80 por ciento de los pacientes COVID-19 se recupera de la COVID-19 sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial.

En cuanto a las recetas caseras que recomienda la cadena analizada, Colombiacheck en un chequeo anterior ha reiterado el peligro de la automedicación, en especial con antibióticos, pues puede causar daños que van desde la resistencia de las bacterias al medicamentos hasta la arritmia cardiaca que, según la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), puede ser mortal. 

A continuación, basándonos tanto en artículos previos de medios asociados a la International Fact Checking Network, como en una entrevista realizada a la farmacóloga y docente de la Universidad Nacional Claudia Patricia Vaca González, se revisarán cada uno de los medicamentos mencionados por la publicación mencionada. 

  1. AZITROMICINA. “Tome 1 cápsula de 500 mg al día desde el 3er día para reducir el contagio, disminuir los síntomas y prevenir la neumonía” 

Como Colombiacheck ya ha mencionado antes, no se ha probado que los antibióticos sean una cura para la COVID-19. Además, la azitromicina es un medicamento que, de acuerdo con la farmacóloga Claudia Vaca, sin la asistencia médica de un profesional, puede ocasionar efectos contraproducentes como arritmia cardiaca, daños en el hígado y resistencia de las bacterias a los antibióticos

También, aunque este medicamento a inicios de año se empleaba para el tratamiento de infecciones pulmonares, el 10 de agosto de 2020 la Organización Panamericana de la Salud (OPS) retiró a la azitromicina de su “Lista de medicamentos esenciales para el manejo de pacientes que ingresan a unidades de cuidados intensivos con sospecha o diagnóstico confirmado de COVID-19” debido a que la claritromicina es más efectiva en pacientes con comorbilidades por no significar un riesgo para el sistema cardiovascular.  

  1. IVERMECTINA. “Ayuda a neutralizar el virus. No espere a que llegue la fiebre antes de tomar antibióticos”. 

La ivermectina es un antiparasitario del que hasta ahora no se ha comprobado su efectividad en pacientes contagiados con COVID-19. Incluso, en uno de los boletines de prensa del Ministerio de Salud se hace la claridad de que el Gobierno Nacional no recomienda la ivermectina como tratamiento para Covid-19.

En ese sentido, la FDA dice que “se necesitan pruebas adicionales para determinar si la ivermectina puede ser apropiada para prevenir o tratar el coronavirus”. Por ello, la Organización Panamericana de Salud (OPS) desaconseja su uso “para todo fin diferente de aquellos para los que está autorizada”.

Además, como lo mencionamos antes, el consumo de antibióticos sin el seguimiento de un profesional de la salud puede tener efectos adversos como la resistencia de las bacterias al medicamento

  1. “Beba mucha agua para ayudar a limpiar sus pulmones” 

La sección de verificación de datos de la agencia AFP escribió un chequeo en el que llega a la conclusión de que es falso que con beber sorbos de agua con frecuencia se impida el contagio del virus. A su vez, el doctor Manuel Vargas, virólogo de la Universidad Católica de Lovaina y profesor de la Universidad Nacional, le aseguró a ese medio que con el consumo frecuente de agua “no es posible lavar un virus” ya que esos agentes microscópicos están “dentro de una célula y hasta allá no llega ningún lavado”. 

  1. “Vitamina C”

La vitamina C es un antioxidante necesario para la reparación y crecimiento de tejidos. Aunque de manera popular se crea que este nutriente sirve para tratar el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, un medio dedicado a la divulgación científica, el consumo de vitamina C puede ayudar a prevenir el contagio por gripe, pero no es método efectivo para curar este tipo de enfermedades.   

Colombiacheck en un chequeo llegó a la conclusión de que, si bien la vitamina C refuerza el sistema inmunológico, su consumo excesivo nunca ha demostrado ser eficaz contra el nuevo coronavirus.  

  1. “Vitamina E”

La vitamina E, al igual que la vitamina C, es un antioxidante. Su principal función en los humanos es proteger tejidos y fortalecer el sistema inmune. Aunque diversos estudios han comprobado su efectividad para prevenir el resfriado común, de acuerdo con Nutri-Facts, el consumo de vitamina E no ayuda a prevenir o curar infecciones pulmonares.   

La OMS manifestó en un comunicado que los micronutrientes son fundamentales para el buen funcionamiento del sistema inmunitario y desempeñan un papel esencial en la promoción de la salud y el bienestar nutricional. Sin embargo, a la fecha “no existe ninguna orientación sobre el consumo de suplementos de micronutrientes para la prevención de la COVID-19 en personas sanas o para el tratamiento de la COVID-19”.  

  1. “Estar de 10 a 11 horas sentado al sol durante 15 a 20 minutos”

Sobre este punto, la OMS recomienda la exposición a la luz solar durante tiempos no muy prolongados para la absorción de la vitamina D, un nutriente esencial para fortalecer el sistema inmune. Sin embargo, esta misma organización ha demostrado que exponerse al sol o a temperaturas superiores a los 25 grados centígrados no previene la enfermedad por COVID-19. Se puede contraer la enfermedad, por muy soleado y cálido que sea el clima. 

  1. “Todas las comidas deben ser calientes (no frías)”

Colombiacheck en un chequeo anterior ha llegado a la conclusión de que no hay evidencias para afirmar que el virus no resiste al calor. Además, no se hace necesario intentar incrementar la temperatura del cuerpo: “para eso ya está un mecanismo fisiológico de temperatura elevada mantenida, llamada fiebre”, explica el doctor Fernando Fariñas, experto en inmunología, virología, vacunología y enfermedades infecciosas. Por ende, no es útil consumir alimentos calientes para tratar la COVID-19.

  1. “El pH del coronavirus varía de 5.5 a 8.5”

“Por lo tanto, todo lo que necesitamos hacer para eliminar el virus es consumir más alimentos alcalinos por encima del nivel ácido del virus. Tales como: Plátanos Verde, Limón - 9.9 pH Limón amarillo - 8.2 pH Aguacate - 15.6 pH Ajo - 13.2 pH Mango - 8.7 pH Mandarina - 8.5 pH Piña - 12.7 pH Berro - 22.7 pH Naranjas - 9.2 pH”, dice la cadena.

Como el vicepresidente de la Asociación Colombiana de Infectología, Alfonso Rodríguez, le explicó a Colombiacheck en una ocasión anterior: no es cierto que consumir alimentos “más alcalinos” ayuden a subir el nivel de pH del cuerpo. El cuerpo humano tiene mecanismos para mantener el pH normal. Asimismo, no se ha demostrado que el consumo de esos alimentos tenga más o menor incidencia en la “inmunidad” frente al COVID-19.

  1. “El limón con agua tibia elimina el virus antes de llegar a los pulmones”

Nuevamente, Colombiacheck ya ha mencionado en diferentes ocasiones (1, 2, 3) que no hay pruebas de que el consumo de limón junto a otros aditivos como agua tibia, bicarbonato de sodio, miel o aspirinas sean un tratamiento efectivo para prevenir o curar el COVID-19.

En conclusión, la cadena de Facebook con una lista de medicamentos para tratar la COVID-19 es imprecisa. A la fecha, aunque se puedan tratar los síntomas, no existe una cura para esta enfermedad. No se recomienda bajo ninguna circunstancia la medicación sin la valoración de un profesional.  

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 31 Julio 2020

Con datos imprecisos, un blog afirma que OMS dijo que ‘quizá no había motivos para decretar cuarenta por coronavirus’

Por Adolfo Ochoa Moyano

El blog Interpreta la información de un artículo publicado en inglés y, con mucha opinión, y afirman que la organización habría replanteado sus políticas. Eso es falso, la OMS no ha dicho eso.

Un blog usa (mal) información publicada por el portal noticioso Washington Examiner, un medio conservador, propiedad del cofundador de la MLS, Philip Anschutz, para decir que “la OMS admite ahora que ‘quizá’ nunca hubo motivos para el confinamiento”, pero esto es falso, la organización no ha hecho esas afirmaciones.

La desinformación que publica el blog Astillas de Realidad proviene de una nota del Washington Examiner, del pasado 8 de junio. El medio norteamericano publicó el artículo titulado 'Muy raro': la OMS dice que el coronavirus rara vez se propaga a través de portadores asintomáticos‘, después de una conferencia de prensa de la Organización Mundial de la Salud en la que la epidemióloga Maria Van Kerkhove responde a una pregunta de una periodista sobre las personas asintomáticas.

“De los datos que tenemos todavía parece raro que un asintomático en realidad transmita a un individuo secundario”, dijo la experta de la OMS durante su intervención, pero en ninguna parte del video dice ella u otro de los participantes del panel que la cuarentena no debió aplicarse, como titulan en el blog.

En el blog, usan esa frase para decir que la cuarentena estuvo mal planteada. “Si los portadores asintomáticos no son el problema, podríamos haber localizado fácilmente nuestra respuesta al coronavirus pidiendo solo a aquellos con síntomas que se queden en casa y que pongan en cuarentena las áreas de puntos calientes donde la propagación estaba fuera de control”.

Pero al al día siguiente la misma Van Kerkhove aclaró su frase sobre los asintomáticos, como ya lo explicaron nuestros colegas de Chequeando, de Argentina, que hacen parte del #CoronaVirusFacts, un esfuerzo global liderado por la International Fact-Checking Network, IFCN (de la cual Colombiacheck es miembro), para combatir la desinformación al respecto del brote de coronavirus en el mundo.

En Chequeado citan la aclaración de la funcionaria de la OMS: “Usé la frase ‘muy raro’, y creo que es un malentendido afirmar que la transmisión asintomática a nivel mundial es muy rara. Me refería a un pequeño subconjunto de estudios”, agregando que “estaba respondiendo a una pregunta en la conferencia de prensa. No estaba declarando una política de la OMS ni nada de eso. Solo estaba tratando de articular lo que sabemos”.

Además de esa aclaración, nosotros realizamos una búsqueda avanzada de declaraciones dadas desde la OMS sobre un mal empleo de la cuarentena, pero no encontramos nada al respecto.

De hecho, el 17 de julio pasado la organización de salud publicó una guía de los que han sido sus parámetros para enfrentar la pandemia del coronavirus, y en ese documento describen que entre las medidas que ha adelantado desde enero de este año ha estado la de la cuarentena y el rastreo de personas contagiadas. 

Afirmación sin respaldo

Las afirmaciones del post de Astilla de Realidad están basadas en una malainterpretación de las palabras de Maria Van Kerkhove, pero además, la versión de la que medidas tales como la cuarentena y el aislamiento no eran tan necesarias no tienen respaldo científico. Es más, lo que sí tiene respaldo es que la prevención tuvo efectos positivos en la propagación del SARS-CoV-2.

Un estudio hecho en el Global Policy Laboratory de la Universidad de California analizó 1.717 medidas como el cierre de colegios, de comercios y el distanciamiento social y confinamiento de personas que fueron tomadas en China, Corea del Sur, Italia, Irán, Francia y los Estados Unidos y se concluyó que aunque el impacto en cada territorio fue distinto, el nivel de propagación del coronavirus se redujo gracias a que se tomaron esas decisiones. 

Pero no solo esa investigación respalda los buenos resultados de la cuarentena. Un grupo de investigadores del Imperial College de Londres analizó los efectos de la cuarentena y otras medidas de prevención en 11 países de Europa hasta inicios de mayo y la conclusión fue que al haberse aplicado se salvaron 3.1 millones de vidas. 

Samir Bhatt, uno de los autores del estudio dijo que: “Estos datos sugieren que sin ninguna intervención, como el cierre y el cierre de escuelas, podría haber habido muchos más muertes por COVID-19. La tasa de transmisión ha disminuido de niveles altos a niveles bajo control en todos los países europeos que estudiamos".

Entonces, después de haber revisado los chequeos de nuestros colegas, de revisar las declaraciones de la OMS sobre la cuarentena y los estudios de universidades sobre sus efectos positivos, concluimos que es falso que organización dijera que nunca hubo motivos para el confinamiento.