Pasar al contenido principal

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Viernes, 29 Julio 2022

De nuevo, vacunas anti Covid no son terapia génica como afirma mujer en Tik Tok

Por Sharon D' Mejía

Las vacunas basadas en ARNm hacen que el sistema inmune desarrolle defensas para prevenir el COVID-19, y una vez cumple su función se elimina el material genético del virus, impidiendo causar daños o modificar la información genética en las personas.

En la plataforma Tik Tok ha estado rondando un video de 1:36 minutos en donde una mujer, identificada como Lorena Di Blasi, Licenciada en Biotecnología de Argentina, advierte en medio de una audiencia pública sobre los peligros de la vacuna contra el Covid-19, por considerarlas “venenos basados en terapia génica”. 

En el video, la mujer dice: “Voy a explicar por qué son veneno estas sustancias que no son vacunas por definición. Porque el término vacuna no se aplica para estas sustancias que están basadas en terapias génicas. Las terapias génicas es cuando  a usted le inoculan material genético a través de adenovirus o de nanopartículas. Estamos frente a eso, nos están inoculando material genético no humano y esto es lo que está declarado, que codifica para una proteína que se llama spike”(sic).

El video, que además incluye un letrero que dice “urgente compartir”, acumula 15 mil me gusta, 1.081 comentarios y 11,9 mil compartidos, y tiene como descripción algunos hashtag como “#despierta #Iluminati #Sociedadessecretas #Laverdad #conspirancytheory #futuro #Robots #2020 #2030 #predictivo #eugenetistas”. En Colombiacheck decidimos verificarlo.

El clip fue publicado por la cuenta de Tik Tok @ballenavolando, que tiene 38.7 mil seguidores y se caracteriza por publicar diferentes videos con análisis sobre teorías conspirativas, como la existencia de reptilianos, élites dragon, illuminati, robots y las vacunas como fórmula de control mental. En Colombiacheck hemos verificado desinformaciones de este tipo (1, 2, 3).

La desinformación también ha estado rondando por Twitter desde el mes de mayo de este año, sumando 1.028 me gusta, 914 compartidos en esta red social.

Al hacer una búsqueda por fragmentos del video en herramientas como Google imágenes, nos encontramos con que el clip que circula en redes sociales es un fragmento de un video más largo (2:08:22 minutos) de una audiencia pública en Neuquén, Argentina sobre una “Denuncia por envenenamiento, incumplimiento de deberes de funcionario público y ejercicio ilegal de la medicina”. Además, identificamos que la mujer que habla en el video de desinformación es Lorena Di Blasi, Licenciada en Biotecnología, de la Universidad Nacional de Tucumán, Argentina.

En el video de la audiencia, que fue grabado originalmente el 05 de abril de 2022, se ve a Di Blasi, junto a otra mujer identificada como Natalia Martín asumir el rol de denunciantes ante lo que consideran que en la población de Neuquén se aplican vacunas que en realidad son “sustancias venenosas”. En el minuto 35:20, la biotecnóloga dice lo mismo que en los videos de redes sociales.

Vacunas no modifican nuestro material genético

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), define la terapia génica como “una técnica que modifica los genes de una persona para tratar o curar una enfermedad”. 

Pero antes de abordar alguna relación entre la terapias génicas y las vacunas anti Covid-19, recordemos que  hay cuatro tipos principales. Estas son las vacunas tradicionales (con virus vivos atenuados o inactivados), la de subunidades proteicas, las génicas de ADN o ARNm y las de vectores virales. Todas funcionan “enseñándole” al cuerpo cómo reaccionar ante el nuevo coronavirus, pero cada una lo logra de manera diferente.

Las vacunas tradicionales introducen en el organismo vacunado un virus “inactivado” o “atenuado” (es decir, que no es capaz de causar una enfermedad) para que el cuerpo pueda producir anticuerpos que en un futuro combatan a la versión real, “activada” y peligrosa de ese virus.

Este es el mecanismo que usa la gran mayoría de vacunas existentes (como por ejemplo las vacunas contra la poliomielitis, el sarampión y las paperas), entre otras. Pero tienen una desventaja y es que en muchas ocasiones no pueden ser usadas en personas con inmunodeficiencias.

Otras son las vacunas de subunidades proteicas, que introducen en el organismo vacunado tan solo una parte, una secuencia de proteínas (o “subunidad proteica”), de un virus, en este caso del nuevo coronavirus, para que el sistema inmune reconozca esas proteínas como intrusas y por lo tanto genera anticuerpos para combatirlas.

Las vacunas de vectores virales introducen en el organismo vacunado un virus modificado genéticamente (generalmente un adenovirus, que es un tipo de virus que produce infecciones principalmente respiratorias), pero se modifica para que pierda la capacidad de desencadenar una enfermedad en el cuerpo humano y sirva para transportar en su interior genes de otro virus contra el que se quiere proteger a través de la vacuna, en el caso del COVID-19, genes del nuevo coronavirus.

Finalmente, están las vacunas génicas de ácidos nucleicos, que son las de tecnología más innovadora. Estas vacunas inyectan en el cuerpo humano fragmentos sintéticos, hechos en el laboratorio, de ADN o de ARN con información del virus contra el que se quiere proteger. En el caso de las vacunas contra el coronavirus se desarrollaron en base a ARN.

Previamente en Colombiacheck (1, 2, 3) aclaramos basados en la evidencia científica, y en conformidad con lo señalado por las autoridades internacionales en salud como la OMS, FDA y los mismos CDC, que a través de  las vacunas de ARNm se inyecta una pequeña porción del Ácido Ribonucleico mensajero (ARNm) del nuevo coronavirus, lo que le da a nuestras células instrucciones sobre cómo producir una proteína que es exclusiva del virus (la proteína S, espiga -spike- o pico). Una vez que nuestras células hacen copias de tal proteína, destruyen el material genético de la vacuna.

Luego el sistema inmune de nuestro cuerpo reconoce que la proteína no debería estar allí y construye células de la defensa como linfocitos T y linfocitos B que recordarán cómo combatir el virus si nos infectamos en el futuro, con el fin de que no desarrollemos la enfermedad.

De ese modo siempre se ha resaltado que el ARNm que se inyecta a través de la vacuna se destruye luego de cumplir su función, por lo tanto no se inserta en el material genético de la célula o ADN propio, ni lo modifica como explicamos en este chequeo anterior

Al respecto, los doctores Peter Hotez y María Elena Bottazzi, codirectores del Centro para el Desarrollo de Vacunas del Hospital Pediátrico de Texas, también explicaron en un artículo publicado en el Washington Post el 19 de marzo de 2021 sobre los mitos de las vacunas que es un error señalar que las de ARNm son terapia génica.

El ARNm inyectado a través de nanopartículas de lípidos en una vacuna no entra a nuestro genoma. Se convierte en un modelo para que las células produzcan combinaciones de aminoácidos en moléculas llamadas ribosomas en el citoplasma de la célula, fuera del núcleo. Nuestro sistema inmune entonces responde al nuevo péptido, el cual se asemeja a la proteína pico del coronavirus. Por lo tanto, no es correcto decir que las vacunas ARNm son equivalentes a una ‘terapia génica’, como algunos críticos de las vacunas han dicho”, concluyeron Hotez y Bottazi.

Otro experto, Sergio Pulido, doctor en microbiología molecular de la Universidad de Graz, Austria, le dijo a Colombiachek en un chequeo anterior sobre las vacunas ARNm que: “Todas las vacunas y desarrollos que van hacia el ARN, buscan tratar de simular con mayor precisión la naturaleza del virus. Pero es, en general, el mismo concepto: meter un material genético, en este caso no es ADN sino ARN, para que la célula produzca las proteínas del virus y esa producción estimule el sistema inmune para generar protección”.

Con estos datos en Colombiacheck calificamos como falsas las afirmaciones de una mujer en un video de desinformación en Tik Tok y Twitter, en donde afirma que las vacunas contra el Covid-19 son terapia génica, pues como hemos explicado en varios chequeos y explicadores, las vacunas no puede causar daños genéticos irreparables o cambiar la información genética de las personas.

 

 

Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso Falso

Falso

Miércoles, 26 Enero 2022

De nuevo, es falso que la Corte Suprema de EE.UU. anulara la vacunación universal

Por Mónica Ospino Orozco

Sigue circulando en redes sociales una cadena que asegura que en ese país se demostró que las vacunas no son seguras para los seres humanos.

En redes sociales, como Facebook,   ha vuelto a moverse una desinformación en la que se asegura que la Corte Suprema de Estados Unidos  anuló la vacunación universal porque estas no son seguras.

La publicación, objeto de este chequeo, afirma con un gran titular que “Se anuló la vacunación universal. Una gran victoria para la libertad, la Corte Suprema anuló la vacunación universal”.

En el párrafo siguiente asegura, la falsa cadena que “Los especialistas en enfermedades infecciosas de EE.UU, Bill Gates, Antony Fauci y la Big Farma perdieron una demanda ante la Corte Suprema de EE.UU. ¡Al no demostrar que todas sus vacunas durante los últimos 32 años eran seguras para la salud de los ciudadanos”.

Ese texto es el fragmento inicial de una cadena que ya habíamos verificado en junio de 2021, en esta nota,  en la que encontramos que “la vacunación universal es una política de salud pública que tiene como objetivo proteger a la mayoría de la población de un país o región particular, de los efectos de una enfermedad prevenible con una vacuna, como se explica en este artículo de la Secretaría de Salud de México”.

Respecto a la supuesta demanda que perdieron los actores mencionados en la cadena viral, en ese momento corroboramos que estas publicaciones son una amalgama de afirmaciones virales engañosas derivadas de un acuerdo de 2018 de un grupo anti-vacunas por una demanda de la Ley de Libertad de Información (FOIA) y de un poco de ‘copypasta’ [distribución de contenido en foros de Internet] que se volvió viral en octubre y noviembre de 2020”.

Asimismo, de acuerdo con este artículo de Newtral, que también verificó la publicación en cuestión, “la Corte Suprema de Estados Unidos nunca ha dictaminado sobre la vacunación universal. La mentira se basa en la resolución de una solicitud de información presentada por la Red de Acción de Consentimiento Informado (ICAN), uno de los principales grupos antivacunas de EE.UU., al Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) de Estados Unidos. No se trata de ninguna resolución judicial”.

También hicimos una búsqueda en Google en inglés y en español con las palabras claves “Corte Suprema de Estados Unidos anula vacunación universal” y entre los resultados no hay ninguna coincidencia con lo que publica la cadena que es objeto de esta verificación, aunque sí varios de los chequeos que de esta publicación se han hecho.

Así que de nuevo, calificamos como falsa esta cadena que vuelve a circular y que asegura que la Corte Suprema de Estados Unidos anuló la vacunación universal